Solapas principales

Valencia sucumbe ante un acertado Maccabi (82-85)

  • Colom muy sólo en la dirección de juego
  • Valencia pierde una gran oportunidad de abrir brecha con sus rivales por el top-8
  • Dorsey, Wilbekin y Bryant se combinan para apuntillar a un gran Valencia
  • Ambos equipos ofrecen un partido con aroma a Euroliga-Gran Reserva

Jornada de viernes que se antojaba inmejorable para el equipo taronja tras la derrota de Fenerbahce y Milan, siendo una ocasión ideal para abrir una brecha de dos partidos que pudiera ser vital de cara a recta final de la fase regular. En frente un Maccabi que ha sabido sobreponerse a infinidad de bajas desplegando un gran juego colectivo y que tiene casi sellada su clasificación para el play-off, arropado por un multitudinario y ruidoso número de aficionados desplazados hasta Valencia que teñía uno de los fondos de amarillo.

Como handicap para los valencianos estaba la ausencia por lesión de Vives y Van Rossom que dejaban sólo al mando del equipo a un Colom que mecesitaría el apoyo de Sastre, Abalde y compañía. De hecho comenzó el partido con la citada pareja, Abalde y Sastre, para compartir la dirección de juego e intentar frenar al superanotador Wilbekin.

En los primeros minutos se vio un Maccabi muy serio y un Valencia algo perdido en ataque. La buena circulación y criterio hebreo unido a los ataques acelerados valencianos, dos tiros precipitados de Dubljevic incluidos, pusieron el primer parcial 2-10 para los visitantes en los primeros 4 minutos de juego con 6 puntos de Elijah Bryant. Ponsarnau dio entrada a Colom para darle sentido al ataque y encontrar la ventajas, sobretodo al poste bajo de Dubljevic. El equipo mejoró, pero tan sólo encontró una canasta bajo el aro de Labeyrie que fue contestada por un triple de Caloiaro. Por lo que el entrenador local paró el partido con 4-13 para reajustar el equipo y cortar la racha visitante.

_jmc4132_copia.jpg

San Emeterio- J.M.Casares

En la reanudación llegaron las primeras rotaciones que denotaron la mayor profundidad de banquillo de los visitantes, con la aparición de Jackson y Avdija. Sin embargo Ndour aportó un plus de energía que junto a que la dirección de Colom hizo que Valencia encontrase el juego que acostumbra y empezaran a llover los triples...Colom, Tobey y San Emeterio desde muy lejos para cerrar el cuarto 19-18 remontando hasta 10 puntos.

Buenos minutos por ambas partes en el comienzo de cuarto. Colom seguía dirigiendo y encontrando tiros de sus compañeros, nuevo triple de Tobey. Y por parte de Maccabi Wilbekin y Bryant encontraban el aro con relativa facilidad pese a la buena y sorprendente defensa de Colom. A los 4 minutos de cuarto el marcador reflejaba un 26-26. Un contrataque de Marinkovic, finalizado con un buen mate, acabó con el jugador doliéndose del tobillo y retirándose al banquillo.

Como curiosidad, el salto entre dos que se dio entre Stoudamire y Colom y que recogió Ndour muy activo todo el partido. Y sobretodo el debut de Ferrando debido a las bajas que no se arrugó en la difícil tarea de frenar a Wilbekin. Mientras tanto Ndour continuaba muy presente en los dos aros y aparecía con cinco puntos seguidos y dos rebotes, contestado por un triple de Wilbekin para poner el 34-29 a 3 minutos para el descanso.

_jmc4245_copia.jpg

Wilbekin y Ferrando-J.M.Casares

En los siguientes ataques Valencia volvía a atascarse y Dubljevic no encontraba el aro, grandísimo trabajo de Hunter en defensa, y además éste último cometió su segunda personal. El partido pedía a gritos la vuelta de Colom y Tobey y así lo vio Ponsarnau, con una gran ovación para Ferrando tras 2 minutos de buenas sensaciones, descaro y muestras de talento del jovencísimo canterano taronja.

Para finalizar el cuarto una nueva canasta sobre la bocina de San Emeterio dejaba el marcador 38-33 para los locales. Buen partido por ambas partes con un gran Ndour por los locales, 10 puntos, y un destacado Bryant por los visitantes con 11 puntos. Si bien es cierto que Valencia había cimentado su ventaja en el acierto en el tiro exterior, la intensidad y buena defensa y en la buena dirección de Colom, parece que los visitantes iban a apretar mucho más en la reanudación con todo el talento de los visitantes aún por mostrar.

Valencia volvió al tercer cuarto con un recuperado Marinkovic, tal como se vio con un robo más contraataque. Además las transiciones rápidas de los locales hacían que aparecieran otros protagonistas como Doornekamp y por fin Dubljevic con una canasta al poste bajo y un triple. Todo esto unido a que Maccabi no estaba todo lo metido posible en el partido marcó una máxima para Valencia de +13 y los visitantes pararon el partido con dos minutos y medio jugados y 48-35.

En los siguientes minutos Colom supo poner la pausa y encontrar a Dubljevic al que sólo pudieron frenar con faltas. Por parte de Maccabi no se encontraban cómodos en ataque, en parte por la gran defensa valenciana, y esto se tradujo en tiros precipitados. Tan sólo Wilbekin logró un triple que fue contestado por Ndour nuevamente con un triple, rectificado después por el videoarbitraje y anotado como dos puntos, y que dejaba el marcador en 52-43 para los locales a 4 minutos del final del cuarto.

quino-colom-valencia-basket-eb19.jpg

Colom y Reynolds- Euroleague

La defensa hebrea subió la intensidad y los ataques valencianos cada vez requerían más elaboración. Dubljevic anotó un 2+1 tras hasta 3 rechaces, que fue contestado por los visitantes nuevamente por Wilbekin con otros dos triples, 4 en el cuarto, y varios buenos ataques al poste bajo de Reynolds que acercaban a Maccabi en el marcador hasta el 61-58 al final de cuarto.

Destacar los 10 puntos de Dubljevic en el cuarto y los 12 de Wilbekin (4 triples), además de la aparición de Dorsey, Avdija y Reynolds.  5/12 en triples en el cuarto en los que los visitantes han cimentado la remontada.

En sólo dos minutos del último cuarto Maccabi puso la fonteta patas arriba, triple de Dorsey, canastas de Avdija y Reynolds que unido a dos acciones que rozaron la falta de este último hizo que voltearan el marcador y la afición local rugiera contra los árbitros. En definitiva, con 8 por jugar, 63-67 para Maccabi.

Minutos vibrantes los tres siguientes en la fonteta, muchas idas y venidas por ambas partes, alguna precipitación y varias decisiones arbitrales algo controvertidas. Colom parecía estar neutralizado por su par y no encontraba situaciones de ventaja, realizando varios tiros forzados, por su parte Dorsey asumía el mando de los visitantes y se iba hasta los 10 puntos, pese a la buena defensa de Abalde, y Hunter y Reynolds imponiendo su ley en los aros para el 68-71 a 5 minutos del final. Mientras por parte taronja volvía a pista Ndour para ayudar a un Dubljevic que sacaba petróleo en cada acción pese a la gran defensa visitante. Y puntito a puntito mantenía en el marcador al equipo pese a las canastas de Dorsey de nuevo y de un omnipresente Hunter.

Y a dos minutos para el final asumía galones Wilbekin, reclamaba de nuevo la pelota y forzaba a la defensa a cerrarse sobre él, doblando el balón a Caloiaro que acabó errando el tiro y contestado por un triple de Dubljevic que esta vez si entró y devolvía la ventaja a los locales 77-75 y dos minutos por jugar.

_jmc4398_copia_1.jpg

Wilbekin-J.M.Casares

En el tiempo muerto Sfairopoulos hizo magia, pues los siguientes ataques hebreos supusieron dos triples (Wilbekin y Dorsey) y un parcial 0-6 para el 77-81 con un minuto por jugar. Partido de gran calidad y mayor acierto. Los ataques se traducían en canastas anotadas, triple de nuevo de Dubljevic, contestado casi sin esfuerzo por Dorsey (19 puntos totales y 14 en el cuarto). Y a falta de 25 segundos con 4 abajo Colom falla un triple precipitado que les obliga a defender y hacer falta, aunque el resto ya es historia, 82-85 final con un tardío 2+1 de Abalde.

Partido que deja un gran regusto de buen baloncesto por parte de dos equipos mermados por las bajas pero que por lo mostrado hoy merecen a todas luces alcanzar el top-8. Valencia desperdicia una gran ocasión de abrir brecha con sus perseguidores pero compite de tu a tu con un claro aspirante a llegar a la final four y se mantiene en una merecida séptima posición.

Muchos kilates en la línea exterior: Que los exteriores de Maccabi tenían mucha calidad no era un secreto. Pero lo más sorprendente es que han sabido repartirse el protagonismo durante todo el partido para aparecer en el momento oportuno. En la primera mitad 11 puntos de Bryant que además generó bastantes acciones de juego colectivo y se echó el equipo a la espalda por momentos, en el tercer cuarto Wilbekin hizo 12 puntos y enb el último cuarto fue Dorsey el que anotó 14 puntos.

En definitiva se fueron hasta 11, 20 y 19 puntos respectivamente para mostrar claramente cual es la principal arma ofensiva de este equipo (14/35 en triples, para un 40% de acierto). Además hay que sumar los 10 puntos de Avdija y la nada desdeñable aportación de Jackson y Caloiaro. Un rotación amplia y de mucha calidad que no han podido frenar los exteriores valencianos.

 

El muro hebreo: En este caso el muro lo levantaron dos americanos y un israelí. Hunter, Reynolds y en menor medida Cohen han realizado un partido excelente en defensa. Gran despliegue físico, anticipándose al ataque de los pivots locales. Si bien es cierto el arbitraje ha sido algo permisivo con ellos, en especial con Reynolds, no lo es menos que han recurrido a la falta cuando no podían parar el ataque local, pues su premisa era frenar sobretodo a Dubljevic.

Al final se ha visto un gran partido de Dubljevic, uno más, de Ndour y en menor medida de Labeyrie. Pero es una realidad que no se había visto sufrir tanto al montenegrino en ataque como hoy. Merecidisimo reconocimiento por encima de todo a Hunter que ha aderezado su gran labor atrás con 12 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias.

Un Valencia descabezado: Como ya se había anticipado, Colom iba a estar muy solo en la dirección. No se puede negar que lo ha intentado y durante 30 minutos ha leido el partido acelerando y frenando el ritmo según el equipo necesitaba. Pero en el último cuarto se quedó sin pilas y como ya le había pasado otras veces empezó a hacer tiros precipitados y tomar malas decisiones.

Puede servir de excusa el hecho de que faltaran 3 jugadores con una posición de juego tan similar (Van Rossom, Vives y Loyd) pero Valencia debería hacer autocrítica en la gestión de partidos por un lado, pues hoy se pudo dosificar a Colom en el tercer cuarto anticipandose al handicap ya conocido, y en la secretaría técnica por otro, da envidia ver como Maccabi se saca de la chistera 3 fichajes en 10 dias en febrero.

En resumidas cuentas, mientras Colom tuvo piernas y oxigeno Valencia plantó cara a un equipazo...

 

vbc.png

vbc-stat

maccab.png

macc-stat

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 2 meses
#contenidos: 
22
#Comentarios: 
16
Total lecturas: 
29,530