Solapas principales

Walter Hodge, el líder que recuperó el carácter fuera de Baskonia

  • Su media en lo que llevamos de VTB: 16.9 puntos y 6.9 asistencias, casi 16 puntos de valoración
  • En Eurocup: 18 puntos y 6.4 asistencias para 20.9 puntos de valoración
  • Puestos: 8º anotador, 4º asistente, 15º mejor jugador

Su nombre se ha quedado clavado en la historia reciente del Laboral Kutxa. El club del carácter indiscutible y feroz, capaz de hacer de éste toda una seña de identidad y así había venido marcando temporada tras temporada la ACB. Ese club que se busca en el espejo para descubrirse a día de hoy undécimo y con seis derrotas tras las primeras diez jornadas. Crespi ya está fuera y llegan cambios sustanciales para enderezar el ritmo después de ese año agridulce, saldado con la paliza del Barça en cuartos del Playoff y el despido de Scariolo.

Walter Hodge llegó a Vitoria tras una temporada 2012-13 excepcional. A sus 27 años, comandando el Stelmet Zielona Gora, éstos eran sus números: 17.8 puntos y 4.5 asistencias en la liga polaca, 21.1 puntos y 5.6 asistencias en Eurocup. En esta segunda competición terminó formando parte de su segundo mejor equipo, incapaz de hacer bajar a Nick Calathes, con quien compartía el puesto, tras alzarse éste con el título de MVP. Lo habitual entonces era preguntar a su entrenador por el base norteamericano. "Ya lo siguen los grandes. El año que viene jugará la Euroliga", solía responder, dando por hecho que la salida del jugador en verano era más que segura. Estaba claro que el club polaco no podría retenerlo, tras tres años de militancia, compitiendo con los clubes del siguiente escalón. Los que podían ofrecer a Hodge una ficha mayor y jugar la mejor competición del continente. Y se lo llevó, para empezar a construir su plantilla 13-14, el Laboral Kutxa

hodgebaskonia.jpg

Walter Hodge con la camiseta del Laboral Kutxa (ACB Photo)

El plan parecía impecable. Un fichaje rebosante de calidad para liderar el timón, descargar a Heurtel de responsabilidad y reemprender el camino hacia el histórico sitio del TAU. Pero no. A la hora de la verdad, Walter Hodge no demostró su categoría y tuvo precisamente que encargarse Heurtel. El puertorriqueño no demostró liderazgo ni sumó números. Su media de 6.5 puntos y 2.2 asistencias, 3.6 puntos de valoración, complicó muchísimo la empresa a Scariolo, que en ningún momento fue partidario de la presencia del base en el equipo. De hecho, el entrenador firmó una semana después, no lo había pedido y no remó a favor de su confianza. Esto, por supuesto, pesó en la moral del jugador. En Euroliga se mostró un pelín más entero -7.8 puntos, 3 asistencias y 1.3 rebotes para 6.6 de valoración-, pero Baskonia se lo quitó de en medio con una cesión. El siguiente paso sería rescindir su contrato. Por el camino, los fichajes de Giuseppe Poeta y, ya para el Playoff, Alex Renfroe

¿Cuál fue su siguiente destino? San Petersburgo. Antes de eso se resarció en el Capitanes de Arecibo, donde volvió a disponer de todo un equipo organizado en torno a su figura y logró el título de MVP en la liga de Puerto Rico con 16.9 puntos y 6.9 asistencias, líder en este segundo campo. Terminó de ponerse a punto en el Centrobasket con la selección de Islas Vírgenes, que cayó sexta en el grupo de las selecciones finalistas, la boricua y la mexicana, mientras Hodge firmaba 9.3 puntos, 3.8 rebotes y 4.2 asistencias en un grupo liderado por Cuthbert Victor. Acto seguido, hizo las maletas a Rusia. Deshecha la Superliga, ésta sería la primera temporada del Zenit jugando la VTB United League y no ha tardado en demostrar que puede acompañar a las grandes potencias del este.

En estos momentos marcha sexto siguiendo a todos los grandes con un balance de 5-4. ¿Adivinan quién lo lidera? En anotación (15.4 puntos), en asistencias (6.6) y en robos (1.7), Hodge da la cara por todo el equipo de Vasily Karasev. El Sibur Arena lo disfruta noche tras noche y, aunque de cuando en cuando se encuentra más o menos acertado, diez jornadas más tarde reluce como octavo anotador y cuarto asistente de la competición. Hace unas semanas, tras el pequeño bache por el que pasa ahora, también tenía un sitio entre los cinco primeros tiradores a canasta.

Así fue su debut con el Zenit (vídeo de Chema de Lucas)

Sus casi 16 puntos de valoración de por partido lo convierten en el decimoquinto mejor jugador de la VTB. Ya lo sufrió el Khimki al completo, haciendo fuerza junto a Kulagin, Cameron Jones y Kyle Landry para casi torcer su encuentro. En Eurocup también parece campar a sus anchas con una media impactante: 18 puntos (y un 46.7% en triples), 6.4 asistencias y 2.4 rebotes para 20.9 puntos de valoración.

¿Qué ha cambiado respecto a su temporada en Baskonia? No parece fácil de explicar. Tal vez sea la expectativa, la categoría del equipo, un rol como líder más o menos supeditado a otras figuras, el acompañamiento o la mayor y menor libertad que les concediera uno u otro entrenador. Desde luego, parece que también la confianza depositada en él desde el banquillo. Lo único que parece claro es que carácter tenía, pero lo encontró fuera.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
10 años 9 meses
#contenidos: 
460
#Comentarios: 
3,213
Total lecturas: 
2,564,437

Comentarios

La única razón es que son muy malos, pero pasan por Vitoria aprenden y luego a triunfar, como Rochestie y Poeta por que se lesionó,como debe ser, mala suerte !!

Lo que no me explico es como el BB no ficha a los descartes del Baskonia, con todo lo que aprenden en Vitoria...y lo listos que son por allí ya me resulta extraño.

Muy sencillo tenemos a todo un maestro, a Don Raül, que impsrte marters de vez en cuando y lo hace bien hasta cusndo parece que no lo está, y el fichaje " nacional" Colom lo está haciendo magníficamente.
Pero te recuerdo que fuisteis vosotros quienes queríais a Raül, además con lo bien que os equivocais, no qyeremos compartir errores. PD.Sileno debería saber algo de sátira no ? . Cuidate.

Pues nada nada, a disfurtar con los chavales, Raúl y Colom, que tienen mucho futuro por delante y a ver si lo hacen tan tan tan bien que hasta nos dan un sorpresón y se llevan la copa del rey para Bilbao.

Por cierto, la sátira, dices? tío, y eso qué es lo que es?

A ver si ahora lo pillas.

Lo cierto es que allí donde ha ido a jugar después de estar en Vitoria lo ha hecho bien. Pero en Vitoria, por unas cosas o por otras, no consiguió demostrar nada, no jugó nada bien y estuvo siempre a la sombra de Heurtel. No rendía, se le cortó y a casi nadie le pareció mal; no merece la pena darle muchas más vueltas.

Da igual el numero de artículos que escribais diciendo lo mismo, lo único que hay claro es que Walter no dirige un equipo un pimiento y menos un equipo de euroliga, en equipillos que le dejan tirarse todo tipo de mandarinas es el amo.