18 Historias ACB: José Ángel Antelo, el Gran Capitán de los Tercios murcianos

Permitidme hacer una entrada personal: Era alguna fecha que mi memoria no consigue concretar entre el año 2002 y 2004. Una época en la que gracias al fenómeno juniors de oro comenzaba a haber un repunte mediático del baloncesto español y en el que se escrutaba la cantera más que nunca, esperando que cada año salieran nuevas generaciones del nivel de la mencionada. A pesar de que los del Mundial junior del 99 aún estaban comenzando sus carreras ya se buscaba continuamente el nuevo Gasol, Raül o Navarro. ¿Recordáis cuantas veces se ha dicho en los últimos años este es el "nuevo Pau", o el "Pau del Este" o comparaciones semejantes y odiosas? 

Pues en esa época, tomando un café en algún bar indeterminado en el recuerdo de Ourense, si recuerdo perfectamente a un amigo comentarme "anda, si el nuevo Gasol es gallego" mientras me acercaba La Voz de Galicia, un periódico que hizo suyo ese repunte mediático del que hablábamos y que rebuscaba en las categorías de formación a los destacados que compartían lugar de nacimiento con el propio medio de comunicación. Ese día me sorprendí al ver casi un monográfico de una página entera en un periódico no especializado en baloncesto sobre un jugador de Noia que dominaba la categoría cadete jugando en el Real Madrid.

Antelo, cantera Real Madrid

En el período de tiempo mencionado, La Voz sacó innumerables reportajes sobre los inicios de la carrera de Antelo con comparaciones que no se quedaban solo en el mejor jugador español de la historia. En un reportaje de enero del 2004 se comentaba lo siguiente: "-He fichado al Fucka español-Esta fue la frase que el coordinador de las categorías inferiores del Real Madrid de baloncesto, Jesús Trueba, le dijo a los responsables de la sección una vez que logró el fichaje de José Ángel Antelo, nacido en Santiago y criado en Noia." 

En junio de 2003 titulaba otro texto de la siguiente manera: "El Breogán espera que López (Moncho) haga de Antelo el nuevo Scola" cuando los lucenses pretendían conseguir la cesión del jugador, en una época en la que intentaban galleguizar el equipo, con el fichaje de Javi Rodríguez  y tras no conseguir a Fran Vázquez. La cesión no llegó a consumarse.

Y como decíamos también se usaba el nombre de Pau en vano, como se hizo con nombres como el propio Fran, Ante Tomic, Henk Norel y unos cuantos más: "El Real Madrid de baloncesto, más bien maltrecho en las últimas temporadas, busca a su Pau Gasol en un noiés de dieciséis años, 2.03 metros de estatura y una capacidad inusitada para pasar de los veinte puntos cada vez que pisar una pista de parqué." en un artículo de diciembre de 2003. También en julio del mismo año se hacían eco de las previsiones sobre su futuro con el titular "Un gallego en la agenda NBA".

Lo cierto es que, exceptuando las comparaciones, no era una exageración chauvinista dedicarle tantas letras y elogios a José Ángel Antelo. Con el gallego como estrella del equipo, el Real Madrid fue campeón de España cadete dos años consecutivos (2002 y 2003), fue el debutante más joven tras Roberto Núñez (Luka Doncic lo ha relegado al tercer lugar) en la primera plantilla blanca y ganó el Oro en el Europeo Sub18 de Zaragoza en el año 2004. Luego volveremos sobre este último hito.

Celebración europeo 2004 (foto:Emilio Cobos)

Era la joya de la corona de la cantera madridista, ya que de esa fantástica generación, las otras dos estrellas que acumulaban todo el protagonismo no pertenecían a los blancos, aunque curiosamente ambos acabaron jugando en el conjunto de la capital años más tarde: Sergio Rodríguez y Carlos Suárez. También estaba en aquella selección Sergi Llull. Su debut temprano y sus buenas primeras actuaciones acrecentaban la sensación de que Antelo sería un canterano que se establecería en el equipo durante muchos años, como podemos comprobar en las crónicas de su debut y de su destacada actuación en su segundo partido en la ULEB Cup, que nos contaba Jaime Martínez Lafargue.

José Ángel Antelo y Josh Smith dándose la mano
José Ángel Antelo y Josh Smith dándose la mano

Otro de los momentos más destacados y que pueden servir para poner en valor el nivel de dominio que ejercía Antelo en las categorías inferiores es su MVP del Torneo de Hospitalet de 2004, compartido con el que luego sería una estrella de la NBA, Josh Smith. Los dos comparten el latiguillo de no haber cumplido las expectativas que otros tenían sobre ellos, pero es que éstas eran muy muy altas. Smith no llegó a los niveles esperados, pero no se puede negar que tuvo mucho protagonismo en la liga profesional americana durante sus años en Atlanta Hawks. Aquí tenemos el artículo sobre aquella nominación, que nos lo traía Santi Rodríguez: Josh Smith, futura estrella NBA, y J.A. Antelo los mejores del torneo de L'Hospitalet 2004.

La segunda generación dorada

Con los juniors de oro comenzó una etapa que ya es muy duradera de arrasar en categorías de formación sobre todo a nivel europeo. A partir de ahí casi siempre pisamos cajón y nos hemos llevado unos cuantos oros. Los primeros herederos a nivel de generar ilusión fue la generación del 86/87. Como ya hemos dicho, buscar comparaciones con la generación de Gasol es un ejercicio fútil, ya no solo porque el propio Pau es un jugador que sale muy pocas veces en la vida y también es difícil sacar otro Calderón, Raül, Navarro o Felipe, si no porque el nivel de toda aquella selección era altísimo. Carlos Cabezas, Berni Rodríguez o Germán Gabriel han tenido carreras de enorme importancia y Antonio Bueno tuvo grandes momentos en su trayectoria ACB. Esto nos da la suma de 9 jugadores que han sido relevantes en el baloncesto patrio.

Europeo 2014 (foto:Fiba.com)

La generación del Chacho fue algo más normal: tres jugadores muy destacados, más un joven Llull, que tenía poca importancia en aquel grupo y que quizás acabe superando al resto con su espectacular explosión posterior. Estos son los que han tenido una carrera relevante mientras que los otros miembros de aquella selección no han tenido casi repercusión. En el 2013 la analizaba nuestro especialista en cantera, Carlos Gómez, en el siguiente artículo:

-La Generación del 86/87: la sonrisa de Sergio y las dificultades profesionales

Y las tres grandes patas de aquel banco eran Sergio Rodríguez, líder indiscutible, Carlos Suárez, la gran esperanza para sustituir a su tocayo de cantera Carlos Jiménez, y nuestro protagonista, José Ángel Antelo, al que ya hemos visto que había quien lo comparaba con Pau, Fucka o Scola. Los números no reflejan la magia del Chacho, que fue lo que dominó indudablemente dicho torneo, pero si muestran bastante fielmente la importancia de este big three:

-Sergio Rodríguez: 19 puntos (6º), 4'6 rebotes y 8'5 asistencias (1º) para ser el claro MVP del torneo.

-Carlos Suárez: 20'1 puntos (3º), 8'1 rebotes (10º) y siendo el 2º tanto en porcentaje de tiros de campo como de tiros de dos, lo que le valió para entrar en el mejor quinteto.

-José Ángel Antelo: 19'3 puntos (5º), 10,5 rebotes (3º) y el 2º en dobles-dobles.

Quinteto ideal europeo 2004 (foto: Emilio Cobos)
Antelo no entró en el quinteto ideal, posiblemente de forma bastante injusta y motivado por no querer meter a tres jugadores de un mismo equipo. También hay que reconocer que Nikita Kurbanov, actual jugador del CSKA y que fue quien ocupó su plaza, realizó un gran campeonato a nivel estadístico, siendo el máximo anotador y promediando también un doble doble, pero Rusia quedó sexta clasificada mientras que España ganó el Oro. El quinteto lo completaban el turco Demirel y el francés Johan Petro.

La final, que podéis ver a continuación, fue una demostración más de poder de nuestro trío fantástico, en el que aún tuvieron mejores medias que en el campeonato, con 20 puntos y 11 asistencias del Chacho, 27 y 11 rebotes de Suárez y 22 y 13 rebotes de Antelo. Fue contra la Turquía de Hakan Demirel, Cenk Akyol, Oguz Savas y Semih Erden.

El largo viaje

A partir del Europeo y de su debut precoz con el Real Madrid fue cuando las cosas comenzaron a no ir como se esperaba. En diciembre del 2004 fue cedido al Cáceres 2016 de LEB, donde no tuvo mucha presencia, algo normal si tenemos en cuenta que solo contaba con 17 años. Si mostró lo suficiente para que todo un Basket CAI Zaragoza, pensado claramente para ascender, pidiese su una nueva cesión del ala-pívot gallego. Allí compartió pista con jugadores de la talla de Matias Lescano, Rafael Vidaurreta, Mario Bruno Fernández, Oliver Arteaga, Benito Doblado y todo un histórico de Zaragoza y Madrid como Alberto Angulo. Tuvo un muy buen rendimiento a pesar de contar tan solo con 18 años y la competencia de grandes jugadores que tenía. Comentar que en su ficha de ACB.com aparece  como que el club lo corta para que juegue en EBA, pero se trató tan solo de un movimiento para tenerlo como jugador vinculado por la edad, y no gastar otra ficha, como demuestra que jugó 30 partidos más los 8 del playoff de ascenso. Lo único negativo fue que el Cai no consiguió su objetivo de volver a la máxima categoría.

Jose Ángel Antelo
Jose Ángel Antelo

Al año siguiente se decidió subir un peldaño y la cesión fue al Lagun Aro Bilbao Basket para jugar en ACB pero apenas dispuso de oportunidades ya que solo estuvo en cancha 8'6 minutos de media para promedios de 2 puntos y 2 rebotes. Y ahí fue cuando rescindió su contrato con la casa blanca. Sólo contaba con 20 años. Ahí comenzó un periplo de cuatro años y medio en la LEB Oro, interrumpido por otro intento ACB con su fichaje por el Ayuda en Acción Fuenlabrada que tampoco cuajó y fue cedido a mitad de temporada al Baloncesto León, donde curiosamente coincidió con el jugador que ahora ha sido fichado en su sustitución tras su última lesión, Álex Urtasun.

Jose Angel Antelo (foto: FM)
Jose Angel Antelo (foto: FM)

Antes de eso hay que destacar su paso por el club que organiza el torneo donde consiguió uno de sus hitos históricos, L'Hospitalet, y no solo por el buen rendimiento que tuvo allí, donde promedió 11 puntos, 7'4 rebotes y 13'9 de valoración, si no por la espectacular reunión de talento joven que allí se juntó y de la que se hizo eco en este artículo, Borja Revert:

-Ibaka, Corbacho, Colom... L'Hospitalet hace 7 años. ¿Que valdría ahora esta plantilla?

Los mencionados en el titular más el propio Antelo, Álex Llorca, Chris Copeland, Javi Vega, Xavi Forcada y un veterano Jordi Llorens. Y entrenados por Josep María Izquierdo, actual campeón de la Euroliga como segundo de Obradovic. Menudo espectáculo sería ver a este equipo ahora.

También pasó por Tenerife Rural, donde comenzó a labrarse un nombre en la LEB Oro y a convertirse en uno de los jugadores más destacados de la categoría. Luego fichó por Caceres, el que había sido su primer equipo LEB y con los que estuvo dos grandes temporadas antes de su fichaje por Murcia. La segunda fue la mejor temporada de Antelo en la categoría y la que le abrió definitivamente las puertas de la ACB. Promedió 15'3 puntos, 7'6 rebotes y 18'2 de valoración siendo claramente una de las estrellas más brillantes de la competición

Antelo lanzando a canasta (Foto: Luis Cid)
Antelo lanzando a canasta (Foto: Luis Cid)

Como detalle curioso añadir que en su primer año en Cáceres coincidió con el otro histórico de la familia Angulo, Lucio. Y podríamos comentar en tono humorístico, que la influencia de Lucio fue mayor que la de Alberto, ya que este último no consiguió que copiara su académico estilo de tiro, y el de Antelo, aunque muy efectivo, es tan poco ortodoxo como lo era el de Lucio, o puede que incluso más.

Antelo finalizaba su periplo en la LEB Oro con unas espectaculares medias de 10'23 puntos, 6'15 rebotes y 11'76 de valoración a lo largo de 218 partidos en la categoría. Hay que tener en cuenta que en esas medias se incluyen sus primeros años en Cáceres y Zaragoza en los que contaba solo con 17 y 18 años, si los quitáramos de la ecuación, los números nos mostraría claramente que el gallego fue uno de los dominadores de la competición en los años que estuvo allí y que solo era cuestión de tiempo y encontrar el sitio adecuado para trasladar esos números a la ACB.

El gran capitán

El Antelo actual, el que ha encontrado su sitio en Murcia, lleva 6 campañas en el equipo de la Universidad. Sus promedios durante todos estos años son de 9'72 puntos, 4'76 rebotes y 9'92 de valoración, y además son números que hay que poner más en valor al tener que recuperarse de graves lesiones, algo que siempre reduce la estadística al tener que volver a ponerse en forma tras cada período de baja. Y además los fríos números nunca muestran el trabajo bajo los aros, el carácter que imprime a su equipo y como Antelo, como buen capitán es siempre el primero en ir a la batalla.

De este viaje y de su feliz llegada a destino ya se hacía eco Igor Minteguia en un artículo de noviembre de 2015, y que realmente solo hemos ampliado un poco aprovechando el marco de nuestras 18 Historias ACB, puesto que el fondo de ello ya lo expresaba Igor:

-José Ángel Antelo, la eterna promesa que encontró la estabilidad en Murcia

Antelo en el debut europeo (Foto: Javer Bernal / Imquality)

Las sensaciones para finalizar la historia de José Ángel Antelo son agridulces y no me refiero a que su historia lo sea. Obviamente al hablar del jugador gallego es inevitable narrar su brillante pasado y las expectativas que la prensa y la afición pusieron en él, pero la intención de este artículo no es revivir nuevos debates sobre lo que pudo o no pudo haber sido. Habrá quien piense que pudo haber sido más y habrá quien crea que puede presumir perfectamente de su nivel alcanzado. Habrá quien hable de pecados de juventud que pudo o no haber cometido (ya que la realidad solo la saben quienes lo vivieron) y que lo hagan olvidándose de que un chaval de 19 años tiene 19 años por muy estrella de un deporte que sea.

El propio Antelo demostraba claramente como ha madurado con los años en una entrevista realizada por Nacho Duque para Marca en octubre de 2013: "No pienso más allá del partido de este fin de semana. Soy mucho más maduro y aprendí la lección de hace 10 años. Lo que tenga que ser, será, y lo que consiga será a base de trabajo". Además de valorar en el mismo artículo lo que pueden afectar tan altas expectativas a un chaval tan joven: "Aquello me perjudicó. Hasta me incluían en las previsiones del draft de la NBA. Todo se sobre sobredimensiona cuando se trata de un equipo tan grande. Sólo tenía 16 años y jugaba de pívot. Mi físico no estaba preparado para jugar con los mejores. Sólo tenía el talento." También Sergio Rodríguez, compañero de generación, y al que también le costó encontrar su sitio (aunque a otros niveles) tras su paso no muy exitoso por la NBA, valoraba las dificultades y la pizca de suerte que hace falta de estar en el sitio adecuado en el momento adecuado: "El talento siempre lo tuvo, pero saliendo del Madrid y siendo un jugador interior, siempre es complicado. La evolución depende de muchas cosas: entrenador, equipo...". Y Antelo ha encontrado ese sitio adecuado en Murcia.

Facundo Campazzo y José Ángel Antelo (Foto: ACB Photo)

Lo que el que esto suscribe quiere poner en relevancia en este artículo, es quien es Antelo ahora y es el gran Capitán de los Tercios murcianos, un hombre hecho y derecho. Un líder que ejerce como tal en la pista y fuera de ella. Que trabaja en la cancha y en el gimnasio para recuperarse de otra de las desafortunadas lesiones que han acompañado su carrera. Todo lo ha conseguido a base de esfuerzo y carácter, consiguiendo superar las críticas de quienes esperaban de él algo que no era. Estoy seguro de que entre la afición de Murcia nadie está pensando en si Antelo pudo ser el nuevo Gasol ni nada por el estilo. Allí solo desean que se recupere pronto y que siga jugando con ellos hasta que se retire y cuando lo haga seguro que lo despedirán al grito de "Oh Capitán! Mi capitán!".

Renovación Antelo (foto:UCAM Murcia)

Relacionado:

-18 Jugadores - 18 Semanas - 18 Historias

-David Navarro y Albert Sàbat, reencuentro en Galicia

-30 Jugadores - 30 Semanas - 30 Historias

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 4 meses
#contenidos: 
151
#Comentarios: 
694
Total lecturas: 
381,090

Comentarios

Hace dos años, igual. Todo iba viento en popa pero Antelo se lesionó desafortunadamente. La lesión de este verano, en el primer minuto del primer amistoso, es una burla cruel. El equipo y la afición le echa de menos porque hay cosas que sólo da él. Como esos triples decisivos y esos rebotes luchados al máximo. Gracias por el artículo porque todavía nos quedan unos meses para poderlo ver de nuevo en el palacio de los deportes. Si la fortuna compensara estos reveses, tendríamos que estar en la Euroliga.