Solapas principales

Americanos de VALENCIA BASKET, cap. 2: Travesía hasta el descenso y lección aprendida

  • De Howard Wood a Matt Thomas. Cuatro décadas de norteamericanos en Valencia
  • Tiempos difíciles llegan a La Fonteta. Unas temporadas flojas de malos resultados pese a contar con americanos de renombre dan con el equipo en EBA. Cambio en la política deportiva que deja todo el peso del equipo en jugadores de la casa y la llegada de un técnico de enorme prestigio a nivel europeo son factores determinantes para que la estancia en EBA sea tan solo de una temporada. Ascenso a ACB conseguido se planta la semilla del primer título del club.
  • Americanos de VALENCIA BASKET, capítulo 1: Estreno en 1ª B y los primeros años ACB

 

1990/91

La continuidad, sobre el papel, caracterizó el primer proyecto de la década de los 90. En la temporada 90/91 se trató de afianzar el poderío reboteador a costa de prescindir inicialmente de Johnny Rogers, aunque habría que recurrir a él de nuevo durante el transcurso de la temporada.

Para tal menester el elegido fue un jugador con cierta fama, el doble subcampeón universitario con Houston Larry Micheaux, escudero del todavía Akeem, más tarde Hakeem, Olajuwon en el juego interior de los Cougars o de Corny Thompson en Varese antes de llegar a Vitoria donde permanecería 4 temporadas en Baskonia. Aquí formaría una sociedad muy sólida bajo tableros con Brad Branson, dando un gran rendimiento en general con algún partido algo más indolente. Se trataba de un 4 muy fuerte que podía hacer las dos posiciones interiores sin ningún problema pese a sus escasos 2'03 oficiosos. No tenía una buena media distancia por lo que su anotación siempre llegaba cerca del aro y no trataba de intentar cosas que no supiera hacer. Un tipo serio y cumplidor. Nunca le vi correr más que el día que saliendo de un entrenamiento en La Fonteta observó como alguien trataba de abrirle el coche. El caco debe estar corriendo todavía presa del pánico al ver a aquel contenedor de músculos lanzado a toda velocidad hacia él. Un corto paso por Huesca cerraría su etapa como jugador profesional. Dejó buen recuerdo en todos los equipos por los que pasó. Cuando preguntas por él te hablan de un buen compañero y un tío de gran calidad humana. Fue uno de los primeros jugadores tatuados en venir a España, a mitad de los 80 todavía era algo que no estaba del todo bien visto. En su caso lucía un tatuaje poco llamativo en un antebrazo, realizado en su juventud para sellar la pertenencia a una pandilla en su barrio y no tener problemas con otros grupos. No tenía problemas en lucirlo, no lo ocultaba con muñequeras como hacía el malogrado Mike Schultz, pues ese y no otro era el motivo de que el rey del semigancho luciera tan aparatosas prendas en sus muñecas. Llevando ya varios años en España seguía añorando la comida americana, por esa razón comía todos los días con su compañero de equipo en Baskonia Ralph McPherson en casa de un matrimonio en Vitoria cuya mujer era americana y cocinaba de cine. Bien como superstición, bien como ritual tenía la costumbre de comerse una naranja en el vestuario antes de cada partido. Le venía bien para templar los nervios, decía. Todo un carácter el bueno de Larry.

4 partidos de Rogers y 2 de Howard Wood, todos ellos sustituyendo por lesión a Brad Branson, fueron la aportación extra norteamericana de esa temporada junto a la de Carlitos Dicenta, un combo exterior formado en la Hofstra de Butch Van Breda Kolff y aclimatado al baloncesto español, que no a España pues es madrileño de nacimiento, con una cesión a Llíria donde dio un rendimiento sencillamente espectacular. La temporada no fue del todo bien, quedando los objetivos europeos fuera de alcance y a mitad de curso fue cesado Figueroa siendo su relevo Fernando Jiménez, que había vuelto a ser segundo entrenador una vez Toni Ferrer pasó a ocupar el cargo de Director Técnico.

 

1991/92

Otra temporada llegaba con la 91/92 y Manu Moreno procedente del Baskonia fue el entrenador elegido para liderar un proyecto continuista a nivel de plantilla pues más allá de jugadores nacionales de complemento el núcleo duro era el mismo y un noveno puesto final dejaría al club sin poder tocar Europa.

 

1992/93

465_0.jpg

Luengo defendiendo a Espil en el partido que cerró el 2004 para Pamesa
Luengo defendiendo a Espil en el partido que cerró el 2004 para Pamesa
El nuevo ciclo sí trae alguna novedad importante en la confección de la plantilla. Junto a Llamas asciende al primer equipo Víctor Luengo para la 92/93 dando así el primer paso de una larga carrera en el club. Manu Moreno continua al frente de la parcela técnica y el quinto año de Brad Branson ya lo disputa como jugador español a todos los efectos, lo que unido a la implantación del tercer extranjero en la Liga ACB hace que el club acuda al mercado, cosa que no había necesitado hacer la temporada anterior. Junto a Branson permanece Larry Micheaux en el juego interior en la que va a ser su última temporada en el club, reforzados con Pedro Rodríguez procedente del Estudiantes en el juego interior. Los refuerzos extranjeros, sin embargo, van encaminados al juego exterior obviando que Branson cumple los 34 años al poco de iniciar la temporada y quizá algo de ayuda a la dupla interior con otra incorporación aparte de Rodríguez hubiese sido bueno para el equipo.

Traen a Eric Johnson un combo exterior de 1'85, más escolta que base, hermano del afamado Vinnie Johnson y que no tardó en ganarse a la parroquia. Físico fuerte, comprometido atrás, anotador a base de rachas en el tiro exterior, cuyo juego y morfología recordaba a su hermano pero sin alcanzar esa excelencia ni de lejos. Aquí cumplió bien llegando a disputar 4 temporadas divididas en 3 ciclos, este primero duró 2 temporadas. Formado entre Baylor y Nebraska llegó a jugar en los Jazz. De allí a la CBA antes de su primera estancia valenciana. CBA de nuevo, Francia y otra vez Valencia en dos etapas interrumpidas por un año en Argentina. Girona, Gijón y Ferrol con un breve paso por Rusia entre medias serían sus últimos equipos. Cuenta la leyenda que resistiría sin problemas una comparativa de selfies frente al espejo con Joey Dorsey.

El otro americano fichado fue el ex Celtic Conner Henry, un escolta blanco en torno a los 2'00 procedente de la liga francesa y que aquí dio sobradas muestras de ser un enorme tirador y una máquina de anotar. Le recuerdo en pretemporada en un torneo en Ribarroja donde ya vi que aparte del pasado NBA del jugador nos hallábamos ante algo muy serio, o la avería que le hizo al Real Madrid de Sabonis en La Fonteta. Lo discutible es que lo hacían jugar de 3 en una época en que las plantillas no buscaban el smallball sino más bien todo lo contrario. Un jugador de características técnicas parecidas y físico más potente como Pace Mannion triunfaba en Italia y Europa jugando en la posición de escolta, puesto que debió ocupar Henry en Valencia BC a mi entender. 4 equipos NBA, Italia, y Francia fueron sus destinos previos a Valencia. 2 años en Andorra, 2 en Grecia, el segundo terminado en Verona, fueron sus últimos destinos.

Una lesión que lo apartó durante un mes de las canchas hizo que el club acudiera al mercado y trajera a Andrew Kennedy, un alero blanco de pelo rapado a cepillo cuya aportación fue testimonial.

Una derrota en primera ronda del play off ante Banco Natwest Zaragoza liderado por Dennis Hopson deja al equipo en una décima posición al final de la liga.

 

1993/94

conner_henry.jpg

Conner Henry en su época en los Celtics (Foto: NBA)
La temporada 93/94 se acomete con una reconstrucción en la plantilla de cierta importancia que incluye la salida de Larry Micheaux y su sustitución por Michael Smith un 2'06 estrella universitaria de Brigham Young, elegido por los Celtics en primera ronda en 1989 y con los que jugó durante un par de temporadas siendo en algún momento titular en la posición de 4 para que Kevin McHale pudiera salir desde el banquillo en esa función de sexto hombre que tan bien se le daba. Se trataba de un alero alto que venía a ocupar la misma posición de 4 que ocupó Micheaux pero con unas características de juego diametralmente opuestas. Flojo reboteador y no muy buen defensor su fortaleza residía en su capacidad anotadora, siendo uno de los anotadores más prolíficos que han pasado por el club. Tirador de media y larga distancia, buenos recursos cerca del aro y rachas que le hacían entrar en trance convirtiéndole en indefendible cuando alcanzaba ese estado, como el día de los 50 puntos al Natwest Zaragoza, pero cuyas carencias en la lucha bajo tableros dejaba ese tema en manos de los 35 años de Brad Branson y los 2 metros justos de Pedro Rodríguez. Italia, CBA, Estudiantes, Gijón y Los Angeles Clippers fueron el resto de sus equipos. Por ahí volvió a tener un buen agujero el equipo pues Eric Johnson y un Conner Henry que caería lesionado a mitad de temporada estaban en el equipo para otros temas.

Henry fue sustituido por Tim Breaux, que había empezado la pretemporada con Valvi Girona pero cayó lesionado antes de empezar la competición ACB y tuvo que marcharse a la liga francesa una vez recuperado. De allí llegó para cubrir la lesión de Henry permaneciendo en el club hasta final de temporada. Formado en Wyoming la CBA y Francia fueron sus destinos previos a Valencia. Se trataba de un alero de 2 metros, ideal para jugar al 3 por su combinación de físico atlético y cualidades técnicas entre las que destacaban un razonable tiro exterior y una gran capacidad penetradora unida a una buena actitud en cancha. Su temporada en Valencia le valió para firmar contrato con Houston Rockets, con quienes ganaría el anillo de la NBA la siguiente temporada. Otro año en Houston y vuelta a la CBA antes de jugar unos cuantos partidos con Milwaukee. De allí a Cáceres, Turquía, Italia y Alemania antes de volver a la CBA a terminar su carrera. Dejó buen recuerdo por aquí y algo de cachondeo hubo con él al principio. La típica broma que le hacen a los extranjeros, en este caso debieron darle indicaciones no del todo correctas al respecto de cómo se decía “good morning” en español porque era habitual que al entrar en el vestuario saludaba con un educado “viva el alcalde”.

La temporada concluirá con una derrota en primera ronda de play off ante Cáceres habiendo recuperado allí la desventaja de campo con la que partía Valencia BC en el primer partido pero no sabiendo rematar la eliminatoria en La Fonteta, teniendo que resolverse en un tercer choque en tierras extremeñas con resultado desfavorable. Fue la temporada del factor corrector en ACB donde hubo que disputar un play off anterior contra Cáceres para equilibrar la valía de las victorias conseguidas en liga regular y cuya derrota ante el conjunto extremeño fue decisiva a la hora de disponer de la ventaja de campo en la eliminatoria de verdad. Un berenjenal de competición que gracias a Dios ACB no volvió a repetir.

 

1994/95

Muchas fueron las novedades en la plantilla cara al inicio de la temporada 94/95. La incorporación de Paco Olmos a la primera plantilla como segundo de Manu Moreno fue una de ellas. El mercado nacional trajo a alguien que acabaría siendo historia viva del club, Nacho Rodilla procedente de la vecina Llíria y a Xavi Crespo, canterano del Barcelona, para la posición de 3. El adiós definitivo de Branson, las salidas de Breaux, Henry y Smith, así como el final del primero de los tres ciclos en Valencia de Eric Johnson obligaba a renovar completamente la tripleta de extranjeros.

Rod Mason fue el elegido para aportar anotación exterior. Era un escolta blanco por debajo del 1'90 formado en Creighton y precedido de una fama de triplista que aquí justificó con creces e internacional absoluto con Estados Unidos con quienes había ganado el Torneo de las Américas del 93. También gozaba de buena fama en el mundo del streetball. Enorme tirador de rachas que poco más aportaba al equipo ni en ataque ni mucho menos en defensa. Fue cortado a 3 partidos del final. Posteriormente siguió jugando en diversos equipos ACB y LEB. Dejó su puesto a Kevin Lynch, tirador blanco de 1'94 con cierta fama en NCAA que venía de jugar 2 temporadas en los Hornets de Charlotte y unos partidos con Baskonia la temporada anterior. Promedió casi 20 puntos en los 3 encuentros disputados con la camiseta valenciana. Hasta su retirada jugaría 4 temporadas más repartidas entre dos equipos alemanes al salir de Valencia.

Para el juego interior eligieron a un jugador de características parecidas a Michael Smith aunque mejor reboteador como 4, el alero alto blanco de 2'08 Joshua Grant. Segunda ronda del Draft por Denver, que lo traspasa inmediatamente a Golden State con los que debuta profesionalmente al finalizar una buena carrera universitaria con Utah. Un año con los Warriors antes de llegar a Valencia donde a nivel individual realiza una temporada muy buena con más de 20 puntos y 8 rebotes, demostrando ser un gran tirador de media y larga distancia cosa que le permite abrir el campo como hacía Smith, confirmando a Valencia BC como uno de los primeros equipos en incorporar la actual figura del 4 abierto. Si bien en el rebote cumplía en defensa sufría bastante ante las acometidas de los potentes cuatros rivales, llegando incluso a ser cuestionado en algún momento pese a su buen registro estadístico debido más que nada a la muy mala temporada del equipo que acabaría de la peor manera posible y al hecho constatable de que se le encogía la mano en momentos importantes. León, Francia, Italia y Grecia disfrutarían de su juego una vez fuera de Valencia.

Como refuerzo más interior se incorporó Warren Kidd, un 5 afroamericano formado en la pequeña Middle Tennessee, que sin ser elegido en el Draft consiguió un contrato con Philadelphia 76ers gracias a la buena liga de verano que disputó con ellos. De allí precisamente procedía cuando llegó a Valencia. Se trataba de un pivot de 2'05 apenas pero con características opuestas a Joshua Grant. Una fiera bajo tableros que le convertía en uno de los mejores reboteadores que jamás haya pasado por Europa. Esa era su principal virtud. Anotaba a base de tiros cortos y rebotes ofensivos pues no tenía buen tiro ni siquiera de media distancia. Se notó a la hora de la verdad su inexperiencia en Europa. A partir de Valencia gozó de una buena carrera en Europa a caballo entre Italia y España, temporadón en Sevilla, gracias a su profesionalidad y capacidad reboteadora.

Manu Moreno dejó paso a Herb Brown a poco del final pero no pudo evitar lo inevitable, el descenso a EBA después de un play out contra Somontano Huesca, entrenado por Andreu Casadevall, en el que una derrota en el primer partido en La Fonteta marcaría el devenir de la eliminatoria. Valencia BC se despedía de la ACB.

 

1995/96

Limpieza casi total de la plantilla cara al ejercicio 95/96, proyecto deportivo conducido desde el banquillo por Miki Vukovic, procedente de las chicas del Dorna Godella, y protagonismo para la gente de la casa con el liderazgo de Rodilla y Luengo más la incorporación del escolta tirador Berni Alvarez desde Tarragona y el americano blanco de 2'11 formado en Nebraska Phil Cartwright son las premisas sobre las que se cimienta un proyecto deportivo pensado para regresar cuanto antes a la ACB y una vez allí ir paso a paso hasta consolidar el equipo en la élite sin repetir errores del pasado.

Cartwright era un interior sólido que había llegado a España fichado por el Náutico de Tenerife en el 92 y que aquí cumplió con su función de americano gris pero buen jugador de equipo que ayudaría en anotación y sobre todo en rebote en una temporada exitosa que culminó con el ascenso. Murcia, Huelva y hasta los Seattle Supersonics serían algunas de las plazas en las que jugaría una vez fuera de Valencia. Objetivo cumplido, Valencia regresaba a ACB.

 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
6 años 3 meses
#contenidos: 
12
#Comentarios: 
75
Total lecturas: 
104,671