Solapas principales

Americanos de VALENCIA BASKET, Cap. 4: efecto Bernard Hopkins y el estreno en Euroliga

  • De Howard Wood a Matt Thomas. 4 décadas de americanos en Valencia
  • Se va Vukovic y Hopkins ya es el ídolo de la grada. Época irregular en cuanto a fichajes, llegan Rakocevic y Rigaudeau pero también Junior Harrington y Derrick Dial. Primer título continental que da paso a la participación en Euroliga donde se decide no viajar a Tel Aviv con las consecuencias que ello trajo.
  • Americanos de VALENCIA BASKET, todos los capítulos

 

2000/01

Comenzaba a andar el Valencia BC del nuevo milenio con una importante novedad en el banquillo. El autor del milagro del Manresa, Luis Casimiro procedente de Cáceres, fue el elegido la temporada 00/01 para reemplazar al maestro Vukovic.

tdk3.jpg

Derrick Alston rodeado de defensores del Estudiantes, entre ellos el desaparecido Glen Whisby (Foto: PhotoACB)
Llegó Derrick Alston para relevar a Tanoka Beard. Jugador de características distintas a Beard, con 2'08 era algo más alto pero no poseía la carga muscular de Tanoka. Era bien conocido por Casimiro al haberlo dirigido durante su exitosa etapa manresana. Jugador de largos brazos con buena capacidad de salto y gran plasticidad en ataque que alternaba acciones elegantes al poste con mates estratosféricos y un tiro exterior muy fiable. Más que cumplidor en defensa, buen reboteador y excelente taponador. También resultó un gran recuperador de balones ayudado por la longitud de sus brazos y su rapidez de desplazamiento. Contundente en defensa y elegante en ataque está entre los americanos con más clase que ha pasado por Valencia. Fue una delicia ver la sociedad que formaría con Hopkins durante esta temporada y la siguiente. Jugador de los que levantaba a la grada. Formado en una pequeña universidad como Duquesne donde completó ciclo no saldría hasta la segunda ronda del Draft, penalizado por su delgadez de entonces y el poco renombre de su college. Lo habíamos visto fugazmente en España formando parte de un combinado de jugadores universitarios que disputó un amistoso contra la selección española. Entró en la NBA firmando con Philadelphia para los que jugaría 2 temporadas antes de ser traspasado a Atlanta desde donde salidría al EFES Pilsen turco al ser cortado esa misma temporada. De allí a Manresa donde en su única temporada fue parte vital en el triunfo en la liga ACB 1997/98 lo que le hizo dar el salto al Barcelona donde repetiría éxito liguero la primera de sus dos temporadas en el club blaugrana, previas a su estancia en Valencia. Real Madrid y Lleida serían sus siguientes equipos antes de dejar España rumbo a lugares tan diversos como Francia, Rusia, Turquía, Nueva Zelanda o Argentina, donde cerraría su etapa como jugador.

Los problemas cardíacos de Hughes Occansey obligaron al club a reforzarse y el elegido fue Pat Durham, jugador con doble nacionalidad americana y francesa pero de formación totalmente estadounidense. En su día jugador con buena fama en la NCAA pero que a Valencia llegó ya con 33 años. Alero alto en su momento que en La Fonteta jugaba al 3 pero en el fondo era más un 4. No se prodigaba desde largas distancias anotando la mayoría de las veces a base de tiros cortos o en segundas opciones. Más protagonismo en defensa que en ataque aunque tuvo algún buen partido en anotación. Una etapa anterior como temporero en Caja San Fernando 10 años atrás, Baskonia y testimoniales pasos por Milwaukee, Golden State y Minnesota fueron sus destinos más reseñables.

El Barcelona de Pau Gasol eliminaría a Valencia BC en semifinales de Copa del Rey. La temporada europea en la Saporta terminó inesperadamente en semifinales ante los franceses del Elan Chalon al perder por 3 puntos de margen cada uno de los dos partidos de la eliminatoria. Unicaja sería nuestro verdugo en esa primera ronda de play off ACB que seguía resistiendo los intentos del club por pasarla. Temporada que concluía con un quinto puesto final que dejaba a Valencia a las puertas de la Euroliga.

 

2001/02

Continuaban Hopkins y Alston como pareja de extranjeros pero raro era el equipo que no poseyera algún jugador americano con pasaporte comunitario y Valencia, claro está, no iba a ser menos.

La posición de alero se cubrió vía mercado nacional con José Antonio Paraíso como principal refuerzo pero del comunitario llegó Dante Calabria, de 1'96. Jugador ya internacional por Italia, muy asentado a esas alturas en el baloncesto europeo pero de formación y vida desarrolladas por completo en Estados Unidos. Campeón universitario en su día con North Carolina las lesiones impidieron ver más allá de algún momento puntual al letal tirador que mostró ser a las órdenes de Dean Smith. Jugó un total de 13 partidos y su paso por Valencia duró hasta que le permitió su tobillo... y las diferencias con el club a la hora de tratar esa lesión. Italia, Francia, CBA y Grecia disfrutaron de su juego antes de llegar a Valencia. Luego siguió jugando en los mejores equipos italianos hasta que se retiró en el Sant'Antimo, modesto equipo del área napolitana del que confieso jamás había oído hablar.

El sustituto de Calabria fue Casey Schmidt, alero de 1'98. Venía con la doble nacionalidad americana y alemana, de ahí su fichaje. De características parecidas a Calabria su juego se basaba en el tiro exterior. Formado a caballo entre las universidades de Arizona y Valparaiso comenzó su carrera profesional en Alemania, siguió en Francia y 3 temporadas en Italia antes de llegar a Valencia. Jugador de complemento con el que Casimiro no contó demasiado, aquí aportó algo de tiro y poca cosa más. Siguió en Manresa con algo más de libertad, de allí a Nápoles (a la capital, no como Calabria) y regreso posterior a Manresa hasta que lo cortan por lesión y ahí acaba su carrera.

Brian Clifford, un alero alto de 2'03 que podía hacer las posiciones de 3 y 4 llegaba al club con pasaporte irlandés. Conocido ya en ACB por sus dos etapas en Gran Canaria y la del año anterior en Lucentum Alicante cumplió con su cometido de especialista defensivo y siguió camino a Finlandia y Alemania, donde se retiró.

Unicaja en Copa del Rey eliminó a Valencia en el primer cruce. La Saporta volvió a dejar a Valencia con la miel en los labios porque otro equipo italiano, esta vez la Montepaschi Siena de Petar Naumoski, se llevaba la final dejando a los valencianos de nuevo subcampeones. Ya con Alessandro Abbio en plantilla, que llegó para disputar el tramo final de la liga, fue TAU Vitoria esta vez quien eliminó a Valencia en primera ronda del play off ACB.

 

2002/03

Muy poco ofreció el mercado americano esta temporada ya que los refuerzos básicamente llegarían a través del mercado europeo. Valencia construía la mejor plantilla jamás juntada hasta ese momento. Casimiro no continua como entrenador y Paco Olmos es el elegido para dirigir el equipo, al que volvía después de varias temporadas dirigiendo en LEB después de haber sido segundo de Manu Moreno y dirigir en la cantera un par de temporadas. Dejan Tomasevic y Fabricio Oberto llegaban desde Vitoria para comandar el juego interior. El base argentino Alejandro Montecchia lo haría desde Italia. Con Hopkins, Luengo, Rodilla, Abbio, Kammerichs y Paraíso formaban un equipo capaz de plantar cara a todo el mundo.

La unica novedad americana fue el alero alto de 2'03 Brian Cardinal, formado en Purdue, que vino para sustituir a Bernard Hopkins por lesión durante 4 partidos. Un 4 abierto básicamente. Ayuda en el rebote, bien en defensa y tiro exterior. No tuvo un rol importante aunque se marchó con un título. Una dilatada carrera NBA solo interrumpida para venir a Valencia y volver luego a su país donde formaría parte de la plantilla de Dallas Mavericks que ganó el anillo. Buena gente, dejó buen recuerdo en Valencia.

El TAU Vitoria eliminaba a Valencia en semifinales de Copa del Rey en una edición que se disputó en La Fonteta. Se pasó por primera vez la primera ronda de play off ACB y no contentos con una ronda pasaron de semifinales y se plantaron en la final ante el Barcelona que terminó derrotando 3-0 al Valencia. El premio vino de Europa, donde el club conquista su primer título continental al derrotar a doble partido con la vuelta en casa a los eslovenos del Novo Mesto dirigidos por Neven Spahija. Segundo título del club que unido al subcampeonato ACB y el subsiguiente premio de la próxima participación en Euroliga hizo que la temporada fuera un éxito total.

 

 

2003/04

Tampoco esta temporada hubo demasiado tráfico desde el otro lado del atlántico. El genial base francés Antoine Rigaudeau y un cuatro griego de gran proyección como era Dimos Dikoudis fueron las incorporaciones más destacadas. El segundo venía a tratar de llenar el hueco que dejaba Bernard Hopkins, que cerraba una exitosa etapa de 5 cursos en el club. Misión imposible para cualquiera, claro. La huella del americano no se borrará jamás.

La única presencia norteamericana en la plantilla no llegaría hasta febrero cuando aprovechando que acababa de ser cortado por New Jersey se firmó al base Robert Pack, de 1'88. Un jugador sin tiro exterior pero de gran capacidad física como demuestra el hecho de haber participado en el concurso de mates del All Star NBA de 1994. Penetraciones y defensa eran sus mejores cualidades, especialmente la segunda, lo que le llevó a tener una dilatada carrera NBA que se prolongó durante 12 temporadas siendo importante en la rotación de la mayoría de sus equipos. Valencia fue su primer destino en el extranjero ya con 35 años. Jugó 5 partidos de Euroliga y 8 de ACB hasta concluir la temporada. Siguió su camino hacia Kaunas cansado de esperar esa oferta NBA que no llegó. Ganó Liga y Copa con Zalgiris poniendo así punto final a su carrera profesional, comenzada en el 91 al salir de Southern California tras su año Junior.

Un buen debut en Euroliga ensombrecido por el no viaje a Tel Aviv causado por las dudas más que razonables al respecto de la seguridad del equipo. De todos modos no estuvo nada mal acabar en el Top 16 con victoria en Kaunas incluida. Derrota en cuartos contra Caja San Fernando en Copa y derrota dolorosa contra Unicaja en el quinto y definitivo partido de la serie de cuartos ACB disputado en La Fonteta. Sabor agridulce final pero con cosas positivas como comprobar que el equipo no desentonaba para nada en Euroliga.

 

 

2004/05

De nuevo los mercados nacional y europeo fueron los principales protagonistas del verano. Pedro Llompart y Óscar Yebra por un lado e Igor Rakocevic por el otro se incorporaban al equipo que esta temporada pasaba a estar en las manos de Pablo Laso en la que iba a ser su primera experiencia ACB como entrenador y de Chechu Mulero, que empezó como segundo pero en marzo tuvo que ponerse de primero tras el cese de Laso. Las lesiones serían una constante teniendo que reforzar el juego interior con gente como Ademola Okulaja, Nate Archibald o Cyril Julien vía contratos temporales durante el transcurso de la temporada.

Empezó la liga Germaine Jackson, un jugador que al salir de la Universidad de Detroit militaría en 25 equipos profesionales a lo largo de su carrera. Tranquilos que no pienso nombrarlos a todos. Un combo exterior de 1'95 que vivía con las maletas hechas. 3 franquicias NBA y distintas experiencias en Italia y Grecia, entre otros sitios, previas a su paso por España, donde disputaría 10 encuentros ACB con Valencia. De aquí siguió su variado recurrido que volvió a incluir una franquicia NBA y un regreso a España, León, 4 temporadas después de dejar La Fonteta. Técnicamente era el típico caso de escolta con buen físico pero sin tiro, aunque en Valencia jugó de base sin demasiada fortuna. Rescindió contrato de mutuo acuerdo una semana antes de su vencimiento, programado para finales de diciembre, por enfermedad de un familiar en su país.

Le sustituyó Bryce Drew, tirador blanco de 1'91 con cierto cartel por ser una primera ronda del Draft y haber jugado en 4 franquicias NBA una vez completado ciclo en Valparaiso, a las órdenes de su padre. A Valencia llegó recién cortado en Reggio Calabria. No demostró la fama de gran tirador que traía al no anotar ni una sola canasta en juego durante los 3 partidos que disputó. Su paso por Valencia debió resultarle un baño de realidad puesto que inmediatamente dejaría la práctica profesional del baloncesto para incorporarse al cuadro técnico que su padre seguía comandando en la universidad de Valparaiso.

Una de esas “perlas” que en qué mal día te encuentras en el mercado llegó a La Fonteta para reforzar el juego interior. El pívot de 2'11 Alvin Jones duró 9 partidos en Valencia. Un excelso taponador las pocas veces que estaba por la labor, cosa que en su corta etapa valenciana fueron muy pocas. No se entendía con nadie, iba a su aire tanto dentro como fuera de la cancha. Un tipo de carácter problemático al que incluso Laso tuvo que echar de un entrenamiento. Tuvo problemas prácticamente con todo el mundo. Gran aficionado a los cubatas, afición que cambiaría por la cerveza en su futura etapa búlgara. Procedía del Caja San Fernando y cuando fue despedido del Valencia BC encontró acomodo en Lléida donde también supuso un quebradero de cabeza para su entrenador. Hijo de jugador profesional nació circunstancialmente en Luxemburgo al estar su padre jugando la liga de ese país. De formación baloncestística completamente americana se formó en la prestigiosa Georgia Tech cumpliendo el ciclo de 4 años y salió en segunda ronda elegido por Philadelphia. Un contrato temporal en Polonia antes de sus dos años en España. Luego Alemania y Bulgaria serían sus siguientes destinos antes de volver a Estados Unidos a concluir su carrera en la CBA. Reseñable también alguna internacionalidad con su país de nacimiento.

Otro jugador de origen estadounidense pero ya con nacionalidad española llegó a comenzar la temporada. Tan solo 2 partidos disputaría el zurdo de 1'88 Josh Fisher, formado en St. Louis, antes de ser cedido al Castellón de LEB-2. Muy verde entonces luego le veríamos por diversos equipos ACB y LEB como Murcia, Real Madrid o Etosa Alicante donde cumplía saliendo desde el banquillo a aportar defensa y tiro exterior.

Fuera de la disputa del play off ACB en Copa se cayó en semifinales ante Unicaja habiendo superado al Barcelona en cuartos. Lo mejor se dio en Europa donde un Lietuvos Rytas con quien pronto nos iba a unir una fructífera relación comercial eliminó al club en semifinales de la ULEB Cup. No fue una buena temporada, la enfermería marcó el ritmo y así resultó imposible.

 

 

2005/06

Una temporada rara al no competir en Europa después de hacerlo durante 7 temporadas interrumpidas esperaba a Valencia BC. Johnny Rogers que había regresado la temporada anterior dentro del cuadro técnico asume el cargo de Director Deportivo teniendo como adjunto a Miki Vukovic que volvía así al club esta vez en función de despachos. Se contrató a Ricard Casas como entrenador. No fue un verano de trabajo normal para la Dirección Técnica, tan solo 2 jugadores permanecían de la temporada anterior y muchas fueron las incorporaciones siendo las de Vule Avdalovic, Mindaugas Timinskas y la del panameño Rubén Garcés las más destacadas. A ello se unió la inesperada decisión de Antoine Rigaudeau de abandonar el baloncesto profesional con la plantilla ya prácticamente cerrada.

En esta época las ligas de verano de la NBA empezaban ya a dejar de ser un caladero adecuado para que pescaran los equipos europeos de cierto nivel. El aumento de franquicias NBA y la cada vez menor reticencia natural de los americanos a la hora de incorporar jugadores extranjeros dejaban pocos elementos de nivel a la búsqueda de un contrato compitiendo en estas ligas veraniegas. De allí llegaron los dos extranjeros que comenzaron la temporada.

Un anotador con más espíritu de ejecutor que de creador llegó como competencia del serbio Vule Avdalovic en el puesto de base. Junior Harrington, 1'93, había cumplido ciclo en la Universidad de Wingate antes de firmar como agente libre con los Nuggets, que lo habían visto en el Rocky Mountain Revue (liga de verano). Cortado antes del inicio de la segunda temporada prosiguió en la CBA antes de jugar un ejercicio en el Azovmash ucraniano. Media temporada en los Hornets y a la Reebok Summer League de Las Vegas, donde enrolado en los Pistons andaba a la búsqueda de un contrato. Allí se lo encontró Johnny Rogers. Jugó en Valencia la temporada completa demostrando ser un flojo director. Nunca llegó a cuajar en el puesto, llegando a coincidir en pista bastante tiempo con Avdalovic mientras el serbio jugaba de base. Al salir de Valencia se ganó un contrato con los Grizzlies vía, claro está, liga de verano. Al acabar volvió a Europa donde consiguió ganarse un buen cartel en el Este. Varios equipos polacos y alguno ruso disfrutarían de su juego hasta su retirada.

Con Harrington empezó Derrick Dial, otro combo exterior de 1'93 menos físico que su compañero pero más tirador. Formado en Eastern Michigan donde completó ciclo fue seleccionado por San Antonio Spurs en segunda ronda pero tuvo que emigrar a Grecia al no conseguir hacerse un hueco en la plantilla, cosa que lograría tras su primera campaña overseas. Hasta 4 franquicias más contarían con el jugador pero su mejor temporada fue en Italia con la Virtus. Allí coincidió con gente como Rigaudeau y Albert Miralles (también nuevo fichaje de Valencia esta temporada) y dio un gran rendimiento liderando a su equipo en el apartado anotador, lo que no le bastó para regresar a la NBA debiendo disputar 2 temporadas más en la liga comercial CBA. No se adaptó a Valencia en ningún momento y fue cortado después de 8 partidos. Grecia y la CBA serían sus últimos destinos.

Para sustituir a Dial llegó Blake Stepp, internacional con Estados Unidos durante los Panamericanos 2003. Era un base blanco de 1'91 con gran tiro exterior que le permitía realizar funciones de escolta. De cierto renombre en Gonzaga, su universidad, las lesiones le persiguieron a lo largo de su carrera. El menisco, que en la universidad le hizo pasar dos veces por el quirófano y una tendinitis rotuliana, la misma lesión que me apartó del arbitraje, lastraron su físico haciendo también mella en su mentalidad. Ello obligó a una rescisión de mutuo acuerdo con el club después de 13 partidos. Procedía del Partizan, con quien había hecho una buena temporada, por lo que supongo que los consejos de Vule Avdalovic tuvieron algo que ver a la hora de incorporarlo. Al rescindir con Valencia decidió retirarse pese a contar con tan solo 24 años de edad. Las rodillas no le permitían seguir compitiendo a nivel profesional.

La temporada aún tenía mucho por decidir por lo que se optó por acudir al mercado por tercera vez para buscarle un compañero a Junior Harrington. Esta vez el elegido fue Anthony Goldwire, base de 1'88 con experiencia ACB que databa de finales de los 90 en el Barcelona. Otro jugón que no cuajó en La Fonteta. Base que antes de la dirección del ataque buscaba el 1x1. Jugó 8 partidos y a la conclusión de la temporada se marchó. Otro caso de jugador que vive con la maleta hecha pues aparte de un par de experiencias en Euroliga tuvo hasta 11 etapas NBA y parecido número en CBA y ligas europeas diversas. Había salido de la Universidad de Houston, la misma de Larry Micheaux.

Un subcampeonato de Copa frente al TAU tras eliminar sucesivamente a Girona y Unicaja no fue mal premio. En Liga se volvió a quedar fuera de la lucha por el título al no clasificarse para play off.

 

DESCARGA AQUÍ LOS 6 CAPÍTULOS EN UN SOLO PDF

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
7 años 4 meses
#contenidos: 
13
#Comentarios: 
80
Total lecturas: 
195,650