Solapas principales

Analizando a Josh Adams, el explosivo nuevo base del Unicaja

  • Analizamos los pros y contras del nuevo playmaker estadounidense del Unicaja.

Con el fichaje de Josh Adams (1.88 m, 25 años), nuevamente el Unicaja vuelve a optar por un jugón estadounidense para acompañar a Alberto Díaz en la posición de 1. Se repite así la fórmula que ya empleara hace varias temporadas con Kyle Fogg, Oliver Lafayette o Ray McCallum. La tendencia la rompió la temporada pasada Brian Roberts, un base mucho más cerebral y pausado, cuyos números no fueron malos (más de 10 puntos y 3 asistencias por partido), pero que posiblemente no fue lo que necesitara el equipo el pasado año pues, sobre todo con las lesiones de Alberto Díaz y Jaime Fernández, el equipo adoleció de dirección y mordiente en ataque, y de sacrificio en defensa. Y es que Adams es un jugador bastante diferente a Roberts, y más parecido en sus características a Ray McCallum. Veloz y explosivo, con él en pista el Unicaja subirá una marcha en ataque.

Formado en la Universidad de Wyoming (2012-2016), Josh Adams debutó profesionalmente en el Avtodor Saratov de Rusia, cuyo buen rendimiento le permitió firmar, en el verano de 2017, por un equipo de Euroliga, el Anadolu Efes turco. Sin embargo, su rendimiento estuvo por debajo de lo esperado, por lo que a mitad de temporada cambió de club, aunque no de país ni de ciudad: fichó por el Besiktas de Estambul. Con éste último, Adams tuvo su mejor papel en Europa, promediando 14 puntos por partido en el torneo doméstico. La pasada temporada 2018/19, el nuevo base de Unicaja inició su aventura china, jugando varios meses en el Shanxi Brave Dragons, pero a mitad del curso decidió volver a su país, en concreto a los Raptors 905 de la G-League. Además, Josh Adams fue seleccionado por Jeff Van Gundy para el equipo de Estados Unidos que disputó las Ventanas FIBA de clasificación para el Mundial.

Analizamos a continuación los puntos fuertes y débiles del nuevo fichaje de Unicaja:

FORTALEZAS

-Explosividad: Josh Adams es un jugador muy potente físicamente, con un primer paso muy veloz, que le permite superar en el 1 contra 1 a jugadores más grandes que él (mide 1.88). Con el aro entre ceja y ceja, Adams es un gran penetrador, consiguiendo siempre algo positivo, ya sea canasta, falta recibida, o un pase a un compañero en buena posición.

-Capacidad anotadora: Las estadísticas demuestran que Adams es un jugador con un gran talento para meter puntos. Casi 25 de promedio en su último año universitario en Wyoming, más de 13 tantos de media en la liga turca (una de las más potentes de Europa) y más de 15 en su última experiencia en la G-League. Es evidente que la Liga Endesa es más dura que cualquiera de las competiciones recién nombradas, y más en un equipo, el Unicaja, que cuenta con muchos jugadores capaces de meter puntos, por lo que los números de Adams quizá no sean tan brillantes, pero está claro que tener a un anotador de este calibre siempre es una garantía.

-Margen de mejora: Josh Adams es un jugador joven con mucho talento, a juzgar por su rendimiento en su etapa universitaria, y quiere demostrarlo a toda Europa. Tras un primer año exitoso en Rusia, en sus últimas experiencias los constantes cambios de equipo no le han permitido asentarse y triunfar. En el Unicaja disputará la Eurocup, competición en la que los malagueños parten entre los favoritos al título, y que servirá de escaparate para Adams.

El director deportivo de Unicaja, Manolo Rubia, analiza a Josh Adams (Vídeo del canal del Unicaja en YouTube):

Josh Adams, potencia en la dirección para el Unicaja

DEBILIDADES

-Mucha competencia en el puesto: Adams llega a un equipo donde tendrá varios jugadores de características similares. Si bien parte desde el puesto de base, donde supone un complemento perfecto a un jugador más cerebral y defensivo como Alberto Díaz, en la posición de escolta tanto Jaime Fernández como Aleksa Avramovic son dos jugadores con vocación anotadora, que puntualmente pueden jugar de 1, y que también destacan por su rápido primer paso a la hora de penetrar. Adams deberá ponerse las pilas desde el principio para no ver reducidos sus minutos.

-No es un gran tirador de 3: Para ser un exterior anotador, el triple no es, desde luego, el fuerte de Josh Adams, cuyo porcentaje se ha situado en torno a un 35%. El estadounidense es mucho mejor penetrador que tirador.

-Dureza defensiva: Adams ha jugado la última temporada en la liga china y en la G-League estadounidense. Dos competiciones en las que ha promediado muchos puntos, pero cuyo nivel defensivo no es asfixiante precisamente, y sobre todo comparado con la Liga Endesa. Es una incógnita, por el momento, saber si Josh Adams será capaz de adaptarse a una competición mucho más dura.

 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 3 meses
#contenidos: 
54
#Comentarios: 
98
Total lecturas: 
133,120