Solapas principales

Analizando a Rasheed Sulaimon: un tirador que huye de los demonios de su pasado

  • El escolta norteamericano parece estar redimiendose de su mala experiencia en Estados Unidos, pese a tener un gran cartel, a su llegada a Europa y quiere mostrar todo el potencial que atesora

Toca hablar de un arma ofensiva que llega a Zaragoza con posiblemente mucha menos atención de la que debería. Es cierto que ha habido noticias en el entorno del equipo maño que puedan haber llamado más la atención que la llegada de Rasheed Sulaimon al club rojillo, pero mucho ojo que podría ser otro caso de un jugador ofensivo llamado a liderar la liga en estadísticas anotadoras, como ya pudiese pasar hace dos temporadas con Stan Okoye. Colocar ahí el listón es posiblemente ponerlo muy alto tras el rendimiento exhibido por el alero nigeriano hace dos campañas, pero es que el escolta nacido en Houston trae en sus espaldas un bagaje que no traía Okoye.

Rasheed Sulaimon es nombrado como uno de los 20 mejores proyectos nacionales en el baloncesto en Estados Unidos en 2012 tras su última temporada de instituto, lo que le hace ser elegido por Mike Krzyzewski para enrolarse en los Blue Devils, en Duke. Tras tres buenas temporadas, pero ya descendiendo su rendimiento con respecto al instituto paulatinamente, se convierte en el primer jugador en ser “despedido” por Coach K y tiene que terminar su carrera universitaria en Maryland, donde promedió en su año senior 11.3 puntos, 3.5 rebotes y 3.5 asistencias. Esta salida de Duke se debe en parte a lo que se comenta que puede ser una actitud y una mentalidad algo beligerante y “problemática” además de haberse visto envuelto en un asunto extradeportivo.

sulaimon_duke.jpg

Rasheed Sulaimon junto a Jabari Parker y Rodney Hood en Duke

Después de ser un top 20 de su generación en el instituto, no es drafteado en 2016 y, si bien probó suerte tanto con los Chicago Bulls en las ligas de verano como en los Charlotte Hornets en pretemporada, finalmente tuvo que jugar para los Greensboro Swarm, equipo afiliado a los Hornets, de la D-League. Una vez llega 2017, Sulaimon pone rumbo a Europa, más exactamente a Francia, para firmar con JDA Dijon, equipo con el que jugaría esa temporada, pero veía cómo era cedido al año siguiente al Levallois Metropolitans, aunque terminaría volviendo en 2019 a Dijon para jugar su mejor temporada en Francia, con promedios entorno a los 13 puntos por partido, 3 rebotes y más de 3 asistencias tanto en la liga francesa como en BCL, y yéndose hasta los 16.3 puntos, 2 rebotes y 2.3 asistencias que le valdrían el MVP de la Leaders Cup.

Llega a Zaragoza un jugador con una proyección ofensiva excepcional, un jugador muy rápido e inteligente en ataque pero que tendremos que ver si su temperamento ha cambiado con el paso de los años, tal y como parece tras su paso por Francia, y si en defensa puede ser algo más efectivo de lo que es ahora, convirtiéndose así en un baluarte exterior para Casademont Zaragoza.

FORTALEZAS

Tirador de élite: A Rasheed Sulaimon no se le puede dar medio metro o no defenderle con una mano arriba, porque con la más mínima ventaja puede ser letal. Era un jugador que ya venía promediando un 40% en triples en su carrera universitaria pero que la pasada campaña mejoró sus guarismos, promediando entre todas las competiciones un 47% de acierto desde más allá del arco, llegando al 50 en la competición copera. En catch and shoot es un especialista nato, y aunque tras bote es muy buen lanzador, no llega a esas buenas cotas a pies quietos. Si bien además de triplista es buen anotador en general, ya sea entrando a canasta o desde la media distancia, sus números no son tan sorprendentes como desde el triple.

Muy buen spacing y no necesita mucho balón: He creído oportuno aglutinar ambos conceptos aquí debido al contexto en el que se va a mover Sulaimon este año. Con jugadores como Ennis, Seeley o el propio Krejci, que se aprovechan de tener un muy buen físico y fuerzan en muchas situaciones las penetraciones a canasta, o con un compañero interior como podría ser Justiz, que genera mucho juego desde el poste bajo, estas dos características del escolta del Houston pueden ser claves en su rendimiento. Es un jugador que sabe encontrar en gran parte de las ocasiones el mejor lugar en la cancha desde el que crear un desconcierto en la defensa y producir desde ese espacio. Muchas ocasiones en Dijon veíamos como anotaba de tres tras las penetraciones de sus compañeros y por A o por B sabía donde estar en todo momento para que lo encontrasen. Además  de esto, no es un jugador que para generar puntos necesite amasar mucho el balón, hablamos de un finalizador, alguien para terminar las jugadas, no desarrollarlas, algo clave en un equipo como el maño que ya cuenta como muchos generadores de juego y que tal vez necesiten de algún perfil como este.

Una auténtica bala: Con 1.93m vemos que es un perfil de un escolta alto (y en persona puedo asegurar que parece algo más alto incluso) pero no es un jugador extremadamente físico,en cambio, es velocísimo. Un jugador que lanza los contraataques a una velocidad vertiginosa y que si no es él quien lo lanza ocupa rápidamente su posición en transición. En un equipo como este, que goza de jugar muchas posesiones y muy rápidas, saliendo al contraataque lo máximo posible, esta faceta le va a venir a las mil maravillas.

DEBILIDADES

Poca fortaleza física: Si bien hemos hablado de un jugador alto y muy rápido, es algo endeble para el cuerpo que tiene. Veremos como en sus entradas a canasta luce más su muy buena técnica que su físico, y sobre todo en defensa se puede ver más perjudicado por este hecho, ya sea por encontrar pares más físicos que él, aunque sean más pequeños, o porque al tener que cambiar o superar un bloqueo, le cuesta sobremanera. Es un aspecto que solemos encontrar en jugadores tal vez más jóvenes, pero que van mejorando con el paso de los años, algo que ya podemos poner en el debe en un jugador de 26 años y más al llegar a un liga tan física como la española.

Defensa hombre a hombre: En este apartado he de ser algo específico y remarcar la defensa de Sulaimon sobre el hombre con balón, ya que cuando tiene que cubrir la línea de pase, principalmente en el lado débil, muchas veces se apoya en su velocidad para anticiparse al pase y robar el balón (promedió más de un robo por partido la pasada temporada). Aunque no digamos que es un cero a la izquierda en defensa, su rendimiento está lejos de ser parejo al del otro lado de la cancha. Veremos si nos sorprende como otros compañeros suyos lo hiciesen la pasada campaña y mejora en esa parcela.

Relajar su temperamento: Hora de salirnos de algo relacionado con lo ocurrido en su pasado universitario y poner como ejemplo los partidos disputados contra Casademont Zaragoza en BCL el pasado curso. Se enfrentó a varios jugadores en algunas ocasiones e intentó remontar el partido por su cuenta cuando recibía el balón. Aunque ahí todos los que presenciamos esos partidos veíamos a un gran jugador, su cabeza no parecía la mejor amueblada. La gente que lo ha podido seguir más detalladamente habla de que habría corregido mucho ese aspecto y es verdad que llega a un ambiente y a un vestuario idóneo para que eso se corrija y quede en agua de borrajas.

Para mostrar el rendimiento del jugador americano con pasaporte nigeriano os dejamos un video que realizaba el canal de Youtube AGHighlights sobre su pasada campaña en JDA Dijon en las tres competiciones:

Rasheed Sulaimon ● JDA Dijon ● 2019/20 Best Plays & Highlights

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 9 meses
#contenidos: 
173
#Comentarios: 
447
Total lecturas: 
477,856

Comentarios

Revivido será, en todo caso. Hombre sus números están muy bien, ya nadie se va a los 20 ppp en ninguna liga importante, dicho eso yo sí espero grandes cosas de este muchachote.

No acabo de ver la comparación con Okoye, más allá del pasaporte nigeriano, si acaso por características físicas y por aquello de "intentó remontar el partido por su cuenta " con Berhanemeskel...aunque éste fuera más de resolver tras bote.

Más allá del físico o del pasaporte, me refería en ese caso a ese perfil de jugador que encontró con Okoye Zaragoza hace dos años, ese anotador compulsivo que puede tener unos números muy abultados en esa faceta. Además, al igual que el alero, el balón en la mayor parte de las ocasiones le llegaba para tener que cogerla y finalizar, no era él quien se creaba la jugada.

Ya pero sin haber visto a Sulaimon, por la descripción entiendo que es menos completo de lo que era Okoye, al margen de la manera en la que lleguen sus puntos.

Sinceramente, sus estadísticas lo sitúan como uno del montón ... no entiendo el inicio del artículo (leyéndolo, diríase que se trata de un Mark Davis redivivo ...)