Solapas principales

Carlos Cabezas: "La oportunidad de jugar en la NBA siempre estuvo ahí"

  • Repasamos con el base andaluz lo que ha sido su carrera y que ha supuesto su actual retirada
  • El base malagueño ha jugado un total de 531 partidos en la ACB
  • Foto de portada: M.Pozo / Unicajabfotopress

Hay jugadores que se identifican al máximo con la afición que le vio crecer; con unos colores; con un equipo. Uno de estos casos se puede relacionar con Carlos Cabezas (Málaga, 1980), el protagonista de esta entrevista. Tras una carrera deportiva de 20 años, el jugador andaluz ha decidido poner un punto y final en lo que ha sido su gran amor; el baloncesto. En las siguientes líneas, Carlos Cabezas será preguntado por temas como la dificil decisión de retirarse, como influyó Unicaja en su gran despedida e incluso sobre el futuro de un gran amigo suyo, Pau Gasol.

Solobasket: Bueno Carlos, primero de todo vamos a la pregunta más reciente. Hace algo más de una semana anunciabas tu retirada del baloncesto profesional. En relación con esto, Unicaja anunciaba que lo ibas a hacer en un amistoso ante el Real Madrid en el Pabellón Martín Carpena. ¿Como se gestó el hecho de retirarte con Unicaja de por medio?

Carlos Cabezas: Bueno, como tu bien dices, hace unos días tomaba una de las decisiones más dificiles de mi vida, sobre todo en lo que se refiere a mi carrera deportiva. Dadas las circustancias y la carrera que he tenido, más cuando estos últimos años los he pasado lejos de casa, en Sudamérica, todo surge gracias a Antonuio Jesús López Nieto, presidente del Unicaja. Él vio en ese partido una buena opción para el club y para mí, para llevarme ese reconocimiento que me dio el club y la afición. Esto, a nivel personal, suponía un broche de oro a mi carrera. Puedo decir que ha sido algo muy emocionante y muy bonito. 
 
SB: ¿Que sentiste al ponerte por última vez en una cancha la camiseta de tu equipo? ¿Fue algo sencillo o necesitaste algún tipo de ayuda emocional?
 
CC: Bueno, te puedo decir que no fue nada sencillo. Desde que Antonio me comenta la posibilidad de jugar este partido transcurren dos semanas, en las que me preparo con mi entorno, con mis agentes, mi familia e incluso con una psicóloga deportiva sabiendo que es un momento muy importante para mi carrera. Mentalmente esas dos semanas, que es cuando escribo la carta y demás, no fueron sencillas, pero una vez que llegó el partido tuve sentimientos encontrados; la rueda de calentamiento, ver a gente del club, la afición etc. Eso todo se queda dentro de mi corazón. Ya en lo que fue el partido, no pudo salir mejor. Pude meter mi triple, los compañeros me trataron de la mejor manera posible, me llevé esa foto especial del momento del triple... En resumen, fue increible el trato recibido
 
SB: A pesar de ser un partido más bien de carácter simbólico, se te vio entrenar con Unicaja de la mano de Fotis Katsikaris. ¿Estás seguro al 100% de lo que has hecho o el haber jugado una última vez con Unicaja te ha demostrado que podías seguir jugando?
 
CC: Si te soy sincero escuché muchos mensajes que decían que estaba muy bien fisicamente, que podía seguir jugando etc... El presidente y mis amigos me decían: "Charly, estás para jugar" (dice entre risas). Pero bueno venía en forma, en parte, gracias a la final que tuve que jugar en Uruguay, dónde se juega un baloncesto muy físico y exigente. Me voy con la certeza de que lo he dado todo, hasta el último momento. Me he vaciado. He dado lo máximo de sí, en Uruguay peleamos hasta el último partido por el título, y con eso me quedo. A partir de ese partido fue cuando a mi mente llega ese mensaje de que la aventura tenía que acabar aquí y dar paso a nuevos retos.
 

fotos-adios-carlos-cabezas_1606649499_143187497_640x360.jpg

Francis Alonso dejará de usar el Nº10 para que el dorsal pase a estar retirado (Foto: M.Pozo / Unicaja B. Fotopress)
 
SB: En el Martín Carpena, el pabellón de Unicaja, tu dorsal número 10 estará colgado junto el número 5 de Berni Rodríguez. ¿Qué significa para ti la retirada de tu camiseta y que esta cuelgue en el alto del Martín Carpena?
 
CC: Es inexplicable, un sentimiento brutal. Para mí es un honor que el dorsal número 10, el que he intentado usar durante toda mi carrera, esté colgado junto el de Berni Rodríguez. Es un honor muy grande, sobre todo porque en España no hay muchos dorsales retirados, y ser uno de esos privilegiados todavía hace que te sientas más orgulloso. Aprovechando la oportunidad, desde aquí también quiero dar las gracias publicamente a Francis Alonso, jugador que actualmente llevaba el nº10. En cuanto a él se lo comunicó el club, y después me vio, su actitud fue increíble. Me dijo que desde pequeño fui un referente para él y que estaba encantado de que esa camiseta esté colgada. Le estaré siempre muy agradecido por ese gesto.
 
SB: Dejando a un lado Unicaja, vamos a seguir con los equipos de la ACB. Durante tu paso en España has jugado para ocho equipos. ¿Estás orgulloso de la carrera que has tenido en España o te ha quedado alguna espinita clavada? ¿Nunca tuviste la oportunidad de jugar para el Real Madrid o el Barça?
 
CC: Bueno, he de decir que en su momento tuve la oportunidad de estar en el elenco del Real Madrid, pero por tema de cláusulas existentes en mi contrato, nunca se pudo dar el fichaje. Jugar en equipos como el Real Madrid o el Barça ya sabemos lo que supone, un sueño. Pero bueno, siempre tuve otras opciones que también han sido muy buenas con el paso del tiempo. Quizás la salida al Khimki fue muy importante por la terna de equipos europeos que estaban detrás mía, pero siempre estaré muy agradecido a todos los clubes en los que he jugado. Guardo un recuerdo muy especial de Murcia y Zaragoza, por lo que significó para ambos clubes, pero también he sido muy feliz en Sevilla, Vitoria, Fuenlabrada y en el extranjero.
 
SB: El baloncesto está cambiando continuamente, y seguro que desde tus inicios en España hasta tu última temporada aquí (2017) has visto varias transformaciones. En tu opinión, ¿cómo ha ido evolucionando el baloncesto nacional en lo que se refiere al juego y a la formación de los técnicos?
 
CC: Bueno, al final creo que el basket sigue siendo el basket. Lo que si que veo es que ahora el talento no es como hace 20-30 años atrás. Ahora los jugadores son más físicos, más grandes y se trabaja mejor con sus cuerpos gracias al papel de los nutricionistas, fisios y demás. Así que te diría eso, que la principal diferencia es que ahora no salen jugadores con tanto talento, sino que se busca más un buen estado físico.
 
SB: Vamos con otro de los temas más candentes en la actualidad. Como jugador nacional tú tenías la licencia de JFL, es decir, jugador de formación. Últimamente hay un gran debate por el tema de los cupos y de los jugadores nacionalizados por otros países para conseguir oportunidades de juego más jugosas. Como ex-jugador, ¿hasta que punto crees que esto adultera la competición? ¿Ha muerto la oportunidad del jugador nacional de ser importante en una liga?
 
CC: Bueno, ese tema es un poco complejo y complicado. Desde mi punto de vista está claro que es una pena que cada vez haya menos jugadores españoles en los clubes. La FEB y las selecciones de base hacen un trabajo muy bueno, pero después en la ACB vemos que cada vez los equipos apuestan menos por los jugadores nacionales respecto al periodo en el que yo jugaba en la liga. Creo que es importante mantener la apuesta por el producto nacional porque para el aficionado y las ciudades es muy importante la identificación que tengas con tu club. Esta identificación se ha ido perdiendo, pero espero que poco a poco vuelva a renacer ese sentimiento.
 
SB:  Otro de los temas más recientes en el baloncesto español es la NBA. Cada vez un mayor número de jugadores con poca experiencia en Europa dan el salto de manera temprana a la NBA ¿Por qué crees que los equipos se fijan en jugadores a medio hacer y estos eligen irse pronto para allí antes de hacerse un carrera en Europa? En tu caso, ¿tienes clavada esa espina de no poder acercarte a la NBA cuando estabas en tu prime?
 
CC: Bueno, un poco creo que viene por el tema del físico que hablábamos anteriormente. Yendo a uno de los ejemplos más recientes como es Usman Garuba, estoy seguro de que si se hubiera quedado un par de años en el Real Madrid no hubiera pasada nada, pero ha dado ya el salto y seguro que lo hará bien. Esto hace 15-20 años habría sido impensable, pero como se ha abierto esa veda de ir para Estados Unidos y los jugadores que van, destacan, pues creo que es una muestra de que cada vez estamos más cerca de ellos. En esta llegada temprana a los Estados Unidos es clave la existencia, por ejemplo, de campus, categorias inferiores y grandes redes de scouting.
 
Y en lo que se refiere a la segunda pregunta, en mi caso siempre estuvo rondando con la NBA. Cuando decidí ir a jugar al Khimki me acuerdo que ese verano estuve reunido con mis agentes para jugar en Orlando Magic. Eran tiempos diferentes a los de ahora, pero si que es cierto que la posibilidad de cruzar el charco siempre estuvo ahí. La clave de la decisión diría que fue el contrato. Ellos no me lo garantizaban y en Europa tenía un gran contrato, así que opté por elegir el camino que me garantizara unos mejores años para mí. Después de todo esto si que realicé workouts con Memphis Grizzlies y New York Knicks. Se puede decir que disfruté de la experiencia.
 
SB: Relativamente cerca de Estados Unidos has desempeñado la fase final de tu carrera. Para los más despistados has jugado en Venezuela, Argentina y Uruguay durante las últimas cuatro temporadas, con un breve paso por Hungría. ¿Cómo se vive el baloncesto en Latinoamérica? 
 
CC: Bueno, si que es cierto que hay un cierto cambio respecto al baloncesto europeo. Destacaría lo que pasa en Argentina y Uruguay, y es que el baloncesto se vive como una pasión. Lo viven mucho, y la verdad que me ha gustado porque yo también soy así. Las aficiones son muy fogosas, con bombos, bengalas.. Por momentos parecen ambientes similares a los que puedes vivir en Grecia o en Rusia. Esta última temporada no lo pude vivir como al principio por culpa del COVID-19, pero bueno, por lo menos me llevó conmigo la experiencia vivida.
 

cabezas_0.jpg

Carlos Cabezas jugó durante cinco temporadas en Latinoamérica (Foto: FIBA)
 
SB: Ya que estamos hablando del baloncesto internacional hay preguntar por tu carrera con la selección. Tu palmarés con la selección absoluta se resume en un oro mundial, un oro europeo y una plata europea. ¿Se puede decir que has vivido la mejor época de la selección española?
 
CC: Eso dicen los expertos (destaca Carlos entre risas). Creo que si que ha sido la mejor generación del baloncesto español. La prensa ya nos caracterizaba por ser una gran selección en los primeros años del S.XXI, pero la consagración diría que llega en el 2006, cuando logramos el oro en el Mundial de Japón. De esa generación han salido grandísimos nombres, conocidos por todo el mundo, y creo que es una gran generación a la que se le ha sumado mucho más talento y más clase en los años posteriores con la consecución de medallas y más títulos.
 
SB: Como se suele decir, y has recalcado tú anteriormente, has formado parte de los Juniors de Oro, un grupo sobresaliente en todos los aspectos. ¿Qué recuerdas de ese grupo que formasteis en Lisboa en 1999?
 
CC: Recuerdo que éramos una gran familia. Jugábamos los unos contra los otros en la competición nacional, pero ya veníamos arrastrando una muy buena relación de las categorías inferiores. Nos llevábamos muy bien dentro y fuera de la cancha, eramos unos "niños" y nos sabíamos divertir entre nosotros. Sabíamos cambiar nuestra mentalidad cuando llegaba el partido, y eso fue muy importante para lograr lo que logramos. Al final, si tuviera que elegir uno o dos calificativos serían buen rollo y familia. He de decir que esta generación todavía sigue vigente a pesar de estar todos prácticamente retirados. Todavía compartimos experiencias y la relación entre nosotros sigue siendo extraordinaria.
 
SB: En aquella selección de los Juniors de Oro compartiste muchas horas y experiencias con Pau Gasol. En relación con Pau me veo en la obligación de preguntarte sobre su futuro. Tras dos años parado, esta pasada temporada regresó al Barça, y su forma fue de menos a más. Por el momento todavía no se ha pronunciado sobre si va a seguir en activo o no. Tu como ex-compañero y entiendo que como amigo de él, ¿cuál crees que será su decisión?
 
CC: Es una decisión muy dificil. Hace muchos años que conozco a Pau y no sabría decirte que opción tomará. Siempre he dicho que Pau es una persona entrañable ya no sólo como jugador, sino que también como persona. Siempre colabora en acciones humanitarias, te ayudo en todo como amigo, como compañero etc.. Hace muchos años que nos conocemos, y nuestras familias también. Vamos a ver que decisión toma, porque te repito que no es nada sencillo. Es una decisión muy particular, pero mi opinión es que uno de los mejores, por no decir el mejor, deportistas españoles de todos los tiempos y que lo que haga será decisión suya y será lo mejor. Estuvo dos años sin jugar, volvió a España y ganó el título de liga con el Barça, ha jugado los ansiados JJ.OO  y ahora pues a ver, estamos todos con la incógnita. Si tuviera que mojarme pienso que llegará su momento de retirarse. Repito, sin saber nada del tema.
 

efe.jpg

Carlos Cabezas y Pau Gasol compartieron vestuarios durante varios años (Foto: EFE)
 
SB: Bueno, llegamos a la recta final de la entrevista. Ahora, con 40 años, ya has llegado al final de tu carrera y toca empezar una nueva etapa. ¿Qué va a hacer Carlos ahora? ¿Quiere seguir vinculado al baloncesto o quiere hacer un punto y final con el basket?
 
CC: Nunca pondré punto y final con el baloncesto. Es mi pasión. Lo que sí que ahora tras una larga carrera me tomaré un descanso del baloncesto y me centraré en otros tipos de negocios, como una cadena de hoteles y una fábrica de cerveza que tengo en el Soho de Málaga. Una vez que pones fin a la carrera deportiva es bueno tener tus inversiones y tus negocios, sobretodo para que tu cabeza asimile el cambio. Han sido semanas de mucho estrés, con muchos reconomientos, llamadas y entrevistas constantes, y ahora necesito mi descanso. Después será hora de pensar en dónde se ve Carlos Cabezas; sí como agente deportivo, si como embajador, ya sea deportivo o no. Veremos que ocurre, pero lo que tengo claro es que por mi cabeza no pasa es ser entrenador. Ser entrenador conlleva una presión y una dedicación a la cuál a día de hoy no me veo preparado.
 
SB: La última cuestión va a ser sobre el medio para el que se va a publicar esta entrevista; Solobasket. ¿Conoces la página? De ser así, podrías decirme que es lo que más te gusta de ella?
 
CC: Si, claro que la conozco. Hacéis una gran labor con los artículos que escribís, las entrevistas que publicáis y demás. Soy un fiel seguidor de la web igual que de otras muchas. En España hay mucha calidad en este tipo de páginas webs y medios.
 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 11 meses
#contenidos: 
249
#Comentarios: 
628
Total lecturas: 
593,243

Comentarios

En el UCAM jugó dos años estupendos en los que demostró su calidad y su carácter. un gran jugador. Me maravilla que tenga haters dispuestos a ver negro lo que es blanco y ojalá alguien me lo explicara.

pues fíjate, oye, que a mi , maravillarme no, pero si me resulta curioso que hables de haters que ven negro lo que es blanco y no te refieras a ti.. Y también me sorprenderia que alguien pudiese , fuese capaz, de explicarte algo. Pero bueno, yendo al turrón..¿ tú también crees que salvo Ricky, Calderón y S. Rodríguez ningún otro base en la historia del baloncesto español se aproxima al nivel de Cabezas ?

No me refería a la historia ya que me parece imposible comparar objetivamente jugadores de diferentes épocas, pero ya que estoy tan equivocado me encantaría que me dijeras 5 bases contemporáneos a él que hayan sido mejores que cabezas, me pica mucho la curiosidad por saber a quienes te refieres. Si en vez de 5 quieres poner 10 bases por mi no te cortes.
Un saludo.

Ricky, Calderon y Sergio Rodriguez.
A excepción de estos tres, no se me ocurre ningún base español que se aproxime al nivel de Cabezas, tan solo Raul Lopez que desgraciadamente no pudo tener una carrera a la altura de su talento.
Dicho esto no creo que esté para nada sobrevalorado, si acaso todo lo contrario.

¿comorrrrrr? me da que no es un chiste, aunque lo parezca. Pues hombre, por no extenderme, uno de ahí mismo, Nacho Rodríguez. Cualquier parecido entre ambos es pura coincidencia. Y aún deconociendo a qué espacio-tiempo te refieres en tu comparación, Cabezas no se acerca ni de lejos a la ,ejem, cabeza de esa posible lista. Por no recordar ,ya que se despide, algunos fiascos del presunto base

Se haya creído mejor o no de lo que el resto le consideraba, lo cierto es que este hombre también ha recibido más palos que una estera. Se le ha acusado de todo, menos de matar a Prim ... que si era un "bocas" que cantaban fuera lo que ocurría en el vestuario (Baskonia), que si lo del yo-yo que decía matc por ahí abajo, etc ... Y lo cierto es que hablamos de un jugador que ha jugado hasta los 40, que ha promediado en ACB 8 ppp y 2 app en 21 minutos de juego, que ha hecho partidos memorables también en Euroliga (31 puntos en Tel Aviv, con casi 42 de valoración, en la 2006-2007), y que, en general, siempre ha dado un buen nivel donde ha estado, también en defensa.
Que pudo jugar en NBA? ... todos (o casi todos) los "Juniors de Oro" estuvieron bajo el radar de la NBA, y sin duda hay mucho tormo que ha jugado allí que era infinitamente peor que Cabezas.
En definitiva, y a su retirada, a mi juicio siempre ha sido un buen base (nivel medio - alto). Quizás se equivocó cuando salió de Málaga rumbo al Khimki, pero eso es otra historia.

una cosa es acusar, otra muy distinta contar, subjetivamente, si, lo que uno ve en la cancha. Y mijuan, discrepo contigo en lo de que ha dado un nivel bueno donde ha estado , por ejemplo en la Selección ha sido una rémora . Leyendo lo que dice,igual que cuando jugaba, se me ocurre ¿éste que se cree?