Solapas principales

¿Churro o genialidad?: el arte de anotar sobre la bocina

  • Tiempo de debate: ¿son canastas propias del talento del jugador o más bien de la suerte y el azar?

En los últimos días, hemos vivido dos canastas sobre la bocina de esas que valen su peso en oro. Se suele hablar de "clutch player" para definir aquellos jugadores que le gusta tomar los últimos tiros y decidir en los momentos calientes del partido, pero otras ocasiones los partidos se deciden por jugadas que se quedan en esa estrecha frontera entre el talento y la suerte de los protagonistas. Además de las canastas de Alex Abrines para el Barça y de Alejandro Díez para el Peñarol argentino, vamos a recopilar otras canastas con el mismo patrón en los últimos años y a ver si entre todos llegamos a un acuerdo si son churros o genialidades.

 

ALEX ABRINES (FC Barcelona): El escolta mallorquín asumió la responsabilidad de la última jugada del Barça-Unicaja con su equipo cayendo por tres puntos. Ni la defensa y posterior manotazo de Jon Stefansson ni la ayuda de Ryan Toolson fueron suficientes para pararlo y Abrines se inventó un triple a tablero para enviar el partido a la prórroga. ¿Churro o genialidad?

 

NICO RICHOTTI (Iberostar Tenerife): El de Alex Abrines no fue el único triple sobre la bocina del fin de semana. Al final del partido que enfrentó a su equipo con Montakit Fuenlabrada, el escolta bahíense lanzó el balón desde su propio campo más como una acción de rabia que como un intento de anotar, pues el partido estaba decidido, y anotó una canasta fuera de tiempo que podría haber valido aunque sólo fuera por la larga distancia desde que se ejecutó la acción. ¿Churro o genialidad?

 

TERRELL MCINTYRE (Unicaja): Este canasta es quizás uno de los mejores momentos que se recuerdan en los últimos años en el Martín Carpena. Después de 40 minutos y una prórroga de pura emoción, Pablo Prigioni anotaba un triple a 4 segundos del final para poner al Real Madrid dos puntos arriba, pero no contaba con la genialidad del ex del Montepaschi que se abrió rápido para recibir el saque de fondo de su compañero, corrió el campo y con un tiro en rectificado con dos defensores del Real Madrid encima consiguió un triple que dio la victoria a Unicaja. Más allá del partido y de la canasta en sí, lo que realmente se hizo famoso del momento fue el "Dime que no estoy soñando" de Óscar Cuesta, narrador del encuentro en Orange Arena. ¿Churro o genialidad?

 

JAYSON GRANGER y PEPE SÁNCHEZ (Unicaja): Sin movernos mucho de Málaga, aunque esta canasta fue con Unicaja como visitante, vamos con una canasta de uno de los sucesores de T-Mac en el puesto de base. El coast-to-coast del uruguayo Jayson Granger sobre la bocina para dar la victoria en Euroliga ante Montepaschi es otro de esas canastas que quedan en la retina. Aunque si hablamos de Euroliga, Unicaja y de genios, es imposible no acordarse del histórico triple de Pepe Sánchez que valió una clasificación para la Final Four. ¿Churro o genialidad?

 

TYRESE RICE (Maccabi): Si hubo una canasta decisiva la pasada temporada, fue la que convirtió el eléctrico base del Maccabi Electra para decidir el título de la Euroliga a favor del equipo israelí. CSKA perdió el balón en el que debía haber sido el último ataque del partido y Rice corrió el campo para anotar una bandeja ante una buena defensa de Milos Teodosic.  ¿Churro o genialidad?

 

MILOS TEODOSIC (Serbia): Ahora que aparece en escena el gran base serbio, es inevitable traer a la memoria una canasta de infausto recuerdo para el baloncesto español y que Teodosic convirtió para eliminar a la Selección español en cuartos de final del Mundial 2010.

 

GIORGIOS PRINTEZIS (Olympiakos): Si la Euroliga 2013-14 se decidió con una canasta en la última jugada, hay que recordar la resolución de dos ediciones atrás, donde el ala-pívot griego fue protagonista y en esa ocasión con un tiro un poco menos ortodoxo que el comentado de Rice. Sin embargo, el premio fue el mismo: un título de Euroliga.

 

 

MARCELINHO HUERTAS (FC Barcelona): El base brasileño es el claro dominador en las últimas temporadas en lo que a canastas rocambolescas para decidir un partido se refiere. Sin levantar mucho la vista hacia atrás, tenemos dos claros ejemplos de ello: la canasta en rectificado que significó un pase a la pasada final de la Liga Endesa ante el Valencia Basket o un triple con un solo pie apoyado en la final de liga de hace dos años. ¿Churro o genialidad?

 

FERNANDO SAN EMETERIO (Baskonia): Si hay un ejemplo de jugada que vale oro es el 2+1 del capitán baskonista para decidir el título de liga de la temporada 2009-2010, aunque no es la única canasta del escolta sobre la bocina. En el partido en casa de esta temporada ante Unicaja, Saneme consiguió un triple de gancho en el final de una posesión.

 

TREVOR BOOKER (Utah, 9 enero 2015): Éste va a sin duda uno de los "circus shots" que más se recuerden en la NBA por años y años. Con 2 décimas de segundo de posesión, Gordon Hayward no encontró a quien pasar el balón bombeado para un palmeo y decidió darle el balón a Booker, que ni corto ni perezoso, palmeó de espaldas al aro y a la altura del pecho el balón para anotar una locura de canasta antes de que sonase la bocina de los 24 segundos. ¿Churro o genialidad?

 

ALEJANDRO DÍEZ (Peñarol, 12 enero 2015): El ala-pívot argentino fue protagonista inesperado del duelo entre dos de los mejores equipos de la Liga Nacional. Con empate a 79 en el marcador y última jugada para los milrayitas, el base Alejandro Konsztadt no consiguió anotar y Díez se hizo con el balón entre una maraña de jugadores, lanzó de espaldas y convirtió una canasta del todo inverosímil para evitar la prórroga y dar la canasta a los del "Tulo" Rivero. ¿Churro o genialidad?

 

FELIPE REYES (Real Madrid, 10 noviembre 2013): Si hablamos de canastas de espaldas sobre la bocina, la reina de esta categoría es la de Reyes... si se me permite el juego de palabras. El equipo blanco estaba en su momento álgido de la pasada temporada, donde los partidos se contaban por victorias contundentes y el equipo funcionaba como un auténtico rodillo. Con 0.4 segundos por jugarse del primer tiempo y los de Pablo Laso vencían con facilidad a la Bruixa d'Or por 51-28, Marcus Slaughter puso el balón en juego desde línea de fondo con un pase de "quarterback" y Felipe Reyes, controlando con dificultad, decidió lanzar de espaldas desde más allá del triple y casi cayéndose por la línea de banda para anotar una canasta que sorprendió a propios y extraños. ¿Churro o genialidad?

 

MICHAEL JORDAN (Chicago): El postre va al final y hablar de canastas decisivas sobre la bocina y no meter a Air Jordan. Para cerrar el artículo, deleitémonos una vez más con aquella canasta del 23 en el año 1998 que significó su sexto anillo en la NBA, y quien mejor para hacerlo, que la narración de don Andrés Montes.

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
6 años 4 meses
#Contenidos: 
598
#Comentarios: 
1,190
Total lecturas: 
2,430,865

Comentarios

Siendo serios, hay genialidades, y otras menos geniales. El tiro de Djorjevic contra Joventud en la final de la Copa de Europa, la canasta de Jordan frentre a Bryan Russell en la final del sexto anillo, el triple de Robert Horry en la final de conferencia frente a Portland, el tiro de Teodosic en la semifinal del europeo, que son explosiones de genialidad.
Luego están los jugadores decisivos, que les das la bola a final de partido, porque se la juegan y la meten, no siempre un clucht time, sino los dos últimos minutos donde le das el balón a Navarro, porque él te gana el partido.
Y luego están los churros, lo de Booker, lo de Felipe, el tripe a tabla de Marcelinho o el de Abrines, que entran, suman, y ganan partidos, pero que son lo que son, churros.

Totalmente de acuerdo. El comentarista en la tele hablaba del triple de Abrines como de una genialidad y no fue mas que un churro. Eso si, tuvo el merito de coger responsabilidad y jugarsela, pero fue un churro.

Como ya se ha dicho, hay que diferenciar en algunos casos; no es lo mismo la entrada de Saneme o un tiro clave bien posicionado que la canasta de Reyes, que es la madre de los churros. El de Abrines (aunque le desplazan ligeramente, y eso afecta) es una pedrada que entra (pocos tíos he visto que metieran triples a tabla a propósito como Sabonis) y así varios. Caso aparte es el de Huertas, que mete algunas inverosímiles (como la que nos fastidió una liga) pero es que se prodiga mucho, por algo será...

La historia de la ciencia está llena de grandes descubrimientos casuales: la penicilina, los rayos X, LSD, el fotograma o el celuloide, incluso los fuegos artificiales, parece. A ese fenómeno se le llama "serendipia", y está claro que en el deprote, en el fútbolo (el gol de Nayim, por ejemplo) en el basket (Huertas afirma entrenar esos tiros extremos), etc, etc, también pasa eso de la serendipia. Pero ojo, la "serendipia" parce que es una dama exigente, que sólo se deja cortejar por los genios. Así que quizás, lo propio sea hablar de un "churro genial".

Entrenar ayuda mucho, recuerdo que algún piloto - como Schumacher - revisaba a fondo todas las escapatorias de los circuitos para conocer sus posibilidades y así en caso de salida de pista tener "planes de actuación".
Los churros no se pueden entrenar pero sí se pueden entrenar los tiros extremos, a una mano, etc...

Si, si... el mundo mundial, se ha enterado que es la serendipia, gracias.
Yo creo que todo el mundo vió que fue un churro, y si fue un churro, llamémoslo por su nombre, churro.
Estoy de acuerdo que los algunos también se entrenan, por si entran de churro, y churro son, si entran.
El churro se le puede encuadrar en la física cuántica, que no es otra cosa, que: la ciencia que estudia los fenómenos desde el punto de vista de la totalidad de las posibilidades y entre las posibilidades esta que la bola entre o no pero, entonces no hay que aplicarla solo a los triples no ? Joer que lío, ha sido un churro, porque Abrines ha metido un churo y punto y el que los entrena tiene más posibilidades no ?. Entonces ha sido un churro que a falta de 3 segundos ha impedido que momentaneamente, 1 equipo fuera cabeza de serie en la copa, y otro ha impedido que otro casi perdiera toda posibilidad. Y tanta chorrada ( con perdón) por un churro

Yo agradezco tu mención , que sería del mundo del basket sin tus "inteligentes" comentarios de cada día , mi admiración por ti.... me sigues impresionando, y lo peor es que intuyo margen de "ampliación de presencia" y generosidad en compartir conocimietos.
Deberías postularte a Solobasket para tener una sección de basket, pero sin derecho a que te opinen en contra, claro, anímate !!

Yo agradezco tu mención , que sería del mundo del basket sin tus "inteligentes" comentarios de cada día , mi admiración por ti.... me sigues impresionando, y lo peor es que intuyo margen de "ampliación de presencia" y generosidad en compartir conocimietos.
Deberías postularte a Solobasket para tener una sección de basket, pero sin derecho a que te opinen en contra, claro, anímate !!

Qué poca gracia le das al asunto, hombre de Dios. Lo de Abrines es un churro en toda regla, pero por ejemplo, la canasta de la final contra el Madrid de Huertas es una genialidad, además de un churro. Y Marcelo ha anotado muchísimos tiros así a lo largo de su carrera. Muchísimos.

Lamento tu sentido del humor, pero un churro es un churro, y sólo es bomear sobre la palabreja.
hablando de poca gracia es lo ocurrido a unos cientos de baskonistas que han comprado un abono para la copa, sin estar clasificados, eso si que carece también de gracia aunque quizas a alguno se la haga, no es mi caso.

Pues a mí ya me gustaría estar entre ese ramillete de aficionados q irán a disfrutar de las Canarias, de su clima y de buen basket, aunque nme falte el Baskonia. A q no adivinas a quién animaría yo? Por cierto, es verdad eso q dice furruchas? Si lo fuera, q no lo sé, vais a quedar en muy mal lugar como afición. De todas formss, tú siempre tan agradable, y luego dices lo de opinar a la contra, madre mía...

Yo creo que genialidad y churro son dos cosas distintas, aunque mas que genialidad diría suerte. Suerte es cuando tiras a la desesperada pero intentas meterla y eso es lo que hace Abrines junto con las docenas de canastas que se ven en los vídeos. Muchas son afortunadas pero se ve claro que hay intención aunque la técnica sea surrealista - ver la mítica de Reyes o la de hace poco de un tipo de los Jazz - son canastas de suerte.
Churro para mí es cuando la metes sin querer, que de esas hay unas cuantas... en canasta propia, sacando de fondo, de banda - en el vídeo creo que hay alguna de esas - o alguna vía cabezazo involuntario al caer la pelota en la cabeza de un despistao, eso sí es churro!

Yo creo que los comentaristas deberian saber diferenciarlo. Lo de Abrines fue un churrro, un tiro que no era tan lejano no puede entrar a tablero a base de talento, eso es un churro y no tiene ningun merito por parte de abrines. Fue un tiro defectuoso. En otras ocasiones si es genialidad con un punto de suerte.

Yo no creo que haya tanto lugar a debate. Algunas requieren de más talento que otras, obviamente. Pero en los lanzamientos de larga distancia sobre todo, y en algunos churros más cercanos (como el de Granger del año pasado), el tiro es una genialidad y al mismo tiempo de una coña impresionante. Es decir, que el hecho de que sea genial no quita que la suerte haya podido influir mucho. Sin embargo, cuando vemos que en ocasiones se repite siendo el mismo jugador el que tira, como en el caso de Huertas (que no sé cómo lo hace, pero desde hace años anota tiros imposibles), quizás es que no es tanta, tanta casualidad. Hay una combinación de factores, pero en penetraciones como la de San Emeterio o la canasta de Printezis, sí que hace falta tener nervios de acero y algo de talento en esa clase de lanzamientos.

Estoy bastante de acuerdo contigo. Aquí canastas que tienen un mismo resultado, como puede ser una Euroliga, y no tienen nada que ver. Valgan las de Tyrese Rice y de Giorgios Printezis como ejemplo.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar