Solapas principales

Coviran Granada, dulce venganza contra el Breogan (80-70)

  • Los nazaríes han conseguido un triunfo que les sirve para cobrarse una "vendetta" particular por la derrota hace dos años en el último partido de la Final LEB Oro.
  • Petit Niang volvió a realizar un partidazo saltando desde el banco

Partido con sabor amargo en el recuerdo reciente del aficionado granadino. Rio Breogan fue el equipo que privó del ascenso, de una forma cruel, a Conviran Granada hace dos años, cuando los gallegos barrieron de la pista a los granadinos, en el Palacio Municipal de los Deportes de Granada, en el tercer y definitivo partido de la Final LEB Oro.
Hoy, dos años después, en la Jornada 8 de Liga Endesa, han vuelto a verse las caras nazaríes y breoganistas en un duelo marcado por la igualdad. Antes de comenzar el encuentro ambos conjuntos partían con un parcial 4-3 en el balance de victorias-derrotas, décimo clasificado contra séptimo, con Alex Renfroe (14.6 Val) y Ethan Happ (17.7 Val) como hombres más importantes por cada escuadra, pero todos estos números, una vez que el balón salió de las manos de Daniel Hierrezuelo, quedaron en anécdota.

Primera mitad con claro color rojinegro.
Tras unos primeros 5 minutos de tanteo, con parcial 11-11, el juego exterior local se fue imponiendo poco a poco con la salida de la triplete-dorada formada por Christian Diaz, Lluís Costa y Tomas Bropleh. Coviran Granada impuso su ritmo, más dinámico, gracias al dominio en el rebote y a la presión sobre los exteriores breoganistas. Se llegó al final del primer cuarto con 26-19 y señales de atasco en el ataque gallego con Bramforth (3pts), Happ (2pts) y Nenadic (0 pts) muy bien defendidos. Toni Nakic el mejor por los visitantes con 9 puntos, 3 rebotes, con tan sólo un fallo en el lanzamiento… aunque se ha prodigado poco.
El segundo cuarto fue un naufragio desde el perímetro de los hombres de Veljko Mrsic, una tarjeta de 1/8 en T3 condenaron a los jugadores celestes que tan sólo pudieron reaccionar de la mano de Happ y Nakic en zonas interiores al final del cuarto. Estuvieron mejor los gallegos en el rebote que, de los 14 puntos anotados en el segundo cuarto, obtuvieron 5 tras rebote ofensivo.
Coviran Granada, con un juego muy coral, fue aumentando su distancia gracias a que defendió mejor, atacó mejor y encontró mejores posiciones gracias, sobre todo, a un inspiradísimo Alex Renfroe, que al descanso firmó 11 puntos, 7 asistencias y 3 rebotes, con 19 de valoración.

 

 

Tercer cuarto con dos momentos bien deiferenciados. Mientras que en el inicio la tónica fue de dominio local, el desacierto de los granadinos dio oportunidad a Breogan a recortar distancias. Los de Mrsic gracias a una mejor defensa, varias recuperaciones de balón y un mayor acierto ofensivo se metieron en el partido justo para enfilar el último cuarto.
Bramforth (10 pts), Erik Quintela (8 pts), Justin Hollatz (7 puntos) y Arteaga intimidando en la zona fueron los hombres que propiciaron la reacción gallega.
Coviran Granada, que acabó cometiendo un rosario de faltas al final del tercer cuarto, acabó algo descentrado en pista perdiendo una renta que mantuvo por encima de los diez puntos durante muchos minutos. Al descanso marcador 62-56 con canasta final de Sergi García para confirmar la reacción del Breo en Granada ante un Palacio que no dejó de animar a los suyos.

Último cuarto jugado con la máxima intensidad.
Nenadic abrió el marcador del cuarto, aunque Petit Niang fue el protagonista en los minutos posteriores con varias acciones de mérito, tanto en ataque como en defensa. Coviran Granada consiguió estirar la renta de cuatro hasta los 9 puntos, pero Breogan no le perdía la cara al partido en ningún momento con zona presionan aplicada a partir del minuto 6 que tuvo poca incidencia.
Lluís Costa sacó la magia a pasear en ataque y en defensa, Alex Renfroe volvió con su clinic de ase en los últimos cinco minutos, Petit Niang dominaba la zona y Tomas Bropleh apuntillaba desde el perímetro. Demasiados elementos para la marea celeste, aunque Happ lo intentara incansablemente en la zona ni Bamforth ni Hollas estuvieron a la altura de las circunstancias, cometiendo varios errores que condenaron a su equipo.
Los tres últimos minutos del encuentro fueron un trámite que los granadinos supieron resolver a su favor.


 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
15 años 2 meses
#Contenidos: 
964
#Comentarios: 
6,525
Total lecturas: 
5,667,149

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar