Solapas principales

Cajasol celebra su victoria ante la Benetton en la semifinal de Eurocup (foto: www.baloncestosevilla.com)

Cuando el Caja acarició la gloria del viejo continente (2011)

  • Unics Kazan impuso su dominio para romper las ilusiones de los sevillanos
  • Earl Calloway, Paul Davis, Tomas Satoransky o Txemi Urtasun eran alguna de las piezas de un puzle dirigido por Joan Plaza

La década que está a punto de acabar ha sido un periodo agridulce para el baloncesto en Sevilla. El aficionado al deporte de la canasta en la capital andaluza ha vivido momentos de mucho placer y también ha sentido en sus carnes las páginas más tristes del baloncesto sevillano. Pero este artículo pretende remarcar la mayor hazaña lograda en competición europea por el Club Baloncesto Sevilla. Nos referimos al acceso a la gran final de la Final Four de la Eurocup en la temporada 2010/2011 por parte del Cajasol.

El relato del hito comenzó hace justo una década. Cajasol afrontaba la temporada 2009/2010 con ganas de encontrar estabilidad. Cambió el color negro por el azul en su vestimenta. Y en el banquillo, Joan Plaza relevó a un Pedro Martínez que había llegado mediada la temporada 2008/2009 para salvar a un equipo que, inmerso en la Eurochallenge, empezaba a coquetear con el descenso. El nuevo entrenador de los cajistas venía de debutar en los banquillos de la mano de un Real Madrid al que hizo campeón de una Copa ULEB y una Liga ACB. Plaza construyó un equipo veterano con guerrilleros como Dusko Savanovic, Tyrone Ellis o Tariq Kirksay, complementado con promesas del nivel de Tomas Satoransky y Joan Sastre.

18320_0.jpg

Joan Plaza dando instrucciones en el banquillo de Cajasol (Foto: ACB Photo)
Joan Plaza dando instrucciones en el banquillo de Cajasol (Foto: ACB Photo)

Cajasol acabó la primera vuelta en sexta posición. Tres años después, el equipo regresó a la Copa del Rey, celebrada en Bilbao. Los hispalenses vendieron cara su derrota con el Barça, campeón a posteriori (72-77). Los sevillanos no bajaron el pistón en la ACB y acabaron la liga regular en sexta posición de nuevo. El Caja no participaba en los PlayOff desde la temporada 1999-2000. Esperaba en la lucha por el título otro toro bravo, el Real Madrid. A pesar de vencer en Madrid en el primer partido (60-66), los madridistas dieron la vuelta en las dos citas en San Pablo.

Aunque el equipo iba a jugar de forma directa la Eurocup, la planificación para la temporada 2010/11 no fue sencilla. La entidad sevillana no logró alcanzar una renovación con baluartes en cursos anteriores como Ellis o Savanovic. Estas bajas fueron suplidas por gente como Txemi Urtasun, Louis Bullock o el center Paul Davis.

Dentro del Grupo G de la primera fase de la Eurocup, CEZ Nymburk (Rep. Checa), Hapoel Jerusalem (Israel) y VEF Riga (Letonia) serían los competidores de Cajasol en su aventura por Europa. Los sevillanos estuvieron dubitativos en esta primera fase de la competición. Pero lograron pasar al Top 16 tras vencer en la pista del Hapoel Jerusalem por 70-84.

26573_4.jpg

El quinteto del Cajasol dialoga sobre la cancha (foto: FM)
El quinteto del Cajasol dialoga sobre la cancha (foto: FM)

En la siguiente fase, Cajasol se jugaría el pase con el Panellinios griego, la Benetton de Treviso italiana y el Alba de Berlín alemán –curiosamente dirigido en la actualidad por uno de los mejores entrenadores vistos en el banquillo de San Pablo, Aíto García Reneses-. Los hispalenses despejaron las dudas de la primera fase con un balance de 5 victorias y un solo partido perdido frente al club italiano. Cajasol llevaba el pasaporte a los cuartos de final de la Eurocup en el bolsillo y estaba a un solo paso de acceder por primera vez a una final a cuatro en Europa.

Mientras en Europa las cosas marchaban de cara, en la ACB los cajistas pagaban el esfuerzo europeo.Cajasol se quedó fuera de la Copa del Rey y de los PlayOffs por el título. El equipo navegó por la zona templada de la clasificación durante toda la temporada, pero en ningún momento llegó a consolidarse en los puestos altos de la tabla. Aunque la temporada en liga no fue la más idílica, dejó para el recuerdo una remontada de ensueño en el derbi andaluz contra Unicaja en San Pablo. El equipo entrenado por Joan Plaza acabó llevándose por 82-77 un choque que perdía 66-70 a menos de minuto y medio para el final.

 

El Budivelnik de Ucrania sería el último escollo a superar para los de Joan Plaza. Cajasol hizo el camino cuestabajo en el partido de ida con un gran Txemi Urtasun. Los hispalenses vencieron a los ucranianos por 67-49. Renta que los pupilos de Plaza administraron con solvencia en Dnipropetrovsk a pesar de caer en tierras ucranianas por 80-77. El club sevillano ya había escrito una nueva página dorada en la historia del club y quería completar la historia llevándose el trofeo de campeón de la Eurocup en la Final a cuatro que Treviso acogería en el mes de abril de 2011.

Como si se tratase de la batalla de las Termópilas, alrededor de 300 aficionados del anterior Caja San Fernando hicieron las maletas para animar a los sevillanos en Treviso. La Final Four quedaba conformada por el equipo andaluz, Unics Kazan, Cedevita Zagreb y la anfitriona y vieja enemiga de Cajasol en el top 16, Benetton de Treviso. El sorteo de semifinales cruzó por un lado a rusos y croatas y por otro lado a transalpinos y españoles.

30507_0.jpg

Txemi Urtasun contra Budivelnik en cuartos de Eurocup (Foto: Cajasol)
Txemi Urtasun contra Budivelnik en cuartos de Eurocup (Foto: Cajasol)

La Final Four de la Eurocup se jugó a las puertas de la semana más especial para muchos sevillanos, la Semana Santa. El Viernes de Dolores, los sevillanos se enfrentaban en el Palaverde de Treviso a la Benetton. Los cajistas no eran favoritos en las apuestas. Joan Plaza había asegurado que si el equipo se llevaba el torneo estaba dispuesto a hacerse un tatuaje, nadar por el Guadalquivir o bailar con Falete. Sin embargo, Tariq Kirksay y Louis Bullock, con 16 y 14 puntos respectivamente, llevaron en volandas a Cajasol a la final (63-75). La Benetton, a pesar de la aportación de Massimo Bulleri (15 puntos) y Stefan Markovic (13), se vio superada por un Cajasol que el Domingo de Ramos afrontaría la cima de reto con Unics Kazan enfrente.

Sin embargo, no todo sería oro para los andaluces. Durante la semifinal, Earl Calloway sufrió una luxación en el hombro. El base de Atlanta era duda de cara a la final. Con gran parte de Sevilla echada a la calle para ver las procesiones, más de uno las veía preguntando de vez en cuando cómo iba el Caja. Los hispalenses no tuvieron ninguna opción frente a Unics Kazan, que amparado por un enorme Maciej Lampe impuso su poderío desde los primeros minutos. Cajasol llegó a ir perdiendo por 20 puntos durante el segundo cuarto. Y aunque Plaza tiró del infiltrado Calloway, no bastaba a los suyos para ir al descanso con una importante desventaja (51-36).

Reajustando la defensa, Cajasol endosó a Unics Kazan un parcial de 4-12 que permitió a los andaluces soñar (55-48). Los rusos tornaron el sueño en pesadilla, pues su defensa, unido al acierto desde el triple de los Marko Popovic, Zakhar Pashutin, Kelly McCarthy y compañía a la cabeza y el poderío en ambas pinturas acabó con las opciones de los cajistas (92-77).

CajasolFinalEurocupTreviso.jpg

Los jugadores del Cajasol, decepcionados tras perder la Final/Foto: Eurocup Basketball

A pesar del subcampeonato, Sevilla estaba orgullosa de su equipo de baloncesto. Muchos años después, el baloncesto volvía a hacer competencia, de forma efímera, a los dos gigantes futbolísticos de la capital de Andalucía. Cajasol había asentado las bases de un proyecto joven y con ilusión. Años más tarde, el club retocaría cosas. Por el club pasarían Aíto García Reneses, Kristaps Porzingis o Willy Hernangómez, entre otros. Piezas que despertarían de nuevo una ilusión que entre la afición no se ha vuelto a despertar.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 7 meses
#contenidos: 
56
#Comentarios: 
181
Total lecturas: 
145,477

Comentarios

Caja San Fernando / Cajasol, como hacer las cosas bien con poco dinero y hacerlas muy mal con todavía menos.
Alguno imagina qué haría un equipo en Europa con Satoransky de base, Joan Sastre de 2, Porzinguis de 4 y Oriola suplente, Willy de 5 y Balvin suplente, todos forjados y/o formados de Sevilla en sus primeros pasos en el profesionalismo, junto a otros como Radicevic, Beqa Burjanatze o incluso Paul Davis.