Solapas principales

El Barça pasa por encima del anfitrión y se cita con el Madrid por el título (74-87)

  • El Barcelona llega a la final, en la que se enfrentará a su eterno rival
  • El Granca solo creyó con los triples de Eriksson, pero fue inferior en el global

Heurtel: Se jugó a lo que diseñó Pesic, que fue maravillosamente plasmado por Heurtel en la pista. El base francés, con catorce asistencias y fue el auténtico dominador del partido. Ninguno de los tres bases amarillos pudo frenarlo y, hasta el final, estuvo creando ventajas y espacios para sus compañeros. Con sencillos pick and roll, en la cabecera, Heurtel encontraba camino libre para asistir a las alas o a los pívots bajo canasta. Su primera opción siempre era buscar a un compañero y lo de anotar fue secundario.

Equilibrio y orden: El Granca, con los mismos problemas de toda la temporada. Recibe muchísimas bandejas y canastas sencillas y, en este partido la dependencia de Eriksson fue enorme, ya que la defensa del Barcelona anuló casi todas las vías de anotación de los amarillos. El comienzo del tercer cuarto, después de la enorme reacción con los triples del sueco, fue muy pobre. Sin producir en ataque, con continuas pérdidas de balón y horrible selección de tiro. El Barça vivió de la distancia que obtuvo en este tramo del partido y el Granca lo intentó, pero sin ideas ni un juego ordenado.

Pesic: Ha cambiado la cara a un Barcelona que lleva dos temporadas con muy malas sensaciones y resultados. Y lo ha hecho en un torneo que es perfecto para cambiar dinámicas. Mañana tendrán la prueba más difícil, ante el peor rival posible, pero vislumbrando un trofeo, algo que se veía muy lejos en la sección de basket en Can Barça. El cambio de actitud de los jugadores, para muchos demasiado grande a lo demostrado con Sito Alonso, ha sido plausible y pelean por cada balón con una intensidad que no se habia visto esta temporada.

Salieron los jugadores del Barcelona muy activos, con un juego fluido y ataques rápidos, anotando desde posiciones diferentes. El Granca iba más despacio, guiados por Rabaseda y un omnipresente Aguilar (un triple, un tapón, una bandeja y un robo), a remolque desde el principio. El Granca trataba de mejorar su defensa para ser más competitivos, pero tenían problemas para controlar la velocidad con la que jugaban los catalanes. El Barcelona estaba siendo más duro, jugando con más intensidad y complicando la vida a los amarillos, que no encontraban buenas opciones ofensivas (15 a 21).

Las sensaciones del Herbalife estaban siendo peores de lo que demostraba el resultado, hasta que dos triples seguidos de Ribas pusieron la máxima (19 a 28), después de la séptima pérdida de los anfitriones. De repente, la táctica del Granca fue buscar a Pasecniks, y el letón respondió, una y otra vez. En el ataque blaugrana no destacaba nadie, pero iban apareciendo casi todos. Todos compartiendo el balón, cargando el rebote ofensivo y cerrando líneas de pase. Con este panorama aparece Eriksson, con cinco triples seguidos y pone patas arriba al Gran Canaria Arena (39 a 37). El Barça cometiendo todos los errores que no había hecho hasta ahora, sobre todo pérdidas de balón ante una gran presión defensiva del rival y encomendándose a Heurtel para minimizar el descalabro (43 a 41).

 

El paso por los vestuarios no sentó bien a los amarillos, que no paraban de cometer errores infantiles, pases sin sentido y tiros muy forzados. Los azulgrana alternaban errores groseros, con ataques más equilibrados, buscando a Tomic e intentando crear ventajas con un Heurtel muy superior a Mekel. El Barcelona solo tuvo que aprovechar la ventaja que le ofrecía el rival para ir incrementando la diferencia y elevarla hasta la decena (49 a 59). Los triples de Ribas, Navarro y Claver (en el último suspiro del cuarto) acabaron con una breve reacción del Herbalife y dieron al Barça su mayor ventaja en el partido, antes de afrontar el último parcial (56 a 68).

A estas alturas, el choque estaba siendo muy poco atractivo, con predominio de errores y ataques muy espesos. El Barça dejando morir el partido, pero sin matarlo y el Granca muy precipitado, atacando con poca claridad de ideas, a pesar de estar jugando con dos bases. La distancia seguía siendo cómoda para los de Pesic, que, sin brillantez se acercaban a la final. Los amarillos seguían sin jugar con equilibrio, malas selecciones de tiro y muy incómodos ante la defensa blaugrana. Con Heurtel a los mandos, dirigiendo con maestría y anotando, el Barça alcanza a una final después de los malas sensaciones con las que llegaba a la Isla.

 

 

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 10 meses
#Contenidos: 
183
#Comentarios: 
551
Total lecturas: 
382,149

Comentarios

Pues ahí está el Barça en la final, exactamente al revés de lo que había pronosticado. En la misma línea, sigo sin darle chance para la final. Yo creo que esto que está haciendo el Barça en la copa está bien para recordar a los culés aquello de que los árboles no les impida ver el bosque: sin bien al Granca le ganaron con solvencia, y su mérito tiene, al Baskonia que jugó con tres a su nivel y sin bases, por bien poquito. El Madrid, que ganó cuando quiso y como quiso al Iberostar, los podrá en su sitio. Pero q nadie se equivoque con mi comentario: por mí que haya un partido largo, con prórrogas, polémicas y que el que gane, lo haga por los árbitros, para que así cualquiera de los dos, pruebe de vez en cuando su propia medicina: otro Madrid-Barçça,qué aburrimiento, con lo bonita que hubiera sido una final canaria. Lástima.

El Barça ha pasado de ser un circo para el rival, provocando alegrías en los espectadores rivales, a ser un equipo serio, trabajador, defensor, y que ahora mueve la bola;, el granca sólo pudo asistir como espectador ,a unos vengadores que quieren la copa y acabar con la supremacía blanca en el torneo del k.o y a buena fe que pueden lograrlo.

Un Barcelona muy superior que movía bien el balón y encontraba buenas situaciones de pase o tiro. El 2 cuarto del grancaha sido un espejismo maravilloso al que nos llevó Erickson. Nefasto tercer cuarto donde muchos jugadores y Casimiro no estaban y no se les esperaba. Eso sí, pese a las continuas pérdidas de balón los jugadores del granca tuvieron entrega y lucha. El rival fue superior. Si bien el Madrid parte como favorito por el conjunto del año, el mejor equipo de la copa está siendo el Barcelona. Podrá ser consistente tres partidos?por favor, con la vuelta de Pauli, corten a mekel.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar