Solapas principales

El futuro de Valencia Basket: el verano más fallero para ilusionar a base de estrellas

Hace ahora un par de meses, en pleno fase final de la desescalada, quisimos jugar a ser adivinos contando con algunas de las voces más autorizadas en cuanto a la actualidad de Valencia Basket se refiere. Contactamos y preguntamos a algunos de los periodistas que más siguen el día a día del club valenciano, para intentar esclarecer qué podría ser del futuro incierto de una plantilla llena de incógnitas, con muchas finalizaciones de contrato, y con una Fase Final Extraordinaria por disputar, que ha traído (a la postre), algunas conclusiones significativas para las decisiones que se debían tomar. Como era de esperar, ninguno hizo pleno, pero aquí traemos de nuevo aquel ejercicio de visionismo:

Por aquel entonces, eran siete jugadores más el entrenador los que tenían pendiente confirmar con el club si iban a renovar o si por el contrario finalizaban su etapa en Valencia, y a ellos hay que añadir un par más que, aún con contrato, su futuro no estaba garantizado. Además, ha acabado por aparecer algún caso de jugadores con contrato y con su futuro teóricamente asegurado, pero que el tiempo y su buen hacer, han traído pretendientes a las orillas del Turia para llevarseprevio pago, al jugador a otro destino. Hablamos, ya lo saben, de Alberto Abalde, cuyo futuro se encuentra en Madrid y cuya cláusula (1’5M de €) ha llenado las arcas valencianistas, que ahora disponen de mayor margen de maniobra para afrontar otras operaciones.

rs269565_firmar_acb_photo-scr.jpg

Abalde y Ponsarnau (ACB Photo / JM Casares)

Centrándonos en lo deportivo, tras un año de muchos vaivenes y una fase regular bastante mediocre, se llegaba al tramo final del curso con las aspiraciones puestas en la Euroliga, con opciones reales (aunque complicadas) de meterse en el top8, y con unos playoffs de Liga que eran toda una incógnita. Pero el covid-19 detuvo el tiempo y cambió el panorama de arriba a abajo. Todo lo que pudiera pasar, se diluyó como el virus entre gel hidroalcohólico, y la nueva normalidad trajo el fin de la Euroliga 19-20 (desierta), y una Fase Final Extraordinaria de Liga Endesa que fue precisamente eso, extraordinaria.

Valencia Basket defendió hasta la ronda de semifinales su rol de anfitrión, y además de ofrecer sus instalaciones, ofreció buen juego y buenas señales de cara al futuro. Se pelearon a cara de perro con Baskonia (al final campeón), por una plaza en la final. Hubo incluso una bola para abrir las puertas de par en par, pero aquel lanzamiento de Loyd no entró y los de Dusko saborearon la victoria entre las lágrimas de los locales, que despedían la temporada con una sensación amarga de lo que pudo ser y no fue. Pero al margen de la tristeza, como decíamos, el equipo dio una buena imagen en general, y algunos de los jugadores se ganaron un nuevo rol en el equipo y su continuidad en el club. Los tres grandes protagonistas fueron Mike Tobey, Alberto Abalde, y Sam Van Rossom, por ese orden. Y por supuesto, Jaume Ponsarnau, que pocos días después de caer ante los vitorianos, firmaba su renovación y saseguraba al menos su tercera temporada consecutiva a los mandos de la nave taronja. Vayamos pues con la situación actual de la plantilla, dos meses después de aquél “juego” en el que embolicamos a los expertos, y de paso veremos quién anduvo más cerca en sus pronósticos:

rs269505_firmar_acb_photo-scr.jpg

Duby y Labeyrie celebrando (acb Photo / J.M. Casares)

jugadores con contrato / renovados (re)

Guillem VIVES

Uno de los cinco jugadores con contrato vigente, el base catalán afrontará si no hay sorpresas su sexta temporada en Valencia. Su perfil de jugador ha evolucionado y actualmente asume el rol de base defensivo y con mayor confianza en el lanzamiento de tres (37’5%). Esta última temporada las lesiones sólo le han permitido disputar 20 partidos, con 9 titularidades. Con la llegada de Hermannsson y la renovación de Van Rossom, apunta a tercer base, aunque sus condiciones le permitirán ser una pieza importante en el esquema de Ponsarnau. 

Quino COLOM

Una de las mayores incógnitas que quedan por resolver en la plantilla. Quino no ha alcanzado el nivel esperado, y el club está tratando de encontrarle una salida haciéndole ver que, de no concretarse, sería el cuarto base. Le costó entrar en forma tras el Mundial, y sólo ha ofrecido en cuenta gotas el potencial que se le suponía, siendo además muy inestable desde la línea de tres para un equipo que apuesta mucho por el lanzamiento exterior. Van Rossom le ha ganado la partida claramente.

Sam VAN ROSSOM (RE)

El belga sigue demostrando año a año que es fundamental en este equipo. Una temporada más ha sido el base más regular y determinante, con mayor oficio y mejor lectura del juego que sus compañeros. Su habilidad para el pick&roll con los pívots, junto a su velocidad en transición más la amenaza exterior, le han valido una renovación por la que no muchos apostaban. Disputará su ocatava temporada como taronja, y pese a ser de los que más sufre por la exigencia física de la Euroliga, volverá a ser importante para Ponsarnau. 

Joan SASTRE

Temporada “silenciosa” del balear, en la línea de las últimas y de su perfil de jugador. Sigue sin ser el mismo que aquel exuberante exterior que intimidaba en defensa y volaba a la contra, pero ha ido creciendo (muy) paulatinamente desde su fatídica lesión, y ha sido de nuevo de utilidad para el técnico catalán. Con un año más de contrato, hay quien apostaba por que fuera cortado, pero su experiencia y su condición de cupo sugieren que lo cumplirá. En sus manos estará volver a explotar y convertirse de nuevo en un jugador desequilibrante para poder renovar el próximo verano.

Vanja MARINKOVIC

Sin haber sido todo lo regular que hubiera querido el aficionado valencianista, el serbio ha sido una de las noticias más positivas del año, y eso que no ha contado con la confianza plena de Ponsarnau. Pese a sus escasos minutos (12’5 de media), ha demostrado tener una muñeca fiable, acompañada de un físico poderoso. Además, posee una personalidad y confianza que le hacen crecerse en los momentos calientes. Quizá hay más “futuro” de lo que ha podido mostrar en realidad, pero si un grande como Fenerbahce se ha fijado en él, será por algo.

Fernando SAN EMETERIO (RE)

Un año más, “San Cementerio” (Fermoso dixit) ha demostrado que cumplir años no le resta calidad. Ya con 36, El Santo ha vuelto a ser importante en momentos puntuales y ha completado una temporada más que aceptable, con cerca de 8 puntos por partido y buenos porcentajes de lanzamiento. Ha vuelto a ganarse la renovación por lo que disputará su sexto curso en Valencia, donde sigue dejando huella y sigue siendo de los más buscados cuando la bola quema.

_jmc0950.jpg

San Emeterio penetrando (Solobasket: JM Casares)

Louis LABEYRIE (RE)

Otro de los recientemente renovados pese a algunas dudas en una parte de los aficionados, más especialmente tras sus polémicas declaraciones durante el confinamiento. El francés posee unas cualidades más que aprovechables gracias a su físico, pero debe confiar más en su potencial y soltarse en ataque, donde puede ofrecer más de lo que ha dado. En defensa, su envergadura es muy importante y debe ser un puntal en el rebote. 7’1 puntos y 5 rebotes, con un 33% en triples en 20 minutos, es un buen punto de partida

Bojan DUBLJEVIC

El buque insignia de la plantilla y la entidad llegó completamente fundido a la Fase Final. Debió perder la forma más de la cuenta durante el confinamiento, y en los entrenamientos previos estuvo muy lastrado por varias molestias, por lo que no pudo ofrecer ni el 50% de su nivel en los últimos partidos de la temporada. Deberá empezar a tope el próximo año si no quiere comenzar a escuchar el runrún de una Fonteta que le idolatra pero que le exigirá estar al nivel de su contrato. Si recupera la forma, es uno de los mejores pívots del continente, como vilvió a demostrar en n puñado de partidos antes del parón.

Mike TOBEY (RE)

La gran sorpresa de la temporada, o más concretamente de la FF Extraordinaria. “MVP oficioso” de la primera parte de esta Fase, su actuación fue espectacular, con 14’3 puntos, 10’5 rebotes y 20’7 de valoración como promedio. Es un pívot único por su rapidez al contraataque, su finalización del P&R y una mano que lo convierte en un interior moderno muy difícil de detener. Este año tendrá que demostrar que puede pasar de ser un pívot dominante en Eurocup a ser también decisivo en Euroliga, que hasta hoy le ha quedado algo grande.

bajas

Jordan LOYD

Hasta el Abalde Gate, era la baja más dolorosa del equipo este verano. El norteamericano tuvo una temporada con cierta irregularidad, pero apareció casi siempre en los partidos grandes, con actuaciones memorables como algunos partidos contra el FC Barcelona, y se ganó a la afición por su carácter e implicación. Su final fue amargo, tanto en lo deportivo (erró el triple que valía una final frente a Baskonia sobre la bocina), como en lo contractual, ya que deslizó en redes que se cansó de esperar una propuesta que no llegó, y acabó firmando por Estrella Roja.

Alberto BALDE

El bombazo del verano a día de hoy, más allá de lo que suceda en Barcelona. Fue el otro gran triunfador de la Fase Final, y el Real Madrid se fijó en él como parte principal de la nueva obra que prepara Laso para la 20-21. Más allá del vacío por el talento y por el futuro que se vislumbra, deja un millón y medio de € que servirán para aumentar el nivel de la plantilla en varias posiciones clave. Ha sido una relación de win-win, porque el jugador ha crecido mucho en un entorno favorable, pero además de lo deportivo, ha dejado 1’2 millones netos de beneficio tras tres años. 

rs273001_firmar_acb_photo-scr.jpg

Alberto Abalde (ACB Photo)

Aaron DOORNEKAMP

Hace un año casi nadie hubiera llorado la salida del canadiense. Pero a lo largo de esta temporada-interruptus, el alero ha acabado convenciendo a la gran mayoría de la afición taronja, que ha acabado valorando especialmente los intangibles de un jugador que vive de su brega, su tensión, su sacrificio, y por qué no, de su muñeca (a veces algo atascada). Sin embargo, ha finalizado su periplo en Valencia con un 43% de acierto desde el 6’75, y ha capturado rebotes ofensivos como para llenar el maletero de un barco. El club lo incluyó en el derecho de tanteo, pero Tenerife le ofreció 3 años (tiene 35) y Mulero y compañía lo dejaron ir. Volverá a la Fonteta y será ovacionado, si la ‘nueva normalidad’ lo permite.

Brock MOTUM

Poco que añadir sobre su salida, puesto que se explica sola. Fue el gran bluf de la temporada, y probablemente no sólo en Valencia sino en la Liga (se aceptan réplicas). Nunca se enganchó a la rueda, siempre estuvo fuera de sitio, y sus lagunas defensivas serán recordadas años. Que tenga suerte y recupere su estrella allá donde vaya.

Maurice NDOUR

Ni chicha ni limoná. Alternó momentos buenos con grandes vacíos, y aunque tiene condiciones para poder ser importante, no ha habido paciencia con él y no costó mucho decidir su salida. Encontrará acomodo fácil y puede seguir cerca de la élite, pero en Valencia no ha acabado de mostrar el nivel ofrecido en anteriores equipos, y lo más lógico sería verlo en Eurocup que en EL

fichajes

Klemen PREPELIC

El primer fichaje taronja del verano comenzó a situar el listón, que por fin está siendo alto. Máximo anotador de la pasada temporada (también de la FFE), el escolta esloveno dio dos pasos hacia atrás para coger impulso, y ahora vuelve a subir un peldaño. Hay dudas respecto al rol que pueda tener y a sí se adaptará a no ser la “única” referencia ofensiva. Deberá elegir mejor sus tiros, pero si funciona, Valencia ha encontrado un anotador exterior que revitalizará el perímetro y puede hacer mucho daño.

Derrick WILLIAMS

A día de hoy puede ser el gran fichaje de la temporada en la Liga Endesa. Un número 2 del draft con buena trayectoria NBA e impacto inmediato en Europa. Un 4 versátil, rápido, potente y con buena mano, que además dejará highlights semana sí, semana también. Prepárense para verlo en el Top7 Kia cada lunes, y quién sabe hasta dónde puede llegar a poco que se amolde bien a la ciudad y al equipo. Muchas ganas de verlo por Valencia.

_jmc4936.jpg

Mate Derrick Williams (JM Casares)

Martin HERMANNSSON

Otro de los grandes fichajes de Valencia Basket en un verano atípico por la ilusión y la unanimidad del ‘respetable’ en cuanto a la crítica. Base joven (25 años) que viene de hacer un gran año en Euroliga, tras otros más que decentes en Eurocup con el Alba. Aportará frescura, visión de juego, imaginación y velocidad al ataque valencianista. Sin ser todavía una megaestrella en Europa, los expertos dicen que puede ser una de las sensaciones de la temporada.

 

Nikola KALINIC

La última bomba en sonar en Valencia, que está este verano escuchando más estruendo que en las Fallas, será porque este año no hubo. Alero de máximo prestigio y de los mejores 3 disponibles en el mercado europeo. Nacido en Serbia, 29 años, los cinco últimos en Fenerbahce, y entrenado los tres últimos por el maestro Obradovic. Finaliza contrato en Turquía y todo apunta a que podría ser el deseado 3 que buscaban en la Fonteta. De confirmarse, ojito con el quinteto de los taronja... 

rumores

Jonathan BARREIRO

A la espera de que Abalde llegue con el cheque y deje un cupo desierto, el “otro” gallego sería el máximo candidato a ocupar el puesto del nuevo madridista. Con sólo 23 años ya tiene 4 de experiencia en ACB, todos ellos en Zaragoza, y es uno de los valores españoles más sólidos a día de hoy. Con sus aptitudes y su 2’05, puede seguir creciendo en compañía de los Sastre, San Emeterio, Van Rossom y los fichajes que llegarán, para apuntalar la posición de alero en la Fonteta.

Tyson PÉREZ

El otro “cupo” que ahora mismo parece más a tiro para Valencia Basket es el jugador nacido en República Dominicana, gracias a la gran temporada que se ha marcado en Andorra en su año de debut (5’7 puntos, 4’7 rebotes y 0’5 tapones en 15 minutos de juego de media), tras triunfar en todas las categorías inferiores antes de dar el salto. Está por ver el precio de salida que tendría y qué pasará con Quino Colom, que de salir haría más necesaria la llegada de otro un segundo cupo.

 

CALOIARO & BRUSSINO:

Con la reciente llegada de Kalinic, parecen haberse esfumado cualquier posibilidad de verlos en Valencia. Sonraron para reforzar la posición de tres tras la salida cantada de Doornekamp, pero el fichaje del serbio ha cerrado su puerta y ha contentado a la afición, puesto que era (a priori) la mejor baza de los tres.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 12 meses
#contenidos: 
260
#Comentarios: 
811
Total lecturas: 
893,636

Comentarios