Solapas principales

El futuro del Barça: en busca de la gloria perdida

  • Los culés apuntan a lo más alto de Europa
  • Aún quedan un par de flecos para cerrar la plantilla

El Barça necesita ganar. Necesita hacerlo siempre, pero ahora aún más. Las exigencias van en aumento a medida que aumenta la calidad de lo que se tiene en la plantilla, y este año no se puede fallar. No hay margen de error.

La temporada 19/20 ya es historia, aunque ha dejado algunas heridas que servirán para crecer. El futuro del Barça pasa, valga la redundancia, por ganar, ya que sería insostenible mantener un año más a una de las mejores plantillas de Europa y no poder llevarse a casa ninguno de los 4 títulos en juego.

La Supercopa ya queda muy lejana, pero las heridas de la Copa del Rey y de la final de la Fase Final Excepcional de la Liga Endesa todavía están muy abiertas. Esas marcas dejan entrever una pisca de ira en los ojos de los personajes involucrados en una historia que debía ser una comedia barata estadounidense con un final feliz y acabó siendo un homenaje a psicosis.

Es por ello que el Barça afronta su futuro con una ilusión máxima, pero también con una presión asfixiante. La llegada de Saras y Calathes son lo que pedía el aficionado, ahora es tiempo de que ellos también demuestren ser lo que el aficionado espera de ellos.

El baile de cromos empezó justo después de la debacle ante Baskonia, y en eso hay que reconocer la labor de las oficinas del conjunto culé. Actuaron rápido en la destitución de Pesic y también en el anuncio de Jasikevicius como su sucesor, al igual que el caso de Calathes. Esta vez los despachos estuvieron a la altura de un club de primera línea europea, tanto en fichajes como en renovaciones.

Los jugadores que no siguen también son un acierto en busca de un nuevo rumbo. Las piezas tienen que estar claras y cada uno debe conocer a la perfección su rol dentro de un equipo que, por el estilo de Saras, va a necesitar a todos y cada uno de sus integrantes a su máximo nivel. Ante ello, analizamos uno a uno la situación de los jugadores que siguen, los que se van y los que podrían llegar.

JUGADORES CON CONTRATO

Thomas Heurtel: el base francés renovó su contrato el pasado verano hasta 2021 con opción a una más. Después de pasarse todo el año luchando contra las lesiones este parece ser el curso en el que respalde el porqué del aumento salarial que le ofreció el Barça la temporada pasada. Ya demostró que sólo es capaz, ahora a ver como se compenetra con un equipo de estrellas.

Nick Calathes: el ex de Panathinaikos firmó por el Barça hasta 2023 en lo que será su mayor reto a nivel deportivo. Llega al conjunto culé siendo uno de los mejores bases de toda la Euroliga y destacando sobre todo por su capacidad de juego colectivo. Un perfil diferente al de Heurtel que permite que hace lo hace perfectamente compatible con el francés

calathes_via_barca.jpg

Calathes. Vía: Barça.
.

Kyle Kuric: su continuidad es sin duda una de las mejores noticias para el Barça. Kuric renovó su contrato hasta 2023 y llegará a cinco años en el club. Esta temporada demstró ser mucho más que un tirador y además se alzó como uno de los jugadores que dijo presente cuando las cosas no salían a nivel colectivo. Sin duda, uno de los grandes beneficiados de la llegada de Saras al banquillo

Alex Abrines: al balear aún le queda un año de contrato, ya que firmó por dos temporadas en 2019. Su continuidad nunca estuvo en duda ya que se sabe de sobras que aún debe recuperar su nivel y, al igual que Kuric, es probable que lo haga con un entrenador que apueste más por la pizarra.

Adam Hanga: Hanga era otro de los jugadores que terminaba contrato el 30 de junio y al que el Barça renovó hasta 2022, con opción a seguir un año más hasta 2023. Su renovación se preveía prioritaria en las oficinas del Palau Blaugrana después de su gran temporada y el jugador se mostróp predispuesto a continuar desde el minuto cero.

Victor Claver: al igual que el caso de Hanga, Claver extendió su contrato que terminaba este año. Seguirá en la entidad blaugrana, como mínimo, hasta el 30 de junio de 2022. Un jugador de perfil bajo pero que se antoja fundamental para cualquier proyecto que busque construir el Barça. Claver parece haber encontrado su lugar dentro del Palau.

Aleix Font: su situación es quizás la incógnita más grande ya que aún le queda contrato con el Barça. La pasada temporada la inció como cedido en el Brose Bamberg aunque no llegó siquiera a debutar por un problema de fichas. De allí paso a Monbus Obradoiro donde estuvo cedido todo el curso. El club gallego ya hizo oficial que no continuará allí, por lo que se espera que el Barça lo reubique un año más en algún otro equipo donde pueda seguir forjándose.

Cory Higgins: Higgins seguirá vistiendo de culé hasta el 2022, ya que firmó en el 2019 un contrato de tres años de duración. A pesar de que su continuidad se tambaleó por momentos, ligada a la de Pesic, el cambio de entrenador no hizo más que ratificar a Higgins como una de las piezas claves del Barça 20/21.

cory_higgins_via_barca.jpg

Cory Higgins. Vía: Barça

Rolands Smits: su caso es aún una incógnita. Smits tiene contrato con el Barça hasta 2022, aunque teniendo en cuenta su rol actual y su potencial resulta extraño que él elija permanecer en un club en el que casi no tiene oportunidades. La llegada de Saras puede cambiar esto, aunque aún es pronto para decirlo. De momento, será culé el próximo curso.

Pierre Oriola: cuatro año más va a disfrutar el Palau de Oriola y Oriola del Palau. El catalán ha renovado hasta 2024 en lo que es un gran acierto de la directiva del club. Oriola ha demostrado ser un jugador que aporta mucho más de lo que exige, y eso siempre es bien recibido. Es un lujo para el Barça tener en Oriola al suplente de Mirotic.

Nikola Mirotic: la superestrella del Barça tiene contrato hasta 2022 y opción a ampliarlo hasta 2023, por lo que los aficionados del Barça pueden estar tranquilos. Él vino a hacerse un nombre en Europa como uno de los grandes del continente y no se irá hasta lograrlo, algo que solo puede concretarse con la consecución de grandes títulos.

mirotic_y_hanga_via_barca.jpg

Mirotic y Hanga. Vía: Barça.

Artem Pustovyi: al gigante ucraniano aún le queda un año más de contrato, ya que firmó por tres temporadas en el 2018. Debido a su ficha y su escasa participación, todo apuntaba a que saldría este verano, aunque ahora no parece tan claro. De momento, y salvo novedad de última hora, Pustovyi será el tercer pívot del Barça este curso, a la espera de la llegada de un interior más.

Brandon Davies: el contrato de Davies terminaba en el 2021 y es por eso que el conjunto barcelonés movió ficha rápido para prolongarlo un año más, hasta 2022. Hay que recordar que su mejor rendimiento lo vimos en Zalgiris, de la mano de Jasikevicius, por lo que su continuidad una vez fichado el entrenador lituano era una fija.

davies_acb_photo_m._pozo.jpg

Brandon Davies. Vía: ACB photo / M. Pozo

JUGADORES que no siguen

Ante Tomic: el capitán del Barça terminó su contrato y el Barça decidió no renovarlo. Tomic poseía una ficha muy alta para el rol que se le presuponía a partir de ahora y eso sumado a la llegada de Saras decantaron la balanza hacia la no renovación. El croata deja el club blaugrana y ficha por la Penya después de ocho años ligado a la entidad culé.

Pau Ribas: en el caso de Ribas se trata de la recisión de su contrato, ya que debía ser jugador del Barça durante una temporada más. Después de un año en el que casi no fue tenido en cuenta por Pesic, Ribas decidió que era momento de volver a casa y fichar por la Penya. En el Barça no pusieron muchas pegas a la recisión ya que no iba a ser uno de los protagonistas el próximo curso.

Kevin Pangos: el caso de Pangos es la crónica de una salida anunciada. El canadiense terminó contrato y, a pesar de que con Saras fue con quien encontró su mejor versión en Zalgiris, el Barça no estaba por la labor de renovarle. Tras un primer año discreto y un segundo en el dique seco por lesiones, su paso por el Barça pasó casi inadvertido.

rumores

La carpeta de rumores en los grandes clubes siempre es mucho más grande de lo que los directores deportivos desearían, aunque a veces les viene bien para marear un poco a la gente. En el Barça ha sonado fuerte el nombre de Pau Gasol para reforzar la única posición que realmente queda vacante, aunque el propio club lo desmintió. También el nombre de Jan Vesely toma mucha fuerza, aunque sus problemas en las rodillas generan dudas en las oficinas del Palau. A estos hay que sumarle las posibles alternativas de Jock Landale o Isaiah Hartenstein en caso de que Vesely finalmente no llegue. Por último, aparece el nombre de Mario Hezonja, un ex del Barça. Parece más un sueño que otra cosa, aunque visto lo visto los últimos años, que no nos extrañe que Bartomeu vuelva a sacudir el mercado europeo.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 10 meses
#contenidos: 
194
#Comentarios: 
411
Total lecturas: 
395,235

Comentarios

Tal y como está la situación ahora mismo, Gustavo Ayón serían un complemento de lujo para esta plantilla. Yo no me lo pensaría.

Es la mejor plantilla de Europa con el mejor jugador del mundo fuera de la Nba y en el prime de su carrera, es el equipo a batir por segunda temporada consecutiva.

El fichaje de Calathes ha naturalizado el puesto de base, ya que es más director que Heurtel y mejor defensor que el francés. Espero que traigan a Udoh, ya que si no renuevas a Tomic es para traer a un primera espada Euroliga en el aspecto intimidador, aspecto en el que el equipo adolecía, ya que para traer a Landale o Hartenstein, me quedo con Tomic. Si se acierta con el pivot, no hay excusa para no campeonar

Landale nada tiene que ver con Hartenstein más allá de ser blanco grande. Es más, puede que esté a punto de encontrar un hueco en algún roster yankie.