Solapas principales

El Joventut de Lolo Sainz: un equipo para la historia

  • Entrevistamos a Carles Ruf sobre aquella época y sobre Lolo
  • GuillerSV trabajó con nosotros con un vídeo editado para este artículo
  • Agradecimientos al grupo de facebook Don Basket por sus fotos

Si se preguntara a la mayoría de los aficionados al baloncesto español cual fue la mejor época del Joventut, seguramente un porcentaje mayoritario contestaría que la de Obradovic, con el título de Euroliga.

Es innegable que para un club como la Penya (y para todos los equipos europeos) ganar la Euroliga es el punto más álgido de su trayectoria. Ese momento que queda en la memoria de todos sus seguidores y de los aficionados al baloncesto europeo en general. En el caso de los clubs que solo la han ganado una vez y que no son una de las potencias económicas de la Europa baloncestística , es un hito dificilmente descriptible.

Pero esto es una muestra de la injusticia de la memoria en el mundo del deporte de competición. Hay quien defiende la frase: el segundo es el primero de los perdedores. Hay quien niega, por ejemplo, la época histórica que marcó el Barça de Aito por no ser capaz de ganar la máxima competición europea, sin valorar lo que implica mantenerse tantos años en los más alto, final four tras final four.

Y una de las mayores pruebas de lo injusto que es ese recuerdo colectivo en la historia del baloncesto europeo está marcada por dos triples: el de Djordjevic y el de Thompson.

corny5.jpg

Corny Thompson intenta superar a Antonio Martín (Foto: Miqui Forniés)

El triple de Corny elevó a los altares de la historia verdinegra a Obradovic. El de Sasha relegó a un segundo plano a Lolo Sainz, del que se puede afirmar sin ningún género de dudas que, si no hubiera entrado el tiro del genial base serbio, sería considerado en entrenador de la mejor época de la Penya en la historia.

El genial entrenador nacido en Tetuán, tras toda una vida en el Real Madrid (14 temporadas como primer entrenador y algunas más en otros puestos) y habiéndolo ganado todo con el equipo blanco, ficha por la Penya en 1.990.

El actual Divina Seguros, en aquella época cambiaba al que había sido su patrocinador durante tres años, Ram, para pasar a denominarse Montigalá Joventut. En ese verano se producían movimientos muy importantes en su plantilla. En la 89/90 se había ganado la segunda Copa Korac de su historia, pero el equipo quería seguir creciendo.

44225_0.jpg

Montero, mientras pertenecía al Joventut (Foto: blaugranas.com)
Montero, mientras pertenecía al Joventut (Foto: blaugranas.com)

Rafa Jofresa asumía el timón a tiempo completo del equipo, tras uno de los intercambios de cromos más famosos de la historia del baloncesto español y que marcó aquella época de los dos equipos implicados: José Antonio Montero fichaba por el Barça y Ferrán Martínez hacía el camino inverso compromentiéndose con la Penya. Este traspaso, que no fue tal ya que cada jugador fichó por el equipo rival por decisión propia, daría para un análisis pormenorizado ya que posiblemente es el que más, o entre los que más, decisivos fueron en la trayectoria de dos equipos en el baloncesto europeo.

Dejaba el equipo para fichar por Valvi Girona toda una institución en Badalona: Josep María Margall. El Matraco, una de las técnicas de tiro más depuradas de siempre, se encontraba en los últimos años de su carrera, aunque aún tuvo buenas temporadas tanto en Girona como en Andorra.

También abandonaba el equipo una de las mejores parejas de americanos en la historia del club verdinegro: Reggie Johnson y Lemone Lampley. Pero era sustituida por la que posiblemente fue la mejor de todas: Corny Thompson y Harold Pressley.

Y para finalizar la transformación, como ya comentábamos arriba, el mito del banquillo blanco, Lolo Sainz, sustituía al que va camino de convertirse en otra leyenda entre los entrenadores españoles, Pedro Martínez, que a su vez había ocupado un puesto de un Herb Brown que fue destituido a mitad de temporada y no dejó un buen recuerdo en Badalona. Con solo 27 años Pedro fue el que dirigió al equipo en la final de la Korac y, más importante aún, quien entrenó a toda esa maravillosa generación en categorías inferiores.

18082_0.jpg

Andreu defiende a Villacampa en la final de la Copa del Rey. (Foto: penya.cat)
Andreu defiende a Villacampa en la final de la Copa del Rey. (Foto: penya.cat)

No todo fueron cambios. Jordi Villacampa continuaba como estrella del equipo, con el ya comentado Rafa Jofresa a su lado, y con los jóvenes Tomás Jofresa, Juanan Morales, Carles Ruf y Jordi Pardo.

En esa temporada 90/91 el Joventut superó en los cuartos de la Korac al mítico Estudiantes de Antúnez, Azofra, Herreros, Winslow, Pinone, Orenga, Montes, Alfonso Reyes y Pedro Rodríguez, entrenado por Miguel Angel Martín, pero perdió contra el Real Madrid en semifinales.

Fue una Korac marcada por el desgraciado fallecimiento de Ignacio Pinedo, otra leyenda de los banquillos que había dado los dos primeros títulos de liga al Madrid en los años 50 y que habían recuperado para el cargo en una convulsa temporada. Pinedo falleció al sufrir un infarto en plena final ante el Clear Cantú de Pace Mannion, que, aunque los blancos pelearon hasta el final, el shock que supuso el infausto suceso, no les permitió la concentración necesaria para llevarse la victoria. Por el Madrid jugaron dicha final Llorente, Biriukov, Carl Herrera, Stanley Roberts, Romay, Antonio Martín y Villalobos.

En la Copa del Rey quedaron terceros tras perder con Estudiantes en semifinales, por lo que la etapa de Lolo en un ambicioso Joventut no comenzaba bien.

Pero en la Liga ACB sí que se vieron los resultados del trabajo de Sainz y el talento de aquella magnífica plantilla. Fueron primeros de la liga regular con un arrollador 20/4 y se plantaron en la final tras superar a DYC Breogán, Atlético de Madrid y Taugrés Baskonia. Allí les esperaba el F.C. Barcelona de mitos como Epi, Solozabal, Norris, Andrés Jiménez, Piculín Ortiz, Trumbo, Esteller, Galilea y el mencionado Montero, entrenados por Boza Maljkovic.

La Penya se impuso en los dos primeros partidos en casa con cierta solvencia, pero en el tercer partido el Barça consiguió ganar por tan solo dos puntos. En el cuarto, disputado en el Palau Sant Jordi, la igualdad era máxima con un gran partido de Epi y Piculín Ortiz, 27 y 26 puntos, por parte azulgrana y de Corny Thompson y Villacampa, 22 y 23, por los verdinegros. Se llegó a los segundos finales con ventaja del equipo local de un punto y al que bastaba con agotar la posesión, pero un robo de balón de Tomy Jofresa a un pase de Montero que acabó en canasta fue decisivo y dió la Liga al Joventut.

Lolo Sainz conseguía el título para la Penya trece años después de la última Liga Nacional ganada por los verdinegros. El éxtasis en los jugadores, club y la afición fue total.

Ante el éxito cosechado, los cambios fueron mínimos para la temporada 91/92 y el más importante fue el fichaje de Mike Smith, que llegaba con su nacionalización debajo del brazo. Pero la ACB le denegó la licencia como jugador nacional y solo pudo disputar los partidos que Pressley no estaba disponible.

También sufrieron la baja de Ferrán Martínez durante la mayor parte de la temporada y otra vez no pudieron hacerse con la Copa del Rey, que vio un triunfo de un Estudiantes histórico, del que acaban de celebrar el 25 aniversario. Dos de las mejores épocas, si no las mejores, de los dos equipos de cantera por excelencia del baloncesto español coincidieron en el tiempo, e incluso puede afirmarse que hubieran sido mejores en cuanto a títulos de no tener que enfrentarse el uno con el otro.

En la Euroliga el equipo fue muy sólido y regular a lo largo de todo el año. En la frase de grupos quedó primero con 11 victorias y 3 derrotas, mientras que un Partizán acogido en Fuenlabrada, con una plantilla no excesivamente conocida aún, pero con varios jugadores que acabarían pasando a la historia, con Djordjevic y Danilovic como estrellas, y con el gran Zeljko Obradovic de entrenador en el inicio de su espectacular carrera, se clasificaba cuarto, la última plaza que daba acceso a las eliminatorias.

El Joventut accedió a la final four al ganar a la Cibona de Zagreb y, ya en Estambul, superó claramente al Estudiantes mientras el Partizán fue el azote de los equipos italianos ganando a la Virtus de Bolonia y al Olimpia de Milán.

La Penya era favorito, tanto por su demostración en la semifinal como por plantilla y clasificación, y su rival tenía la consideración de cenicienta. Puede que la presión afectara al equipo, que no jugó un buen partido. Rafa Jofresa tuvo problemas con las faltas, pero fue sustituido por su hermano, un Tomy Jofresa que jugó un grandísimo partido. Pero dos de los principales líderes no tuvieron su día. Corny Thompson probablemente jugó su peor partido no siendo capaz de anotar ningún tiro de campo y Villacampa, a pesar de lograr 13 puntos, estuvo muy irregular en el tiro. Solo Harold Pressley estuvo a su nivel habitual.

En el Partizán, Djordjevic y Danilovic marcaron unas de las primeras muescas en su exitosa carrera. Entre los dos anotaron 48 de los 71 puntos de su equipo además del triple con mayúsculas de Sasha. Uno de los tiros históricos de la competición. Obradovic ganaba la primera de su muchas Euroligas que le han llevado a ser el entrenador con mejor palmarés en dicha competición.

43269_0.jpg

Con un triple de DJordjevic el "Partizan de Fuenlabrada" se hace con la Copa Europa
Con un triple de DJordjevic el "Partizan de Fuenlabrada" se hace con la Copa Europa

Afortunadamente hubo justicia poética en el tiro de Thompson contra un Olympiakos con el cartel de favorito en el 94, pero esa justicia fue para el equipo y para Corny, no para un Lolo que los puso en el camino pero se quedó sin su Euroliga por una genialidad de Djordjevic.

El equipo se recompuso a la tremenda decepción de Estambul y volvió a liderar la liga regular. Se plantó en la final tras superar otra vez a un grandísimo Estudiantes que llevó la elimatoria hasta el quinto partido. Allí superó al Real Madrid por 3 a 2 en otro playoff muy disputado.

Dos ligas consecutivas, algo que no se ha repetido nunca en la historia de la Penya, y finalista de la Euroliga, eran la cosecha de Lolo en sus dos primeras temporadas en Badalona.

La temporada 92/93 fue la última de Lolo Sainz en la Penya. No ganó ningún título de los importantes, pero hay que tener en cuenta otro hecho que marcó la historia del baloncesto europeo: Arvydas Sabonis fichó por el Real Madrid.

Los verdinegros perdieron con el equipo del Zar en la final de la Copa del Rey por solo 3 puntos en un disputado encuentro. Los mismos protagonistas se enfrentaron en la final de la Liga, donde los blancos se impusieron por 3 a 2 tras ganar cada equipo los partidos de casa. Donde si falló el Joventut fue en Europa, ya que no fue capaz de clasificarse para los cuartos de final de una Euroliga que ganó sorprendentemente el Limoges de Malkjovic, Micheal Young y Jure Zdovc.

El balance de Lolo en sus tres años en cuanto a palmarés se traduce en 2 Ligas ACB y un segundo puesto, una final de Euroliga, una copa del Príncipe y tres Ligas Catalanas. Difícil mejorarlo. Sólo el fallo que no se produjo de un genio serbio podría haber hecho que fuera un palmarés perfecto. Pero Sasha acertó con un tiro histórico. Como Corny años después.

Y no hemos hablado sobre otro acontecimiento histórico, ya que se trataba de un torneo muy lúdico, pero sí que tenía una gran relevancia y da más lustre al expediente del entrenador de Tetuán: el Open McDonalds. En el del año 1991 el Joventut de Lolo tuvo opciones de ganar a Los Angeles Lakers de Magic Johnson con una gran actuación de Carles Ruf. Aquí nos lo cuenta Igor Minteguia.

Además de los títulos y los números se podría hablar de como Lolo le cambió la cara a la Penya, convirtiéndolo en un equipo ganador, de los que salía al campo sabiendo que tenía plantilla y juego para ganar a cualquiera. Comenzaban todas las competiciones con la convicción de que podían llevarse el título y eso antes de la llegada del entrenador de Tetuán no sucedía. Ese fue el gran triunfo de Sainz en el Joventut: el carácter que imprimió al equipo, lo que fue el primer paso para ganar la Euroliga del 94 con prácticamente la misma plantilla.

Para ilustrar el artículo hemos trabajado con GuillerSV, que cuenta con la mayor colección de documentación audiovisual de la Penya del mundo y ha editado esta pequeña joya en forma de vídeo de 15 minutos que resume los mejores y más importantes momentos de esa época. Una maravilla que no podéis perderos:

Joventut de Badalona

Entrevistamos a Carles Ruf

Hemos tenido la suerte de poder hablar con Carles Ruf, miembro de aquella mítica plantilla y, actualmente, persona muy activa aportando su experiencia a análisis sobre todo lo que rodea al mundo del baloncesto. Especialmente podemos leer sus aportaciones en el grupo de facebook Don Basket (grupo que nos ha cedido amablemente varias de las fotos que cuentan en su enorme base de datos) y en el Diván del deportista de Roberto Rico. Por esas dos facetas resultan muy interesante poder conocer su opinión sobre lo que significó Lolo para el Joventut y sobre esa gloriosa época.

Sb: ¿Qué supuso para el Joventut la llegada de un mito de los banquillos como Lolo Sainz? ¿Cómo se recibió en la plantilla el fichaje?

-¡Maravillosamente bien!

Lolo era todo un conciliador y un motivador, y con jugadores de la calidad como los que había, no hacía falta un entrenador "filósofo", si no alguien del perfil de Lolo, práctico, manejador de figuras como había hecho durante años en el Real Madrid, y sobre todo, alguien acostumbrado a ganar y ¡a enseñar como hacerlo!

SB: ¿Tienes la sensación de que se valora más la Euroliga de Obradovic que los años de Lolo en los que ganasteis dos ligas seguidas y solo una genialidad de Djordjevic os privó del máximo título europeo?

-Una Euroliga, y más siendo el primer equipo español, cuando sobre el papel hubiera sido lógico y normal que fueran FC Barcelona o Real Madrid los primeros, es mucho mérito, pero en los años de Lolo se fraguó el equipo ganador.

SB: ¿Cómo era Sainz como entrenador?

-Tremendamente respetuoso y cariñoso en el trato, no se complicaba la vida, y disfrutó muchísimo entrenando en Badalona. Yo creo que fue un verdadero reto para él demostrarse que había vida fuera de la Casa Blanca, y ¡vaya si la había!

SB:¿Cómo fue juntar a tres jugadores por encima de los 2.10 en la misma plantilla? En diversos medios salían artículos en aquella época que daban por hecho que, con el fichaje de Ferrán, Morales o tú mismo saldríais del equipo, pero convivisteis los tres y visto el resultado fue un éxito.

-Es que ninguno éramos parecidos, y además ¡éramos muy jóvenes! Entre los 21 y 23 años, ¿qué equipo puede disponer de eso, y además con alguien como Corny al lado de contrapunto veterano para aprender? Un lujazo, además los tres nos conocíamos desde hace muchos años.

SB: ¿Crees que la plantilla de esos años es la mejor de la historia de la Penya, con los Jofresa, Villacampa en su plenitud, Ferrán Martínez en sus mejores años, Corny y Harold, Mike Smith, Morales y tú mismo?

-Desde luego, no se si la mejor, pero la que mejor baloncesto jugó, sí, un rotundo sí.

SB: ¿Os afectó mucho, a pesar de los grandes resultados, los pocos partidos que jugaron Ferrán y Smith en la 91/92? ¿Crees que el resultado de la final de la Euroliga habría sido diferente de poder contar con ellos?

-Mike en Europa no podía jugar, o sea no afectó, y Ferrán sufrió una grave lesión de tobillo, se notó claro, un jugador como él siempre se echa en falta, pero por contra, arañé algún minuto extra.

SB: ¿El haber ganado sobradamente en semifinales a Estudiantes y enfrentaros a una Partizán poco conocido pudo hacer que os sintierais favoritos en la final y ello provocara mucha presión en el equipo?

-¡Desconocido el Partizán no era! Ya nos enfrentamos contra ellos en liguilla, ese año jugaron en Fuenlabrada, y para la nueva Serbia, ganar era cuestión de orgullo y estado, de hecho si ves la plantilla, no es nada mala...Djordjevic, Danilovic, Rebraca...

SB:¿Crees que los juicios que se hacen sobre los resultados deportivos, teniendo en cuenta que solo puede ganar un equipo, suelen ser injustos? ¿Cuándo pasa el tiempo varía es juicio tanto para un lado como para otro? Por ejemplo, parece que el paso de los años ha mejorado la valoración del Barça de Aito, pero en el caso que nos ocupa, lo que fue un resultado histórico en su momento, parece que con el paso del tiempo ha quedado relegado a un segundo plano ante la Euroliga de Obradovic.

-¡Yo no creo que la Euroliga de Obradovic eclipsara la época de Lolo! Euroliga es Euroliga, y claro, fue el primer equipo español...

A Lolo lo ficharon para hacer un equipo ganador y con carácter ganador, o sea creérselo. Con Zeljko ya estaban en "ruta", pero ¡Lolo es Lolo!

Ganamos dos Ligas ACB, finalistas de Euroliga, y dimos un gran baloncesto, hemos de estar más que satisfechos y orgullosos, y sobre todo, éramos un equipo, un equipo de verdad.

¿Y vosotos que opináis? ¿La mejor época de la Penya es la de Obradovic por la Euroliga? ¿O las dos Ligas consecutivas de Lolo y todo lo demás deberían pesar más en la memoria histórica? O lo que es más importante ¿creéis que un solo tiro fallado o acertado marca todo el recuerdo de una época?

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 3 meses
#contenidos: 
792
#Comentarios: 
2,134
Total lecturas: 
1,865,506

Comentarios

Para mi el equipo de Lolo Sainz fue el mejor de la historia de la Penya.
Bases: los hermanos Jofresa
Escolta: Villacampa y Jordi Pardo (este último un excelentísimo anotador)
Ala: Pressley y Mike Smith
Pivot: Morales, Ruff, Thompson, Ferran

Un auténtico equipazo. Y creo que la clave del éxito fue "robarles" a Ferran al Barça. Este estaba en el mejor momento de su vida y sus promedios eran brutales.
El equipo de Obradovic tenía menos talento, pero probablemente más experiencia y toda la sabiduría de Obradovic

Qué hubiera sido de la carrera de Montero de haberse quedado en Badalona? Es una duda que algunos tenemos. El jugador mejoró y mucho económicamente al irse al Barcelona, pero como jugador se estancó... Y se acabó. Y para más inri le tocó estar en la jugada del tapón ilegal de Vrankovic

Me ha gustado mucho el artículo, tiene aroma a clásico, sabor añejo...

Una Euroliga es algo enorme, y más en un club con recursos limitados como el verdinegro, pero coincido con lo escrito en el artículo y me quedo con el Joventut de Lolo. Tuvo una gran plantilla pero jugaba un baloncesto de nivel y consiguió títulos, cosa nada fácil en un club 100% de baloncesto.

Una puntualización: por si hay confusión, Pinedo no falleció en el mismo partido de ida de la final de la Korac ante el Cantú por el infarto sufrido, sino unos días después. Se perdió de dos puntos en la ida, y en la vuelta aunque los jugadores hicieron un gran esfuerzo para dedicarle el título al gran Pinedo (el entrenador fue González Jareño) estuvieron cerca de lograrlo pero se volvió a perder por dos puntos, después de jugarse una prórroga. Ay, que tiempos!

Casi no puedo evitar las lágrimas, gracias a este club y este equipo(o por su culpa) sigo enganchado a esto, solo darle las gracias....Forsa Penya!!!!!

Qué tiempos en los que las plantillas de los clubes eran reconocibles en el tiempo. Aquellos años del Joventut fueron mágicos. Ese triple de Djordjevic se nos quedó a muchos en la retina... Gran artículo, XAN!

Magníficos el artículo, el video y hasta la entrevista. ¡Qué tiempos aquellos! ... ¡qué equipazo tenía la Penya, y que bien jugaban al basket!. Para mí sí que fueron los mejores tiempos en Badalona, por encima del titulazo de Obradovic.
Y, por cierto, el partido contra la los Lakers no es que estuvieran "a punto de ganarlo" ... es que se lo levantaron descaradamente los árbitros americanos.