Solapas principales

El juego exterior de Bitci Baskonia impone su ley ante Lenovo Tenerife (78-91)

  • Rokas Giedraitis anotó 22 puntos con 6 triples de 8 intentos; Baldwin y Marinkovic, 35 puntos entre ambos.
  • En el tercer cuarto, los de Vidorreta reaccionaron, pero los vitorianos se mostraron sólidos y no permitieron sorpresas.

Bitci Baskonia va como un rayo. Los cuatro triunfos consecutivos le han colocado quinto en la tabla de clasificación, arrebatándole la posición, precisamente, a su última víctima: Lenovo Tenerife. El resultado final fue de 78-91 y en la última jornada medirá sus fuerzas contra el Joventut de Badalona. Los tinerfeños, flamantes campeones de la BCL el pasado domingo, apretaron en el tercer periodo, pero no fue suficiente.

CLAVES DEL PARTIDO

1. Duelos en las pinturas para empezar. Enoch y Shermadini nos brindaron una bonita pugna en la zona, que se decantó a favor de los visitantes porque el georgiano estuvo muy solo, mientras que el americano contó con la ayuda de Wetzell. Los 8 puntos y 6 rebotes de Enoch hacían presagiar otra gran actuación del pívot nacido en Connecticut, pero ambos centers fueron de más a menos y esa batalla del primer tiempo se quedó ahí; Enoch acabó el encuentro con 11 puntos y 11 rebotes y Shermadini, con 14 puntos y 5 rebotes. Lo bueno es que después le tocó el turno a los exteriores.

 

 

2. Giedraitis fusila, Marinkovic explota. Las dos figuras clave del partido, las que permitieron una ventaja cómoda ya en el primer tiempo. El alero lituano fue un quebradero de cabeza para los esquemas de Txus Vidorreta, pues avasalló a Lenovo Tenerife desde el perímetro: 6/8 y la sensación de que todo lo que lanzaba iba para dentro. El triple fue la mejor arma para los de Spahija (15/30 en T3), pero Giedraitis no estuvo solo. Tanto Baldwin como Marinkovic anotaron tres triples cada uno. El serbio tuvo su momento de gloria en el segundo periodo: absolutamente desatado, fue el autor de 13 puntos y una racha que llevó a Bitci Baskonia a cerrar la primera mitad con un 33-51 favorable.

3. Tres días después del trofeo, un duro rival. Se puede hablar de resaca, se puede decir que la exigencia de la Final Four ha pasado factura, pero lo cierto es que los locales no le perdieron la cara al encuentro. Cuando al descanso se podrían haber dado por vencidos, levantaron la cabeza y pelearon con Wiltjer y Salin al frente -y con un Guerra muy eficiente-. El parcial tras el paso por los vestuarios fue de 26-15, pero no fue suficiente para que pudieran poner en peligro el triunfo visitante. Así pues, aunque hayan cedido la plaza a los alaveses, Lenovo Tenerife aún sigue con la alegría de haber hecho algo grande, algo que tardará en quedarse en el olvido. 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
7 años 10 meses
#contenidos: 
730
#Comentarios: 
2,105
Total lecturas: 
2,554,603