Solapas principales

El mejor partido ACB 19/20: Herbalife Gran Canaria Vs Valencia Basket

  • Serie de artículos destacando los mejores partidos de cada equipo ACB, tanto en actuaciones individuales como colectivas, en esta temporada interrumpida por el COVID-19

El 31 de mayo es la fecha límite que se ha marcado la ACB para decidir si se reanuda la competición o se cancela definitivamente. En el caso de poder finalizar la temporada, se jugaría una Fase Final entre los doce mejores equipos de la clasificación. Lo que si está decidido es que para seis equipos la temporada acabó de forma abrupta, por lo que sus jugadores ya están de vacaciones. Este es un artículo que se enmarca dentro de una serie con las mejores actuaciones de cada equipo, tanto desde el punto de vista colectivo, como individual.

La temporada del Herbalife no estaba siendo buena, la irregularidad era determinante y el equipo claretiano no conseguía mantener un nivel alto ni durante un partido completo, ni durante varios partidos seguidos. Llegaron al parón de febrero con un balance negativo (9 victorias y 11 derrotas) y con la sensación de que estaban un paso por debajo de sus rivales en la lucha por el play off.

Durante los veinte primeros choques disputados (quedaba pendiente terminar el de la Jornada 20, que se suspendió en Fuenlabrada por desperfectos en el parquet), los amarillos habían disputado buenos y entretenidos partidos. Uno de ellos fue el que se disputó en casa contra Obradoiro, en el que la actuación estelar de Costello, con varios triples en momentos decisivos, llevó el encuentro a la prórroga. El Obradoiro, que casi siempre tuvo el partido controlado, cometió errores graves, que acabaron dejando la victoria en Gran Canaria.

Otro partido interesante fue el de la primera vuelta contra Valencia, en la Fuente de San Luis y que también se decidió en el tiempo extra. El resultado fue muy importante para la moral de los canarios, por el horrible comienzo de Liga que había tenido. Además, nos dejó una de las mejores actuaciones de Bourousis y a un Cook sensacional en el tiro exterior (6 de 9 en triples).

El otro gran partido del Herbalife fue contra Retabet Bilbao Basket, al que los amarillos vencieron por 92 a 54. Los de Katsikaris rompieron el partido desde el principio y en ningún momento se permitieron atisbos de relajación. Su intensidad defensiva, unida al mal día de la mayoría de jugadores del conjunto vasco, provocaron que la ventaja no dejara de crecer y fuera escandalosa en el pitido final.

Al Granca de Katsikaris le había sentado muy bien el largo parón provocado por la disputa de la Copa del Rey y de los partidos de selecciones clasificatorios para el Eurobasket de 2021, en los que España (con Beirán y Rabaseda) ganaron a Rumanía y perdieron contra Polonia.

Los amarillos llegaban después de ganar en Andorra, dejando al equipo del Principado en sesenta puntos y se empezaba a ver al Gran Canaria, con la garra y la defensa que se asocia a los equipos del técnico griego. Por esta razón he elegido el último partido que disputó el Herbalife antes del parón por la pandemia que vivimos. Por su mejora defensiva y por la capacidad de mantener la ventaja a pesar de los intentos del rival de arrebatársela.

Katsikaris. ACB Photo. M. Henríquez

El partido en el Gran Canaria Arena, contra el Valencia volvió a evidenciar la mejora defensiva del Granca y los taronja llegaron al descanso con solo 29 puntos anotados. Por este lado, los amarillos eran más consistentes. En muchos partidos anteriores el Granca no supo administrar las ventajas que obtenía. Los jugadores entraban en un cortocircuito en unos minutos en los que todo salía mal y perdían las opciones de lograr victorias.

El Herbalife, gracias a su intensidad defensiva, provocaba numerosos errores en el rival, mientras mantenía ventajas cortas a su favor, a pesar de comenzar con un 0 de 7 en triples. Con la mejora en el tiro exterior el Granca logró una ventaja más cómoda (31 a 15). Los taronja se aferraron a Marinkovic, que lideró un parcial de 0 a 11 antes de llegar al descanso y sembrar dudas en el Gran Canaria Arena.

De nuevo guiados por el tiro de tres los amarillos tomaron ventajas en torno a la decena de puntos y Shurna y Harper se encargaron de finalizar las buenas acciones ofensivas de los locales y de frenar los intentos de igualar del choque del Valencia.

Shurna. ACB Photo. M. Henríquez

Valencia tuvo un par de opciones de remontada, pero los canarios se conjuraron para que no pasara lo mismo que en varias jornadas anteriores y gracias al acierto exterior y al recital en la creación de juego de Cook, consiguieron una victoria muy importante. Por los visitantes, que llegaban tras dos derrotas en Euroliga, solo Doornekamp, Marinkovic y Labeyrie, rindieron a un nivel aceptable y al resto se les vio apagados, con síntomas de cansancio y falta de intensidad.

El parón de febrero permitió a Katsikaris seguir trabajando en busca de la ansiada solidez, algo de lo que carecía el equipo, a pesar de no competir entre semana y entrenar más que en los últimos años. El griego no encontraba solución a las deconexiones mentales de sus jugadores, que por muy cortas que fueran, les había llevado a perder varios encuentros (igualados o en los que tenía ventajas cortas) o a verse a una gran distancia del rival, en otros. En los dos choques que jugaron después del parón, los jugadores afrontaron con más solidez las dificultades a las que se enfrentaba.

Los más destacados del conjunto claretiano fueron: Shurna, en su mejor partido en anotación en su carrera en ACB (23 puntos, con 5 de 6 en triples y un par de mates espectaculares) y Cook, con once asistencias (más que todo el Valencia, que se quedó en diez).

Las dos victorias seguidas ante dos rivales directos (Andorra y Valencia) daban al Herbalife una confianza que se vería reflejada en la clasificación (lograban equilibrar el balance entre las victorias y las derrotas) y que permitía al equipo engancharse a las posiciones de play off. Se situaba cerca de sus rivales, con un partido menos que ellos y mostrando síntomas que hacían ver que el Granca se encontraba en su mejor momento de la temporada.

La confianza de las dos victorias también venía bien para afrontar el trabajo diario con más energía y motivación. El equipo había dado un paso adelante en el tramo decisivo, con todos sus jugadores en forma y evidenciando que era un equipo más intenso, equilibrado y más fuerte mentalmente.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 8 meses
#contenidos: 
144
#Comentarios: 
483
Total lecturas: 
272,313