El Real Madrid acaba con el sueño tinerfeño y buscará el repóquer (59-77)

  • Iberostar Tenerife llegó a tener un +9 en la primera mitad, pero fue diluyéndose
  • Luka Doncic y Rudy Fernández, las claves desde el banquillo

Dicen que las historias están para reescribirlas. O eso debían pensar los jugadores de Real Madrid e Iberostar Tenerife, cada cuales con un reto más vertiginoso: estar a un paso de seguir reventando el récord de más títulos consecutivos, con el quinto en el horizonte (nunca nadie con el actual formato había conseguido más de dos) o, en el lado opuesto, conseguir su segunda victoria de siempre en Copa del Rey apenas 48 horas después de haberse estrenado.

El Iberostar Tenerife fue todo corazón en los primeros compases. La valentía de Rodrigo San Miguel metía a los suyos en un ritmo desenfrenado, que no dejaba pensar al Madrid. Una canasta fácil de Abromaitis, otra de Ponitka, Tobey. Los aurinegros hacían del juego colectivo su virtud y noqueaban a un Real Madrid demasiado fallón de inicio (2/11 en tiros de campo). Un triple de San Miguel y su tercera asistencia en apenas 6 minutos, para Tobey, colocaban el 17-9 para el delirio de los aficionados tinerfeños. El sueño estaba empezando a dejar de serlo. El dominio del propio Tobey (8 puntos y 4 rebotes en el primer cuarto) sobre el coloso Edy Tavares bien podía servir como metáfora de lo que estaba ocurriendo en la cancha: David estaba por encima de Goliat (19-11).

San Miguel, brillante en los primeros compases. (Foto ACB)

También se dice muchas veces que “este Madrid vive y muere del triple”. Fieles a esa frase, los de Laso conseguían enchufarse al partido con dos lanzamientos que arreglaban ese 1/11 inicial. Esta vez era la garra – cuando suele ser el talento – de Luka Doncic, la que desajustó el ritmo endemoniado que estaban proponiendo los bases aurinegros. Los 9 puntos y 3 asistencias del esloveno solo podían ser contrastados por los 10 que anotó un terrorífico Fran Vázquez. De media distancia, machacando, desde la línea de tiros libres… el de Chantada era esta vez el flotador de los suyos ante un Real Madrid que se iba creciendo con el paso de los minutos. Siete puntos consecutivos de Jaycee Carroll y una nueva penetración de Doncic pusieron al Real Madrid por delante después de muchos minutos a remolque. Pero Javi Beirán, sobre la bocina, premiaba el trabajo de los suyos con una ventaja que, pese a ser contra el campeón, sabía a poco (38-37)

De fidelidad fue la cosa en este partido del Real Madrid y es que, como de costumbre, consiguieron dar con la tecla en el tercer periodo. Al menos en el apartado defensivo. Los de Laso consiguieron frenar a Iberostar Tenerife, que comenzaba a titubear viendo como Campazzo tomaba las riendas y cambiaba las tornas(40-43). Al rescate, Fran Vázquez, con 6 puntos consecutivos vitales para los suyos ante la actividad defensiva de los pequeños del Real Madrid. Un inverosímil triple de White parecía meter Tenerife de nuevo, pero los blancos no hacían más que estirar la renta con un Rudy Fernández omnipresente (49-56).

Un palmeo de Thompkins y un 2+1 de Doncic empezaban a apagar la esperanza de los aurinegros que, ahora sí, se enfrentaban al reto más grande (49-61 con 8 minutos por jugarse). Rudy Fernández, brillante en su fin de semana favorito, hizo más sangre con su tercer triple de la noche y amplió el parcial hasta el 0-14. La final estaba en manos del Real Madrid. El último cuarto no hizo más que imponer la lógica, que Iberostar Tenerife se osó a cuestionar teniendo al campeón contra las cuerdas durante 25 minutos. La historia de esta Copa ya es suya.

El Real Madrid buscará su quinto título consecutivo en "su" torneo. Porque jugar 8 de las últimas 9 finales no tiene otro calificativo. En un Clásico o en un duelo contra el anfitrión. La que nos espera. 

Luka Doncic y Rudy Fernández, MVP's desde el banquillo. Iberostar Tenerife salió con todo y, bajo una intensa presión de San Miguel sobre Campazzo, consiguieron hacerse con el ritmo del partido. Algo vital para quien quiera derrotar a los blancos. Sin embargo, el poderío del Real Madrid hace que su banquillo masacrea a la segunda unidad rival. Y así fue. Luka Doncic, esta vez sí, estuvo a la altura de las exigencias y, primero a base de garra, y después con su eterno talento, acabó haciéndose con el control del partido. Como nos tiene acostumbrados. Acabó con 17 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias y unos 28 de valoración que le acercan al cada vez más esperado MVP más joven de la historia de la competición.

Lo de Rudy Fernández es otra historia completamente diferente. Salvo sorpresa, no logrará su cuarto MVP de la Copa del Rey, pero, un año más, está demostrando que se vuelve un depredador en este fin de semana de febrero. Fue la chispa que le faltó al Real Madrid durante los primeros minutos y sus lanzamientos desde fuera dieron a su equipo el empuje para afrontar la embestida de Iberostar Tenerife. Su trabajo, como siempre, impagable. 

A Iberostar Tenerife le faltaron alternativas después de un gran inicio. Sus primeros 12 minutos fueron una delicia. Los cinco jugadores en pista, como un bloque, pasaron por encima de un Real Madrid que no las veía venir. Sin embargo, por agotamiento o falta de consistencia, les resultó imposible mantener ese ritmo. Por muy dificil que sea lo que han logrado, no es suficiente contra este Real Madrid. San Miguel, aunque tuvo atado a Campazzo durante muchos minutos, no encontró la forma de poner orden en la segunda mitad. Tambén se esperaba un paso al frente de Mateusz Ponitka (8 puntos y 10 de valoración) o Javi Beirán (4 y 7), siempre bajo el punto de mira del grandísimo arsenal con el que cuentan los blancos para defender esas posiciones exteriores (fantásticos Taylor, Doncic y Rudy). 

Los triples acabaron con las opciones de los aurinegros. Parecía que iban a ser la losa del Real Madrid después del 1/11 del primer cuarto, pero acabaron destrozando a Iberostar Tenerife. Un 2/21 es una estadística que complica lo dificil, más si cabe. Solamente pudieron anotar 21 puntos en la segunda mitad y es que la defensa blanca, en vista del desacierto de su rival, pudo cerrarse y centrarse en los referentes mencionados en la clave anterior. 

Pincha aquí para acceder a las estadísticas del partido

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 3 meses
#Contenidos: 
229
#Comentarios: 
1,641
Total lecturas: 
647,779

Comentarios

Qué semifinal más triste: el Madrid ganó cuando y como quiso..., qué poco bien hacen estos partidos al baloncesto...

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar