Solapas principales

El Real Madrid se divierte en equipo y se lleva el tercer partido de la serie (81-66)

  • Yabusele y Poirier fueron los más destacados, pero hasta 6 jugadores llegaron a los dobles dígitos en valoración.
  • El Barça perdió un total de 19 balones, y solo Kuric estuvo acertado de cara al aro.

El Real Madrid se llevó el tercer duelo de la serie por 81-66 a un Barça al que le condenaron las pérdidas. Los blancos aprovecharon el físico de sus hombres grandes para volverle a ganar la partida en el rebote y decantar el encuentro. El domingo, la cuarta entrega de las finales de la Liga Endesa. La dupla formada por Yabusele y Poirier, los más destacados.

CLAVES DEL PARTIDO

1. Tavares y Deck, determinantes casi sin querer. En la primera mitad, no fueron los más decisivos ni los máximos anotadores -para eso estuvieron Llull y Hanga-. Tampoco fueron los más valorados y, sin embargo, sí fueron los más imprescindibles. La presencia en ambas zonas de Tavares se hizo notar en los intangibles y en los rebotes ofensivos, y una asistencia suya posibilitó un triple abierto de Deck para poner la máxima en el segundo cuarto (34-26).  Después, otro pase del pívot africano -esta vez a Causeur- hizo que el Real Madrid siguiera con la ventaja pese a las embestidas de Kuric primero y Mirotic después. Así pues, la dupla argentino-caboverdiana fue líder casi sin quererlo en una primera parte que acabó con 46-39 a favor de los blancos.

2. Kuric lo intenta, pero la unión hace la fuerza. Hacía tiempo que Kuric no encontraba el acierto que tuvo en el tercer duelo de la serie. Por momentos, en el tercer periodo parecía que solo él fuera capaz de resquebrajar el muro infranqueable de los locales. Un francotirador exhibiendo todo su arsenal y sintiéndose imparable. Kuric contra el mundo. Pero claro, ganó el mundo. El esfuerzo colectivo, la intensidad de los locales, el coraje blanco. Deck, Causeur, Poirier... y la defensa, sobre todo la defensa. 14 puntos concedidos ante una de las mejores plantillas de Europa, que se dice pronto, permitieron marcharse 13 arriba para encarar el último cuarto.

 

 

3. Las pérdidas, los rebotes y la falta de energía. El tercer choque estuvo marcado por las pérdidas del Barça. Los de Jasikevicius sumaron un total de 19 balones perdidos que dieron alas a los locales, pero no fue ese el único aspecto negativo que los blaugrana deben mejorar de cara al siguiente encuentro. La energía, las sensaciones, la chispa. Faltó, y mucho. Faltaban aún varios minutos y parecía que los visitantes no pudieran remontar ante las ganas y el pundonor de los locales. Si a eso le sumas los 15 rebotes ofensivos (5 de Poirier y 5 de Yabusele) de los locales, el resultado es claro: triunfo de un Real Madrid que se pone 2-1, a una sola victoria de lograr el título de la Liga Endesa 2022. En menos de 48 horas, el cuarto asalto.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
7 años 11 meses
#contenidos: 
739
#Comentarios: 
2,105
Total lecturas: 
2,582,382