Solapas principales

Emocionante homenaje a Quino Salvo en Vigo

  • La familia del baloncesto vigués despide a su ídolo y mejor jugador

Vigo le dijo hasta luego a Quino. No fue un adiós porque todos los amigos del bravo jugador vigués y los aficionados al baloncesto de la ciudad esperan volver a recordarlo todos los años en las mismas fechas. La afluencia masiva de ayer es un argumento de peso para ello. Quino y el baloncesto vigués se lo merecen.

El pabellón de As Travesas retumbó con la fuerza de los aplausos. El habitual minuto de silencio se convirtió en una atronadora ovación que llegó al corazón de la familia Salvo, como todas las muestras sinceras de cariño hacia Quino que han recibido a lo largo de estos días de todo el baloncesto gallego y español.

El éxito del Memorial, valorando toda la repercusión que ha tenido en la prensa, el impacto en redes sociales y la abrumadora participación de los ciudadanos de Vigo, ha sido rotundo e incontestable. Todo gracias a las grandes amistades que Quino cosechó en vida. Julio Bernárdez, Alberto Abalde, Jenaro Vázquez y otros muchos han hecho un trabajo inmenso que merece no quedarse en flor de un día, si no convertirse en una cita ineludible de todos los veranos baloncestísticos.

Ante todo esto podría decirse que el partido era lo de menos, pero nadie hubiera osado decirle al implacable defensor gallego que un partido de baloncesto no era lo importante. Y una afición ávida de basket de primer nivel quería añadir a la emoción de la despedida el disfrute del espectáculo deportivo.

En el terreno del sentimiento no podía haber mejor partido. El Rio Natura Monbus Obradoiro, donde jugó Quino y representante del balonceso gallego en la Liga Endesa, contra un histórico como el Divina Seguros Joventut, que además cuenta este año con el otro entrenador gallego de la categoría y con el nuevo hijo pródigo del baloncesto vigués. Alberto Abalde se llevó el solo tantos aplausos como el Obra, y eso que el equipo santiagués está arraigado en el corazón baloncestístico de la ciudad olívica.

memorial_quino_salvo_-_parte1_-_vigo_1_septiembre_2016_11.jpg

Alberto Abalde (foto: Jorge González Marqués)

El partido fue de dominio absoluto de los compostalenos ante un Joventut en el que pesaron demasiado las notables ausencias de su juego interior:Miralles por lesión, Gielo por el preeuropeo y Stutz porque aun no estaba fichado. Esto provocó que el puesto de cinco estuviera siempre ocupado por un canterano, bien Terrence Bieshaar, bien Oscar Amo, y aunque el holandés hizo un buen trabajo, poca resistencia pudieron oponer a los interiores rivales. A Diego Ocampo no le quedó mas remedio que ordenar que su equipo priorizara el tiro de tres sobre las acciones en la zona.

memorial_quino_salvo_-_parte1_-_vigo_1_septiembre_2016_13.jpg

Pechacek (foto: Jorge González Marqués)

El Obra se mostró mas compacto y sus fichajes mostraron muchas ganas de agradar. Shayne Whittington y Rosco Allen transmitieron muy buenas sensaciones y pueden convertirse en los nuevos descubrimientos de Jose Luis Mateo. Mickey McConnell estuvo acertado en la dirección con 8 asistencias y el cuarteto de aleros  confirmó que son de total garantía y todos pueden aportar. Grata impresión también de Llovet y Pechacek con su trabajo y fortaleza. Obradoiro se llevó el triunfo en un día en que el resultado era lo de menos.

Pero por mucho que le fastidiase a Quino los momentos importantes de la jornada fueron la ovación, el grito de "Quino, Quinooo", los regalos y cariños a su familia, especialmente a su madre, y el recuerdo constante de un maravilloso ser humano al que ayer todos sentimos cerca mientras ya lo echábamos de menos.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 11 meses
#contenidos: 
1,285
#Comentarios: 
3,078
Total lecturas: 
3,286,749