Solapas principales

Erik Quintela, un breoganista de cuna que ya conoce la ACB

  • El base lucense cumple un sueño a los 30 años
  • Imagen de portada: ACB Photo / C.Castro

La ciudad de Lugo se vestía de gala para regresar a la Liga Endesa. La visita del Lenovo Tenerife era un gran aliciente, y es que el conjunto tinerfeño está en la zona más noble del baloncesto español. El partido tenía algún que otro entresijo. Por un lado, Emir Sulejmanovic cumplía 100 partidos en la máxima categoría nacional. Pero, ¿qué tiene que ver Sulejmanovic con la afición lucense? Pues hay muchos puntos en común. El jugador bosnio disputó 31 de esos 100 partidos con el equipo gallego en la ACB en la temporada 2017-18. Gracias a aquella actuación, el interior ha logrado asentarse en una liga que se ha convertido en una absoluta locura, y la afición se lo reconoció con una bonita ovación durante la presentación de ambos rosters.

El otro aliciente venía con los debuts de varios jugadores en la Liga Endesa, pero llamaba la atención el caso de un jugador; Erik Quintela. El hermano de Sergi Quintela cumplía hace unas semanas los 30 años de edad, y le ha venido con el mejor regalo posible; una victoria en su debut en la máxima competición nacional. Su hermano Sergi ya había debutado en la anterior etapa del Breo en la ACB, pero Erik, el mayor de los hermanos, ha tenido que esperar mucho más para llegar a la élite. Tras pasar varios años en las competiciones FEB y en Portugal, el pasado verano tuvo la oportunidad de regresar a su casa, a Lugo. Con mucho sudor, esfuerzo y alguna que otra ausencia durante la temporada, el lucense consiguió ser uno más en esta temporada, y la verdad es que parece un hombre de la total confianza para Paco Olmos.

En el encuentro de hoy, Erik Quintela tenía que salir desde el banquillo, pero eso no parecía importarle. Cuando tenía que darle el relevo a Trae Bell-Haynes, Erik intentaba aportar todo lo que estaba en sus manos. Descaro, agresividad en defensa y confianza en ataque. Esto ha resumido la actuación de hoy del mayor de los Quintela. Los primeros tiros no entraban, pero una vez que se fijó en dar pases decisivos a sus compañeros, los puntos empezaron a caer, y las sensaciones iban cada vez a mejor. Cuando el partido ayuda, las actuaciones individuales salen mejor, y Erik lo sabía. Tras sus primeros 17 minutos en la ACB, el jugador acabó con 8 puntos (3/6 T2; 0/4 T3; 2/2 TL), 1 rebote y 4 asistencias, para conseguir una valoración positiva de 7 créditos. 

Esto no ha hecho nada más que empezar, pero si algo podemos asegurar es que Erik, un breoganista de cuna, se partirá la cara partido sí, partido también.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 11 meses
#contenidos: 
249
#Comentarios: 
628
Total lecturas: 
593,232