Solapas principales

La bomba de Chris Kramer

  • El último instante decantó el vencedor, anotando Chris Kramer una canasta clave para que el Granca se impusiese a Unicaja

Los tres primeros partidos del curso habitúan a ser el termómetro de lo gestionado en verano y trabajado en pretemporada, en los que surgen las primeras conclusiones acerca de los recién llegados y se construyen expectativas de cara al año entrante -siempre y cuando el nivel de los oponentes se asemejen al propio-. Para ello es un gran ejemplo el duelo que enfrentó a Unicaja y Gran Canaria, dos equipos con varias similitudes y de irregular trayectoria, diferenciándose en que en el pasado verano, los malagueños han ubicado el foco en el mercado internacional y los insulares en el patrio. Precisamente fue Norris Cole, uno de esos cajistas incorporados el pasado mes, quien dejó entrever, al igual que en el partido inaugural ante Obradoiro, la facilidad con la que cuenta para fabricar tiros de campo, sin ser el que más brillo concentró. Por su parte, Dylan Ennis vivió su primera noche como jugador amarillo cercana a la mediocridad tras dos jornadas previas en las que fue el principal soporte de la anotación.

 No fue demérito propio la razón por la que el base norteamericano no fue el mejor de los andaluces, sino por la fortuna con la que cuenta de estar acompañado en la parcela anotadora de Axel Bouteille y Jaime Fernández. El segundo de ellos ofreció una exhibición el pasado domingo en el Martin Carpena, a lo que se quiso remitir en la tercera fecha encendiéndose en los últimos compases. A pesar de ello, en dicha fecha, el mencionado alero francés destacó. Con 16 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias y 20 de valoración lideró a los suyos en tres cuartas partes del duelo, desapareciendo algo más en el último espacio.

rs391164_gpv_6930-01.jpg

Axel Bouteille (ACB Photo/ G. Pozo)

Los de Porfi Fisac comenzaron serios en el primer cuarto, llevándoselo cinco arriba y secando las ideas de un Unicaja que no atinó en la toma de decisiones al comienzo del duelo, algo que corrigió progresivamente hasta alcanzar a los isleños pasado el intermedio, catalogando el duelo de montaña rusa tras ir y venir el dominio, pasando pos manos canarias y malagueñas. Prueba de ello el resultado, liderado por el Granca a lo largo de la primera mitad y por el Unicaja en la segunda, siendo este último periodo más apretado, cuyas consecuencias fueron pagadas por los verdes en la última acción del encuentro.

Fueron AJ Slaughter y Artem Pustovyi los que dieron pie a que la ventaja inicial de los canarios resistiese en el luminoso hasta que la impetuosa salida de vestuarios de los de Fotis Katsikaris lo revirtiera. Hasta entonces, pagaron la falta de claridad en ambos aros.

Sin embargo, algo ha debido de cambiar con respecto al pasado curso para que los costasoleños volvieran a pisar el parqué después de los quince minutos con una garra impropia de tiempos anteriores. Katsikaris fue claro al ser preguntado por el análisis del cambio entre mitades: "Después del descanso había que corregir varios errores, lo hemos hecho y hemos sabido leer mejor su defensa, jugando con mucha energia y agresividad".

 

 

El griego no solo aludió a la mencionada intensidad, pues confesó haberse equivocado al apostar por tres organizadores para hacer frente a un quinteto de menos centímetros. Unicaja se encontró media decena de puntos arriba y desperdició varios ataques de los que más tarde se acordarían. Precisamente en el último lance del duelo, ya que tras agotar la posesión para cerrarla con un tiro fallido de media distancia de Norris Cole -quien estuvo acertado en el grueso del duelo- estando uno por encima, encajó un "tiro de suerte a canasta a ver qué pasa" (también palabra del técnico cajista) de Chris Kramer sobre la bocina que valió el gran partido vivido en el Carpena.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 mes 1 semana
#Contenidos: 
1
#Comentarios: 
1
Total lecturas: 
1,741

Comentarios

Triunfo de gran calado porque es una de esas canchas que se atragantan al Granca. Se produjeron errores groseros por ambos equipos pero en eso fallos creo que el Granca salía más penalizado. Un tercer cuarto malo pero el que el equipo siguió peleando el partido. Cuando ya parecía perdido fue Unicaja quien no supo concretar y Granca aprovechó su momento.

De todos los jugadores el que más perdido y más incertidumbre me genera es Illimane Diop. Esperemos que este pagando la adaptación y pase pronto.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar