Menorca oposita a Adecco Oro ante un Granada que sí hizo los deberes (74-54)

Solapas principales

  • El partido, ganado desde la defensa por los granadinos, fue un reflejo de las temporadas erráticas de ambos equipos

3950 esperanzas, oficialmente hablando claro, se dieron cita en el partido de la J24 entre los dos últimos equipos de la clasificación, Granada y Menorca, con rachas parecidas (1 victoria reciente en los últimos 12 partidos para Granada, 1 victoria reciente en los últimos 13 partidos para Menorca). De antemano podría presuponerse un partido tenso, con imprecisiones debido a las urgencias y “miedo a perder”… se colmaron todas las expectativas.

Carrusel de errores

El partido fue un carrusel de errores por ambos conjuntos (como dato, en el tercer cuarto hubo 8 ataques consecutivos en los que ningún equipo llegó a tirar), en el que tan sólo algunos jugadores parecían tener la serenidad suficiente para encarar el aro con garantías de éxito.

El equipo dirigido por Paco Olmos tan sólo dio señales de fortaleza en los primeros 7 minutos del encuentro, donde dominó el electrónico, hasta que el juego exterior granadino comenzó a funcionar. Evidenció Menorca entonces una debilidad mental preocupante, y una “relajación defensiva” que propiciaba canastas fáciles del contrario. Un equipo que lucha por la permanencia no puede ser tan blando en defensa.

Granada por su parte, que no hizo un buen partido, estuvo más intenso en defensa y comenzó a poner la primera piedra sólida de salvación en pista trasera, donde Prestes, Manzano, Gianella y sobre todo Guerra brillaron a gran nivel.

Aún así, el partido se mantuvo igualado, con rentas “elásticas” que se ensanchaban y encogían constantemente, aunque siempre mantenía Granada la iniciativa en el marcador, hasta el último cuarto, donde Menorca perdió toda la fe, de la poca que había puesto sobre la pista, que le quedaba y dobló la rodilla ante un Granada que aprovechó para darse un baño de moral.

Juego interior balear… inesperado

Todo el mundo en Granada “temía” a la pareja Victor-Donaldson, sus números son propicios para ellos, pero ante la pareja Prestes-Lima bajaron su rendimiento de manera escandalosa. Prácticamente “no hicieron nada”; Cuthbert Victor cometió personales muy rápidamente, lo que lo llevaron al banquillo demasiado pronto, y Donaldson no encontraba espacios para maniobrar.

Fue entonces cuando surgió la pareja Radenovic-Torres. Entre ambos sostuvieron a su equipo durante el segundo y tercer cuarto, llegando a igualar el partido (49-45, m.27) aprovechando la ausencia de Coby Karl por personales. Entre ambos marcaron 22 puntos en estos dos cuartos de los 32 que consiguió el cuadro balear.
Al final del encuentro, y con el partido resuelto, tanto Victor como Donaldson maquillaron sus estadísticas, pero no dejaron buenas sensaciones en Granada.

Tres Pilares

Granada se apoyó en ataque en tres pilares equilibrados: Prestes en el juego interior, Karl en larga distancia y Stefansson en los momentos “hot” del partido.

Paulo Prestes hizo un partido para enmarcar en ambas zonas: 10 puntos, 14 rebotes (5 ofensivos) y 2 tapones lo llevaron a conseguir el MVP del partido. Buena “culpa” de esto la tuvo el trabajo de Augusto César Lima (Brito), que abrió la defensa con sus lanzamientos exteriores.

Coby Karl fue el arma infalible desde larga distancia, 5/5 en T3, aunque tuvo su lado oscuro con 5 pérdidas. Sus triples llegaron en momentos clave para lanzar a su equipo cuando más apretaba Menorca.

Jon Stefansson fue la casta, las ganas y la testosterona que necesita un equipo con una plantilla corta. Contagió a los más jóvenes de su raza, además de demostrar su solvencia, tanto en el tiro de media-larga distancia como en penetraciones imposibles de parar. 21 puntos, 4 rebotes, 2 recuperaciones y 4 faltas recibidas demuestran el gran trabajo que realizó el escolta islandés.

Con los pies en el suelo

Los entrenadores de ambos equipos se mostraron en rueda de prensa muy cerca de la cruda realidad que viven sus equipos.

Curro Segura quiso huir de euforias por el resultado: “La diferencia final ha sido más amplia de lo mostrado en el partido, pero estamos muy contentos por la victoria. Lo malo es que no hay mucho tiempo para celebrarla y tenemos que pensar ya en el Estudiantes para intentar sacar una victoria a domicilio, lo que sería fantástico. El partido ha tenido la tensión prevista por la situación en la tabla de ambos equipos. Hemos tenido capacidad de estar más tranquilos cuando Menorca ha tenido una buena racha de juego. Cuando ellos se han acercado nosotros hemos tenido calma para saber sufrir, mientras que Menorca ha notado el estar abajo y ver que el tiempo no paraba de correr”.

Paco Olmos por su parte se mostró resignado con el baloncesto desplegado por sus jugadores: “Si quitamos el 2/2 de Radenovic, el resto ha hecho 0/13 en triples pese a tener tiros librados. En la primera parte hemos entendido mejor su juego y nos hemos ido al descanso dominando el ritmo y yendo de menos a más. En la segunda parte nuestro nivel defensivo ha sido aceptable, pero la situación de crisis definitiva ha sido nuestra falta de acierto, nos entró ansiedad al ver que no metíamos los tiros. Da igual si trabajas atrás porque, si no anota, todo se pone cuesta arriba”.
 

Sobre el autor

Antiguedad: 
13 años 12 meses
#Contenidos: 
743
Visitas: 
5,084,754
Comentarios: 
6,464

Comentarios

Estoy contigo marianogg. Vamos paso a paso. Yo ya escribí tras el partido ante Cajasol que la dinámica es mucho mejor que hace un mes. A ver si las lesiones nos respetan de una vez por todas hasta final de temporada. Yo lo que veo ahora mismo es un equipo que aspira a quedarse en esta categoría y sinceramente, si hay que agarrarse a un clavo ardiendo yo me agarro. Además de problemas económicos, lesiones, etc.. el pesimismo vivido en torno al club durante todo el año ha hecho bastante daño. Yo no quiero ser iluso, pero mientras hay vida hay esperanza. Y este equipo ahora mismo está vivo, eso no lo duda nadie. No se si está situación durará uno, dos, varios partidos o hasta final de temporada, pero vamos paso a paso y si se desciende, ya tendremos un verano entero para analizar y adaptarnos a la nueva situación.

Menorca tiene pinta de no hacer nada y de preparar equipo para salir en LEB...Se fichó a Melvin Sanders que está ofreciendo un rendimiento bastante discreto, antes hubiera buscado algún nacional en LEB con más hambre.Recordar tb que Olmos renovó hace pocas semanas, no lo entiendo.
En cuanto a Granada es muy muy difícil pero no imposible, alguien sabe algo de como está economicamente?dicen que realmente mal, esperemos que se salven en ambos ámbitos

como dije hace 2 semanas, todo no pintaba tan negro para granada, aun con lo que tiene, puede permitirse ganar de 20, y reciben en casa a manresa y alicante, con lo cual hacienddo los deberes en un par de partido fuera de casa podrian estar ahi, cuestion de trabajo...y ganas.

Aunque mantengo mi opinion,si que es cierto que por supuesto Granada se ha ganado por lo menos el derecho de luchar y creer hasta el final.
Que ojala hubiera milagro para Granada,aunque mucho me temo que ese es el problema,un milagro.
Si en casa ganan a Alicante y Manresa una oportunidad REAL se abriria de par en par.
Mucha suerte Granada.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar