Bullock y Calloway acaban con la superioridad de Unicaja en el último minuto (82 - 77)

Solapas principales

  • El escolta sigue en racha y el base se convirtió en héroe el día de su regreso a la ACB durante un último cuarto espectacular: 37-28

29495_0.jpg

Earl Calloway intenta anotar ante Unicaja (ACB Photo / Tolo Parra)
Fiesta del baloncesto andaluz, con un gran ambiente que propició la afición malagueña, siempre sobresaliente. La presencia de Satoransky en el quinteto tiular era un premio en toda regla por su imparable progresión y el checo respondió con un triple nada más empezar el partido. Paul Davis se encargaba de sacar los dientes de la defensa con dos tapones y Saúl Blanco dio la vuelta al marcador (03-05), seguido por Freeland. Un nuevo triple de Satoransky reimpulsó al Cajasol (06-07) antes de dejarle el sitio a Calloway, totalmente recuperado tras una lesión de 3 meses. Al terminar el primer cuarto, la defensa malagueña conseguiría dejar a Cajasol con sólo 8 puntos, 6 de ellos obra de la promesa checa.

No tardó mucho Unicaja en terminar de arrancar de la máquina y pronto llegaron las canastas de Berni Rodríguez y Saúl Blanco para distanciarse en el marcador (06-14). La canasta de Paul Davis no logró parar a los de Chus Mateo, que conseguían sacar de quicio al pívot norteamericano. Un fallo de Tripkovic desde la línea de 6.75 perdonó a Cajasol en la última posesión del primer cuarto (08-19).

La entrada de Triguero e Ivanov permitió a Cajasol mejorar en el rebote defensivo y frenar momentáneamente al conjunto visitante. Kirksay y Urtasun volvieron a meter a su equipo en la pelea (13-19), aumentando la presión defensiva a toda la cancha y provocando muchos problemas a Unicaja en la circulación del balón, para mantener al rival sin anotar durante 4 minutos. Freeland acabó con la sequía desde la línea de tiros libres, pero Cajasol ya estaba enchufado, con Calloway recordando por qué es el primer base del equipo e Ivanov anotando todo lo que se le había escapado a Katelynas. Otro que regresó hace tiempo, Bullock, robó un balón con el que terminó de asustar a los malagueños (20-22). Tras el tiempo muerto, apareció Archibald para palmear y anotar cuanto llegaba a sus manos, y contener en parte a los locales hasta llegar al descanso (27-31).

29496_0.jpg

Fitch intenta robar el balón a Ivanov (ACB Photo / Tolo Parra)
Tras la reanudación, el conjunto de Joan Plaza aprovechó que a Fitch y Archibald se le salían los balones para empatar el partido (31-31). Berni Rodríguez anotó un triple, y entre Joel Freeland y Blanco devolvieron la distancia que hasta entonces había caracterizado al marcador (33-38). Earl Calloway lideró un nuevo parcial de los sevillanos, que Unicaja sólo pudo parar con faltas personales para alcanzar pronto el bonus y llevar una y otra vez a los locales a la línea de tiros libres. Triguero empató de nuevo el partido (43-43) y Roderick Blakney volvió a deshacer la igualada con dos triples consecutivos. Cajasol lo seguía intentando, remaba y remaba, y Unicaja no dejaba de responder para ofrecer a los aficionados de ambos conjuntos un gran partido que llegaba a su último cuarto (45-49).

Un nuevo mate de Joel Freeland (hasta 4 veces terminó colgado del aro) y un posterior 2+1 impulsaron a Unicaja nada más comenzar los últimos diez minutos, que Tripkovic coronó con un triple (49-57) para grabar la distancia que permaneció en el marcador durante el resto del partido. Los dos encuentros intercambiaron canastas y penetraciones, se citaron en la línea de tiros libres y ofrecieron un espectáculo ofensivo que tenía por protagonistas a Bullock por parte de Cajasol y Freeland y Printezis por el conjunto malagueño. Kirksay volvió a hacer de las suyas, robando una pelota desde la oscuridad y Davis acudió en ayuda del tirador cajista. Cajasol lo intentó con una defensa en zona y Tripkovic pareció sentenciar con un triple (64-70). Anotó Ivanov por dentro, y McIntyre lo hizo por fuera (66-73). Todo parecía decidido, hasta que entro llorando el 2+1 de Davis y Bullock levantó a la grada (71-73). Apenas quedaba un minuto para el final del partido y tenía la posesión Unicaja cuando Kirksay robó el balón y se lo dejó a Urtasun, que volaba hacia el aro y se la cedió a Calloway para que lo intentara desde la línea de 3 puntos, sin nadie cerca para acudir al rebote. Solo y a sangre fría, el base cajista se transformó en el héroe del partido el mismo día que regresaba a la ACB (74-73).

29498_0.jpg

Bullock anota bajo el aro (ACB Photo / Tolo Parra)
Unicaja acumuló varias pérdidas de balón en sus nuevos ataques y paró a Cajasol con personales, aumentando levemente la misma diferencia que McIntyre fulminó con un nuevo triple al contraataque (78-77). Los hombres de Chus Mateo no habían dado el partido por perdido, pero todos los balones pasaban ahora por las manos de Bullock y el escolta no se permitió fallar desde la línea, sentenciando (82-77).

El resultado fue un bonito encuentro con un último cuarto espectacular (parcial total de 37-28) y que aprovechó Joel Freeland para exhibirse: 18 puntos, 12 rebotes, una asistencia, un robo y un tapón para irse hasta los 26 puntos de valoración. Berni Rodríguez puso de su parte con 8 puntos y 3 rebotes, y completaron las buenas sensaciones Saúl Blanco (más al principio que al final) y los 10 puntos de McIntyre. A su paso por rueda de prensa, Chus Mateo sólo tuvo palabras de elogio para su equipo por los 39 primeros minutos del partido y lamentó que 60 segundos pudieran difuminar todo el trabajo que habían realizado, pero aseguró que a pesar de ser un año duro para el equipo, no bajarán la cabeza.

Por parte de Cajasol, las buenas noticias llegaron con la mejoría de Ivanov y la confirmación de Satoransky, que completó una buena actuación con 12 puntos (entre ellos, 3/4 en triples), un rebote y 2 asistencias para 12 puntos de valoración. El búlgaro, por su parte, puso los puntos y rebotes que se le piden desde el banquillo (10 puntos, 7 rebotes). Muy dulce fue el partido de Sweet, que con 21 puntos, 2 rebotes y una asistencia volvió a brillar (23 de valoración), e inmejorable el regreso de Calloway, reflejo de la filosofía a la que apeló Joan Plaza después del partido: remar y remar.

 

Sobre el autor

Antiguedad: 
10 años 10 meses
#Contenidos: 
460
Visitas: 
2,575,191
Comentarios: 
3,213

Comentarios

Algo equiparable a los increíbles 47 segundos que culminó Herreros en el 5º partido de la final ACB 2005, aconteció en este partido. El minuto 4 segundos que transcurrió entre el 66-73 al 82-77 final es ya uno de los finales más increíbles de la historia de la ACB, aunque sorprendente suscite tan pocos comentarios.
Como reconocimiento a lo acontecido, aquí dejo el mío.

Puesa a mí este Unicaja me parece igual de irregular que el que inició la campaña... No se puede dejar escapar esa diferencia en un último minuto.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar