Tras un mal primer cuarto, los andaluces se reecuentran y barren a un irreconocible Valencia por 82-53

Solapas principales

  • El fruto del juego andaluz fueron los 29 balones perdidos por parte de los valencianos, quienes hicieron uno de los peores partidos que se les recuerda. Earl Calloway, con 21 puntos fue el mejor del ataque sevillano, mientras que Perovic, con 17 de valoración, se salvó en los visitantes

20177_0.jpg

Earl Calloway dirige y anota con facilidad en esta liga
El choque comenzó frío para ambos conjuntos. Quizá influenciados por la falta de público que se dió cita en el Pabellón de San Pablo, no entraron en él hasta casi el segundo cuarto. Y es que en cinco minutos, cada equipo metió sólo cuatro puntos. Poco a poco, el Power Electronics Valencia hacía acto de presencia y de la mano de De Colo, lograba un 6-13 a tres minutos. En el bando andaluz, fue Ellis, con un 3 más 1, quien metió de lleno a su equipo en el choque y con un parcial de 9-0 y 19-14 en el marcador, concluyó ese primer periodo.

Sin embargo, lo que verdaderamente hizo que se desnivelara la balanza fue la defensa local, un martillo pilón que empezó a carburar y no paró en ningún momento hasta sacar del partido a los de Spahija. El ejemplo más claro fue la incomprensible pérdida más antideportiva del francés, De Colo (acabó con -8 de valoración). Ésa jugada resume el pobre juego mostrado en San Pablo por el cuarto clasificado de la ACB. Esto provocó un 13-0 de parcial para los de Plaza, y colocaba el 28-14 a tres para el descanso. El técnico croata, con cambios de jugadores y de sistemas, intentaba sacar a sus chicos del atolladero, pero sólo Perovic encontraba facilidades en ataque, que mantenían a flote a los valencianos con un 32-24 al descanso.

20178_0.jpg

Savanovic se faja ante los hombres de Spahija

Apisonadora sevillana

En la reanudación, los andaluces no bajaron el nivel defensivo ni un milímetro. Plaza gritaba a los suyos desde la banda para que no cayeran en la tentación de la relajación y así sucedió. A esto se sumó la batería de lanzadores de tres que, encabezados por Ellis (acabó con 3de 5), Calloway y Kirksay, pusieron la ventaja en doce puntos a favor para un Cajasol que sonaba en todas sus facetas como una orquesta. El conjunto visitante era todo lo contrario; las individualidades marcaban su rítmo a base de buenas jugadas aisladas de Claver, pero no deslucieron el buen trabajo en defensa y en ataque de un Tariq Kirksay que dejó el electrónico en 52-35. ¡Sí sólo 35 puntos anotados por el cuarto clasificado!

20179_0.jpg

Kirksay penetra a canasta con Pietrus peleando la posición
En el último periodo, una tontería de Pietrus, alimentó la ventaja andaluza, quienes seguían impecables en defensa y espléndidos en ataque. Con seis puntos seguidos de Calloway y otros siete de Kirksay, llevaron la ventaja hasta los 30 puntos que, finalmente, fue maquillada por los de Spahija hasta el 82-53 final.

El entrenador valenciano reconoció la justa derrota calificando el encuentro de sus jugadores como "el peor de la temporada", además, achacó el mal juego de su equipo a la "falta de concentración"y pérdida de los nervios de sus chicos que estuvieron "demasiado pendientes de los árbitros". Por su parte, Joan Plaza no pudo ocultar su alegría por el juego mostrado y el paso dado para estar en la Copa, aunque no se conforma "con un partido ganado más y van a "pelear los cuatro", afirmó, en alusión a los que quedan hasta el corte para la disputa de ése torneo. La próxima semana, ante el Caja Laboral, tendrán otra oportunidad para continuar con esta racha que no es fruto de la casualidad.

 

Lo mejor: la solvencia general del Cajasol; la buena defensa construye un sólido ataque, en un bloque en el que siempre ponen la guinda tres o cuatro jugadores.

Lo peor: las 29 pérdidas de balón visitantes, un lastre difícil de superar, y la irregularidad mostrada por un pésimo De Colo, de quien se espera más.

 

Sobre el autor

Antiguedad: 
11 años 7 meses
#Contenidos: 
15
Visitas: 
70,358
Comentarios: 
95

Comentarios

No se lo diferente de este año pero parece que se han quitado esa maldicion que parece que tenian encima, pq eran muchas temporadas seguidas haciendo buenos proyectos, fichando gente buena y gastando mucha pasta para sufrir siempre la sombra del descenso cuando eran equipos diseñados para playoffs.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar