El DKV Joventut se apodera de la quinta plaza

Solapas principales

  • El DKV Joventut pasa a formar parte del selecto grupo de equipos que son capaces de vencer en Gran Canaria, junto a Tau y CAI, en un encuentro de Playoff.

Sabor a Playoffs

El partido de esta mañana ha tenido un puro sabor a Playoffs. Duro y reñido hasta el final ha enfrentado a dos equipos que estarán presentes en los próximos playoffs por el título. El Kalise Gran Canaria comenzó dominando el encuentro, como suele hacer en el Centro Insular, hasta el inicio del último cuarto donde Demond Mallet (17 puntos, 4 rebotes y 2 asistencias) con un gran triple ponía las tablas en el marcador (60-60). El equipo local volvió a acelerar llegando a un cómodo 70 a 62 en el ecuador del cuarto. Fue entonces cuando apareció Jasaitis (12 puntos, 5 rebotes) que con sus 6 puntos consecutivos puso a su equipo muy cerca del rival. Los momentos finales fueron de playoffs; es decir, apretado y con una gran tensión, aunque esta vez el objetivo era otro: la quinta plaza. El DKV Joventut se llevó el triunfo final (72-77) basándose en una sólida defensa y un ataque bien dirigido por Ricky Rubio.


Espectacular una vez más

Después de una semana siendo portada de todos los periódicos deportivos (y algunos no tan deportivos) Ricky Rubio afrontaba su primer partido después de hacer pública su decisión de ser elegible en el próximo draft de la NBA (del 25 de junio). Además era el 1.000 en la historia de “la penya” y todas las miradas recaían en él desde el primer segundo. Ricky, una vez más, no defraudó jugando al más puro estilo Jason Kidd (rozando el triple doble con 9 puntos, 11 asistencias y 8 rebotes), haciendo un símil con su futuro NBA. Es decir, demostrando ser un buen director de juego capaz de hacerlo casi todo en la pista: rebotear (8), asistir (11) y anotar (9) cuando sea necesario. Seguramente este último aspecto será la asignatura pendiente que más trabajará Ricky en su futuro NBA, junto a las pérdidas de balón (7 en el encuentro de hoy).

Dominio interior

El encuentro entre Gran Canaria y Joventut originó varios duelos interesantes pero el protagonizado por ambos juegos interiores destacó por encima de cualquier otro. Mientras que Savané (13 puntos, 1 rebotes) y Augustine (16 puntos 5 rebotes) ponían los puntos, Hernández Sonseca (5 puntos, 9 rebotes), Moiso (12 puntos, 6 rebotes) y Bogdanovic (13 puntos, 9 rebotes) ponían el dominio reboteador, aunque eso sí, ayudados por un gran Ricky Rubio, demostrando su calidad y su polivalencia en una pista. Ya en el descanso llevaba 3 puntos, 7 rebotes, y 5 asistencias, camino del triple doble. Sito Alonso con Bogdanovic de 4 muy abierto hizo bastante daño a una defensa canaria a la que le suele atragantar este modelo de jugador. Maldonado y su equipo no supo contrarrestarlo buscando balones interiores para un Augustine que cuajó un gran partido, pero que podría haber sido la pieza clave del triunfo amarillo.


Inexperiencia

El Kalise Gran Canaria suma con ésta cuatro derrotas consecutivas, aunque lo peor para el equipo canario no es esta racha negativa sino lo evidenciado en este encuentro. Nos referimos a la evidente falta de experiencia en la disputa de los momentos decisivos de un duro choque. No solo en este encuentro al Gran Canaria le ha faltado cierta tranquilidad y un jugador franquicia en los momentos cruciales. Un jugador que sea capaz tomar el mando y tirar del carro. La principal virtud del equipo, como es: un sólido bloque donde todos los jugadores tienen la misma importancia, se puede volver en su contra en el peor momento: los Playoffs que están a la vuelta de la esquina, donde se verán las caras con toda seguridad ante el Unicaja Málaga de Aíto o el Real Madrid de Bullock, Reyes y compañía.
 

Sobre el autor

Antiguedad: 
17 años 10 meses
#Contenidos: 
185
Visitas: 
514,343
Comentarios: 
601

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar