Solapas principales

Lo mejor del decenio: La Perfect Season del Real Madrid

  • 2014-2015, la mejor temporada en la historia del conjunto blanco en la que se consiguió ganarlo todo
  • Un bloque unido, un estilo de juego único, un baloncesto que enamoró a toda Europa y que consiguió ganarlo todo con carácter

Toca remontarse al verano de 2014 en la capital española. Los títulos de liga y copa parecían saber poco a una afición blanca que llevaba años enamorada del juego de los suyos pero que veía como todo se derrumbaba en las finales de Euroliga ante equipos teóricamente inferiores. Comenzaba a haber un sector blanco que tachaba a Laso de entrenador poco cualificado, que no sabían jugar finales, … a lo que sumar la salida de la gran joya de la cantera Nikola Mirotic rumbo a la NBA.

Existían dudas sobre la continuidad de Pablo Laso al frente del equipo, pero finalmente se opta por mantener al capitán del barco, pero con importantes cambios en la plana mayor. Los entrenadores ayudantes Hugo López y Jota Cuspinera no son renovados y en su lugar se opta por dos entrenadores contrastados y conocedores de la casa como Chus Mateo y Zan Tabak para ayudar a Laso en la tan difícil misión de conquistar Europa.

Los fichajes de verano tampoco parecían convencer a muchos con un joven y desconocido Facundo Campazzo llegado desde Peñarol para completar a los Sergios en la dirección de juego, un Jonas Maciulis en horas bajas tras su salida del PAO, y dos incorporaciones con un coste para las arcas del club que muchos no compartían como Andrés Nocioni o Gustavo Ayón.

Llega septiembre y toca comenzar la competición con la Supercopa de Vitoria. La primera toma de contacto se da ante Valencia Basket con los capitanes merengues tomando el mando del partido (Llull, Rudy y Felipe). De los nuevos fichajes solo Nocioni parece estar completamente asentado mientras se mantienen las dudas sobre el binomio entre Laso y los hombres grandes del conjunto blanco. En la final esperaba “el de siempre”. Un Barça reforzado con ganas de revancha se disponía a hacer frente al poderío blanco utilizando a sus torres (Tomic, Pleiss y Lampe) como principal arma ofensiva ante la superioridad ofensiva de los blancos en el perímetro. Sergi Llull fue la primera espada blanca de nuevo (y MVP de la Supercopa) pero con un imperial Bourousis como escudero.

RESUMEN. El Real Madrid logra el triplete en la Supercopa Endesa (99-78)

Tras el título de Supercopa (tercero seguido para los blancos), arrancaba una temporada con muchos partidos y exigencias para los blancos. Una plantilla larga con un bloque de jugadores que llevaban cuatro temporadas compartiendo vestuario y con el mismo técnico facilitaba el inicio de competición. Pero la temporada empezaba con más derrotas de las esperadas y a los blancos les costaba varias jornadas asegurar la primera posición de la tabla que ya no volverían a perder. En competición europea, Laso aprendía de sus errores de antaño y dosificaba a sus jugadores para llegar más descansados a la fase importante del año. Jugadores como Rivers comenzaban a enamorar al público a través de su fascinante muñeca mientras que Nocioni se ganaba a toda la grada con su entrega y garra. Gustavo Ayón, una de las grandes apuestas del club este verano, mostraba un inicio dubitativo despertando las críticas de los más exigentes (e impacientes) pero poco a poco iba encajando en los esquemas de laso relegando a toda una leyenda como Bourousis al banquillo. El fichaje más desaparecido era el joven base argentino Facundo Campazzo cuya participación en los esquemas de laso quedaba relegada a minutos muy testimoniales dada la gran competencia existente en el puesto de base con dos megaestrellas como Sergi Llull y Sergio Rodríguez. Pese a sus pocos minutos, Facu tardaba poco en demostrar a todos que su garra y carácter le convertían en un hombre muy grande pese a su estatura con episodios para el recuerdo como su encontronazo con toda una leyenda como Diamantidis.

Facundo Campazzo vs Dimitris Diamantidis Judo!! Real Madrid vs Panathinaikos {22/1/2014}

Se suceden los partidos en Europa y Liga Endesa hasta que llega febrero y con él uno de los acontecimientos más esperados: la Copa del Rey. Los blancos se plantaban en Gran Canaria siendo los vigentes campeones, ante Barça, Unicaja, Zaragoza, Bilbao, Valencia, Joventut y Gran Canaria. Los de Laso se plantaban en la final tras imponerse con claridad a Zaragoza y Joventut, teniendo de nuevo al eterno rival como última barrera para conseguir el título.  Como en cada clásico, Xavi Pascual apostaba por Ante Tomic como eje del juego blaugrana haciendo daño en la pintura blanca con su superioridad de centímetros (40 de valoración para el interior blaugrana). El conjunto blanco supo responder a los golpes con un soberbio Rudy Fernández (MVP de la Copa) y una magistral actuación de los actores secundarios: Maciulis, Ayón y Nocioni.

Segundo título de la temporada para los de Laso y a seguir centrados ante la fase final del campeonato. En los cruces de Euroliga, tocaba un Anadolu Efes bien reforzado con jóvenes talentos (Osman, Saric), veteranos contrastados (Perperoglou, Lasme, Bjelica) y dos bases bien conocidos como el madridista Draper o Thomas Heurtel. Partidos disputados de principio a fin, resuelto en cuatro partidos para los de Laso con un balance de 3-1 (solo una derrota en Estambul y con un triple in extremis de Matt Janning para ganar el partido).

Tocaba de nuevo disputar una Final Four y esta vez se jugaba en casa. Los nervios invadían las piernas de muchos jugadores tras dos años consecutivos firmando unas temporadas magistrales, pero cayendo en la final ante rivales teóricamente inferiores (Olympiacos y Maccabi). Era la hora de los guerreros, no importa el talento, cómo haya ido la temporada, quien sea el rival, … la Final Four es una nueva batalla donde todas las ovejas se vuelven lobos. El primer rival era el nuevo Fenerbahçe de Obradovic. Un equipo completamente nuevo, pero como estrellas destacadas como Goudelock, Bjelica, Bogdanovic, Vesely, Zisis, Erden, Zoric, … y una gran temporada a sus espaldas. La Mini Mamba salía con fuerza al partido (26 puntos) pero los de Laso mostraban una confianza y seguridad en su juego que solo las heridas de mil batallas pueden darte. Templanza, juego coral y seguridad en un bloque muy unido y conjurado en la conquista de Europa. Los de Laso se encontraban muy cómodos en el partido como si se tratase de un partido más en casa. Los triples de Rivers (5/6), la magia del Chacho, la lucha de Ayon o el carácter de jugadores como Llull, Reyes y un rejuvenecido Andrés Nocioni que no se iba a irse a casa sin este título.

RESUMEN COMPLETO en español: Real Madrid Fenerbahçe, FINAL FOUR EUROLIGA 2015

Victoria “fácil” y a pensar en la final ante un fantasma que aun hacía llorar a los niños de la capital española: Vassilis Spanoulis. Ese jugador que líquido a los blancos dos años atrás remontando él solo 20 puntos volvía a suponer el dragón a matar para conseguir el tesoro. Pero esta vez los caballeros que se iban a enfrentar a la bestia roja eran muy distintos. Algunos eras los mismos, pero con la lección bien aprendida en sus cicatrices, otros caballeros eran nuevos, pero con tantas guerras a sus espaldas que ya no sentían nada al ver a tan majestuosa criatura al poder sentarse en la misma mesa a comer. Arrancaba la final con mil nervios entre el público merengue, con los fantasmas del pasado revoloteando por el WiZink center y el sudor deslizándose por la frente de Pablo Laso. Era la tercera final consecutiva y no se podía fallar. Los de Laso supieron desde el principio que, si al dragón rojo le cortaban la cabeza, el resto de la horda se hundiría sin su líder; y así fue. La brillante defensa de los blancos con Nocioni empujando a todo el equipo, los triples increíbles de Carroll que dejaban boquiabierto hasta a su majestad el Rey Felipe VI y el magnífico juego coral que tanto caracterizaba al equipo; catapultó a los de Laso al cielo europeo rompiendo el maleficio de los últimos años y posicionando de nuevo al Real Madrid como Rey de Europa tras 20 años alejados de los trofeos. Una conquista de película con Andrés Nocioni como MVP a sus 35 años. El título que tanto ansiaba el mundo madridista y cuyo logro supuso un sacrificio y entrega palpable en las lágrimas de felicidad que brotaban de los rostros de jugadores, cuerpo técnico y plantilla.

RESUMEN COMPLETO en español FINAL EUROLIGA 2015: Real Madrid vs Olympiacos

Pero la temporada no acababa ahí pues aún quedaba la disputa por el título ligero. Antes de afrontar el Play Off, se producía un nuevo acontecimiento de gran importancia en la historia reciente del Real Madrid. En los últimos minutos del partido liguero ante Unicaja Málaga, Pablo Laso daba entrada en el parque del Wizink Center a un joven jugador esloveno de 16 llamado Luka Doncic. La gran promesa de la cantera debutaba a lo grande anotando su primer triple con el equipo y dando comienzo a un nuevo capítulo de la historia merengue.

LUKA DONCIC debuta en el Real Madrid con un TRIPLAZO | Liga Endesa

Llegamos a la fase final de la temporada con Gran Canaria como primer rival en el camino hacia el título. Los de Laso, motivados y con el título de campeones de Europa bajo el brazo, comienzan arrollando a los amarillos y finiquitando los cuartos con un claro 2-0. Pase a semifinales y el correoso Valencia como siguiente rival. Los blancos pierden el factor cancha en el segundo partido dando alas a un conjunto taronja motivado ante la gesta lograda en el WiZink Center. Tocaba viajar a Valencia para recuperar el factor cancha en una caldera naranja. Partido igualado de principio a fin y resulto por un formidable Sergi Llull con un triple para el recuerdo en la cara de Nedovic (100-103). Este era el año de los de Laso y todo salía bien. El conjunto blanco se recompuso tras el susto de Madrid y cerró las semifinales en tierras valencianas imponiéndose en los dos partidos fuera de casa y cerrando la eliminatoria con 3-1.

¡Triple ganador de Sergio Llull!

Tocaba jugar la final de liga (“una final más”) ante el eterno rival. Las heridas por los últimos partidos aun hacían daño a un Barça en horas bajas cuyo máximo deseo era bajar de las nubes al enemigo número uno. Como siempre, el primer partido es clave para determinar el devenir de la serie y ambos equipos salieron a darlo todo. Los de Laso demostraron una vez más cómo la base de su existo se debe al bloque unido teniendo a 4 jugadores por encima de los 10 puntos con especial protagonismo para la dupla Chacho-Rudy. Por el bando blaugrana, la joven perla Hezonja sacó todo su potencial firmando 18 puntos para hacer frente al poderío blanco. Partido disputado con victoria para los de casa por un apretado 78-72.

El segundo partido ya fue otra cosa. El conjunto blanco dominó el encuentro de principio a fin con una gran actuación de Llull y Rudy, teniendo como único escollo al talento de Doellman (100-80). Dos cero en el casillero y viaje a Barcelona para intentar cerrar la serie en el Palau. Tercer partido de la eliminatoria ante un Barcelona arropado por su gente y con ganas de revancha. Partido de tensión, intensidad y lucha de gigantes en el que destaco la figura del exmadridista Ante Tomic con 29 puntos y 7 rebotes. Pero de nuevo el gran juego coral blanco, en el que cualquiera de los 12 jugadores puede tener el día y suponer un factor diferencial, decantó la balanza del partido con especial protagonismo para Jaycee Carroll (19 puntos) y Andrés Nocioni. El cañonero americano fue la primera espada blanca con el Chapu como líder del equipo en la faceta amínica y defensiva. Un jugador todo carácter que dejaba para el recuerdo esa celebración del triple en el último cuarto en el que “resaltaba” sus enormes **.

Curiosa celebración de Nocioni

Los blancos cerraban de la mejor manera posible una temporada histórica imponiéndose por 3-0 en la final y levantando el título liguero en casa del eterno rival. Una temporada que se cerraba, pero quedando muchos meses en el año para seguir ampliando el número de trofeos en las vitrinas. Tras el verano, el conjunto blanco, con nuevas caras en el equipo (Trey Thompkins, Jeffery Taylor, Willy Hernángomez y Luka Doncic), comenzaba la temporada en Brasil disputando la Copa Intercontinental ante el Baurú del exmadridista Rafael Hettsheimeir. Un rival a priori de bajo nivel pero que supo poner las cosas difíciles empleando una dureza desmesurada permitida por un colectivo arbitral que dejaba mucho que desear. En el primer encuentro los blancos perdieron por un punto ante un Baurú batallador, pero supieron recomponerse en el segundo encuentro marcado por la inexplicable expulsión de Sergio Rodríguez, con un grandísimo Carroll (22 puntos) y los primeros destellos de calidad del recién llegado Trey Thompkins (17).  Los blancos conquistaban las Américas y sumaban un nuevo trofeo en una nueva temporada dentro de un año para el recuerdo y luciendo unas camisetas cuyo lema no podía definir mejor la proeza blanca: “Perfect Season”. Así cerraron los blancos una temporada para la historia con pleno de títulos y un juego que enamoró a toda Europa.

Real Madrid Televisión | En el corazón de La Novena (HD)

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 7 meses
#contenidos: 
460
#Comentarios: 
1,217
Total lecturas: 
1,426,895