Solapas principales

¿Por fin se reconocerá a la 1ª estrella del basket en España, Marcel·lí Maneja?

maneja_vuela_a_canasta.jpg

Marcel Maneja vuela hacia canasta ¿estamos en los años 40? (Foto: Archivo MM)
En enero de 2020 le propuse a Álex Porqueras, en el departamento de deportes y cultura de L’Hospitalet de Llobregat, hacer una charla el 30 de junio sobre el primer y único título nacional que consiguió el CB Hospitalet en 1940, es decir, 80 años antes. En aquel equipo compitió Marcel·lí Maneja, pionero de pioneros, como líneas más abajo comprobaréis. Álex, siempre interesado en llevar a cabo iniciativas en su ciudad, aceptó encantado y me reunió, un mes más tarde, con Joan Ramón Patón (Presidente del CB Hospitalet) y Paco Caballero (Director Deportivo del CB Hospitalet). Sinergia total, aquello era un gran primer paso para hacer un evento involucrando a todos los clubes de L’H. Paralelamente, les trasladé una idea de Amadeo Soto, aunque viviendo en Badalona, enamorado del baloncesto y de la trayectoria de Marcel·lí que también compitió allí. Consistía en soprender a todos los asistentes con una noticia homenajera al histórico jugador: ¿Poner su nombre a un pabellón de L'Hospitalet? ¿A una plaza? ¿A una calle? Varias fueron las ideas que puse sobre la mesa. Todos los asistentes de la reunión estabámos emocionados y pensamos cómo darle viabilidad a la propuesta. Como todos sabéis, a mediados de marzo se decretó el estado de alarma por la pandemia del Covid-19 y nuestro proyecto se disipó como el de otros tantos. Sin embargo, el empeño de Amadeo y Francesc Maneja (hijo de Marcel.lí), continúa y, con la ayuda del CB Hospitalet, han lanzado una campaña para que el pabellón de “El Centre”, donde juega el club en cuestión y el Centre Catòlic de L'Hospitalet (donde también jugó Maneja), adopte el nombre de nuestro querido, pero ya desaparecido, protagonista. 

Tengo la esperanza de que los lectores de Solobasket, a estas alturas, ya sepan quién era Marcel·lí Maneja Granell (Hospitalet de Llobregat, 1921-2015). Pero permítidme que insista en su trayectoria e impacto en los inicios del baloncesto. Su formación fue en el CB Hospitalet, en sus inicios llamado Atlètic BC Júniors (1935-42), ganador de dos campeonatos con la Penya (1946-53), donde lideraba el "Huracán Verde". Antes de ser verdinegro, también jugador del Centre Católic de L'H (1943-46) y del Español (1942-43).

Después de pasar un buen puñado de años estudiando la historia de este deporte, buceando en libros y documentos, charlando con testimonios y estudiosos, es fácil llegar a la conclusión de que Marcel·lí Maneja no sólo fue la primera estrella del baloncesto masculino  en España, también fue la primera figura que representó la posición del base. Anotaba, tenía dominio con el balón, pasaba y dirigía. Además fue el primero en insuflar espectáculo en una pista o campo (sí, antes en el máximo nivel, también se jugaba en tierra). Pases sin mirar, entre las piernas contrarios, superaba a su defensor pasándose el balón por la espalda para continuar el bote… todo, sin referencia alguna. Instinto y creatividad bestial. 

Entonces ¿Por qué se sabe tan poco sobre él? Doy las gracias a la Televisió de L'Hospitalet por brindarme la ocasión de intentar explicarlo junto a su hijo Francesc y el historiador Eric Gil.

AQUELLOS NO TAN MARAVILLOSOS AÑOS

Eran los años 30, años 40, años 50. En 1936, Marcel·lí, con 14 años, jugaba con los juveniles, el (digamos senior) B y el primer equipo. Con estos últimos jugó bastantes partidos e, inclusive, estuvo a punto de ir a la Final. Asistió otro chaval de la cantera, Rodón, que estaba más fuerte y desarrollado. “A la próxima ya irás tú, Marcel·lí, no te preocupes”. Aproximadamente un mes después estallaba la Guerra Civil y el baloncesto, como muchas otras actividades, desaparecieron durante los tres años que duró. 

Por otra parte, no existe casi documentación y, aún menos, material audiovisual de aquellas décadas. 

En el estilo de juego y mentalidad de esos tiempos, y posteriores, se estilaba seriedad, rigidez y poco conocimiento en el juego. Los entrenadores eran, prácticamente, figurantes y no tenían capacidad para desarrollar las virtudes de sus jugadores y, en ocasiones, podían llegar a frenar iniciativas diferentes, espectaculares… Muchas veces, el malabarista juego de Marcel·lí no estaba bien visto. Hasta por sus propios entrenadores, y seguro que algún compañero, lo tomaba como una falta de respeto, una ridiculización a los adversarios. A pesar de ser el mejor o, más tarde, uno de los mejores en su posición, MM tan sólo jugó alrededor de 10 partidos internacionales con la selección española y la catalana. Nuestro deporte se había paralizado con la guerra y su posterior dictadura más allá de las fronteras y no se participó, durante muchos años, ni en Europeos, ni Mundiales ni Olimpiadas.

No obstante, ese puñadito de choques fueron suficientes para que en Francia, donde los asistentes hicieron una larga cola para conseguir un autógrafo suyo al final de un partido, se estusiasmasen con sus asistencias imposibles u otras virguerías con el balón. Allí le apodaron “La flecha catalana” debido a su talento, velocidad y salto. También en Suiza, donde el entrenador rival aseguró que “era increíble” o en Bruselas, donde le bautizaron con el nombre de ‘El pequeño Globetrotter". Pensad que, por esos años, en el Europeo del 42, Francia había quedado 3ª, Suecia 4ª y Bélgica 5ª.

EL TRABAJO, LO PRIMERO

Eran otros tiempos, la posguerra. Miseria, pobreza… pero Marcel·lí tenía trabajo, como encargado, en el sector téxtil. Trabajaba 10 y 12 horas diarias y lo compaginaba con el baloncesto como podía. Las pocas veces que podía viajar y acudir a partidos internacionales era con permisos por presión ‘gubernamental’, por decirlo de alguna manera. Sin embargo, peligraba su puesto de trabajo y, finalmente, intentó esquivar, por sí mismo, compromisos deportivos que fueran incompatibles con su trabajo.
 

DESAVENENCIAS CON EL HOMBRE DE BASKET DEL MOMENTO

maneja_posa2.jpg

Marcel·lí Maneja posa con la camiseta del CB Hospitalet en 1939 (Archivo Marcel·lí Maneja)
Fernando Font (encabeza este artículo con una instantánea lanzando a canasta ante Marcel·lí), 6 años mayor que Maneja, ya había hecho sus pinitos cuando él irrumpió en el baloncesto. Font había conseguido campeonatos con España y Cataluña con el Société Patrie, una entidad sociocultural y deportiva de Barcelona que difundió el baloncesto con fuerza en Cataluña por un tiempo. Fue fundada por una colonia francesa de la ciudad condal. Sin embargo, a quién más admiraba de aquel Patrie no era Font sino Raoul Arnoud, un jugador muy rápido con el que el jovencísimo Maneja se sentía identificado. Entidad y equipo de baloncesto Patrie fue fulminado por el franquismo debido a su afiliación francesa y Font, después de jugar con el BC Athlètic de Gràcia fue echando raíces en el entonces ya potente F.C. Barcelona y la selección española, tanto como jugador como entrenador. Una notable diferencia entre personalidades hizo que ambos nunca cuajaran un buena relación por lo que Marcel·lí no ficharía por el Barça, por decisión de Maneja, ni jugaría casi en la selección española, por decisión de Font. Explica su hijo Francesc que la relación de su padre con Font fue tan poco cercana que “que cuando Font fue seleccionador español de 1951 a 1955 no lo seleccionó. Y en un partido de entrenamiento de la selección española contra el Joventut o Catalana, ahora no lo recordo, mi padre se ve que hizo un partidazo y cada vez que metía una canasta o daba una asistencia, al bajar a defender, pasaba por al lado de la selección española y le decía a Font algo así como ‘apunta, nene’. Naturalmente, nunca cambiaría de opinión por convocarlo”.

Demasiadas roturas de guión para una época en la que, innovar, podía parecer una amenaza. Aquella cinta en el pelo ya marcaba un estilo diferente. un atrevimiento que espero sea conocido o recordado por generaciones y generaciones posteriores.

Veamos si la historia recompensa, aunque a título póstumo, a un jugador que rompió moldes, que era genial pero que poca gente conoce su historia. 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
21 años 7 meses
#contenidos: 
2,051
#Comentarios: 
6,093
Total lecturas: 
11,730,534