Solapas principales

Proyecto Baskonia 16/17: Mantenerse en lo alto, pero con nuevo estilo

  • La marcha de Bourousis, un gran escollo a superar
  • Sito toma el mando de la nave vasca para las dos próximas temporadas
  • Fichajes como Bargnani y Voigtmann pueden marcar cierto cambio de estilo

Tras una temporada en la que se apostó por la continuidad (no sin reconocer que dependió, en parte, de las circunstancias) del bloque y que destacó por la vuelta del Baskonia a la élite del baloncesto europeo, el club de Vitoria-Gasteiz tiene un gran reto por delante. Si bien es cierto que la temporada no acabó de la mejor de las maneras posibles, en nuestras retinas han quedado grabados momentos de bella factura, tales como la canasta de Ioannis Bourousis en la semifinal contra el FC Barcelona, las grandes victorias, o el competir hasta la extenuación en la F4 de la Euroliga. Esto, evidentemente, no va a ser fácil de igualar. 

 La inesperada marcha de un entrenador bien conocido por la afición vitoriana, como es Perasovic, dejó una vacante que ha sido ocupada por un técnico con el que, según la rumorología de pasados veranos, el club ya había coqueteado. Sito Alonso, quien viene del vecino Bilbao Basket, firma por dos temporadas. Como él mismo afirmó en su presentación, este va a ser "un paso muy importante" en su carrera. Con escasa experiencia en Euroliga (solo un año con el Joventut, en 2008) y un bagaje doméstico de siete años, tiene por delante el desafío de demostrar que está preparado para mantener la línea en la competición más exigente de Europa. Más ahora, con el cambio al nuevo formato, que trae consigo un alto número de partidos. Como en anteriores ocasiones, se puede esperar de él cercanía con los jugadores, pero también brío y el saber transmitir intensidad a su equipo. Sito puede no ser el entrenador con más pericia, pero tiene un gran potencial y para comenzar un nuevo proyecto puede ser el indicado. Veremos cuáles son los planes del Baskonia (un club cuya plantilla está en constante remodelación) y si los resultados del preparador van acorde a la paciencia y exigencias planteadas.

 Al respecto de los jugadores, cómo no, vemos un puñado de caras nuevas. Los aficionados vitorianos están acostumbrados a ello y hay que ver si, en primer lugar, el talento acompaña al nombre de la entidad. Tras irse varios puntales como Darius Adams, Mike James o Ioannis Bourousis, los puestos clave han quedado vacíos. Fichajes del estilo de Shane Larkin, Andrea Bargnani o Rodrigue Beaubois, así como el que faltaría por hacer, deberán estar a la altura de sus expectativas mediáticas. También el antiguo bloque, de los que destacan Shengelia, Hanga y Tillie, ha de dar un paso al frente. Sin más dilación, en Solobasket pasamos a un análisis más profundo sobre los nuevos fichajes que conforman el proyecto para la temporada 2016/2017:

BASES: SHANE LARKIN / RODRIGUE BEAUBOIS / RAFA LUZ

 La posición de base, según muchos expertos (y no tan expertos), es una de las más importantes dentro del equipo. El base, por lo general y según la estructura del equipo, comanda y lleva el ritmo del juego. En el Baskonia, esta posición ha sido una sobre las que más se ha puesto la lupa en los últimos años. Incluso el curso pasado y con el gran rendimiento de Darius Adams y Mike James, en el seno de los aficionados ha habido algo que no convencía del todo. Larkin, Beaubois y Luz tienen la responsabilidad de, no solo igualar el rendimiento de los dos pequeños estadounidenses, sino ofrecer también garantías como directores. 

 En primer lugar, se puede hablar de la incorporación más mediática de las tres: Shane Larkin. Procedente de los Nets de Brooklyn, este base de 1,80 de altura y grandes habilidades ofensivas busca nuevos retos en su carrera y poder madurar. No destaca por tener un gran tren inferior, pero el pequeño playmaker dispone de un gran repertorio de acciones al poner el balón en el suelo. Rápido y con buen tiro (aunque sin ser un especialista), sus cambios de ritmo sobresalen entre sus capacidades. Su experiencia NBA nos ha permitido ver a alguien que puede rendir a un buen nivel, esto es, su talento está fuera de toda duda. Además, su ritmo de juego se ajusta a lo que Baskonia parece estar buscando, a saber: mantener el estilo rápido de la pasada temporada. Sin embargo, tiene su propio caballo de batalla en el hecho de que ha de adaptarse a un nuevo baloncesto, también a otra cultura diferente, y que parte con bastante responsabilidad. Su flaqueza puede estar en el apartado defensivo, aunque si muestra tener dosis de energía y trabajo quizás pueda suplir sus carencias

rafa_luz_foto.jpg

Rafa Luz lanzando a canasta / Baskonia

Después, el jugador con posición en discordia. Si bien Larkin y Luz parecen estar claramente enmarcados en la posición de uno, Rodrigue Beaubois viene con el cometido de apoyar como director si hace falta, pero también de aportar una buena cantidad de puntos. Con gran mano desde la larga distancia y buenas habilidades a la hora de driblar, el francés, proveniente del Strasbourg (que disputó la Euroliga, y en la que él promedió 11 puntos y 2 asistencias), puede aportar la experiencia que su larga trayectoria le ha ofrecido (destaca el disputar cuatro temporadas en Dallas). Su defensa es, al igual que Larkin, lo que más reservas puede ofrecer. Pero no hay duda de que será importante, ya sea titular o saliendo desde el banquillo. Él y el norteamericano están destinados a sustituir, colectivamente, las facetas que Adams y James cubrían en el equipo: puntos, dirección (que si progresa, será mejor) y el ritmo veloz.

 Por último, Rafa Freire Luz. El director brasileño tiene la oportunidad de volver a la liga española de la mano de un equipo donde no parte como pieza más destacada. Con 1,90 de altura y buenas capacidades físicas, deberá demostrar que ha madurado en su juego aún más y que puede ser uno de esos jugadores que forman el pegamento de un equipo. No se debe olvidar su condición de cupo, algo que, seguramente, ha influido en su fichaje. Es probable que encaje bien con el nuevo coach

 En definitiva, parece que se ha contratado pensando en seguir con un estilo similar al del año pasado. Por ello, los bases son eléctricos y pueden aportar puntos. Larkin, por sus habilidades, quizás pueda llegar a ser un director muy completo, aunque no es probable que abandone su estilo. Hay que ver cómo se conjuntan y si están a la altura de las expectativas. La forma en que se entiendan con los pívots es esencial, aunque una conexión Larkin-Bargnani es algo con lo que todos soñamos. Después, Rafa Luz es un complemento que puede aportar bastante si sabe adaptarse al rol que se le dé y sabe mover al equipo. Cuantos menos errores cometa, mejor dirija y defienda, más ayudará a sus compañeros. 

ESCOLTAS: JAKA BLAZIC / TREVOR COONEY / ?????

 Beaubois no aparece en este apartado porque, realmente, es un base que ejercerá de combo-guard. Por ello, el único escolta más o menos definido del que dispone el Baskonia es el esloveno Blazic. Una de las caras que continúan, y que tendrá que crecer al abrazo de Alonso. Aún joven y enérgico, debe consolidarse como uno de los hombres importantes del banquillo. Aportar puntos, rebotes o defensa cuando se le pida. Derrocha intensidad por todos sus poros y la temporada pasada, a pesar de ciertos errores y precipitación, se llevó a gran parte del público al bolsillo. Tiene mucho carácter, y eso es algo que vende en Vitoria. A la espera de un posible compañero de posición -que la directiva ha señalado que busca-, tiene que integrarse aún más, y hacer lo propio con sus nuevos compañeros de plantel. Si Jaka mejora su selección en las acciones y acierta más desde fuera, puede ser una de las sorpresas más agradables del Baskonia.

 Por su parte, el norteamericano Trevor Cooney, quien vino a apoyar la preparación del equipo durante la pretemporada, se ha acabado ganando un puesto en el roster durante los próximos dos meses. Aunque no es segura su continuidad, a día de hoy pertenece a la plantilla y por ello ocupa un espacio en esta noticia. Su buen rendimiento durante los partidos ha hecho que Sito confíe en él y, en espera del tan ansiado último fichaje, puede ser de gran ayuda. Dispone de un gran tiro y aunque parece tener un físico portentoso para la posición de escolta, no es muy móvil y tampoco destaca en el bote. No obstante, demostró esa buena puntería durante la Supercopa, anotando 15 puntos ante el Gran Canaria. Aún es joven y tiene margen de mejora. Si sigue esforzándose del mismo modo y siendo útil para el equipo, no es descartable que continúe toda la temporada. No sería la primera vez en el club alavés. 

 Nos encontramos con una posición de dos aún por definir y donde hay ciertas dudas tras irse Fabien Causeur. Cooney no deja de ser un temporero mientras se busca la pieza deseada (que podría ser tanto escolta como alero), y Blazic, si bien nadie duda de su compromiso, aún no ha demostrado lo que hace falta para ser el titular de este equipo. De todos modos, no parece que esta sea la posición más importante del equipo; o no en comparación con la de base y pívot, donde tendrá que haber un alto nivel para desplegar un juego a la altura de las perspectivas de un club como este. Es de suponer que se espera una mejora progresiva en esta posición, pero sin prisas. Será el nuevo fichaje el que deba ser la referencia anotadora.

ALEROS: ADAM HANGA / TADAS SEDEKERSKIS / ?????

 Si se hablaba de que Causeur ya no iba a vestir más la camiseta baskonista y que faltaría un escolta completo, en este caso es preciso referirse a que deja vacío el puesto de capitán. Adam Hanga, también conocido como "el húngaro volador", adquiere esta responsabilidad. Con tres temporadas como jugador del club (la primera cedido en Italia) a sus espaldas, deberá dar un paso hacia adelante tras su confirmación el año pasado como uno de los máximos referentes. Su físico, habilidad en el bote, visión del juego y trabajo duro hacen de él uno de los favoritos de la grada. Ahora, es su turno ayudar a los nuevos y consolidarse como líder del nuevo Baskonia. Viene del preeuropeo a tope (promedios de 19 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias), y dentro del estilo que quiere mantenerse (aunque cambiará, seguramente, debido a la configuración del juego interior) es una de las mayores claves, ya que aporta una gran intensidad defensiva y es muy hábil en las transiciones. Una delicatessen que tuvo papeletas para acabar en el Barcelona (como él mismo reconoció), pero que seguirá haciendo las delicias del Buesa Arena por encima de sus aros. Si sigue en su línea ascendente, no es descartable que acabe en la NBA.

hanga_foto.jpg

Los compañeros felicitan a Hanga / Baskonia

Tras él, nos encontramos a uno de los jovencitos canteranos del club. Tadas Sedekerskis, si bien es un gran proyecto, también ha demostrado que puede empezar a aportar cosas desde ahora. Ha sido uno de los destapados en la pretemporada debido a las lesiones, viéndose obligado a aportar en todas las facetas. Un jugador con una gran técnica que, combinado con su altura, puede acabar desarrollando un gran juego si el tiempo lo cuida. Aunque sí es verdad que le falta cierta coordinación, producto de su endeble físico y poca adaptación al máximo nivel. De momento, deberá contentarse con los minutos que Sito decida otorgarle y aportar poco a poco para el equipo. Lo que está claro es que es una gran oportunidad para él, y que pocos entrenadores podrían hacerle explotar mejor que el que tiene este curso. 

 Al igual que en la posición de escolta, la de alero no se sabrá si está completa hasta que no se acometa la nueva incorporación. Sin embargo, el hecho de que Adam Hanga ocupe una de las posiciones ya dispensa bastante seguridad respecto al rendimiento que pueda darse. No parece que vaya a haber problemas en la adaptación a los cambios en el estilo. 

ALA-PÍVOTS: TORNIKE SHENGELIA / KIM TILLIE 

 Esta temporada no habrá ningún cambio en la posición de cuatro, en la cual veremos las caras conocidas de Shengelia y Tillie. El georgiano viene de disputar un muy buen preeuropeo con su selección, donde ha estado entre los máximos anotadores (incluyendo un partido de 31 puntos). Su versatilidad, buenos fundamentos y gran físico han de hacerle valer como uno de los mayores puntales de este equipo en el juego interior. Puede formar una buena pareja con Andrea Bargnani en la pintura. El año pasado ya maduró su juego y este año puede volver a hacerlo, si las lesiones le respetan (también debe mejorar su toma de decisiones). Por lo pronto, en la Supercopa, fue el máximo anotador vitoriano, con 16 puntos (6/6 en T2) y 3 rebotes.

 Por su parte, Kim Tillie, quien supo sustituir a su compañero durante muchos meses, es parte de la argamasa que llevó al Baskonia a la final a cuatro de Berlín. Sin ser el máximo anotador, ni el más ducho técnicamente, su tiro de media distancia y sus dosis de energía, así como su potente físico, le permiten ser un activo importante. Su evolución marcará la solidez del juego interior, pues ha sido dado a ciertos despites o inactividad defensiva por momentos. Tanto él como su compañero forman parte de la estructura del año pasado, y su trabajo consistirá en ofrecer garantías. Sito deberá saber manejar el tiempo que jueguen y cómo lo hacen. Ambos pueden llegar a obcecarse en diferentes situaciones del juego.

baskonia_foto_2.jpg

Larkin, Shengelia y Cooney celebrando una acción / Baskonia

 

PÍVOTS: ANDREA BARGNANI / JOHANNES VOIGTMANN / ILIMANE DIOP

 Junto con la del base, esta es la posición en la que más bajas ha habido. Y, por otro lado, da la casualidad de que es la más importante junto con ella. Tras la marcha de Bourousis al Panathinaikos griego y no contar con Darko Planinic para la presente temporada, se acometió el fichaje de jugadores que, si bien tienen calidad, cambian por completo la estructura del juego interior

bargnani_bandeja.jpg

Andrea Bargnani frente a Túnez (Foto: FIBA.com)

 El primero de ellos, y uno de los fichajes más sonados del período estival en Europa, es el italiano Andrea Bargnani. Pero, ¿quién no conoce ya a este famoso cinco tirador? Número 1 del draft de la NBA en 2006 de la mano de los Toronto Raptors, cuenta con una amplia trayectoria en la liga estadounidense. Primero en el propio equipo canadiense, donde alcanzó su cénit promediando 21 puntos durante el curso 2010/2011, y después en los Knicks y Nets, donde ha ido disminuyendo sus guarismos y protagonismo. Las lesiones, por otro lado, no le han ayudado a mantener la máxima constancia. De hecho, solo jugó 46 partidos en la última temporada, y ha estado de baja, hasta su debut el miércoles contra el Guaros de Lara. El club baskonista ha guardado los datos de su mejora con recelo. Pero es evidente que estamos hablando de un individuo con un gran talento y calidad para este deporte. Su habilidad más destacada, su muñeca. Bargnani cuenta con un gran tiro y siempre ha tenido buenos recursos para anotar a media distancia. Al poste bajo su rendimieto ha ido decayendo, aunque tiene ciertos recursos. Lo que más dudas ofrece es su defensa y el rebote. Junto con Voigtmann y Diop, parece que hay altura, pero quizás no el suficiente músculo. Además, el hecho de tener un estilo tan diferente al de Bourousis puede hacer que la forma de juego cambie en la pintura. Por ello, la intensidad y coordinación con la que juegue el equipo será esencial para controlar el rebote y la defensa.

 Tras él, un talento alemán que viene a crecer como jugador después de haber mostrado sus dotes. Johannes Voigtmann, procedente del Fraport Skyliners (con el que ganó la FIBA Cup el año pasado), es un center de 2,11 que dispone de un gran abanico de opciones ofensivas. Gran movilidad (ya se apreció en la Supercopa que, para su altura, corre más o menos bien el campo), con movimientos al poste bajo, buena visión del juego y un gran tiro desde cualquier distancia. Su talento no está puesto en duda. Sin embargo, ascender a competiciones con más dureza física puede cambiar a un jugador para mal, y debe demostrar que no es así. Ha de saber hacerse sitio en la zona usando su cuerpo y acostumbrarse a los "golpes" de la Euroliga. Porque las dudas que pueda ofrecer, en cuanto a rendimiento inmediato, vienen de ahí: su dureza y capacidad reboteadora. A largo plazo, está claro que tiene un techo alto. Y en Baskonia, como en muchas otras ocasiones, es posible que acabe destacando. Su adaptación es clave, pero parece obvio que (y lo vimos en la Supercopa) el juego que vaya a desplegar puede acabar alejándole de la zona. Ver cómo se equilibran estos factores será interesante.

 Para terminar, alguien que ya se está convirtiendo en clásico del equipo, a pesar de ser uno de los más jóvenes: Ilimane Diop. El joven canterano baskonista tiene una nueva oportunidad de seguir aportando, con su lucha e intimidación. Poco a poco ha ido desarrollando un tiro a media distancia que, si bien no es letal, ha ganado mucha fiabilidad. No obstante, sigue mostrando carencias físicas que le cuestan canastas en la defensa del 1x1. Además, ha de madurar para tomar mejores decisiones en algunas ocasiones. No obstante, no hay que equivocarse, aún tiene mucho tiempo y es joven. Lo importante es que aporte al equipo y sepa dar cosas que sus compañeros, en algunas ocasiones, no puedan. Es la guinda de un juego interior bastante completo en lo ofensivo, pero que tendrá que trabajar y entenderse bien para poder hacerse fuerte en defensa y el rebote (aspectos críticos para poder desplegar un juego veloz, propio del Baskonia).

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 5 meses
#Contenidos: 
44
#Comentarios: 
532
Total lecturas: 
192,730

Comentarios

Estoy contigo quain, no deberíamos jugar en la.acb, por estar plagado de.deudas, por tener a.un.jeta.de.presidente y por no tener jugadores.nacionales, ah... y pq a.veces.hasta la.hemos.ganado, eso sí q imperdonable..

Estupendo debut, Luís. Me ha gustado mucho tu análisis y lo comparto casi en su totalidad.
Espero desde ya tus próximas colaboraciones y te deseo una larga y feliz travesía.
Sorte on.
Por otro lado, apuntar que la plantilla del Baskonia para este curso mantiene la ilusión con la que la afición se reencontró el pasado y ,en general, me parece que es superior aunque deberá demostrarse, claro.

Muchas gracias, uriz. Sí, soy el usuario seckox, a parte de el colaborador Luis =). Respecto al primer párrafo no opinaré, pues, sinceramente, no lo entiendo muy bien. Sin embargo, tus críticas me parecen muy pertinentes, y creo que merecen alguna matización. En primer lugar, las comillas. No sé si te refieres al abuso de la comilla inglesa, o al empleo de las comillas, en general. Respecto a lo primero, no sé cómo escribir con la comilla angular en el administrador de la web (aunque creo que no lo permite). Y si es lo segundo, yo creo que no he abusado tanto (tres o cuatro veces) de ellas. Después, referido a la conjetura, sí es cierto que hago mucho uso de ella. Pero lo veo correcto, dado que se trata de un artículo en el que se tratan de analizar las posibilidades o potencial (es decir, hablamos de algo futuro, que no conocemos) de una serie de jugadores en un equipo. Por ello hablo un poco de las características de cada uno en un tono más seguro epistémicamente, y después con duda o conjetura de las posibilidades. No he remarcado más lo de las lesiones, porque en el momento en el que se publica el artículo solo Beaubois lo está. Para terminar, lo de Sedekerskis responde a una explicación. La técnica requiere de coordinación, no hay duda. Y Sedekerskis la tiene. Sin embargo, no alcanza la necesaria a este nivel (o eso me ha parecido ver en los partidos de pretemporada: falta de equilibrio y movimientos que alguna vez son torpes cuando tiene que entrar en contacto). Por ello, no lo veo incoherente. Pero puedo entender la duda. También la siguiente, a saber: el hecho de que su falta de adaptación a la élite y el físico afecten esa coordinación. Creo que afecta, sin ninguna duda. Cuando necesitas más fuerza física y potencia para aguantar los contactos a cierto nivel, la coordinación y equilibrio son menores. Eso me parece a mí. Pero puedo estar equivocado, evidentemente. Un abrazo, y gracias de nuevo. Un placer. =)

Lo primero de todo, felicidades ¿seckox? por tu debut como redactor. Y desearte suerte, no en vano eres el tercero que pasa por la actualidad del Baskonia en 2 años. Quién suscribe estas líneas estará ojo avizor -como de costumbre- y presto al debate que pueda surgir siempre que éste no quede viciado por la intervención de los amigos de "amaestrando". Dicho lo cual, me vas a permitir algunos apuntes: unos de forma y otros de fondo. Sin ánimo de resultar impertinente, claro.

En cuanto a estilo, personalmente me chirría el abuso de "(...)", y el de conceptos que enfatizan en demasía la conjetura como línea argumental ("madurar, crecer, progresar, explotar...) por encima de certezas más o menos consolidadas. Al respecto de esto último, no veo que se incida -nada más que superficialmente- en la plaga de lesiones que asola a los vascos cada verano con cada nuevo refuerzo realizado. Si bien tampoco objeto que -el citado- pueda merecer por si solo un artículo por separado.

Respecto a la claridad expositiva, es más o menos diáfana, con alguna salvedad. De Sedekerskis, escribes: "Un jugador con una gran técnica que, combinado con su altura, puede acabar desarrollando un gran juego si el tiempo lo cuida. Aunque sí es verdad que le falta cierta coordinación, producto de su endeble físico y poca adaptación al máximo nivel". Hablas de técnica y altura para a renglón seguido decir que le falta coordinación. Me resulta contradictorio, más si cabe al inferir como causa su constitución física o experiencia en la élite. Factores éstos que a mi entender no determinan lo coordinado que pueda ser un jugador, tanto en su sentido estricto (cabeza-manos-pies), como respecto de las "implicaciones para el entrenamiento" recogidas en:

http://www.efdeportes.com/efd80/basket.htm

obra de la que extraigo "el entrenador [...] debe prestar especial atención al desarrollo de la percepción, la toma de decisiones y la lectura del juego, e insistir en la táctica individual y colectiva básica, pero no la colectiva compleja. El medio técnico-táctico más importante y al que más tiempo debemos dedicar es el tiro y del resto destacan el juego sin balón o el movimiento de pies. A nivel físico, se debe entrenar la velocidad, la coordinación y el equilibrio, y más adelante la fuerza para coger peso al final del proceso. Todo ello a través de un trabajo global, integrado, significativo y sin prisas ni excesivas cargas "(Giménez, 2003). Añado como ejemplo palmario un imberbe Pau Gasol.

Por lo demás, apariencia de plantilla coja y nunca mejor dicho.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar