Solapas principales

Moncho Fernández (Foto: Juan Carlos García Mate ©)

Río Natura Monbus: señas de identidad reconocibles

  • Porcentaje demoledor de victorias en partidos a 70 puntos

16 de Noviembre de 2013: minuto 38 de partido entre Río Natura Monbus Obradoiro  y Valencia Basket Club en el Multiusos Fontes do Sar. El público en pie y aclamando a su equipo gritando sin descanso el clásico “Obra, Obra…”. Cualquiera que lea esto pensará que esto no dista mucho de la afición de cualquier equipo de Liga Endesa pero hemos omitido un detalle importante, un detalle que lo cambia todo y que hace que esta afición el año pasado fuese declarada como la mejor de Liga Endesa: el equipo perdía en ese momento por 30 puntos y estaba dando una imagen lamentable.

gbc-obr_9.jpg

Mike Muscala ante la oposición de Doblas (ACBPhoto)
Días después, concretamente el sábado siguiente y tras la victoria aplastante (77-60) ante el FC Barcelona, Moncho Fernández, entrenador de Río Natura Monbus, señalaba como una de las claves el hecho de que el partido se había comenzado a ganar en esos dos minutos finales del partido con Valencia Basket, donde los jugadores nuevos comenzaron a entender cuales eran las señas de identidad de este equipo. Más allá de lo que el Obradoiro supone como club, de lo que sienten sus aficionados por este equipo y del potencial de futuro que tiene un equipo con este apoyo social, vamos a tratar de analizar las señas de identidad del juego del equipo de Moncho Fernández.

Una primera seña de identidad de este equipo, y a la que alude su entrenador en casi todas las ruedas de prensa, es la defensa. Dicho de este modo, tampoco tendría que ser un atributo diferente al de  cualquier otro equipo de los que componen la Liga Endesa. Sin embargo el equipo santiagués es quizá el equipo más táctico de la competición doméstica, algo a lo que han aludido muchos jugadores que han pasado por las manos del técnico de Pontepedriña. Un rigor táctico que hace que los jugadores que se incorporan temporada tras temporada tengan que hacer un sobreesfuerzo para ir adquiriendo esa cultura táctica necesaria para que el juego vaya saliendo, cosa que ha costado en este inicio de temporada con jugadores como Nick Minnerath y Vassilis Xanthopoulos, quizá los menos adaptados en este primer tramo liguero. Siempre se ha dicho que aparte de buenos jugadores, tanto Moncho Fernández como su equipo técnico, buscan jugadores inteligentes en el plano táctico, conscientes de que su sistema defensivo no es fácil de asimilar en pocas sesiones de trabajo. Se trata de una defensa muy agresiva en la línea de pase y donde los jugadores del equipo obradoirista han de estar muy vivos en los cambios de hombres, ya que busca lo que los entrenadores denominan miss-match, que no es otra cosa que buscar el desconcierto en el ataque rival cuando un exterior se encuentra con que su defensor es un pívot y que los interiores son defendidos por los exteriores del equipo gallego. Esto tiene riesgos evidentes, como cuando se carga el juego interior, aunque el sistema de ayudas de Moncho Fernández, si la defensa está acoplada, lo soluciona con recuperaciones posicionales y cambios continuos, aunque también crea muchos problemas a los exteriores contrarios para armar el tiro ante defensores mucho más altos. Esto requiere también que los interiores obradoiristas destaquen por su movilidad, es decir, raramente se encuentra en el equipo de Moncho el típico 5, pues tendría muchas dificultades en los desplazamientos laterales de recuperación con los exteriores del equipo contrario. De ahí que los interiores o cincos de los últimos años sean jugadores extremadamente rápidos, como Stephane Lasme (Panathinaikos) o Salah Mejri (Real Madrid), con cuatros acostumbrados a jugar casi como aleros e igualmente rápidos, como Levon Kendall (Alba Berlín) o Robbie Hummel (Minnesotta Timberwolves). Si analizamos los jugadores elegidos para suplir el puesto de 5 dejado por Mejri (Mike Muscala) y el 4 dejado por Kendall (Nick Minnerath) vemos que son jugadores de características muy similares y que destacan fundamentalmente por una cualidad: su rapidez, lo que les permite ser muy versátiles a la hora de encajar en el sistema defensivo compostelano.

Otra seña de identidad innegociable de Moncho Fernández es su juego de ataque, con unos sistemas muy definidos y diseñados para el juego de circulación, jugando posesiones largas, si bien no renuncia a la llegada en transición, tanto de los interiores, con llegadas de Minnerath fundamentalmente, como de los exteriores, con el brillante juego en transición y contraataque del idolatrado por Sar, Pavel Pumprla. Circulación exterior y bloqueos continuos en búsqueda de espacios para sus tiradores: Alberto Corbacho y Ben Dewar. La mezcla del sistema defensivo y ofensivo hace que este equipo trate de llevar los partidos a su terreno, a tanteos cortos, en torno a 70 puntos y que hace que los partidos que se mueven en esos guarismos se decanten en un porcentaje muy alto del lado del equipo del Fontes do Sar.

gbc-obr_8.jpg

Xanthopoulos ante Raulzinho (ACBPhoto)

Analizando los resultados de las últimas tres temporadas (las que ha dirigido Moncho Fernández al Obradoiro en Liga Endesa) podemos ver datos muy significativos que corroboran los argumentos explicados con anterioridad:

  1. Temporada 2011/2012: en los partidos donde el equipo santiagués encajó 70 o menos puntos, Obradoiro se llevó el partido en 11 de 11 ocasiones (100%)
  2. Temporada 2012/2013: en los partidos donde el equipo compostelano encajó 70 o menos puntos, el equipo de Moncho Fernández se llevó el gato al agua en 12 de 13 ocasiones. (92,3%)
  3. Temporada 2013/2014: en los partidos que Obradoiro encajó 70 o menos puntos, el equipo del Fontes do Sar se ha llevado dos de los tres encuentros (66%).

gbc-obr_18.jpg

Mario Delas lanzando a canasta (ACBPhoto)

Cuando Moncho Fernández decía que había que recuperar las señas de identidad, estaba claro a que se refería. Comenzó la temporada encajando guarismos preocupantes, donde en los 6 primeros encuentros encajó 81,83 puntos por partido, con victoria en el partido donde encajó menos (Fuenlabrada 73- Río Natura Monbus 78). Sin embargo, en los dos últimos partidos, donde venció a FC Barcelona y Guipuzkoa Basket, ha encajado una media de 61,5 puntos, acercándose al juego por el que los equipos de Moncho Fernández se han caracterizado en los últimos años. Parece clara, pues, la senda a seguir por el equipo compostelano en los próximos partidos.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
11 años 5 meses
#contenidos: 
95
#Comentarios: 
547
Total lecturas: 
389,217

Comentarios

As "señas de identidad" do Obradoiro son a súa afección. O OBRADOIRISMO hai que vivilo e coñeceñelo. Os siareiros dos outros equipos que veñen ao Fontes do Sar sempre son ben recibidos, e como me dixo o membro dunha peña dun clube con moita solera na ACB, cando remata o partido todos os que nos visitan vólvense un pouco do Obra. FORZA OBRA e a seguir loitando