Solapas principales

Salva Guardia: “Si pudiera ser un jugador de la actualidad, elegiría a Felipe Reyes”

  • "Tras la salida de Sergi García el equipo se vino abajo y tardamos mucho en recuperarnos"
  • "Lo que ha hecho Navarro en su carrera ha sido tremendo, y a Raül López le he visto hacer cosas que no había visto hacer a nadie"

Salva Guardia (Valencia, 18 de mayo de 1974) comenzó a jugar de niño en Burjassot y Llíria, desde donde se marchó a las categorías inferiores del CAI Zaragoza. Allí debutó en la ACB en 1992, y llegó a Fuenlabrada previo paso por Huesca. En el equipo madrileño jugó un total de 11 temporadas durante tres etapas. Jugó también en Sevilla, Granada y Bilbao, sumando un total de 20 temporadas como profesional, donde ha vivido de todo: descensos, ascensos, Copas del Rey y hasta un MVP de la jornada en Liga Endesa… Todo un clásico de nuestra liga que, tras debutar como Director Deportivo en Zaragoza, espera seguir ligado mucho tiempo al mundo del baloncesto, por cuya pasión no ha disminuido un ápice pese a colgar las botas hace ahora siete años.

Solobasket: Han sido 20 años como profesional (15 en la máxima categoría), casi 500 partidos en ACB (491), 9500 minutos y 3621 puntos… toda una vida en las pistas e imagino que muchísimas experiencias y anécdotas vividas, que si te parece luego recuperamos y hablamos un poco de ello. Pero antes, cuéntame, te retiraste de las pistas en 2011, si no me equivoco en un partido contra el Real Madrid…

Respuesta S.G. Sí, fue contra el Madrid en el segundo partido de Playoffs, en el último año de Salva Maldonado en Fuenlabrada. Después de eso, tuve una oferta para trabajar en Bilbao, en la Fundación BilbaoBasket. Y allí fue donde aprendí todo el “negocio” que hay detrás del baloncesto, hablando de marketing, ticketing, de esponsorización... Durante los tres años que estuve allí hice de todo, toqué todos los palos. Y de allí pasé a las agencias: trabajé para Sport Gestión (SG Group 11) y luego para Romaior Sports, y aquello también fue un período de aprendizaje muy grande, sobre todo la segunda etapa, con José Ortiz (también la anterior con Cobelo), con quien aprendí muchísimo y fue muy gratificante.

¿Y entonces llegó la propuesta de Zaragoza?

Efectivamente; tuve una oferta para la Dirección Deportiva de Zaragoza y adjunto a gerencia, y la verdad es que han sido casi dos años llenos de experiencias, que me han servido para aprender muchísimo, y donde he metido mucho la pata y he cometido bastantes fallos. Pero bueno, forma parte del proceso de aprendizaje, para ponerlo en práctica si me llega otra oportunidad en el futuro y tratar de hacerlo mejor.

Te veo muy autocrítico con esa gestión, ¿no?

No, no ha sido una mala gestión. Ha habido fallos, como novato que era en la Dirección Técnica, aunque llevara años formándome, pero yo creo que se han hecho cosas muy bien. El club estaba en un momento de reconstrucción, en una época difícil, y a día de hoy, creo que ha quedado un club que está mucho mejor, después de salvarnos (con dificultades, pero antes que la temporada anterior), y el tema económico mejoró una barbaridad. El club es ahora mucho más sólido y yo creo que va para arriba.

"He metido mucho la pata y cometido bastantes fallos, pero forma parte del proceso de aprendizaje"

La última temporada fue muy convulsa: la salida de Sergi a Valencia, los graves problemas familiares de McCalebb, y la salida de Jota (Cuspinera), que se dijo que rechazasteis su dimisión para cesarle una semana después… ¿qué pasó exactamente ahí?

Bueno, comienzo por el principio de la temporada y te voy contando: tuvimos dificultades porque la temporada anterior fue bastante complicada, en lo deportivo y en lo económico, y era difícil traer a los jugadores que queríamos. Acabamos por conformar no una mala plantilla, pero sí algo justa, y en los equipos de abajo la línea que los separa es muy fina. Encontramos el equilibrio después de que al equipo le costase un poco coger la línea de juego que quería Jota. A partir de la cuarta jornada empezamos a funcionar mejor; llegamos con un 4-4 a la octava, el equipo iba a más, pero llegó la compra de Sergi por el Valencia y el equipo se vino abajo. Como te digo, entre los equipos de abajo las diferencias son mínimas, y un hecho así afectó mucho y tardamos en recuperarnos pese a que trajimos rápido a Bo McCalebb, que nos aportó bastantes cosas. Pero el equipo seguía en mal momento, y después de una mala racha (fueron 8 derrotas en 9 partidos), el club decidió que Jota no siguiera, después de un partido ante Gran Canaria.

image-1_1.jpg

Sergi García en Tecnyconta

¿Y qué tal con él? ¿Cómo se lo tomó?

Bueno, la verdad es que su comportamiento fue muy bueno desde el principio. Se involucró totalmente en el equipo y en la ciudad, pero bueno, son cosas que pasan… No te voy a decir si dimitió o no, todos tenemos calentones, pero la decisión que tomamos no fue por eso si no porque el equipo necesitaba un cambio. Ahí Jota estuvo de diez, se comportó como un señor, que es lo que es. Creo que sinceramente no tuvimos suerte con todo lo que nos pasó, y creo que lo de Sergi fue determinante, y ya sabes… la vara siempre se rompe por el lado más débil, y en un equipo siempre es el entrenador, como pasa siempre en el deporte, porque no puedes cambiar a doce jugadores. 

Luego llegó Pep Cargol.

Sí, llegó Pep. Su labor fue clave para conjuntar el equipo, y ganamos los dos primeros partidos. Íbamos para arriba y nos llegó la desgracia de Bo McCalleb (falleció su madre y tuvo que marcharse a EE.UU. para hacerse cargo de sus tres hermanos pequeños). Esto nos pilló en otro parón por las ventanas, y después de eso se lesionó Jarvis Varnado, que sin tener unas estadísticas fantásticas, aportaba mucho al equipo en cuanto a cohesión e intangibles, tapaba muchos huecos y dificultaba muchos tiros. Bo también nos aportaba mucha energía y con estas bajas sufrimos mucho, hasta que tuvimos la suerte de firmar a Dylan Ennis y Bjelica, y con ellos pudimos obtener la salvación. Creo que ahí el presidente, Savo (Pedrag Savovic, gerente) y yo tuvimos una muy buena reacción y pudimos conseguir esos jugadores.

Y llegó el final de temporada y la decisión del club de que no siguieras…

Sí, llegó el final de temporada y es comprensible que los resultados manden. El año fue bastante difícil, fueran las circunstancias que fueran, y el club quería tener otra clase de Director Deportivo, y a partir de ahí yo sólo tengo palabras de agradecimiento para Reynaldo (R.Benito, presidente del club), que me dio la oportunidad de hacer lo que me gusta, y al lado de él he aprendido muchas cosas.

¿Y cuál es tu objetivo ahora? ¿Quieres seguir en los despachos o te has planteado alguna otra cosa?

Hombre, yo he tenido claro siempre, desde que me retiré, que quería trabajar en la gestión de un club, es algo que me encanta. Desde que comencé a formarme en Bilbao mi objetivo era estar vinculado a eso, y es lo que me gustaría hacer.

¿Y la opción de ser entrenador lo tenías descartado?

Sí, totalmente… Recuerdo en los últimos años, hablando con Salva Maldonado y Samaniego, me decían que lo intentara, que me veían de entrenador, pero yo sinceramente no me veo, no valgo para eso…

¿Por qué lo dices? ¿Por qué crees que no vales, por carácter, porque sufres…?

A ver, a mi me encanta el baloncesto, lo entiendo y lo veo claro… Yo no he sido un jugador de talento y para jugar al baloncesto he tenido que ser tácticamente bueno y he tenido que entender las situaciones, y buscarme los huecos para conseguir jugar y aportar al equipo, pero no me veía enseñando ni dirigiendo a un grupo, lo tenía claro; para eso hay que tener un gen que todos los entrenadores tienen, y que yo no tengo.

"No valgo para ser entrenador, para eso necesitas un gen que yo no tengo"

Entonces, ¿actualmente qué haces? ¿Has vuelto a alguna de las agencias de representación?

Bueno, no… yo tengo una magnífica relación con Jose Ortiz (dueño de Romaior Sports) y con todo el grupo, pero por ahora estoy en un período de reflexión, y esperando a que salga alguna oportunidad interesante para trabajar.

De acuerdo; y por cerrar el año de Zaragoza, te pregunto, sin la salida de Sergi ni las lesiones, y con la gran temporada de Gary Neal, ¿cuál crees que hubiera sido el resultado? ¿alguna aspiración mayor que salvarse?

No, no, Jota lo dejó claro al principio de temporada: el objetivo era la salvación. Nos hubiéramos salvado más holgadamente, creo que hubiéramos estado en 14 victorias, y hubiéramos disfrutado del baloncesto. Hemos perdido muchos partidos, alrededor de diez, en los últimos dos minutos, y creo que hubiera sido un buen año para sentar una base para años siguientes, donde hubiéramos metido poco a poco a jugadores de cantera, ya que Jota es un entrenador que le da mucho valor, y con una situación mejor hubiéramos dado paso a jóvenes como Carlos (Alocén) o Jaime Fernández y Jaime Pradilla. En definitiva, creo que nos hubiéramos salvado más claramente y hubiéramos dado un pasito más para la recuperación del club.

¿Y sobre la temporada de Neal, qué opinas? ¿La esperabais así u os sorprendió ese nivel?

Recuerdo cuando decidimos esperar al final. Nos faltaba el fichaje del jugador estrella, pero decidimos aguantar, y teníamos tres opciones… Las analizamos y me acuerdo que llamé a Sergio Lamúa y le dije “Sergio yo lo tengo muy claro; lo tengo clarísimo”, y eso que llevaba un año parado. Él me dijo lo mismo, y hablamos con Pep (Cargol) y con Jota y nos decidimos por Gary. Esperábamos a un tío que podía hacer cosas, que podía anotar, pero que le iba a costar después de un año y medio, pero vamos… lo que ha hecho esta temporada de echarse el equipo a la espalda y salvarlo ha sido brutal. En principio no queríamos que el equipo girara en torno a él, sino que fuera un arma más, pero las circunstancias y todo lo que ha sucedido durante el año, pues al final él cogió la bandera y nos lideró hasta el final…

1718_uni-tza_11.jpg

Gary Neal lanza a canasta (ACB Photo/ M. Pozo)

Y sobre Sergi García, dejando un poco de lado el daño que os hizo su marcha, y centrándonos en su aterrizaje en Valencia: empezó muy bien pero luego no acabó de entrar para Txus, ¿te ha extrañado un poco que no haya tenido el impacto que esperaban?

La verdad es que a mí no me sorprendió. Él es un chaval joven, que estaba explotando, y dio el salto a un equipo de Euroliga con unas aspiraciones superiores. Para mí, el Valencia tiene una filosofía que me encanta de jugadores nacionales, y creo que para el futuro Sergi va a ser un jugador muy importante para ellos. Yo creo que lo hubieran fichado este verano, pero tuvieron lesiones y tuvieron que traerlo a mitad de temporada. Sobre su rendimiento, era difícil porque venía de jugar de una forma muy a su medida, en transiciones, con libertad… y llegó a Valencia, un equipo con exigencia máxima, y donde Txus es un entrenador con una carga táctica muy grande, que para asimilarla (lo digo por experiencia), cuesta. Tienes que tener la mente muy abierta porque le gusta hacer y cambiar muchas cosas, y una vez le pillas el tranquillo es muy enriquecedor jugar con él, pero te tienes que acostumbrar, y a él le resulto difícil. Además, estaba en un equipo donde la competencia es máxima, donde hasta Abalde, que es un tres, juega de base, y cuando está Van Rossom, igualar su nivel es muy difícil… Pero en definitiva creo que fue un año de crecimiento para él que le va a servir en el futuro, porque Sergi es un gran jugador, físicamente es una bestia, es un “torito”, y creo que va a explotar, pero hay que pensar que tiene todavía 21 años, es jovencísimo.

Pero entonces, ¿crees que este año, estando con Sam, Diot y Vives, le conviene seguir ahí, o que para seguir creciendo le vendría mejor una salida como pasó con Abalde que estuvo dos años en Badalona?

A ver, es cierto que Alberto tiene más experiencia que él, ya que para Sergi era su segundo año en ACB, el primero con galones, y bueno, la verdad es que es difícil saberlo, pero hay que ver muchas cosas: la situación, cómo llega él ahora, lo que ha aprendido, pero creo que haga lo que haga, va a ser bueno para él. Hay que tener en cuenta que a su alrededor tiene personas para trabajar con él que son muy competentes; tiene a un director deportivo top, y un entrenador como Ponsarnau que es muy bueno. Creo que los dos van a saber guiarle.

"Me identifico con Oriola por su pasión y conexión con la grada, pero mi ídolo era Felipe, aunque fuera más joven que yo."

¿Conoces bien a Ponsarnau?

Bueno, lo seguí en Manresa, donde me llevo muy bien con Javi Rodríguez, que me hablaba muy bien de él, tanto como entrenador como persona.

¿Entonces crees que han hecho bien apostando por él? Hay cierto runrún en Valencia sobre si era el hombre indicado, o debieran haber elegido a alguien más “hecho”, con más experiencia. ¿Crees que está preparado?

Hombre, Jaume tiene una trayectoria tanto en selecciones como en ACB, y yo pienso una cosa: si Valencia Basket ha sido campeón de Liga con estos dirigentes que tiene, y ellos han tomado la decisión de que sea él, es porque están seguros. Allí las decisiones no se toman por tomar. Llevan bastantes años en el camino correcto y haciendo las cosas muy bien, así que no hay que dudar de ellos sino lo contrario, hay que darles toda la confianza del mundo porque se la han ganado.

De acuerdo. Si te parece, ahora cogemos la máquina del tiempo y volvemos a tu época de jugador. La gente te recuerda como un jugador con garra, pasional, que conectaba mucho con la grada: ¿sientes que te veían así? ¿percibías esa conexión desde dentro?

Sí a ver, esto es un juego de adrenalina, y a mí eso siempre me ha sobrado, y siempre que hay un jugador que lo vive así suele conectar mucho con el público, lo hemos visto por ejemplo con Pierre Oriola en Valencia y Barcelona. Yo siempre me he sentido muy conectado a las aficiones de mis equipos y para mí era un orgullo.

Para los millenials que no te han visto en directo, ¿cómo te definirías?

Bueno, creo que era un jugador de equipo. Un peón que intentaba que los equipos donde estaba jugaran mejor, no me importaba hacer cualquier labor por el grupo, y tenía una forma de jugar pasional, no entendía otra forma de hacerlo… pero bueno, ¡la verdad es que no es fácil definirse a uno mismo!

Pues por ayudarte un poco, ¿con qué jugador te identificarías de la actualidad? Aunque ya has mencionado a Oriola…

Para mí, mi ídolo, aunque es más joven que yo, es Felipe Reyes… Si me dieran la oportunidad de elegir un jugador para ser él, escogería a Felipe Reyes, sin ninguna duda.

img_9437.jpg

Felipe Reyes. Foto: Ekaitz Otxoa

Supongo que por esa garra que desprende, aunque a mí me sigue alucinando ese don innato que tiene para capturar rebotes.

Sí pero, yo que conozco bien a su preparador (Juan Trapero), sé muy bien el trabajo que tiene detrás de eso, que es un tío muy constante, un currante, y que todo lo que hace es porque antes lo ha machacado. Eso es muy meritorio, y más con la edad que tiene, porque son 38 pero físicamente yo creo que está perfecto. Incluso en valoración por minuto no sé si este ha sido su mejor año, pero todo lo que hace tiene mucho mérito. Si alguien tiene que ponerse un modelo, los jugadores jóvenes etcétera, aunque sólo sea por su trabajo, por cómo juega y por cómo ha evolucionado, creo que sin duda es él.

"Perasovic era un crack, era muy 'pesao', pero era un crack. A Raül López le vi hacer cosas que no le he visto a nadie"

Completamente de acuerdo contigo. Sin duda hay mucho trabajo detrás de lo que vemos de Felipe. Otro asunto. ¿cuál es el mejor recuerdo que tienes cómo jugador?

Pues mira, tengo casi 500 partidos en ACB, pero el partido que más recuerdo, o la serie, fue un playoff de ascenso después de descender un año con 13 victorias (que no se si ha pasado en alguna liga en la Historia) y en ese equipo decidimos quedarnos Solana y yo, llegó Casimiro, volvió Ferran López, y tuvimos un playoff final para ascender en Huelva que fue memorable, y sobre todo el último partido en casa, que ganamos y ascendimos, y fue muy bonito, con el Fernando Martín lleno, la gente como loca… Ha habido muchos partidos; la época de Fuenlabrada fue bestial, jugando con muy buenos amigos, como son Franky (Solana), Ferran (López) y José Antonio Paraiso, y con entrenadores que ahora son buenos amigos como Óscar Quintana, Luis Casimiro, o el mismo Salva Maldonado. Allí fueron muchos años y fue maravilloso, pero te digo una cosa, estuve un año y medio en Bilbao, y la verdad es que ha marcado mi vida. Por la ciudad, por el equipo, por los men in black, allí también fue tremendo.

¿Y algún momento más traumático que recuerdes?

Traumático… no sé, yo he descendido un par de veces, pero para mí en el baloncesto no ha habido nada traumático. Todo han sido experiencias que te ayudan en la vida a crecer, y la verdad es que siempre he dicho que nunca hay que llorar por el deporte, yo nunca lo he hecho. Realmente no ha habido momentos traumáticos, siempre me lo he pasado bien y he intentado que mis compañeros disfruten conmigo y yo con ellos, y aunque ha habido malas experiencias, pues bueno, hay una cosa que se llama resiliencia que yo creo que pongo en práctica, es decir, tengo una capacidad para aprender de los momentos malos y no verlos así, si no como un aprendizaje.

Bueno, mejor tomarse así la vida, al menos no sufres por las cosas que no es necesario.

Hombre, a mi siempre me ha molestado perder, pero entiendo que no es una cosa a la que haya que darle más importancia de la que merece. A ver, es un juego que se trata de ganar o perder, por lo tanto es importante en ese sentido, pero… A la derrota hay que darle la importancia justa, para aprender y mirar hacia delante. Creo que esto lo aprendí en el deporte y es mi modo de vida: todo te sirve de aprendizaje para no cometer los mismos errores, y cada vez ser mejor y más profesional.

"Me falta información para opinar sobre la despedida de Navarro, pero al final seguro que el club está a la altura y tiene la que merece."

Y a nivel individual, ¿recuerdas algún partido especialmente por tu actuación? Recuerdo un partido en que fuiste MVP de la jornada ACB en 2008…

Bueno, ese partido sin duda es el mejor que he hecho en ACB. Recuerdo además que ganamos a Akasvayu Girona, que tenía al mejor Marc Gasol antes de ir a la NBA, y fue un partido redondo. No sé si metí creo que 29 puntos, con tres triples… (aquí las estadísticas de aquel partido), estuvo muy, muy bien.

¡No tiraste tiros libres en ese partido!

Es verdad, creo que hice 10 de 11 o de 12 en tiros de dos, y tres triples o algo así. No sé cuánto hice de valoración pero fue un muy buen partido. Y creo que tengo algún otro que hice 20+17, que igualé el récord de rebotes ofensivos con Felipe y Bernard Hopkins, dos grandes de la Liga, que para mí es un orgullo… Bueno, fueron muchos partidos, y al final soy un jugador que no ha vivido mucho de las estadísticas sino de otras cosas, así que esos partidos se recuerdan, pero no hubo muchos más así…

30202_0.jpg

Salva Guardia celebra un triple
Salva Guardia celebra un triple

Vale, y ahora otra típica: de los jugadores a los que te has enfrentado, ¿hubo alguno que admirases o que defendieras y que te amargara la vida y te costase mucho pararlo?

Sí, el más difícil de defender era Bernard Hopkins, luego los hermanos Reyes eran complicadísimos; Felipe por lo que todos sabemos y Alfonso era muy complicado de defender. Todos sabíamos que iba a ir por la izquierda pero era imposible tapársela… Y luego toda esta serie de jugadores de la generación del 80… el que era increíble, y que se acaba ahora de retirar, es Juan Carlos Navarro. Creo que ha sido tremendo lo que ha hecho este jugador, un talento increíble, ha enganchado a mucha gente al baloncesto, al mismo nivel que Pau Gasol, que Marc… ha sido tremendo. El siguiente jugador es Raül López: creo que es el jugador de más talento que hemos tenido (coincidieron en Bilbao). Ha sido bestial verle jugar, antes, y en Bilbao, que fue increíble. Le he visto hacer cosas que no había visto hacer a nadie, y hemos disfrutado mucho con él. Y después, que me impresionaran, sobre todo Pau Gasol. En aquella Copa del Rey de Málaga, que tuvimos la oportunidad de jugarla, y jugamos ¼ de final contra él, y era infranqueable, ya se veía que iba a ser tremendo.

Aquello fue el impacto total de Pau; el año que explotó y se marchó, ¿desde dentro se veía eso, ¿no? Que era una superioridad y un talento brutal…

Sí, la verdad es que lo veíamos por la cancha y… una persona de 2’16 con la movilidad de un tío de dos metros raspados, y era tremendo. Además, esa Copa del Rey estaba Roberto Dueñas también y era imposible meter una canasta debajo del aro, imposible… y la superioridad que tenía Pau era tremenda. La final además fue contra el Madrid y él fue MVP y ya fue una demostración de superioridad bestial.

¿Y sobre Navarro? Aunque ya prácticamente lo has dicho todo, por acabar con el tema, ¿te sabe mal la despedida que ha tenido y cómo se ha tenido que marchar siendo un mito como es él?

Hombre yo creo que Juan Carlos se merece la mejor de las despedidas, pero me falta información, no sé lo que ha ocurrido, pero estoy convencido de que el Barça es un club señor y va a hacerle una despedida acorde a su nivel.

Muy bien, ahora, si te parece hablamos un poco de los compañeros que tuviste, que fueron muchos y muy buenos (Perasovic, Solana, Ferran López, Prigioni, Paraíso, Quino Colom, Ayón…)

Sí, he jugado con jugadores con mucho talento. Por ejemplo, Perasovic, que era un crack, era muy ‘pesao’, pera era un crack, y en esa época en Fuenlabrada con Quintana, estaba también Ferrán…

Si te parece, ¿hacemos un quinteto de los jugadores que coincidiste?

Vale, el quinteto está claro: de base Ferrán López, de escolta Velimir, de tres Franky Solana, de cuatro Paraíso (o Jorge García), y de cinco… ¿de cinco a quién pongo?...

Pues te metes tú, ¿no?

Vale, Vale, pues yo de cinco… (risas)

8553_11.jpg

Paraíso y Hervelle, atentos al rebote (foto: FM)
Paraíso y Hervelle, atentos al rebote (foto: FM)

Perfecto, hemos clavado el quinteto… Vamos acabando, siempre he tenido la duda, siendo de Valencia… ¿Tuviste alguna oportunidad de jugar en Pamesa/Valencia Basket? ¿Te hubiera gustado jugar en tu ciudad?

Sí, siempre ha habido interés por las dos partes. Yo me siento valenciano y amo mi tierra, y hubiera sido un honor jugar en el equipo de allí, pero bueno, la vida te lleva por muchos derroteros y nunca hubo la oportunidad de juntar los caminos. Pero bueno, como valenciano, sigo la actualidad del club y les deseo siempre lo mejor. Es muy bonito tener un equipo en tu tierra con esa categoría y ese nivel.

Disfrutaste entonces como aficionado la liga, ¿no? También te alegrarías…

Sí, la verdad es que fue muy bonito… Un equipo con tanto jugador español, y otros como Dubljevic o Van Rossom, que sienten el equipo y la ciudad, la verdad es que fue muy bonita la forma de ganar, el éxtasis que hubo… Lo veía con mucha envidia sana y me alegré mucho por Chechu Mulero y por los dirigentes del club, porque sé lo que han invertido y los esfuerzos que han hecho y bueno, les salió bien. Ganar una liga con los gigantes que hay es muy complicado y ellos lo consiguieron, y no me quiero olvidar del mérito de un gran entrenador como Pedro Martínez, que allí donde va lo demuestra, así que, como valenciano, muy orgulloso.

De acuerdo, y para terminar, ¿creo que tienes una hija de 10 u 11 años, no? ¿Le gusta el basket, te gustaría que jugara?

La verdad es que de no juega a baloncesto. Por ahora sólo nada y baila, el basket le interesa poquito, pero ella elige su camino y yo encantado de ayudarle en lo que le gusta, así que me tiene a su servicio para eso, pero creo que basket no va a hacer. Realmente no me importa, lo que quiero es que sea feliz en todo, con lo que haga, siempre que sea sano, así que no hay problema…

Perfecto Salva, pues ha sido todo. Muchas gracias por tu disponibilidad y mucha suerte para el futuro, que vaya muy bien sea donde sea.

 
Antiguedad: 
3 años 1 mes
#contenidos: 
220
#Comentarios: 
729
Total lecturas: 
687,274