Solapas principales

Supervivencia, reencuentro y conmemoración. Por Justo Conde

  Justo Conde – periodista e historiador.

 Se cumplieron seis décadas de la primera liga conseguida por el Barça de baloncesto pero cuando uno, a punto de añadir un palito más a su nonagenario cuenta-anualidades personal, vive un tranquilo, cómodo y más que merecido retiro familiar, pero ya totalmente alejado del periodismo activo del deporte y especialmente del baloncesto que fue su pasión. Además conscientemente asumido de que mi tiempo pasó y lógicamente está olvidado por estas nuevas generaciones baloncestistas, experimenta una inmensa alegría y satisfacción cuando se ve sorprendido por la inesperada llamada telefónica de un viejo amigo de su misma generación, invitándole a una emotiva “Trobada” para conmemorar el LX Aniversario de un muy importante éxito baloncestista de mi comunicante y de aquel Barça “llaudetiano” que uno tuvo el placer de vivir, divulgar y locutorizar.

   Una vez aclarada la autoría de tal llamada por mi viejo y legendario amigo, Jordi Bonareu y el motivo de la misma, mi sorpresa no menguó un ápice, porque en su día,  Jordi vivió muy de cerca alguno de aquellos momentos de mi… “silenciamiento periodístico” paralelamente al de mi entrañable diario “dicen…”, en los que el dúo Nuñez-Gaspart, habían tenido mucho que  “aportar”. Desde aquel lejano 1978, mi relación y trato personal con la institución dejaron de existir, por eso mi extrañeza por dicha invitación, como así se lo expuse de inmediato a Jordi, a lo que este me atemperaba de inmediato, al recordarme que él, que había sido fichado como directivo responsable del basket azulgrana por ese mismo personaje, dimitió muy pronto por no estar de acuerdo con el tal Núñez, y que lo de ahora, es una iniciativa personal suya, para volver a reunir a los amigos e importantes personajes de una época inolvidable, con el reconocimiento oficial del Barcelona y cesión de sus dependencias para el acto. Se hará entrega de una camiseta igual como la utilizada en el año 1959, en donde estarán los nombres de los componentes de todo el equipo, con el deseo de que se exponga en el Museo del Club, como recuerdo y memoria de todos

   La noticia en cuestión para vosotros, amigos de SOLOBASKET, es ésta: El próximo jueves día 20 de junio se cumplirán SESENTA AÑOS, de que el equipo de baloncesto del Barcelona de  aquel estrambótico presidente Enrique Llaudet, aunque forjado más personalmente por su directivo Antonio Palés, se proclamó campeón de la Copa del Generalísimo y hacía doblete tras haber conseguido ya la III Liga Nacional. La primera fue en 1957. Con el también mérito de arrebatársela a su doblemente antecesor, el Real Madrid. Un hito realmente importante, no sólo para el club blaugrana, sino que también lo fue para el baloncesto catalán de la postguerra.

   Según me dice Jordi, una vez constatada la triste ausencia de los Pepe Miró, J.M. Meléndez, Alfonso Martínez, Juan Canals y la más reciente de José Luis Martínez,  ha podido localizar y asegurar la asistencia de los supervivientes Jaime Isal (entrenador), ”Nino” Buscató, Roberto Plana y Jaume Mateu (estos dos con socios míos y juveniles en el Layetano) y al propio Jordi Bonareu, aunque éste aún sigue sin poder localizar al capitán e hijo del delegado de igual nombre, Raul Cano. Será realmente emotivo para mí, el poder abrazar a tanto seguro o casi octogenario y poder recordar lo que ha sido de nuestras vidas desde aquellos felices días. Sí, porque dejando de lado “lo del pasado”, he prometido a Jordi que estaré con ellos ese día 20 en aún claro anochecer, si mi hijo Justo, hoy también sitgetano, hace lo imposible por poderme autotrasladarme a dicha cita.

   Y ya como apunte final, recordando lo diferente que era la convivencia entre la muy buena gente de aquel más pobre pero rico en valores baloncesto en el que me tocó desenvolverme y colaborar en mi mocedad, aquí os dejo una anécdota que costará de creer, pero que puedo darla por cierta al haberla vivido personalmente.

   Una vez concluida tan exitosa temporada y a punto de comenzar el descanso vacacional del equipo, un ejecutivo de Publicidad Sagi, que iniciaba su andadura con Radio Juventud como principal campo operativo y dado el prestigio musical que tenía aquella emisora donde yo iniciaba mi bautismo periodístico, muy culé él, me pedía mi intercesión y habida cuenta mi excelente relación con los baloncestistas azulgrana, para que le presentara al responsable del equipo, para poder lograr que se desplazara a Palma de Mallorca, para dar empaque a la inauguración de la bonita pista descubierta y piso de cemento pero rodeada de unos amplios graderíos en el barrio Del Molinar. Lo presenté a los delegados señores Trabal y Cano, y en presencia también del entrenador Isal, los cuales, ante mi sorpresa, aceptaban muy gustosamente la oferta, sin condicionante económico alguno. Os juro que no miento; era otro baloncesto menos mercantilizado y más cordial.

   Ese ejecutivo publicitario, también capitán del ejército de tierra y de cuyo nombre no recuerdo, sufragó el viaje de todo el conjunto incluyéndome a mí, en vuelo  ida/vuelta en Aviaco más la estancia de tres días en una Pensión creo recordar llamada ‘Montserrat’ y a pensión completa. Me imagino o mejor supongo, que aquella aceptación fue tomada por quienes, ya en periodo vacacional, optaron por considerar como premio a sus muchachos y huyendo de protocolo alguno, aceptaron aquel “bolo” veraniego, como ya se estaba empezando generalizar en diversos grupos por aquellos  “Profesionales/marrones” de la época veraniega. Lo dicho, eran otros tiempos…

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
6 años 2 semanas
#Contenidos: 
7
#Comentarios: 
15
Total lecturas: 
21,859

Comentarios

Mucho gusto de leerle sr. Conde y vaya memoria para recordar detalles y anécdotas, genial. Propongo a SLB buscar una historia parecida de alguien relacionado con RM para ambientar El Clasico que se avecina.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar