Solapas principales

Y ahora... ¿Qué puede dar Prigioni al Baskonia?

Tras el reciente comunicado que hacía oficial la venida de uno de los hijos por excelencia del «baskonismo», como es Pablo Prigioni, saltó a la palestra con prontitud el debate sobre lo que el base de Río Tercero puede aportar al capital de juego de la plantilla vitoriana. Y en Solobasket nos hacemos esa misma pregunta. Por ello, intentaremos dar luz a algunas de las cuestiones que se ponen sobre la mesa al respecto. 

prigioni_defendido_por_estudiante.jpg

Prigioni es defendido por un jugador estudiantil (abc.es)

Trayectoria y logros en Vitoria

Son de sobra conocidas las peripecias de este argentino de 1,90 de estatura en el Saski Baskonia, pero no está de más hacer un breve repaso por algunos momentos destacados.

 Prigioni recaló en el equipo que preside Josean Querejeta, por primera vez, en la temporada 2003/2004; viniendo de hacer buenos números en aquel Lucentum Alicante de Velimir Perasovic y Lou Roe, con el que había ascendido a la liga ACB un año antes. Todos recordaremos los compañeros que acompañaron al director de juego en su curso de debut como azulgrana, muchos de ellos históricos en la capital vasca: Luis Scola, Andrés «Chapu» Nocioni, Arvydas Macijauskas, Kornel David, un jovencísimo Tiago Splitter, etc. Y no es para menos su mención, ya que el bueno de Pablo lograba hacerse junto a ellos con su primera Copa del Rey, en Sevilla. Nada mal para empezar. No obstante, aunque el TAU Cerámica logró la tercera posición en liga regular, caería por 3-2 ante Estudiantes en las semifinales. Sus números, sin ser excelsos (5,6 puntos y 3,5 asistencias; aumentados en el playoff), no resultaron nada incorrectos teniendo en cuenta con quiénes compartía vestuario.

 De todos modos, este base no ha destacado nunca por unos guarismos escandalosos. Lo demuestran sus promedios estadísticos en las siete temporadas que ha disputado en Álava, los cuales, acumulados, dan una media final de 7 puntos, 4,3 asistencias y 10,7 de valoración (en la Euroliga son algo más bajos: 6,1 puntos, 4,4 asistencias y 6,2 de valoración). No. La mayor virtud que ha hecho valer sobre el parqué es su capacidad para percibir el juego y controlarlo. Y es tal la manera en que ha llegado a conocerlo (gracias, evidentemente, a su larga experiencia), que fue la razón por la que los Knicks le acabarían fichando a la edad de 35 años, siendo el rookie más mayor de la historia de la NBA; así como por su físico tan característico.

sevilla-085.jpg

Baskonia fue campeón de la Copa de Sevilla (baskonistas.com)

Empero, tras su primera vivencia en el País Vasco a las órdenes de Dusko Ivanovic, la segunda temporada, también a cargo del técnico montenegrino, el argentino no pudo saborear ningún título. Tanto a nivel personal como colectivo, el término de la 2004/2005 dejó un regusto algo amargo en el ambiente azulgrana: Prigioni tuvo menos protagonismo, disminuyendo sus registros; y, aunque el Baskonia fue capaz de quedar primero en liga regular y llegar a la Final Four de la Euroliga (dejando una semifinal para el recuerdo ante el todopoderoso CSKA de Moscú y un subcampeonato), no alzó ningún entorchado (permanece grabado en el recuerdo, en especial, la noche negra del triple de Herreros, que despojó al club alavés de su segundo trofeo liguero). No obstante, 2006 sería un gran año para el internacional albiceleste. Con la marcha de Ivanovic al FC Barcelona y la entrada de Pedro Martínez (que sería sustituido por «Peras» a los dos meses de comenzar el curso), el TAU lograría ganar la Supercopa y la Copa del Rey; y, más tarde, clasificarse para la final a cuatro, de nuevo en competición europea, gracias a la toma del OAKA en los cuartos de final (con un tercer partido que ha pasado a los anales baskonistas). 

Las 15 asistencias de Pablo (vídeo de ACB.com):

Las 15 asistencias del mago Prigioni en la Copa 2006

Pero si, en concreto, 2006 fue un gran año para el jugador, es porque sus números hicieron más que duplicarse (de 4 puntos, 3 asistencias y 6,5 de valoración, a 8 puntos, 7 asistencias y 14 de valoración; resultando líder, además, del apartado de pases a canasta en la Euroliga); porque fue MVP de la final copera (batiendo el récord de asistencias en ese momento del torneo, con 15); y porque fue nombrado mejor base de la ACB. Y todo ello por no hablar de su papel fundamental en la famosa victoria en Atenas, contra el Panathinaikos.

Prigioni en el OAKAZO (vídeo de We Are Baskonia):

Baskonia Remember: Pablo Prigioni EPIC moment vs. Panathinaikos (2005/06 | Oakazo!)

A partir de aquí, Prigioni se asentó como uno de los capitanes de la nave vitoriana, viendo cómo compañeros suyos se iban y se constituía la famosa conexión con Scola en el pick and roll; que más tarde heredaría Tiago Splitter en el puesto interior. La 2006/2007, aunque en el estrato del grupo no fructificó en casi nada (solo una Supercopa y la floja participación en la Final Four, bajo los mandos de Maljkovic), sí que permitió al argentino coagular su alta categoría a nivel continental: de nuevo con promedios sólidos, siendo integrante del mejor quinteto ACB como el base más destacado y liderando en robos la Euroliga. Fue en 2008 cuando, tras 5 años con la misma elástica, logró, junto con sus compañeros (a destacar un enorme Pete Mickeal), ganar la Supercopa y la final de la liga (esta última ante el Barça de Xavi Pascual por 0-3), mostrándose clave en la dirección. Sería la temporada 2008/2009 la última de su primera etapa, marchándose al flamante Real Madrid de Ettore Messina con otra Supercopa (siendo MVP de la misma) y Copa del Rey a sus espaldas, y dejando al último TAU de la historia en su punto más álgido (primero de liga regular y finalista ante un gran Barça). Individualmente, el saberse como uno de los mejores directores de Europa y, de nuevo, integrante del quinteto ideal de la liga. Como diría aquel: «no es poca cosa».

84462_6_33100_6.jpg

El argentino corre a la contra (acb.com)

Tendríamos que esperar dos años para volver a verle por las frías tierras alavesas, de nuevo con Dusko Ivanovic en el banquillo (una de las razones por las que regresó). Y, con la grada claramente dividida por su retorno, su carácter y pundonor hicieron el trabajo suficiente para meterse en el bolsillo a los aficionados de nuevo. Un Pablo que había estado al máximo nivel y que ya había cumplido 35 primaveras. Sin duda, su experiencia fue elemental para que, tras una temporada bastante negativa, el Baskonia lograra competir otra vez (dejándonos unas bonitas semifinales ante el incipiente Madrid de Pablo Laso, en la que un mate suyo quedó grabado en nuestras retinas). Sus promedios: 6,6 puntos, 3,6 asistencias y 10,8 de valoración. Este renacer en Vitoria y un estado físico muy cuidado le sirvieron para conseguir un último billete de ida a EEUU, donde, finalmente, Nueva York fue su destino

 Pero, como dice el famoso dicho, «no hay dos sin tres». Ya con 39 añazos y después de cuatro temporadas en la NBA (de 2012 a 2016, donde ha pasado también por Rockets y Clippers), Prigioni tiene una última chance para estar en el club que siempre será su casa. Los baskonistas le esperan con impaciencia para apuntalar una plantilla donde hay talento para regalar, y en la cual tendrá un compañero de puesto al que ya conoce y a quien puede ayudar: Shane Larkin

¿Qué puede aportar ahora?

Dejando atrás su largo palmarés y extensa trayectoria, y más allá del carácter, ¿qué es lo que queda del bueno de Pablo en lo que respecta al estado físico? Y, en un sentido más técnico y táctico, ¿puede su estilo de juego repercutir positivamente en el actual Baskonia? Con todo esto, es necesario analizar los aspectos donde mayor y menor impacto pueda tener, y ponerlo en relación con las virtudes de sus compañeros. 

 Y para ello no hay mejor forma de empezar que con el apartado físico, en el cual se fundamentan las características de juego más básicas de estos deportistas del baloncesto profesional. Al respecto, Prigioni nunca ha destacado por atributos que, por lo general, suelan ser vistosos para el espectador, como puedan ser un tren inferior muy explosivo, gran altura o una musculatura muy desarrollada. A excepción, quizás, de poseer brazos más o menos largos, el base argentino no suele ajustarse al estereotipo de físico que normalmente se asocia a este deporte. O, por lo menos, no al que se relaciona típicamente con ser un buen jugador; esto es: aquel que tenga una técnica individual depurada, con un tiro en suspensión cuya mecánica logre que el brazo esté en un ángulo perfecto de 90 grados, un dribling que rompa las cinturas rivales en el uno contra uno, un salto que le permita machacar de forma plástica; etc. Este director de juego no ha dispuesto, ni dispone, de estas cualidades entre sus puntos fuertes. Pero, paradójicamente, gracias al desarrollo de unas habilidades muy concretas y al trabajo sobre un cuerpo muy característico, ha logrado dominar el juego.

pablo-prigioni-spain-versus-brandon-jennings-euroleague-basketball1.jpg

Prigioni esconde el balón de Jennings (dayliknicks.com)

Este cuerpo (su cuerpo), como se puede apreciar, destaca por su inmenso número de fibras musculares y la definición que han alcanzado, producto de un buen cuidado alimenticio y de la preparación personal (de hecho, en más de una entrevista ha sacado a relucir la manera como las lleva a cabo). Esto le ha permitido conducirlo hasta un límite de fatiga mayor al de otras personas que, con la edad, se lesionan más fácilmente. De hecho, la longevidad de la que hace gala el de Río Tercero es producto de esto, sumado al hecho de que, además, tiene un auto-conocimiento muy alto de sus limitaciones, lo cual le ha permitido dosificarse cuando ha hecho falta (sobre todo, en la NBA). En realidad -y se hace más evidente a medida que se exponen sus características-, es la combinación de una buena base física y la favorable administración de la misma, para un progreso beneficioso sobre la cancha, lo que le ha hecho continuar tanto tiempo. Esto se ve en que, durante las últimas temporadas, Prigioni se ha adaptado mucho mejor al baloncesto estadounidense de lo que podríamos haber pensado cuando se marchó rumbo a los Knicks. Lo demuestran numerosas actuaciones (3,5 puntos y 3 asistencias por encuentro) y la cantidad de minutos de media disputados (17 en los cuatro años). Son números que, estando lejos de los mejores, para alguien que ha cumplido los 39 y que se dedica, exclusivamente, al rol de director más puro, no están nada mal. Pero, sobre todo, son las sensaciones de control y de inteligencia en la pista lo que más destacan de esta experiencia en EEUU. Y compensar sus limitaciones en lo que respecta a la rapidez, la fuerza y la explosividad (él mismo ha reconocido en entrevistas la diferencia que notó al aterrizar en la Gran Manzana), hablan de alguien que no depende exclusivamente del físico para jugar bien.

126926_6_138838_6.jpg

Prigioni se va del defensor (acb.com)

Por ello, si se acepta la premisa de que su rendimiento ha sido bueno, parece que hay razones más que suficientes para el optimismo; por lo menos en lo que al físico se refiere. A no ser que una lesión grave e inesperada rompa ese equilibrio que ha formado entre complexión y mente, parece complicado que llegue un bajón considerable. Nunca ha de descartarse, pero teniendo en cuenta que el nivel físico es menor en Europa en comparación con la NBA y que tiene dos compañeros más ligeros de piernas (los cuales, podrán apoyarle cuando haga falta), si Sito Alonso es capaz de repartir bien los minutos, podemos ver a un Prigioni con energía para dar batalla. Solo hace falta ver si este pequeño parón, desde que los Rockets le cortaran, afectará mucho o poco a las posibilidades de entrar lo más rápido posible en ritmo de competición. En el caso concreto de la plantilla de Sito Alonso, las revoluciones a las que se juegan no son pocas. Y, con argumentos sobre la mesa apoyando su adaptación, hay que ver el momento en que pueda completarla. 

Algunas jugadas de su estancia en Nueva York (vídeo de DownToBuck):

Pablo Prigioni 12 Points/8 Assists Full Highlights (1/11/2013)

Después, habría que ver los elementos que más va a potenciar del juego ofensivo del equipo, en base a sus virtudes y flaquezas. De esto último no hay mucho que decir, pues casi todos conocemos cómo juega el internacional albiceleste: debido a su inteligencia en la cancha y sus características físicas, nunca ha sido muy avezado en lo que respecta a jugar el uno contra uno; aunque, por otro lado, es un maestro cuando se trata de ejecutar el bloqueo y continuación (y lo hemos visto con todo tipo de interiores: desde buenos tiradores de media distancia, como Scola, pasando por algunos más grandes como Splitter; e incluso con físicos privilegiados como Tyson Chandler). En lo que respecta a ejecutar las jugadas, Pablo siempre ha tenido buen ojo para leer las situaciones, ver las ventajas de sus compañeros y poner el balón donde hiciera falta. Sabe administrar el esférico, sin abusar de él y pasando y tirando con buen criterio. En este sentido, reúne condiciones que al actual Baskonia le hacen falta, sobre todo en relación a jugar situaciones de pick and roll de la forma más clarividente posible (lo cual ayudará a aprovechar las virtudes de gente como Bargnani, Tillie, Voigtmann o, incluso, Diop; y abrirá espacios para los tiradores). Esto puede ayudar a desarrollar los ataques con mayor eficiencia, y también a que los compañeros ganen cierta confianza. Porque, la verdad sea dicha, hay hombres que no están rindiendo al mejor nivel, como puedan ser el pívot italiano, Chase Budinger o el ala-pívot francés (aunque parece que este último va recuperándose las últimas jornadas). Que Prigioni pueda tener algo del balón en el ataque puede dar criterio al juego y no ver situaciones caóticas en las que la selección de tiro es floja o la circulación del balón no es suficiente (un ejemplo perfecto lo tenemos en los triples del último partido, ante Estudiantes). Sobre todo, dará cosas buenas en lo que respecta a controlar un poco más el juego. El técnico madrileño deberá saber cuándo ponerle como contrapunto a Larkin o, incluso, cuándo han de compartir pista. 

Sin embargo, no todo son luces. Uno de los apartados que más llamó la atención a la afición alavesa durante la última campaña del argentino en Vitoria fue su escaso acierto tras la línea de 6,75 (un 29%, el cual, en la NBA, aumentó hasta el 37%). En 2012 tuvo muchos galones y, quizás, la cantidad de esfuerzo que llevaba en la mochila era demasiado para pedirle una gran puntería; mientras que en la liga norteamericana tuvo un papel secundario y la mejoró. Si se sabe dosificar quizás no desentone en el triple, pero, suponiendo que tendrá un rol clave en los ataques, habrá que ver si afina su muñeca. Y el equipo, a estas alturas, no está para seguir fallando desde el exterior. Y, después, las transiciones. Aquí pueden verse diferentes situaciones: que sepa calibrar cada pase al milímetro, que frene al equipo, o que el nivel físico le acompañe y pueda correr. En base a lo que se ha apuntado antes, puede que se dé la última. Parece complicado que Prigioni se vea incapaz de afrontar el desafío y vuelva al Baskonia a medio gas. Habrá que ver, pues, cómo se solucionan estas incógnitas.

pablo_knicks.jpg

Pablo Prigioni sonríe tras una jugada, en Nueva York (panamericanworlds.com)

Para terminar, es lo debido rubricar todo este artículo con una visión sobre lo que el uno argentino puede aportar en el apartado defensivo, el cual, seguramente, proporcione dudas a una gran cantidad de aficionados. En contra de lo que pudiera parecer, es posible que Prigioni encaje bien en el entramado que Sito Alonso ha construido para que sus muchachos logren que el rival no anote. Y esto se debe a que, como otros de sus compañeros (Larkin, Luz, Beaubois, Blazic, Bargnani o Tillie), no es un gran defensor en el uno contra uno. Quizás las piernas no le den para llegar a las ayudas más largas, pero nos ha demostrado multitud de veces tener una cabeza privilegiada para colocarse en lugares estratégicos y recuperar balones. Si en la actual plantilla, donde vemos que la defensa no se sustenta en cambios automáticos, sino en ajustes y ayudas rápidas (cuando se hace correctamente), así como en la presión de la primera línea de pase; puede que Pablo sea capaz de adaptarse al nivel si es apoyado por compañeros, él mismo es capaz de no quedarse en los bloqueos y si está atento a esos pases que pueda robar al contrario. Evidentemente, no es un especialista, y la edad hace mella. Seguramente sea el espacio del juego donde más le vaya a costar, sobre todo con bases bajitos y rápidos. Pero, tras ser capaz de «mangarle» tres balones a Chris Paul, ¿quién no le da una oportunidad?

Pablo Prigioni ante los Clippers (vídeo de LR Highlights):

Pablo Prigioni Full Highlights vs Clippers - 4 pts 4 asts 3 stls (5.17.15)

Basta concluir que, desde esta perspectiva, Prigioni tiene aún bastante juego que aportar en su tercera (y parece que última) etapa en Vitoria. Dejando de lado el carácter y su liderazgo en la plantilla (lo cual no podemos a entrar a valorar, debido al desconocimiento personal del jugador y de las situaciones que se generan tras las puertas del vestuario), el argentino es aún un valor en el baloncesto internacional. Veremos si todos los elementos descritos pueden plasmarse sobre el parqué, y este Baskonia, repleto de talento, nos ofrece un bonito espectáculo.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 2 meses
#contenidos: 
44
#Comentarios: 
532
Total lecturas: 
173,643

Comentarios

Bueno, aquí estoy para dejar mi aportación al debate y, para comenzar de manera honesta, decir que he entrado al enlace no por la novedad, no por el equipo, no etc. excepto que por los comentarios; por la cantidad, se entiende. (Así soy, así somos los Suárez). He notado algunas cosas positivas: no hay tantas mayúsculas, doy gracias por ello. Venga vamos al ajo: creo que algunos usuarios no distinguen la diferencia entre crítica y calumnia. CATACROC. Ahí van mis dies.

Yo creo que ahora se impone un artículo sobre Bilbao Basket, en el que se hable de las bondades de Todorovic, o de lo bien que tira Bamforth o de lo mal que lo ha hecho en Eurocup, y así Quain, Scallon, Petravicius y Sileno están entretenidos entre ellos.
Yo creo que son redactores encubiertos para generar visitas ;)

Y ahora...que fichen a Nocioni que no esta jugando en el Madrid como suplente en el 4 y seguro que Baskonia queda campeon de Europa, por lo menos :)

Gran articulo y gran fichaje de Baskonia.
Una alegria poder volver a verle en la liga cada semana.

Buen artículo, Luis. En mi opinión, Prigioni llega en el momento perfecto para el Baskonia, ya que ni Beaubois tiene mentalidad de base ni Rafa Luz cuenta con la confianza de Sito. Larkin necesitaba un suplente de garantías y ya lo tiene. Creo que Prigioni va a aportar lo que Baskonia necesita: un poco de calma, de liderzgo y de veteranía cuando las cosas vienen mal dadas. Además, como apuntaba Luis el aporte sentimental va a ser importante, lo que repercute en venta de entradas, identificación con el equipo y ambiente desde la grada.
Un gran artículo, compañero. Interesante de principio a fin como lo es la historia de uno de los clásicos del baloncesto a todos los niveles como Prigioni.

Eres un currela, Luisillo, vaya artículo te has cascao, sí señor. Yo estoy muy de acuerdo con pelolovic, creo que resume muy bien todo lo que va a aportar este señor. Yo sólo añadiría un elemento más que nunca me parece despreciable: a la grada le va a costar ahora mucho menos conectar con el equipo, estando Pablo en él, y no digamos cuando estés en cancha. Judagores con los que el aficionado se siente plenamente identificado siempre son precisos en un equipo, y con Prigioni, como cuando regresó el Chapu, no habrá duda. No nos defraudará, estoy convencido. Saludos y enhorabuena.

Luis, a los baskonistas ( al menos a mi) nos encantan artículos como estos, gracias por tu aportación a esta web. Yo,hay artículos, sobretodo de la NBA que no me interesan ( no me gusta la NBA) pero sería imposible entrar en uno de ellos y poner un comentario criticando por qué se escribe tal artículo. No me entra en la cabeza, pero bueno,cada uno tenemos una cabeza y por lo que se ve, bien distinta, saludos y adelante. Cuantos más artículos baskonistas mejor.

Muchas gracias, petravicius =). Los mensajes positivos, aunque es verdad que resaltan menos (en la vida, en general), no sabes lo mucho que se agradecen y lo bien que sientan. Y lo digo por todos los que disfruten de las cosas que se escriben en la web y valoran el trabajo que se hace. ¡Un abrazo muy fuerte!

Artículo patrocinado supongo por Jeta, para recordar la inversion con dinero público, de un fichaje que entrena ,pero que nadie ha visto jugar, como dice mi juan, un homenaje recordatorio de sus logros en la liga.

Empiezas llamando al presidente del Baskonia Jeta...y en otros momentos pides "respeto para los profesionales"... para profesionales que no lo tienen a otra gente, como en su momento Nacho Martín con algunos clubes. Que pena que el sentido común no lo vendan en los supermercados

Como se sabe que algo escrito no gusta si no se lee ? parece de perogrullo no ?
Respuesta altiva, poco afortunada y fuera de la línea de trato que merece el lector de esta web por parte de un articulista,
Tu informas y los lectores opinan, si no es de tu agrado, te la comes, no veo que Quain haya faltado al respeto a nadie, simplemente ha opinado.
Tu respuesta denota claramente que eres incapaz de admitir una crítica, te viene grande este espacio, pero lo engordas participando casi en cada respuesta y debatiendo con las que no te gustan...o como esta. (:-(

Pd. No critico el artículo, nada tiene que ver.

Hola, Scallon. Me refería a que si no le ha gustado, que no hace falta que me vuelva a leer. La próxima vez tendré que ser más conciso xD. Creo que Solobasket intenta enfocarse en que todos compartamos cosas buenas sobre el baloncesto y en construir un espacio lo más respetuoso posible. Como todos, cometo errores. No digo que contestar haya sido uno, que quede claro. Pero si algo ha molestado a alguien le pido disculpas. No obstante, creo que, tras el esfuerzo que realizan los colaboradores de la web (que no dejan de ser personas, como tú y como quain), no está de más intentar hacer algún tipo de crítica mínimamente fundamentada, no decir que si el artículo está patrocinado por Jeta (lo cual, personalmente, no me ha gustado; porque ni soy fan de Josean, ni hago los artículos para nadie. Son mis reflexiones. Y si por algo se caracteriza Solobasket, es por respetar mucho a quienes participan en él). Yo he sido lector (y lo soy) de esta web, y el hecho de colaborar no me impide seguir participando en los comentarios. No soy mejor, ni peor que antes. No por escribir no puedo debatir o contestar a aquellas cosas que no me gusten. Y, en cuanto a las repercusiones, no son mayores, porque no tengo ningún tipo de "poder" o algo así. Solo espero un feedback mínimamente decente (y esto no quiere decir estar de acuerdo. mijuan, por ejemplo, creo que ha sido respetuoso). Porque a mí me encanta debatir, pero de cosas con sentido. Y bueno, ya no escribo más, que he sido suficientemente protagonista. Se trata de hablar del artículo. ¡Un abrazo a todos!

Hola LuisLOA, sé que eres lector de Solobasket hace años como Seckros o así, recuerdo el estilo de tus comentarios y no debería haberme sorprendido.
Veo por tu respuesta, (no necesaria, la imaginaba), que la dada a Quain te parece acertada, y reconoces que no te gusta, pero insistes que interactuarás cuando algo no te guste, es lo más parecido a una laxo censura con el fín de evitar comentarios críticos.
Me consta que desde ese lado puedes autogestionar la página e incluso moderarla, pero por lo que veo parece que reinará la opinión única, dentro de un txoko baskonista?, con palmeros que con "sólidos argumentos" reclaman zaskas.
Contestar no ha sido un error, lo ha sido la forma, justificas tu intervención porque no te gustaba...
En fin todo esto ha sido una perdida de tiempo, sobraba el speech, por conocido, ha sido una pérdida de tiempo.
Hasta siempre y verdad te deseo suerte y acierto.

sí scallon, lo tuyo no es "una pérdida de tiempo" es "la pérdida de tiempo" en sí misma, eres el agujero negro del tiempo. Haces bien en alejarte del txoko baskonista..., no pintas nada en él. Sí, lástima de zaska, pero es que ya se sabe, dios da pan...

Me parece que te has equivocado de medio, sinceramente pretendes opinar, elegir, escribir artículo, que tenga lecturas ( objetivo de cualquiera que escribe) y que además no sólo guste sino que compartan tus ideas, creo que lo vas a tener difícil, salvo que vayas a la "secta" allí son periodistas y jueces. Como bien te han dicho , tu escribe y el mundo juzgará ( es una de las leyes divinas de la comunicacion) , sinceramente no me importa demasiado que seas seguidor del baskonia, amiguete de QuereJeta, o socio del club, ( seguramente si hablo con más gente del país vasco de la que conozco en la ciudad, habrá gente que lo alabe y otros que lo pongan a parir) ese no es mi problema ni el tuyo, solo limitaré redactar artículos y TODOS estaremos en nuestro libre albedrío de leerlos, pasar, o criticar. Y no vas a ser tu quien juzgue lo que Está bien o no, o lo que gusta baloncestistica mente hablando, o no. Personalmente me gusta 1000 veces más Azofra , insigne deportista y caballero que el mRrullero de Prigioni .Dicho esto, seguiré leyendo artículos para poder disfrutarlos o criticarlos. Por cierto si te vas a dedicar a esto, deberías de estudiar ,sobre deportistas que se han retirado en los últimos lustroso. ..lo contrario si puede considerarse una falta de respeto.

Hablas de falta de respeto y llamas marrullero a un pedazo de BASE (en mayúsculas) como Prigioni. A lo mejor hay que hacer los artículos como a ti te gusten y sobre quien te caiga bien

ves???, esto pasa, por no hacer un zaska a tiempo, se crecen, se vienen arriba y luego pretenden sentar cátedra. De todas formas, no sé qué me admira más, si tu odio al Baskonia o todo lo que dices que lees de basket y la nula idea que tienes de baloncesto: desde lo del vago de Bou, pasando por la defensa a ultranza de cabezas hasta preferir a Azofra (que se merece todos mis respetos) como base a Prigioni, vas de burrada en burrada, sin perder el entusiasmo. Yo creo que te ciega tanto el odio que tienes al Baskonia, que te da igual, el caso es escribir algo que pueda resultar ofensivo para el Baskonia y los baskonistas; pero lo cierto es que en ese intento cada vez resultas más patétíco... y que TÚ pretendas dar lecciones, vamos eso ya no tiene ni nombre ni precio..., lo que hay que leer, madre mía...
Por cierto, lo de la "secta" es de Federico Jiménez Losantos, no?..., no si ya decía yo que algo raro había...Venga, a estudiar los libros de guerra civil de Pïo Moa, que te está faltando tiempo...

Felicidades por el artículo y por esta respuesta. En realidad, sí es fácil en algunos casos saber si el texto va a gustar o no antes de leerlo. Basta con mirar el titular: si son buenas noticias sobre un equipo y eres anti-ese-equipo, no te va a gustar. Y lo mismo ocurre al contrario.

Yo tiendo a entrar a informarme, no a leer lo que me gusta.

Yo he leido el artículo y está bien , entiendo que a los baskonistas les encante, yo como bien sabes no lo soy pero he visto muchísimos partidos a Priogioni en el ahora Buesa.
El titular es corto para el contenido del artículo, y porqué no, a leer un artículo de otro equipo, además lo que debería pasar desapercibido es el autor y en este y otros casos se está convirtiendo en el protagonista, un error.

O.k. con tu última línea, buscas información no artículos de opinión , como discursos epistolares que no admiten críticas.

Luis, no hay nada que entender, es un comentario que sólo busca provocar: a estos, Igor, les hacía zaska y tan amigos..., es lo único que se merece. Pregúntale, si no me crees. Yo no le contesto, por respeto hacia ti, pero con ganas me quedo, ya que él no muestra respeto alguno por el Baskonia.

Prigioni es un jugador que puede aportar más o menos, lo mismo que Raül López aportaba en Bilbao, pausa, inteligencia en cancha, buenas decisiones, asumir responsabilidad en momentos delicados, ser el entrenador en cancha cuando el equipo lo requiera.
Jugadores así, son los que no te quitan nada, porque va a defender igual que Larkin o Luz, pero si están, siempre suman. Un jugador como Voightman que juega muy bien de cara al aro se puede beneficiar y mucho del 2vs2 al estilo Scola.

¡Hola, mijuan! Respecto a lo del nombre, decirte que soy bastante joven y nunca he visto a Azofra jugar en directo. Lo he hecho a posteriori, muy poco y sin fijarme en él. Así que es normal que no conociera su cara. Y después, sobre si es mejor esperar a ver jugar a Prigioni o a hacer cábalas: pues bueno, me dedico a colaborar en relación a la actualidad del Baskonia y cro que podría ser un artículo de interés. Evidentemente, no tengo por seguro nada de lo dicho, pero creo que es divertido ofrecer algún tipo de contenido mínimamente elaborado para pasar el rato. Porque de eso se trata, de que nos gusta el basket, no de si es mejor o peor hacerlo (de hecho, ¿no crees que es mejor tener artículos de estos para leer y, además, después ver cómo juega?). Y de que me apetecía, vaya xDD