Se encuentra usted aquí

Miguel Zapata sobre el milagro de Rasta Vechta: “Estamos todos sorprendidos”

Fue en la temporada 2018/19 en la que un equipo nuevo en la Bundesliga de baloncesto sorprendía a toda Europa al colocarse entre los mejores de la competición. El RASTA Vechta, cuyos orígenes se remontan al reggae y Bob Marley, entonces entrenado por un dúo joven español dirigido por Pedro Calles y Miguel Zapata, protagonizaba el cuento de la Cenicienta en el deporte de la canasta.

Puedes leer la segunda parte de la entrevista aquí

Cinco años después, la historia de éxito del recién llegado entre los mejores se repite para un RASTA Vechta que se mantiene como uno de los equipos de baloncesto más populares, y de nuevo, uno de sus protagonistas forma parte, el español Miguel Zapata, como asistente en el banquillo. ¿Cuál es el secreto de Vechta para triunfar nada más regresar a la BBL? En Solobasket hablamos con el granadino en exclusiva sobre esto y más.

Miguel Zapata y la sorpresa más alegre de RASTA Vechta

Pregunta: En esta temporada 2023-24, RASTA Vechta ha regresado a la BBL tras haber descendido hace unas campañas, y estáis en posiciones de playoffs tras nueve jornadas, ¿Qué tal lo lleva el equipo? ¿Era algo esperado?

Miguel Zapata: “La verdad es que estamos todos sorprendidos. El objetivo del club desde el principio era y es mantenerse en la liga, porque una vez que asciendes, pues mantenerse más de un año o dos años es siempre complicado. Es una sorpresa y estamos disfrutando y muy contentos con los resultados”.

 

P: Y todo esto conseguido con una plantilla muy joven, y con poca experiencia en la liga, ¿Cómo describirías al grupo de jugadores que habéis formado para Vechta esta temporada?

M.Z: “El riesgo es que, también dentro de las posibilidades del club, obviamente no podemos aspirar a fichar jugadores con mucha experiencia, pues algo importante era mantener la base del año pasado con los jugadores que nos ayudaron a subir a la BBL y luego incrementar la base con jugadores extranjeros en algunas posiciones y fortalecer las que íbamos a necesitar. Tenemos jugadores jóvenes con, por ejemplo, algún jugador ex NBA, pero sin ninguna experiencia en Europa. El recruiting que hicimos estaba muy encaminado también a tener una buena dinámica de equipo y esa falta de experiencia, suplirla con ganas de trabajar y con jugadores que quieran dar un paso adelante en su carrera”.

“Las expectativas que teníamos a principio de temporada nos decían que se podrían presentar más difíciles los partidos”

 

P: En una plantilla tan joven como la que tenéis, seguro que hay talentos que están llamando la atención, ¿Qué jugador del RASTA Vechta destacarías en este sentido?

M.Z: “Johann Grünloh a día de hoy está en boca de todos. Es un chico con 18 años y la verdad que bueno, no sé cuál será su límite, pero sí que es cierto que ya diferentes scouters de equipos NBA y han venido a preguntar por él, a interesarse simplemente. También es cierto que cuando destacas un poco sobre la media, rápidamente la gente empieza a preguntar por el jugador y tal, pero sí que es cierto que es un pívot que es joven, mide 2’10 y es súper trabajador. No sabría decirte si su futuro es NBA, pero sí que creo que como mínimo un sólido jugador alemán de alto nivel.”

 

P: El estar en unas posiciones de playoffs que no son vuestro objetivo, ¿Cómo lo gestionáis desde el banquillo?

M.Z: “En el día a día lo que intentamos es pensar solamente en el siguiente partido. Al final, las expectativas que teníamos a principio de temporada que se podrían presentar más difíciles, pues bueno, en esta primera parte de la temporada, al estar ganando partidos, nos están ayudando a que pueda ser un poco más fácil. Dicho esto, no quiere decir que dentro de un mes no podamos tener una mala racha y perder partidos, pero creo que lo que intentamos transmitir a los jugadores es que hay que pensar en el siguiente partido, que lo que se ha conseguido hasta ahora hay que disfrutarlo, porque ganar partidos cuando acabas de ascender no es fácil. Y que siempre, siempre desde la humildad y pensar en el siguiente partido, en competir 40 minutos e intentar después sacar los próximos”.

 

 

Zapata: “RASTA Vechta es un sitio especial”

P: ¿Cuál es la clave del éxito del proyecto de RASTA Vechta y de que se haya repetido algo que parece tan imposible?

 

M.Z: “La verdad es que Vechta es un sitio especial. Es una ciudad muy pequeña, pero que de verdad se vive el baloncesto porque no hay otra cosa que hacer, no hay ningún otro deporte mayoritario. Entonces la gente aquí disfruta muchísimo del baloncesto y en la liga alemana todavía, aunque dentro de un par de años quieren cambiar y quieren tener ciudades más grandes, por ahora es una liga donde puedes ver equipos de ciudades pequeñas de poco más de 30.000 habitantes como Vechta o Bamberg.

“La clave del éxito es la marca sobre la creación del equipo y su por qué”

No tenemos el potencial que tiene la Liga ACB, por ejemplo, o la liga francesa o italiana, pero creo que esto ayuda a que también la gente aquí en Alemania se identifique con un deporte que no es todavía mayoritario como es el fútbol. Entonces esto en ciudades pequeñas la gente vive mucho más el único deporte que tiene y eso tiene cierto encanto a la hora de ver cómo los pabellones se llenan y cómo la gente disfruta de los partidos”.

 

P: No solo el éxito de RASTA Vechta se mide en los aspectos deportivos, sino que, además, es uno de los que mejor caen de toda la liga alemana, ¿A qué se debe esto?

M.Z: “Por aficionados que he conocido alrededor en Alemania, te dicen que el hecho de la mascota, de que el nombre del equipo Rasta es por Bob Marley. Es como que le parece simpático. Y luego pues cuando ven ya no el equipo en sí, sino que los fans acompañan al equipo y que están divirtiéndose, son educados. O sea, al final creo que la marca del club nace como algo curioso, pues un grupo de amigos en el año 1979 decide porque le gusta la música reggae y el basket, pues le ponen ese nombre y poco a poco van creciendo.

Entonces creo que un poco del éxito es eso, la marca que crea o por qué se crea el club. Y también por el buen rollo que transmiten sus aficionados siempre. Yo sé que bueno en sí el baloncesto alemán es súper sano, pero es verdad que con los aficionados nuestros siempre que vamos a otros pabellones la gente está muy contenta con ellos. Y yo te digo, por ejemplo, a un viaje a Oldenburg fueron 400 o 500 personas, pero en viajes largos suelen viajar también 100 o 200 hacen siete horas de autobús y es una cosa que me parece increíble. Es algo que tiene cierto encanto.”

La exitosa etapa junto a Pedro Calles

P: Tu primera etapa en RASTA Vechta fue junto a Pedro Calles, luego fuisteis juntos a Hamburg Towers, pero al final de la etapa decidiste regresar a Vechta, ¿Por qué tomaste esta decisión?

 

M.Z: “Como te decía, este sitio es un sitio pequeño, pero es especial. La cantidad de trabajo es enorme, las instalaciones que tiene el club más la inversión que quiere hacer el club de cara al futuro, que quiere hacer un pabellón más grande, pues la verdad que a nivel profesional te ayuda mucho porque la calidad de vida y la calidad de trabajo van de la mano y a mí eso la verdad que me llamó mucho la atención para poder volver aquí a trabajar.”

“Muchos jugadores que hemos entrenado, han acabado jugando Euroliga”

 

P: En Hamburgo la situación fue diferente, era un equipo relativamente nuevo en una gran ciudad, ¿Cómo viste allí el baloncesto respecto a Vechta?

M.Z: “En el caso de Hamburgo tampoco lo noté mucho porque el pabellón no llegaba a ser muy grande. Y no llegué a sentir nunca que la gente lo viviera tanto como aquí, como en una ciudad pequeña como esta. También es cierto que en Hamburgo hay dos equipos de fútbol importantes, hay un equipo de rugby americano que juega la liga europea. Tienen muchas más opciones a la hora de ver deporte. El club es también relativamente nuevo, con lo que todavía les queda un par de años, y dentro del club mejorar muchas cosas. No solamente es cuestión del aficionado, también es cuestión del club que tiene que crecer”.

 

 

P: ¿Cómo surgió aquel dúo exitoso en el banquillo con Pedro Calles y qué te llevas de aquella etapa?

 

M.Z: “Pedro (Calles) ya trabajaba en Vechta, y cuando le dieron la oportunidad de ser primer entrenador se puso en contacto conmigo. En esos cuatro años lo que lo que aprendí de él y él de mí al final fue bueno a formar equipos, sobre todo muy competitivos, que no sobresalían por el presupuesto, sino que al final era gente joven que quería trabajar, mejorar en sus carreras y que sabían que utilizaban estos equipos como un puente para conseguir mejores ofertas al año siguiente. Y en los cuatro años, pues sí que se pudo ver. Muchos jugadores que trabajaron con nosotros, al año siguiente terminaban en equipos de Euroliga. Entonces creo que eso, el apostar por gente cuando no tienes dinero, apostar por gente que quiere trabajar y que no le importa que se le exija.”

 

P: Tras trabajar varios años con Pedro Calles, ¿Cómo fue el cambio de volver a Vechta sin él y con otros compañeros?

M.Z: “Fue un cambio radical, porque al final son filosofías distintas. Venía trabajando con Pedro (Calles) y con Ramón Díaz en México. Pero al final era con entrenadores españoles y compartíamos la misma filosofía. Y ahora, bueno, llevo dos años con un entrenador americano con una filosofía totalmente distinta y al final, obviamente me costó adaptarme al principio, pero luego sí que me he dado cuenta de que al final, bueno, me da muchísima libertad de trabajo. Confía mucho en mí. Entonces, bueno, los resultados están ahí y por suerte el equipo va bien. La dinámica del equipo está bien, con lo cual yo me siento bastante contento trabajando con él.”

Continuará...

La entrevista con Miguel Zapata continua la próxima semana con una segunda parte con temas de las diferencias en liga alemana, pero también hablamos de Pablo Laso o Juan Núñez.

Sobre el autor

 
Imagen de andreablez Andrea Blez@andreablezPeriodista deportiva freelance. Escribo contenido sobre baloncesto en Solobasket desde hace casi 5 años, con enfoque en baloncesto femenino, pero también con punto de vista internacional gracias a los dos años en Alemania que me han hecho conocer el deporte de la canasta allí y los cinco idiomas que hablo. Disfruto de las entrevistas y los reportajes largos cuando el tiempo lo permite. Periodista deportiva freelance. Andrea escribe contenido sobre baloncesto en Solobasket desde hace 5 años, con enfoque en baloncesto femenino pero con un punto de vista internacional gracias a los dos años que pasó en Alemania. Estudió el Grado de Periodismo y cursó un Máster en Redes sociales. Colabora además con radios como Plaza Radio, Radio Esport Valencia y el famoso podcast de baloncesto Tirando a Fallar. ¿Lo que más le gusta? Las entrevistas y los reportajes largos cuando el tiempo lo permite. Es nuestra redactora más internacional, con conocimiento de hasta 5 idiomas.
Antiguedad: 
6 años 3 semanas
#contenidos: 
1,129
#Comentarios: 
351