Solapas principales

Dominique Wilkins hunde el balón en el antiguo templo de los Celtics (Foto: Miqui Forniés)

All-star 2011: The slam dunk contest. Blake Griffin estará, ¿Puede ser uno de los grandes concursos de la historia? Solobasket te transporta a la época dorada del mate

  • Vuelos sin motor, decepciones de grandes estrellas, batallas épicas, para esto y más ha dado el all-star slam dunk contest a lo largo de su historia

Tras el anuncio del rookie de Los Angeles Clippers se ha disparado la atención alrededor del concurso de mates. Repasamos las grandes actuaciones individuales y colectivas de este concurso

Desde su creación en 1984, el concurso de mates de la NBA ha sido una de las grandes atracciones del fin de semana de las estrellas para los aficionados. ¿Quién no recuerda esas batallas aéreas entre Michael “Air” Jordan y Dominique “Highlight” Wilkins a mediados de los 80? ¿O ese despliegue de plasticidad en la reanudación del concurso en el 2000 con Vince Carter, Steve Francis o Tracy McGrady? Repasamos todo lo acontecido en estas XXIV ediciones pasadas.

Las grandes actuaciones colectivas: Concursos para la historia

Si tenemos que ser realistas, el prestigio y la calidad que alcanzó el concurso en sus primeros años de vida son algo que, sin contar con el oasis del 2000, no se ha vuelto alcanzar. Desde su primera edición en 1984, el concurso reunía a los 8 (9 en la primera edición) mejores matadores de la NBA e incluía a grandes estrellas del momento como Clyde Drexler, Larry Nance, Dominique Wilkins o el propio Michael Jordan. El espectáculo llego a su clímax en el año 1988 con la épica lucha que mantuvieron los dos colosos de la época y que muchos aún tenemos grabadas en nuestras retinas:

1988: El aprendiz supera al maestro

En una final como no se recuerda otra, Michael Jordan obtuvo 147 sobre 150 en sus tres mates, uno de ellos el clásico saltando desde tiro libre, mientras que Wilkins se quedó “solamente” en 145 puntos y dejándonos un brutal mate de molinillo, llevándose el título el alero de los bulls por segunda, y última, vez en su carrera, a la vez que lograba vencer por primera vez a la superestrella de los Hawks, que le había derrotado en la final del 85.

 

1986: ¿Qué son 1 metro y 35 centímetros?

Eso es lo que le faltaba a Spud Webb (1,70) para llegar a los 3 metros y 5 centímetros que se eleva el aro del suelo, pero, como podéis ver, eso no fue un impedimento para que el pequeño base y, como no, Dominique Wilkins, firmaran otra de las grandes finales de este concurso. Webb obtuvo la máxima puntuación en sus dos mates en su duelo particular con Wilkins, mientras que su rival, y compañero de equipo, recibiría un 48/50 en el segundo mate, lo que le dió el único título de este concurso en su carrera al base de los Hawks

2000: Después de dos años sin espectáculo…

Tras el parón de 1998 y 1999 en el que ninguna estrella quería participar, en parte por la falta de ideas y creatividad y también por el miedo a las lesiones que pueden acaecer en este tipo de concursos, el slam dunk contest volvió con una espectacular edición en la que jugadores como Stackhouse, Francis, McGrady y, por encima de todos, Vince “Air Canada” Carter, dejaron constancia de sus muelles y su plasticidad en el aire. El entonces alero de los Raptors ganó en la gran final a un espectacular Steve Francise, para el recuerdo ese mate con el codo dentro del aro de “Vinsanity” y el “it´s over” posterior a un mate, enfatizando que la final y el concurso estaban vistos para sentencia.

2009: ¡David "sobre" Goliat!

Hace sólamente dos años se enfrentaron en el, a priori, duelo más desigual de la historia, el pívot y vigente campeón por aquel entonces del concurso, Dwight Howard, y el base de los New York Knicks Nate Robinson. Después de dos mates perfectos (50 y 50) en la ronda previa, el center de los Magic se vió superado por el pequeño base ante la atenta mirada de LeBron James entre otros, que pudo observar cómo, el jugador de sus queridos Knicks saltaba por encima al enorme Howard.

Los protagonistas

El año pasado y por primera vez en la historia del concurso, un jugador consiguió ganarlo por tercera vez, otros lo habían intentado antes, pero ninguno de ellos había levantado más de dos veces el título de mejor matador de la NBA, comenzamos con el pequeño héroe que lo logró nuestro repaso a los grandes nombres propios del concurso.

Nate Robinson

Como señalábamos arriba, el pequeño base de los Boston Celtics consiguió el año pasado, todavía en los Knicks, lo que nunca antes se había hecho, convertirse en el rey del aire en la mejor liga del mundo por tercera vez en su carrera. Las tres victorias del base se produjeron ante diferentes rivales y siempre por un escaso margen, en 2010 ganó superando a Demar DeRozan por la mínima (51% - 49%) gracias a el apoyo popular, pese a que DeRozan le había superado en la votación de la ronda preliminar con un segundo mate perfecto. En 2009 la misma historia, Dwight Howard obtuvo dos puntuaciones perfectas a sus dos mates previos a la final (como en 2008 cuando sí ganó el pívot de Orlando al base), pero Nate le superó por un ajustado 52-48% en la final después de dos años sin probar las mieles del triunfo. En su primera comparecencia en el concurso, venció a Iguodala por la mínima, todavía con las antiguas puntuaciones en la final: 141 puntos obtuvo Robinson por 140 del alero de los 76ers.

El último título de Nate Robinson:

Dominique Wilkins

Llegamos al que podíamos llamar el animador del concurso por antonomasia, ya que, cuando no lo ganó (campeón en 1985 y 1990), nos dejó unas finales antológicas que están inscritas en el ADN de este concurso hasta el fin de los tiempos. Sus duelos con Michael Jordan y Spud Webb, tanto en la victoria como en la derrota son las batallas aéreas más recordadas en la historia de la NBA. Como dato, el espectacular alero de los Hawks ha sido el que más ediciones del slam dunk contest ha disputado hasta ahora, con 5.

Michael Jordan

El reconocido por la inmensa mayoría de aficionados y especialistas como el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos fue un competidor insaciable, ya fuera consiguiendo anillos o buscando títulos en este concurso. Suyo es el mate más emblemático de la historia, cuando saltó desde el tiro libre con esa plasticidad que le caracterizaba y machacó el aro a una mano para dejar al público en pie durante varios segundos.

Jason Richardson

El otro jugador que ha llegado a conseguir dos títulos del slam dunk contest fue este escolta trotamundos que ganó dos estando en Golden State Warriors. Después de sus dos duelos en 2002 y 2003 contra el campeón de la edición anterior, Desmond Mason, en los que salió vencedor y nos dejó algún mate para la galería, intentó el más difícil todavía, intentando ganar en 2004 el tercero consecutivo, pero los muelles del alero de los Pacers, Fred Jones, se lo impidieron.

Brent Barry

Vale que no fue el mejor concurso que ha habido, ni los mejores participantes… pero ver a un jugador blanco inscrito en la historia de este concurso es, cuanto menos, digno de mención. Su acutuación en la final, con una media de 49 fue lo mejorcito del concurso y dejó algún mate de mucha dificultad para el recuerdo. El hijo del mítico Rick Barry la hundió con fuerza ese 1996.


 

Los robos y las decepciones

Han sido varios y muy comentados los “robos” en varias ediciones del slam dunk contest, unas muy conocidas o aireadas de los que piensan que Wilkins debió ser el vencedor ante Jordan en su último duelo, aquí en España nos hubo cierta decepción con las votaciones que se le dieron a Rudy Fernández que realizó un gran concurso y tal vez otras menos conocidas como la de Chris Andersen en su primera participación, la victoria de Dwight Howard en el concurso que ganó (se habló mucho de todo lo que le dejaron preparar).

 

Como decepciones, uno de los grandes matadores de los 80, que nos dejó mates tan espectaculares como el que os enseño a continuación, no fue capaz de ganar el concurso en ninguna de sus cuatro participaciones. Fue de menos a más, haciendo un mal papel en sus dos primeras apariciones, en la tercera, en el año 1987 pudo alcanzar la semifinal y en su cuarta y última participación llegó a disputar la final a Kenny “Sky” Walker. Hablamos sin duda de Clyde Drexler, mítico alero de los Portland Trail Blazers, que fue capaz de firmar mates como éste a lo largo de su carrera:

También se quedó con la miel en los labios Terence Stansbury, excepcional que alcanzó el tercer puesto las 3 veces que participó, pese a dejar varios mates sensacionales que fueron premiados con la máxima puntuación. Y por supuesto los finales de los 90 donde el espectáculo fue a menos con ciertas ediciones muy flojas y sin estrellas y hasta la suspensión de dos años del mismo.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
9 años 3 meses
#Contenidos: 
149
Visitas: 
635,633
Comentarios: 
1,205

Comentarios

Tampoco pasará a la historia de los concursos de mates, pero incluir un vídeo con la actuación más que decente de Rudy hubiese sido un detallazo :-)

Hablais de "matadores"? sin duda el mejor matador es Miguel angel pou, esos mates a dos manos,ke plasticidad,que energuia que moreno albañil ajjaj

lo de dominique es incontestable, para los que giganti era lo un ico que habia para saber de esos extraterrestres del otro lado del charco, saco fotograma a fotograma lo que era capaz de hacer el parisino,no lo pudimos creer hasta que las 2 nos regalaba con los brutales estallidos del de la franja, y delante habia autenticos animales como parrish y eaton, incluso el matpon bird cuando era capaz de saltar no sufrio la amputacion de su diestra de milagro, un autentico animal del mate, si hablamos de plasticidad, michael, el gran deslizador o jordan pobre y skywalker dejaron momentos para la epica y la plastica.

Ese mate brutal de "The human highlight" contra los Bucks es de lo mejor de la historia del mate. Soy de los que creo que a Nique le robaron el concurso que le enfrentó a Jordan e incluso el que ganó su compañero de equipo Spud Webb, cuyos mates fueron muy normales y su único grado de dificultad era que los hacía un tipo de 1,68m. Para mí el mejor, y no solo en los concursos, fue Nique Wilkins, aunque el concurso del año 2000 que ganó Carter reconozco que fue probablemente el mejor de la historia.

Como incondicional de Nique -fui un anti-jordan mientras estuvo en Hawks- también me sumo al clamoroso robo. También pienso que fue una final igualada. Luego le compensaron robándole a Kenny Smith, quien es el autor de uno de los mejores mates en la historia del concurso. Luego hubo otras interpretaciones pero supuso un antes y un después (en mi modesta opinión) http://www.youtube.com/watch?v=vwiDrew67GA

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar