Solapas principales

Aquellos maravillosos 90 (III): ¿Quién fue... "Muggsy" Bogues?

QUIÉN FUE

En un mundo que siempre pareció reservado a "gigantes", a finales de los 80, y sobre todo a lo largo de la década de los 90, se abrió paso hasta llegar a la cima Tyrone Bogues (Baltimore, Maryland, 1965), el jugador más bajo de la historia de la NBA y uno de los más carismáticos de aquella época, con sus apenas 159 centímetros de estatura. Si la NBA hubiera sido el reino de Goliath, él habría encarnado al verdadero rey David.
 
Muchas fueron las veces a lo largo de su vida en las que tuvo que escuchar las críticas y recomendaciones por parte de entrenadores y entendidos que se dedicara a otro deporte más acorde a su altura y condición física, especialmente, cuando en el colegio Dunbar, en su Maryland natal, se proclamó campeón de lucha libre de su categoría.
 

Hubiera podido ser jinete, gimnasta, luchador, motociclista o piloto de coches. Sin embargo, haciendo oidos sordos a todas estas voces, y en una historia de superación, de esas que parecen sacadas de un guión de Hollywood y tanto gustan en EEUU, consiguió triunfar en el deporte de la canasta. 

 
No le regalaron nada, y para ello tuvo que trabajar el doble que los demás, haciendo del esfuerzo y la perseverancia su modo de vida. "Tienes que tener la habilidad, está claro, pero también tienes que tener actitud, porque si no la tienes, nadie va a tomarte en serio. Supe de mucha gente que no entendió que un chico de mi tamaño jugara en un deporte que se supone que es para los grandes. Tuve que romper muchas barreras y cambiar la forma de pensar de muchos, y la única manera era siendo efectivo en la cancha", declaraba este pequeño gigante del baloncesto en una entrevista concedida a la BBC en 2016.
 

baltimore_boys_2.jpg

Junto a sus compañeros en el Dunbar High School (baltimoresun.com)
La recompensa a todo este esfuerzo también fue doble. Todas estas características, se pueden reducir a una sola palabra: "Muggsy" (Ratoncillo), el apodo que le pusieron cuando era pequeño, si es que alguna vez ha dejado de serlo. Ya lo dice nuestro Refranero: Más vale cabeza de ratón que cola de león. "Cuando jugaba de niño en el centro de Maryland, lo hacía de una forma en la que solía robarle la pelota al rival. Y ellos decían ¿por qué siempre ataca (mugging, en inglés) a todo el mundo?".
 
Criado en un gueto situado a las afueras de Baltimore, su infancia fue difícil, como la de tantos otros chicos de su entorno. A los 5 años recibió un disparo en el brazo después de que un grupo de chavales del barrio rompiera el cristal de una tienda. Aún cuando era niño, su padre fue condenado por asalto a mano armada y encarcelado, por lo que creció sin figura paterna a su lado. Muy pronto aprendió lo valiosa que es la vida y se propuso hacer algo bueno de sí mismo.
 
Comenzó a labrarse una reputación a los 14 años, cuando se convirtió en el mejor jugador de su barrio de Lafayette.
Su padre desde la cárcel le enviaba cartas animándolo a seguir progresando en el deporte y de esta manera, no seguir su camino a los infiernos, lo cual le servió de motivación. Cajas de leche con el fondo abierto eran las canastas de Bogues, y las calles, su cancha.
 
Su popularidad iría creciendo, no así su altura, en su etapa colegial en Dunbar, cuando fue uno de los grandes artífices del récord de 59 victorias consecutivas logrado por su equipo del High School, que a aún día de hoy resuenan en todo el país y engrandecen la leyenda del centro. 
 
En tal hazaña no estuvo solo, ya que a su lado se encontraban Reggie Williams, el fallecido siendo jugador de los Celtics Reggie Lewis y David Wingate, que posteriormente unirían su destino, al igual que Bogues, a la NBA.
 

Muggsy Bogues' Greatest Hits with the Hornets

 

trayectoria Y CÓMO JUGABA

Sus comienzos en la Universidad de Wake Forest no fueron fáciles, las clases eran díficiles en un centro privado, pequeño y con mayoría de estudiantes de raza blanca. A pesar de su inadaptación inicial, y que estuvo incluso cerca de abandonar la universidad, en su último año académico (1986-87), promedió 14,8 puntos y 9,5 asistencias, estableciendo un récord de asistencias y balones robados en la prestigiosa Conferencia de la Costa Atlántica.
 
Conquistado el corazón del baloncesto universitario, gracias a su juego rápido, su habilidad en el dribling y visión de juego, su siguiente paso fue darse a conocer al mundo entero. En concreto, el escenario elegido por el jugador sería el Mundobasket de España 86, recordado por la presencia de grandes estrellas como David Robinson, Sabonis, Petrovic, Valters, Epi, Galis, Óscar Schmidt o Antonello Riva.
 
Las agencias de información de todo el mundo, dedicadas a dar cobertura al campeonato, tuvieron que confirmar varias veces que el 1,59 cm de un jugador que integraba la plantilla oficial de EEUU, se trataba en efecto de una información correcta. Incluso, el seleccionador estadounidense Lute Olson fue tachado de temerario por su decisión de incluirlo en la lista definitiva.
 

1986 World Championship in Spain - Drazen Petrovic vs Tyrone "Muggsy" Bogues

Las grandes actuaciones de Bogues en aquel Mundial acabarían por darle la razón. En el Palacio de los Deportes de Oviedo, la selección estadounidense se encontraba con Yugoslavia en la fase de calificación. Drazen Petrovic, estrella en ciernes, y su instinto asesino, amenazaban los intereses norteamericanos en el torneo. Sin embargo, Tyrone Bogues fue el gran protagonista de ese partido con una defensa memorable que anuló al genio de Sibenik, un jugador calificado por los expertos de aquella época como indefendible.
 
Otro virtuoso de este deporte como el soviético Valters, sufrió en sus carnes esa misma defensa asxifisiante en la final que enfretó a EEUU con la URSS de un joven y sano Arvydas Sabonis (gran duelo el que mantuvo con "el Almirante" David Robinson), y resultó igualmente determinante para que EEUU se hiciera con la medalla de oro en aquel campeonato.
 
A partir de aquel momento, el mundo entero empezó a apreciar su trabajo por encima de su escasa estatura. Para la posteridad, la imagen que dejaría en una entrada a canasta frente a Sabonis. En ella, el balón se encuentra por encima de la altura del pívot, pero mientras Sabonis tiene los pies en el suelo, Bogues está literalmente volando, en un salto de más de un metro.
 

sabonis_bogues.jpg

La icónica imagen frente a Sabonis en el Mundobasket España 86
En 1987 fue drafteado por los Washington Bullets (Wizards en la actualidad) en el número 12, por delante por ejemplo del mítico Mark Jackson o de su antiguo compañero Lewis, y por detrás de jugadores de la talla de David Robinson (nº1), Scottie Pippen (nº5) o Reggie Miller (11º). 
 
Los Bullets le hicieron su primer contrato como profesional: 1 millón de dólares a razón de cuatro temporadas. Lo que hizo Bogues con aquel primer sueldo que ganó fue comprarse un Mercedes, una casa para su madre y contratar a un abogado para sacar a su padre de la cárcel. El sueño americano se cumplía para él.
 

bogues_bol.jpg

Junto a Manute Bol en los Bullets, formando una de las parejas más insólitas de la NBA
Y como su vida fue siempre peculiar, en aquellos Bullets coincidiría con Manute Bol, el segundo jugador más alto de la historia de la NBA (2,31cm), del que le separaban 70 centímetros (nunca se ha vuelto a dar una situación igual).
 
Una insólita pareja que aseguraba el lleno en cada partido de los Bullets, más por el espectáculo que por el juego que desplegaban, como si de una atracción circense se tratara y de la que la mercadotecnia de la NBA supo sacar el mayor de los provechos.
 
Sin embargo, Bogues sería sobre todo recordado por su década en los Charlotte Hornets, como base titular de un equipo con aspiraciones que alcanzó las semifinales de la Conferencia Este en 1993. Allí coincidió con jugadores de la talla de Larry Johnson o Alonzo Mourning, y se convertiría en el líder histórico de la franquicia en asistencias (5557) y robos (1067). En su momento, fue el único jugador junto a Stockton en promediar más de 600 asistencias durante cinco temporadas, y en la temporada 1993-94, la más prolífica para él a nivel estadístico, promedió dobles figuras en puntos, 10, 8 y en asistencias, 10,1, incluyendo 29 "dobles-dobles".
 
En su camino a la gloria, los Hornets se toparían con los Bulls de Jordan. Según relató un asistente en los Bulls, en los playoffs de 1995 se pudo ver a Michael Jordan realizar un acto realmente cruel. Era la posesión decisiva del partido, los Hornets estaban uno abajo, Muggsy tenía la pelota, con Jordan al acecho. En ese momento le gritó: "Tira, enano de mierda". Bogues en aquel momento titubeó, lanzó a canasta y falló estrepitosamente aquel tiro. Un año después, el propio Bogues confesaría a ese mismo asistente que esa jugada y esa frase arruinaron su carrera en la NBA
 

jordan_bogues_bballaddiction.jpg

Frente a los Bulls de Jordan, en la temporada 1994-95 (bballaddiction.com)
Pese a todo, aquellos Hornets, que se beneficiaron de su velocidad vertiginosa, su instinto para el robo y su visión de juego, se convirtieron en todo un fenómeno cultural, además de uno de los equipos que más cariño despertó entre los aficionados, y el legado de Bogues fue mucho más allá de una cuestión de centímetros o estadísticas.
 
Demostró su capacidad para dirigir el juego de un equipo de playoffs, añadiendo una velocidad endiablada a sus acciones y un entusiasmo que conectaba siempre con el público, que veía en su fe y su característica sonrisa, los sueños cumplidos de cualquier niño que ama este deporte. "Entendí mi camino, y lo que significaba para el deporte y la gente, no solo los niños, sino personas de todo el mundo. Siempre me sentí así de grande o de pequeño, el baloncesto es un deporte para todos".
 
Lo cierto es que, además de tener un coeficiente intelectual aplicado al baloncesto (IQ) muy alto, "veía las cosas antes de que sucedieran... sabía cómo hacer mejor a los chicos", se trataba de un atleta extraordinario, dotado de un potentísimo tren inferior, además de poseer uno de los mayores saltos de todos los tiempos: "Yo podía hacer mates.Tenía un salto vertical de 1,11 metros, por lo que podía llegar, pero aunque es algo que entusiasma a la gente, comprendí que solo se trataba de dos puntos". Nunca le veríamos machacar en un partido oficial. "Dios me dio otros medios para resolver, para maniobrar, para ser parte de este juego".
 
A pesar de que sus características físicas limitaban su juego, supo explotar como nadie las ventajas que podía obtener ante rivales de mayor tamaño. El contraataque fue siempre su acción preferida, llevando el balón de un lado al otro del campo como un rayo. Normalmente, éste venía precedido de robo de balón, su otra gran especialidad. Si veía a un compañero adelantado, solía picar el balón, y si por el contrario, había algún defensor esperándole, solía penetrar por el centro y doblar el balón en el último instante. En defensa se pegaba como una lapa, siendo como un dolor de muelas para el atacante de turno, y suplía con agresividad y anticipación su falta de centímetros.
 

pinterest.jpg

Lideró a los Hornets junto a Larry Johnson y Alonzo Mourning (pinterest)
Tras su década dorada en Charlotte, el esplendor tocaba a su fin. En 1997, Bogues sería traspasado a los Golden State Warriors, y dos temporadas después, a Toronto Raptors, donde en 2001 pondría punto y final a su carrera, tras 14 años como profesional en la mejor liga del mundo, durante los cuales promedió 7,7 puntos, 7,6 asistencias y 1,5 robos de balón. 
 
Su legado permanece aún presente, ya que se trata del jugador nº22 en total de asistencias de todos los tiempos (6726). Para la estadística queda también los 39 tapones que registró, siendo el más famoso de todos ellos el que le colocó al pívot de 2,13 m. Patrick Ewing (aunque más bien se trata de un robo de balón en el aire), y del cual existen imágenes en Youtube.
 
Allan Bistrow, su entrenador en los Hornets dijo en una ocasión: "Antes habrá otro Larry Bird que otro Muggsy Bogues en la NBA". A día de hoy, creo que se puede decir que ni uno ni otro. 
 
Muggsy Bogues es, por derecho propio, una de esas leyendas que calan en el corazón del aficionado, incluso de aquel que no sea aficionado al baloncesto, y demostró al mundo entero que en el deporte, como en la vida misma, el límite solo existe en la mente de cada uno.
 

bogues_salto.jpg

Poseía una extraordinaria capacidad de salto (imagen: Pinterest)
 

anecdotario

su papel como entrenador

Sintiéndose en deuda con el baloncesto, que tanto le había dado en su vida, y sin ninguna experiencia previa, en 2005 tomó los mandos de las Charlotte Sting (WNBA) durante una temporada, ya que el equipo desapareció al año siguiente, en 2007. Curiosa era la imagen junto a sus jugadoras, todas más altas que él y que lo hacían desaparecer de plano cuando lo rodeaban durante los tiempos muertos. 
 

sting_sportsillustrated.jpg

En un tiempo muerto con las Charlotte Sting de la WNBA (sportillustrated)
Tras su experiencia en la WNBA, todavía permanecería algunos años ligado a los banquillos, en concreto, al del Instituto Faith Christian Academy, también en Charlotte, ayudando a los jóvenes del lugar, como en su día también fue ayudado. Es lo justo, tratar de dar lo mismo que has recibido.

autobiografía: "in the land of gigants"

 Es un libro autobiográfico en el que el jugador relata las críticas y obstáculos que tuvo que superar, y sus posteriores logros, tanto en la universidad como en la NBA, así como con la Selección de EEUU.

apariciones en la gran pantalla (LITTLE MAN ON THE BIG SCREEN)

Enormemente mediático y carismático, Muggsy fue un habitual de los Late Show americanos de la época, junto a su compañero de equipo Larry Johnson, cuya fama fue en aumento a la par de la de Bogues. Además, apareció en una serie de documentales y películas, entre las que podemos destacar:
 
MUGGSY
 
Para honrar a uno de los mejores jugadores que han vestido la camiseta de la franquicia, en 2006 los Charlotte Hornets anunciaron el lanzamiento de "Muggsy", otro honor para su ex base. El cartel fue lanzado en redes sociales a través de Jay Menez, productor, director y actor conocido por su trabajo en "Sanctuary", "Seal of Solomon" y "The Fear". La película, según Menez se basa en la historia de "alguien que aprendió a creer en sí mismo y nunca aceptó lo imposible".
 

screenshot_2020-05-01-12-34-56-1.png

Cartel de la película Muggsy, promocionado por Jay Menez en Instagram
 
BALTIMORE BOYS
 
Se trata de un documental de la ESPN que relata la historia del High School Dunbar, y su impresionante récord de victorias, 59-0, que les llevó a permanecer imbatidos durante las temporadas 1981-82 y 1982-83, en las que se proclamaron campeones nacionales
 
A comienzos de la década de los 80, el crack y la cocaína corren como la pólvora por el problemático barrio de East Baltimore, y los chicos que viven allí parecen abocados a un futuro sin esperanza. Pero dentro de este panorama desolador surge un rayo de luz: el Instituto Dunbar, que posee uno de los mejores programas deportivos de todo el país. Hasta once serán los chicos que el instituto proyectará al primer nivel del baloncesto universitario y cuatro de ellos llegarán incluso a ser jugadores de la NBA, entre ellos, Muggsy Bogues.
 

MUGSY BOGUES AND THE LEGEND OF BALTIMORE DUNBAR BASKETBALL

 
EDDIE (1996)
 

eddie_cinema.de_.jpg

Eddie (1996, cinema.de)
El baloncesto estuvo muy presente en el cine americano en la década de los 90 -"Los blancos no la saben meter", "Ganar de cualquier manera", "Diario de un rebelde", una de las primeras interpretaciones de Di Caprio-...Un ejemplo de ello es "Eddie", una historia rocambolesca en la que la protagonista Eddie, interpretada por Whoopi Goldberg, una conductora de limusinas y fan incondicional de los New York Knicks, tras la mala marcha del equipo y después de una serie de acontecimientos, es nombrada entrenadora principal mediante un sorteo celebrado en el descanso de un partido.
 
Bogues tiene un pequeño papel en la película; aparece en el banquillo con muletas en el último partido, cuando los Knicks se juegan la clasificación para los playoffs contra los Hornets, y en la invasión de campo que se produce al final de la película. Por su parte, la actriz Whoopi Goldberg se "ganó" con esta interpretación una nominación a la peor actriz del año. 
 
SPACE JAM (1996)
 

space_jam.jpg

El elenco de jugadores que participó en la película
Inolvidable película de culto, imprescindible para los más pequeños y de la que los fans siempre reclamaron una secuela, que será protagonizada por Lebron James y cuyo estreno se ha retrasado a julio de 2021, en la que un grupo de pequeños extraterrestres, los Nerdlucks, son desafiados por los Looney Tunes a un partido de baloncesto. En juego está el futuro de Buggs Bunny y sus amigos, ya que si pierden, se convertirán en esclavos en un parque de atracciones extraterrestre. Para asegurarse la victoria, los Nerdlucks roban las habilidades de algunos de los mejores jugadores de la NBA: Shawn Bradley (por aquello de la altura), Patrick Ewing, Charles Barkley, Larry Johnson y Muggsy Bogues, pero los personajes de la Warner Bros tienen un as en la manga: Michael Jordan, mejor jugador del planeta y que ahora deberá demostrar serlo también de la galaxia.
 

Space Jam - The Nerdlucks Steals The NBA Players Talents

 
  

Space jam 2 (official trailer) 2020 - Lebron James with Blake Griffin and Jimmy Butler

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 4 meses
#contenidos: 
172
#Comentarios: 
140
Total lecturas: 
453,266

Comentarios