Solapas principales

Charlotte Bobcats va para arriba y quiere más

  • Al Jefferson, uno de los artífices de la mejoría
  • Steve Clifford ha dado una nueva identidad a Charlotte
  • En busca de Playoffs: Ahora séptimos en el Este y quieren afianzarse en la zona noble

"Dentro de lo malo siempre hay algo bueno", que diría aquel.

En este caso, en la Conferencia Este sacamos a relucir uno de los equipos revelación de la campaña: Los Charlotte Bobcats, excelentemente dirigidos por Steve Clifford, 'coach' centrado prioritariamente en el apartado defensivo y que ha conseguido rescatar del pozo de la mediocridad de la liga a la franquicia de Michael Jordan y añadirles una identidad más competitiva, que por ahora, les vale con estar provisionalmente en puestos de postemporada y ser una de las revelaciones del año.

Clifford ha conseguido de estos Bobcats sacar un provecho del que Mike Dunlap fue incapaz la campaña pasada. Si bien es cierto que la adición de Al Jefferson tiene muchísimo a ver en los que el año que viene serán Charlotte Hornets, pero Clifford también ha podido dejar huella de lo que quiere exactamente de sus jugadores en el parqué: Dejarse la piel en la pista y ser un equipo eficiente atrás.

La verdad es que el contexto en el que se encontraba Mike Dunlap no era el mejor posible para sacar resultados, pero la incorporación de un jugador interior de calidad que produzca muchos puntos y otras posibilidades ofensivas ha facilitado mucho las cosas. Desde luego, no es lo mismo jugar un ataque con Bismack Biyombo de inicio que hacerlo con Al Jefferson, puesto que los Bobcats son capaces de anotar 10 puntos más de promedio con Jefferson en la alineación que con Bismack. Vamos, no es ninguna sorpresa, pero el cambio es significativo. Sobretodo, en cuanto a rebote defensivo, Charlotte ha pasado a ser uno de los peores conjuntos en ese apartado (29.1 DRPG) a entrar en el Top 10 de mejores equipos en ese aspecto de un año para otro (33.2 DRPG), cosa que implica más opciones ofensivas.

Un punto a favor de la temporada de Charlotte esta campaña es el óptimo rendimiento dado por un jugador cómo Josh McRoberts. Rescatado del olvido la pasada temporada, juega un rol que resulta importante en la franquicia de Michael Jordan. Cómo diría aquel, "no todo es anotar". Pues McRoberts se adapta perfectamente al tipo de jugador que encaja en esa descripción. Desempeña una función de compañero eficiente, con buena visión de juego para un hombre alto y que, pese a no ser un interior capaz de jugar 1vs1 contra jugador mucho más físicos que él, juega con inteligencia buscando al compañero desmarcado. Para hacer una muestra estadística, su índice de asistencias por choque esta temporada es de 4, promediando un total de 1.9 pases a canasta en su carrera en la NBA. Notable mejoría en ese aspecto.

Pese a no estar en la élite de la liga en el aspecto ofensivo (95.2 PPG), Charlotte es un equipo interesado en el que el ritmo fluya a su ritmo. Dominar el tempo del partido es su clave principal y llevar al rival a su terreno. Han demostrado estar capacitados a luchar en cualquier escenario de partido, pocos o muchos puntos, pese a sentirse algo más cómodos en mantenerse por debajo de los 100. Ante todo, Steve Clifford ha conseguido que su equipos figure dentro del Top10 en el ranking de menos puntos encajados por partido, solamente permitiendo 96.8 puntos en contra, incluso dentro del Top-5. Mucho mérito teniendo en cuenta las anteriores campañas, y ahí se está notando el trabajo del nuevo técnico de los Bobcats, sacando provecho de sus recursos.

Desde luego, la llegada de Jefferson a los Bobcats ha liberado de mucho peso ofensivo a un Kemba Walker que se está consagrando cómo un líder en la cancha, sin miedo a jugarse las últimas posesiones (2.8 puntos en los últimos 3 minutos de partido yendo arriba/empatados; 2.5 en los últimos 3 minutos cuando van arriba/detrás en el marcador (partido apretado), dentro del Top 10 de la liga en este aspecto) y ejerciendo de forma eficiente la distribución del juego, pero aún así su índice de tiros por partido es el mayor (15.9 tiros por choque) de su corta carrera profesional, pero ascendiendo su media de puntos por partido a 18.4.

Kemba Walker Hits the Buzzer Beater in OT to Beat the Raptors

En otro orden de cosas, Steve Clifford ha conseguido reflotar la carrera de un trotamundos cómo Anthony Tolliver. Sí, habéis leído bien: Anthony Tolliver. Pese a ser un jugador cuyas habilidades de juego son un tanto limitadas, ayuda al equipo a abrir un poco espacios en ataque y tira -sorprendentemente- con efectividad desde el perímetro (44.4% T3). Un elemento que sirve cómo comodín para determinadas ocasiones.

Sin olvidarnos del siempre presente Gerald Henderson'Hendo' es uno de los principales estandartes del equipo, uno de los más queridos de la afición (el que más tiempo lleva en Charlotte del equipo actual; está en su 5º año) y cuya aportación ofensiva ha sido -y está siendo- notable en las últimas 2 y en la actual (superando los 14 PPG de media) y cobrando importancia temporada tras temporada, aunque en esta, su papel se limita al de ser un 3º espada en ataque, con facilidad para crearse su propio tiro, y a contribuir en otros aspectos del juego.

Por otra parte, cómo notas negativas, de momento no se van detectando los resultados esperados en el ahora sophomore Michael Kidd-Gilchrist, que cuyo impacto principal se centra especialmente en tareas defensivas, dónde imprime buena dosis de intensidad y una buena defensa 1vs1, pero ciertamente el problema procede desde sus pocos recursos en ataque, dónde de momento, se le siguen viendo pocas cosas y un rango de tiro aún por trabajar. A su vez, las apariciones del novato Cody Zeller siguen siendo discretas y con pocas cosas mostradas hasta la fecha.

Al Jefferson Ties a Career-High With 40 Points!

Aún así, lo importante es que Charlotte ha hecho cosas importantes justo antes de volver a transformarse en los Hornets: Poder competir por primera vez en los últimos años, tener posibilidades serias de postemporada vista cómo está la conferencia Este, recuperar la ilusión en un proyecto que se daba por perdido y dar razones suficientes a sus aficionados para volver al Time Warner Cable Arena de Charlotte.

Sin duda, siempre hay luz al final del túnel, y de momento, los resultados (y el trabajo) están ahí. ¿Durarán?

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
7 años 2 meses
#contenidos: 
170
#Comentarios: 
692
Total lecturas: 
874,489

Comentarios

Estos equipos hechos a base de paciencia, y jugadores secundarios serios y responsables, me reconcialian mucho con el puro espíritu deportivo, lejos de los focos de las supestrellas multimillonarias (excepto Jordan).

Me encanta Kemba Walker, a ver si Kidd Gilchrist da un paso adelante en ataque y los vemos unos años en PlayOff. Si cazan un buen 4 éste verano quien sabe dónde podemos verles el año que viene con un Este tan loco