Solapas principales

Charlotte Hornets, o cómo liderar la Conferencia Este años después del peor balance

  • La franquicia de Michael Jordan vive su mejor momento gracias a un equipo compensado y bien entrenado.
  • En la temporada 2011-12, acabaron con el peor balance de la historia de la NBA: 7-59.

Si en 2012 le dicen a Rich Cho que su equipo va a ir líder en la Conferencia Este menos de cinco años después con el mejor arranque de la historia de la franquicia, lo más seguro es que no se lo crea. Y es normal, teniendo en cuenta que los entonces Charlotte Bobcats lograron el peor balance de la historia de la liga ese año: 7-59. De esa desastrosa temporda quedan, precisamente, los rostros más icónicos de la franquicia de Charlotte: Kemba Walker y Michael Jordan. Es cierto que una de las primeras decisiones como máximo responsable del mejor jugador de la historia, allá por 2006, fue cuanto menos discutida: la elección de Adam Morrison en el número 3 del Draft de ese año. Morrison prometía y mucho, pero su rendimiento no estuvo a la altura tras su año de rookie (pasó de promediar casi 12 puntos a algo más de 4 de una temporada para la otra). Pero el año siguiente enmendó el error con la elección de Walker, elemento principal por el que se iban a erigir los cimientos de una franquicia que ya no miraría hacia detrás. Por si fuera poco, el año siguiente se llevaron otro jugador sin el que se explica el éxito actual de los Hornets: Kidd-Gilchrist. Estos movimientos y la consolidación de un técnico experimentado en los banquillos de la NBA dan como resultado el genial balance que presenta hoy la franquicia de Carolina del Norte. 

Todo el mundo puede estar de acuerdo en que los Hornets no tienen ni de lejos la mejor plantilla de la NBA. Si bien es cierto que a lo sumo pueden meter solo a un jugador en el All Star (Kemba Walker), la clasificación en la east conference refleja que eso es poco premio al trabajo que están realizando estos chicos. Charlotte es la franquicia de la que nadie habla, la que está ahí pero poco le queda para volver a caer; es el equipo que nunca ha hecho mucho ruido porque no ha logrado nada importante. Pero está claro que, tras su buen inicio, es imposible no hablar de ellos. Son un grupo de chicos dispuestos a hacer tambalear la Conferencia Este a base de ilusión, ganas y esfuerzo. No tienen una estrella que les ilumine el camino, ni siquiera un jugador que les asegure 25 puntos por partido (James, Harden, Durant, Lillard, Davis, DeRozan, etc.), pero ahí está su punto dominante: sin grandes estrellas, pero explotando las cualidades de cada jugador y maximizando las cualidades de cada uno de ellos. Salvando las distancias, ¿no os recuerdan estas premisas a los San Antonio Spurs? Sin hacer ruido, siempre constantes, con el esfuerzo por bandera... Vamos, que hay Hornets para rato.

Nicolas Batum Leads the Hornets to Victory

En cuanto a la línea estadística, hay que resaltar un nombre por encima de todos: Kemba Walker. El jugador franquicia de esta plantilla explotó el año pasado asumiendo la responsabilidad que se esperaba en un jugador como él, y desde entonces no ha dejado indiferente a nadie. Tanto es así, que promedia 24 puntos por partidos en este inicio de campaña. Se le ve más líder y ya tiene experiencia en la NBA, lo que le otorga un conocimiento más profundo del juego. Batum y Kidd-Gilchrist son los complementos perfectos a Kemba: no son unos anotadores natos, pero producen mucho. Además, aportan mucho en defensa, ayudando sobre todo en el rebote -casi 14 rebotes por partido entre ambos-. Completando la producción exterior, encontramos a un Bellinelli que, en su rol de triplista, se ha adaptado mejor que en Sacramento. Otros nombres para estas posiciones son los de Lamb, aportando desde el banquillo su granito de arena, y Graham, un rookie que, en los pocos minutos que ha disputado, se le ha visto con confianza y descaro (también es cierto que la confianza fue fruto del buen partido de su equipo ante Indiana).

Pero cualquier espectador o aficionado a este deporte que haya seguido a los Charlotte Hornets en este arranque de campaña sabe que la diferencia con respecto al año pasado es la pintura. Hibbert fue un elemento importante en los primeros partidos, pero ya no se le ve vestido de corto debido a una lesión. En su lugar, Zeller se ha erguido como amo y señor de la zona, mientras que Hawes y Marvin Williams son los escuderso perfectos, los del trabajo sucio y los que trabajan más en labores del juego que no se reflejan en las estadísticas. La guinda del pastel la pone Kaminsky: se esperaba de él una evolución creciente y parece que ya se ha establecido en los 11 puntos-5 rebotes por noche, aunque todavía tiene muchísimo margen de mejora. Si tienes un juego interior que te asegura unos 45 puntos por encuentro -teniendo en cuenta que, a ojos de cualquier entrenador, son unos pívots muy mediocres-, tienes mucho ganado.

No vamos a obviar que los rivales a los que se han enfrentado no son los mejores de la NBA, pero han batido a algunos aspirantes a Play Offs como Indiana, Miami o Utah, además de ganar a los Nets, a los Bucks y a los Sixers. Solo han sido derrotados -debido a unos últimos minutos malísimos, pues anduvo el partido muy reñido- por los Celtics. Cierto es que esta primera posición les va a quedar grande tarde o temprano y que su lugar es más hacia abajo, pero nadie le puede quitar lo ganado ya a estos Charlotte Hornets, quienes hace menos de 5 años obtuvieron el peor balance de la historia de la NBA.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
7 años 1 semana
#Contenidos: 
685
Visitas: 
2,294,590
Comentarios: 
2,074

Comentarios

Como dice Borja, un equipo que carece de grandes nombres, pero tienen claro a lo que juegan. Además, ya es hora de considerar a Kemba Walker como una estrella de la NBA. Es el típico base de estilo playground, pero con la experiencia ha mejorado muchísimo en la toma de decisiones, con lo que genera mucho juego para sus compañeros. Lo normal es que bajen, sobre todo por el juego interior que tienen, y lo normal sería que lucharan por el factor cancha en playoffs.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar