Solapas principales

D-League: para triunfar hay que forjarse

  • ¿Cuántas veces hemos visto a jugadores explotar e irrumpir en la liga saliendo de la nada?

Muchas veces hay que tener algo que más que calidad y talento para triunfar en la NBA (y en cualquier deporte). En el baloncesto, las aptitudes innatas no son siempre las únicas para demostrar tu valía. El trabajo diario, desde pequeño y el esfuerzo en categorías inferiores dan sus frutos tarde o temprano. Incluso cuando tienes el sueño tocando la yema de los dedos debes volver hacia atrás, hacer un último esfuerzo y conseguir la meta deseada.

En América (dónde todo es a lo grande), los partidos universitarios son un pozo de jóvenes promesas que esperan ocupar portadas como campeones de la NBA. Sin embargo, la mejor liga del mundo tiene una especie de campus, de liga y de equipos para que los jugadores que ya tienen el nivel pero necesitan madurar en ciertos aspectos y pulir ciertas facetas puedan hacerlo. La Liga de Desarrollo (la D-League) es el escaparate perfecto para que los jugadores hagan sus últimas pruebas y cumplan su sueño.

Pero siempre se ha tenido la opinión que esa D-League busca simplemente forjar jugadores, mejorar y ser una especie de "entrenamiento". Mucho más lejos de la realidad. En la D-League, que se juegan partidos cada tres días, prima más la victoria que el lema "lo importante es competir y mejorar".

Cuando un jugador no consigue disputar minutos y mantener la confianza, regularidad y mejorar como profesional, la Liga de Desarrollo permite que estos jugadores se desfoguen, consigan una mejora y se curtan con jugadores de gran nivel. No es un paso atrás, ni una segunda división de la NBA, simplemente un impulso hacia la élite.

Víctor Claver ha tenido que pasar esta temporada por allí para lograr la regularidad y coger confianza con su entrenador. Sus números le dieron una oportunidad que no ha desaprovechado y que quiere seguir manteniendo. Claver es el caso de uno de los nuestros, pero también hay muchos conocidos. Jeremy Lin, Matt Barnes, Jordan Farmar (campeón de la NBA) o JJ Barea han pasado por allí antes de triunfar y destacar entre los mejores. Incluso estrellas como Wall o Stoudemire, antes de sus regresos tras la lesión, han competido allí.

Una de las historias más conocidas es la de Sundiata Gaines, que en 2010 estaba en la D-League, firmó por Utah por 10 días y clavó un triple en la bocina frente a los Cavaliers de Lebron para ser el héroe de los Jazz. Fue el pasaporte claro al éxito. Jeremy Lin también hizo un paso fugaz por la D-League, promediando casi 30 puntos y 10 asistencias por encuentro y luego aterrizar en Nueva York para hacer lo que todos recordamos.

Jugadores que han trabajado, han sudado y ahora se han forjado como jugadores con reputación y con mucha importancia dentro de sus equipos. Lin es el director de orquesta de unos Rockets con futuro, Matt Barnes está a un gran nivel en los Clippers y Barea ya triunfó en Dallas y ahora rinde a un buen nivel en Minnesota.

Hasta le propusieron a Iverson ir allí para luego regresar a la NBA. La D-League, el campo dónde trabajan para forjarse. 

Sobre el autor

Antiguedad: 
9 años 4 semanas
#contenidos: 
125
#Comentarios: 
332
Total lecturas: 
630,818

Comentarios

Sí Plumber. En eBay.us hay libros con estadísticas de cada temporada. De hecho yo tengo uno, y otro de la Nbdl. Siempre me ha gustado, pese a la poca información que ha llegado aquí, el rollo de las ligas menores y ese sueño de conseguir un contrato y triunfar. Si puedes y te interesa, lee "líder on the rim" donde se cuenta la temporada de George karl en los albany partroons

El único pero que veo a esta liga es que, económicamente, jugar allí es una ruina, me explico: los jugadores tienen tres tipos de salarios en $, A (13.000), B (19.000) y C (25.500) y firman solamente por una temporada. Es una liga hecha para exhibirse y buscar un contrato mejor, no tiene continuidad en el sentido de que los jugadores firman tan solo por una temporada e incluso aunque cobren el salario máximo (25.000 $) en cualquier liga de segundo nivel europeo o segunda división de ligas europeas, por ejemplo, tipo LEB, van a cobrar más...evidentemente, luego está el "sueño americano" de volver a NBA y firmar un contrato garantizado. En el sentido de que los jugadores tengan un escaparate para hacerse con un contrato más estable o más alto no me parece nada mal la liga, en cambio, el salario es muy pobre...de hecho el salario medio en USA es de 52.607 $. Saludos. (P.D. La mítica C.B.A. era tremenda, aunque también las condiciones para los jugadores no eran nada buenas, mucho viaje en bus y poca pasta. Por cierto, si alguien conoce algún sitio donde poder consultar estadísticas CBA mínimamente fiables, temporada a temporada y por jugador...que lo ponga, por favor, mil gracias).

cory joseph, joel anthony, samardo samuels, scott machado,justin dempont,andrew goudelook, travis leslie, curtis jerrels, los mejores van a ser banca NBA, o triunfan en ligas europeas, china, y cercanas latinas como Venezuela y puerto rico, me parece una liga interesante de hecho en sus vídeos se ve muy emocionantes jugadores muy físicos con talentos, y también hay buenas técnicas y estrategias......para mi el sistema de basket norteamericano es perfecto teniendo a las NCAA por un lado para iniciar, la DLEAGUE como de desarrollo, y sin parecer alocado la liga china, tambien se podria incluir en esta lista.....

La antigua C.B.A. (Continental Basketball Association), era una liga mucho mejor. Era la segunda mejor liga del mundo. Lo malo de esta liga era la inestabilidad deportiva y los bajos salarios que se pagaban. Pero de alli muchos jugadores llegaron a la NBA, y muchísimos mas a Europa.