El campeón sucumbe ante Harden y sus nuevos Rockets (121-122)

  • El último cuarto de Houston dio al traste con las buenas sensaciones de los Warriors.

Comenzó la temporada de la manera que los aficionados de la Bahía sueñan que acabe: con el anillo. La ceremonia de entrega, con todo el equipo recibiendo el anillo como campeones de la NBA fue el preámbulo perfecto para un partido entre dos de los grandes candidatos del Oeste. O mejor, entre el candidato a revalidar el anillo y una de las grandes amenazas contra el imperio de los pupilos de Steve Kerr. 

Y eso que lo intentaron, Harden especialmente, y un Chris Paul menos brillante en su debut como rocket. Pero los Warriors no solo repiten plantilla: además han añadido el poder exterior de Nick Young –que acabó la primera parte como máximo anotador– y junto a Klay Thompson, se combinaban para abrir el partido con un 7/8 en triples. Un cuarto y medio y el vigente MVP de las Finales, Kevin Durant, no había sumado un punto. Ni falta que hacía. Un parcial de 9-0 saliendo en el segundo cuarto abría la primera brecha: Houston jugaba bien, anotaba y sumaba rápido... pero los Warriors eran demasiado potentes. Se unía KD a la fiesta antes del descanso, y para el final del segundo tiempo, Golden State dominaba 71 a 62 de la mano de un Young estelar. El big-4 y Young juntos sumaban 53 puntos, pero Harden aguantaba el envite.

Comenzó la segunda parte, y pese a que los de Steve Kerr continuaban dominando, los Rockets conseguían recortar mínimamente las distancias. Una torcedura de rodilla de Draymond Green (9+11+13) le obligó a retirarse del partido, y a la postre, este sería un momento decisivo de cara al final del partido. Sin Green, alma del equipo, cambiaron muchas cosas, la más importante: Houston empezó a creer en sus posibilidades. 

En el último periodo, los de Mike D´Antoni demostraron que, pese al mal partido en el tiro de Chris Paul, está preparados para ser competitivos desde el minuto uno. Harden se echó el equipo a la espalda, los Warriors veían como su rival se acercaba, y pese a los intentos por frenarlos no fueron capaces de conseguirlo (20-34 en el último cuarto). Pese a todo, la tuvo Kevin Durant, que anotó la canasta de la victoria pero ésta salió demasiado tarde de sus manos. Derrota para los campeones frente al nuevo y renovado proyecto de los Rockets. 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 meses 5 días
#Contenidos: 
28
#Comentarios: 
85
Total lecturas: 
47,170

Comentarios

Ceremonia de anillo, Nick Young metiendo triples sin parar... el hype debía ser altísimo y encima te cortan el rollo cuando ya habías celebrado. Duro empezar así.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar