Solapas principales

El lado oscuro NBA, los 7 pecados capitales (II): Acabamos con armas, sexo, racismo y nuevas tecnologías

  • Nos adentramos en los cuatro último pecados de la NBA que seguro no te dejarán indiferente, explorando el lado más turbio de la competición, repasando los personajes más sombríos y los sucesos más inmorales a lo largo de la historia de la NBA

El lado oscuro NBA, los 7 pecados capitales (I): Empezamos con dinero, drogas y violencia

EL PECADO DE LA IRA METÁLICA: LAS ARMAS

En una sociedad donde tener armas no es nada extraño, los jugadores de la NBA han protagonizado grandes escándalos por portar y utilizar armas. La violencia metálica, esa parienta mayor, fue y es por tanto otra fuente de serios problemas para la NBA.

17772_0.jpg

Stephen Jackson (Foto: NBA)
Quizás el incidente más famoso relacionado con este pecado, con una repercusión mediática sin precedentes, fue una discusión en el vestuario de los Wizards entre Gilbert Arenas y Javaris Crittenton por deudas de juego que terminó a punta de pistola en las navidades del 2009. El entusiasmo de ambos por las armas y el juego terminó de mala manera: perdiéndose toda la temporada y con Arenas con 30 días de libertad vigilada y sus respectivas noches durmiendo en un centro de rehabilitación.
Días después, un jugador de los Nets, Devin Harris, señalaba que el 75 % de los jugadores del la NBA llevan pistola. La afirmación de Harris fuera cierta o no, no parece estar muy lejos de una realidad que aflora con frecuencia en la oscura historia de la liga, puesto que ejemplos de este pecado no faltan: Karl Malone o Chris Kaman son miembros de la Asociación Nacional del Rifle y firmes defensores de las armas de fuego,  Barkley lleva una desde el 84, Delonte West portaba tres armas cargadas cuando lo detuvieron por una infracción de tráfico, Stephen Jackson la sacó a relucir en el parking de un club de striptease, Jayson Williams acabó entre rejas por matar a un conductor de limusina por el manejo negligente de un arma, Allen Iverson amenazó a dos hombres con su arma mientras buscaba a su mujer y su primo en una vivienda, Sebastian Telfair tenía un arma cargada en el jet privado de los Portland y dos años más tarde fue detenido por posesión de armas (entre otros cargos) tras pararlo la policía por exceso de velocidad… Otros sin embargo, han hecho el camino inverso como Carl Landry, que recibió un tiro después de un accidente de tráfico con su moto.

34674_0.jpg

Kaman fue fundamental en la victoria alemana ante Italia (Foto: FIBA Europe/Castoria/Molliere)
Historias para todos los gustos, pero que dejan claro que la posesión de armas (con o sin licencia) e incluso su uso entre jugadores de la NBA es bastante habitual a la vista de los números casos, y refleja fielmente la generalización de esta lacra en la sociedad estadounidense.

EL PECADO MÁS PLACENTERO: EL SEXO

El pecado carnal ha estado muy presente durante la historia de la NBA, provocando multitud de escándalos, en parte, por las promiscuas vidas sexuales de algunos jugadores de la NBA. Como ya apuntaba Dennis Rodman en una entrevista sobre el inseparable binomio sexo-NBA, la liga es un 50 por ciento sexo y un 50 por ciento dinero. Y “El Gusano” sabe bastante del tema porque en su historial se encuentran todo tipo de escándalos y polémicas sexuales: las constantes infidelidades en sus matrimonios, el revuelto que se montó por conceder una entrevista radiofónica mientras le practicaban sexo en vivo, la retirada de su camiseta en un famoso club de striptease de New York, su nombramiento como comisionado de la liga de lencería de la NFL… Claro que su compañero, Charles Barkley, tampoco se queda atrás en polémico, y hasta pasó unos días en chirona por beber más de la cuenta y llevar una velocidad inapropiada, para después alegar que tenía prisa por mantener sexo oral con su acompañante femenina.
El porcentaje apuntado por Rodman puede resultar una exageración, pero la verdad es que otras cifras que surgen cuando se habla del tema, no invitan a pensar precisamente en la castidad de los jugadores:
En 1991, Wilt Chamberlain en su biografía A View From Above, declaraba haber practicado sexo con alrededor de 20.000 mujeres, dejando en la cuneta la marcas de otros como Dennis Rodman que aseguró tener una marca de 2.000 mujeres o de “Magic” Johnson, que era más modesto, y aseguraba haberlo practicado con 1.000 mujeres. En el caso de Winston Bennet, ex de los Cavaliers y Heats, que declaró haberse acostado con 90 mujeres en un mes, el pecado venía dado por una fuerte adicción sexual. También hay ejemplos de todo lo contrario, como el de AC Green, que promulga la abstinencia sexual (hasta el matrimonio) a través de su fundación para jóvenes e incluso realizó un videoclip (It Ain´t Worth It) junto a David Robinson, en el que a ritmo de rap señalaba las ventajas del celibato.
Pero el sexo también tiene una cara que no es tan divertida y placentera, que muchos jugadores han sufrido en sus propias carnes. Dos de los escándalos sexuales más mediáticos tienen a dos estrella angelinas de protagonistas: En noviembre de 1991 “Magic” Johnson anunciaba ser portador del virus del VIH, retirándose de la NBA (hasta su breve vuelta en 1996), resultado de su alocada vida sexual. 14 años después, a otra estrella de los Lakers, Kobe Bryant, su lujuria le jugaba otra una mala pasada. En junio del 2003, se vio envuelto en un escándalo por una presunta violación a una empleada de hotel. El asunto quedó zanjado con un acuerdo extrajudicial entre ambas partes. Recientemente su mujer, Vanessa, ha solicitado un divorcio millonario, alegando multitud de infidelidades por parte del jugador...

31_2.jpg

Kobe Bryant botando la pelota (Foto:Miqui Forniés)
Otras tantas estrellas de la NBA que han sido acusadas de acoso sexual u otros delitos relacionados (prostitución, violaciones, corrupción de menores..) con el sexo durante o tras sus carreras deportivas, son Shaquille O´Neal, Isiah Thomas, Jason Kidd, Vincet Askew, James Whorty, Byron Houston, DeShawn Stevenson, Ruben Patterson, Steve Francis o recientemente Monta Ellis y los Golden State Warriors… pero quizás la polémica más recordada de los últimos tiempos surgió alrededor de Eddy Curry. Y es que Curry, fue denunciado por su chofer por acoso sexual, en un raro caso con connotaciones homófobas y antisemitas.


EL PECADO DE LA IGNORANCIA: EL RACISMO Y LA XENOFOBIA

La NBA, al igual que la sociedad americana, ha sufrido una notable evolución desde su creación a la actualidad en lo referente al pecado de la discriminación racial. Partimos de una liga dominada por jugadores blancos en sus primeros tiempos, a una que en la actualidad vive una situación diametralmente diferente, estando dominada por jugadores negros.
Los pioneros de los años 50, Nat Clifton (primer negro en firma un contrato NBA), Chuck Cooper (primer negro drafeado) y Earl Lloyd (primer jugador negro en jugar un partido en la NBA), dieron paso a las primera estrellas negras (Russell, Baylor, Robertson, Chamberlain…) hasta llegar a la situación actual de minoría blanca de jugadores. Aunque el número y la situación de los jugadores de color ha mejorado ostensiblemente, no deja de ser curioso que la gran mayoría los cargos de poder (propietarios, entrenadores y ayudante, preparadores físicos y general managers) siguen estando en manos de personas blancas. Por lo tanto, y tras este largo caminar, ¿ha desaparecido totalmente el pecado del racismo y la xenofobia de la liga y predomina la igualdad? Pues al menos los estudios pregonan lo contrario:
En 1997, un estudio de la Washington University alertaba de cuestiones como que los jugadores negros cobraban un 18 por ciento menos o que los equipos con más jugadores blancos tenían 3,9 más de visitas a su pabellón. En 2007, en el New York Times se hacía eco de otro estudio que llegaba a la conclusión, con el consiguiente enfado de la NBA, de que los árbitros NBA se guiaban de su condición racial a la hora de señalar las faltas. Es decir los árbitros blancos señalaban más faltas a los jugadores negros y que los árbitros negros hacían lo mismo con los jugadores blancos. Otro estudio del 2008 pregonaba que por ejemplo los entrenadores negros (minoría en la NBA) tenían menor crédito a la hora del despido en iguales circunstancias que los blancos.

1002_0.jpg

Jermaine O'Neal posando ante la cámara (Foto:NBA)
Incluso el propio comisionado David Stern ha sido tildado de racista en numerosas ocasiones por sus actuaciones: por medidas como la subida del límite de edad para ingresar en la NBA o el código de vestimenta del 2005, le llovieron bastantes críticas de diferentes jugadores de color y acusaciones directas como las de “los chicos malos” Jermaine O`Neal y Stephen Jackson. Recientemente, Jeffrey Kessler (abogado del sindicato de jugadores) declaró que trataba a los jugadores como a trabajadores de una plantación en el Washington Post, aunque finalmente tuvo que disculparse por semejante salida de tono. Jugadores como “Magic” Johnson mostraron su apoyo en esta polémica al comisionado, que no era la primera vez que oía algo similar, porque un mes antes el periodista Bryant Gumble lo tildaba de capataz de plantación de algodón, nuevamente por su papel en el Lockout.
Un propietario, Donald Sterling, tampoco sale muy bien parado en este tema. El propietario de los Clippers ha tenido que aflojar dinero de sus bolsillos (por mandato judicial) tras no querer alquilar apartamentos a negros e hispanos. Ya en 2009 recibió una demanda de Elgin Baylor por el comportamiento racista que sufrió por parte del propietario en los 22 años que fue general manager de los Clippers.

10151_0.jpg

Don Nelson (Foto: NBA)
Pero no solo los jugadores negros se han quejado del racismo en la NBA en varias ocasiones (lo hizo Barkley en 1992 por el trato que le daban los periodistas de Filadelfia o un Rasheed Wallace que en 2003 señalaba que la NBA era un negocio de blancos que explotan a negros) algún  entrenador como Don Nelson criticó la xenofobia reinante en 1992. El hecho de denunciar la persecución arbitral que sufría su jugador en Golden State, el lituano Sarunas Marciulionis, le costó una multa económica pero el técnico jamás se retracto de sus palabras pese a sus exposiciones finales mediante un comunicado. Nada que ver con Dan Issel (entrenador en 2002 de los Nuggets), que tras mandar a un aficionado hispano a beber cerveza llamándolo mexicano de mierda, acabó dimitiendo por la presión que sufrió.
Por suerte siempre hay una cara más amable en esta problemática (el mes de la historia negra o las noches latinas) y esperanzadoras iniciativas como la realizada por los Phoenix Suns, que en apoyo de la comunidad hispana, y en contra de una ley de Arizona portaron las camiseta de “Los Suns” en la festividad del 5 de mayo de 2010.

EL PECADO DEL EXHIBICIONISMO: LAS REDES SOCIALES Y LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

Con la extensión de Internet, el desarrollo de las nuevas tecnologías y la aparición de redes sociales, a la NBA le surgió un pecado difícil de controlar que exponía más de la cuenta la vida privada de los jugadores. Si antes la información podía ser pasada por un filtro y controlada con relativa facilidad, el nuevo siglo trajo un cambio sustancial en ese factor.

23732_0.jpg

Charlie Villanueva (Foto: FIBA Americas)
En 2006 la llegada de Twitter causó un furor que todavía perdura y la NBA se vio desbordada en poco tiempo, viendo como jugadores como Charlie Villanueva llegaban a actualizar su Twitter en el descanso de un partido. Y como por la boca muere el pez, los escándalos y polémicas han ido acumulándose hasta hoy. La NBA tomó cartas en el asunto y rápidamente prohibía el uso de toda red social, además de otros artilugios diabólicos (PDA, Móviles, etc) 45 minutos antes, durante los partidos y hasta que se terminen las entrevistas de final de partido. Pero las sanciones (Gilbert Arenas o el dueño de los Heat, Micky Arison, saben de lo que hablamos) no han podido frenar la multitud de historias que se generan en las redes sociales, pudiendo incluso escribir un libro con los acontecimientos de los últimos años: empezando por “Shaq Attack” que se enteró de su traspaso a Cleveland vía tweet o que anunció su retirada utilizando la misma red social, pasando por Tracy McGrady que tras un viaje a Grecia señalaba bromeando que podría comprar el país con su tarjeta o Sony Weems buscando novia vía tweet, siguiendo por el revuelo que se montó con la proposición de Ty Lawson a Kim Kardashian señalando que tener sexo con las hermanas era sinónimo de título (aunque el jugador dijo finalmente que le habían robado el móvil y él no era el causante)…

15857_0.jpg

Greg Oden, tras un primer año en blanco por lesión, no está impactando en la NBA (Foto: Bruce Ely/The Oregonian)
Pero no sólo las redes sociales ponen en aprietos a la NBA, porque los móviles y sus prestaciones actuales también pueden jugar malas pasadas, y sino que se lo pregunten a Greg Oden, que se sacó unas inocentes fotos desnudo que darían la vuelta al mundo con una rapidez pasmosa gracias a Internet. Parece que George Hill fue el único que no se enteró del pecado de Oden, porque poco más tarde cometió el mismo desliz… Por no hablar de la cazada vía SMS que desencadeno el divorcio de Eva Longoria y Tony Parker, causado por los mensajes calentitos entre el francés y la señora de Brent Barry.

¿Desterrará la NBA finalmente todos sus pecados? ¿Dejarán en un futuro los demonios interiores de hurgar en las debilidades más recónditas de muchos jugadores? Tras este viaje por los 7 pecados capitales pueden surgir este tipo de cuestiones, pero sólo el tiempo dirá si finalmente la NBA consigue la expiación de todos sus pecados algún día.
 

Sobre el autor

Antiguedad: 
9 años 3 meses
#contenidos: 
8
#Comentarios: 
185
Total lecturas: 
324,562

Comentarios

Reportajes así engrandecen Solobasket. Enhorabuena, Gorka

Hay videos bastante lamentables de Kaman utilizando armas automáticas y explosivos. Con lo tocapelotas que es la NBA este exhibicionismo parece que pasa desapercibido (o al menos antes del affaire de Washington).

Saludos desde Puertatras

Jajaja! muy buena esa de malone, jimix! compañeros, yo entiendo (al igual que vanchels), que es karl...me ha hecho mucha gracia el comentario de mac arthur sobre el pajaro, yo creo que lo diria como alabanza a los jugadores negros, reconociendo su supremacia en el juego. Un jugador que no respetaba mucho a los blancos era charles barkley, solo reconocia a alguno suelto como su compi en los suns dan majerle. Claro que el gordo no respetaba demasiado a nadie...me acuerdo que de charles shackelford (coincidieron en philadelphia) dijo que el en si mismo era una broma jejeje

Karl por supuesto, cuya mujer tampoco es muy negra que digamos (ni la de Kobe jejeje). Menudo figura Karl, al que ya atizó bien Amechi en sus memorias.

Me ha gustado mucho, igual que el primero! recuerdo en referencia a marciulonis y don nelson que este ultimo explicaba que los arbitros se referian a el como "el ruso" (cuando era lituano), denotando falta de tacto hacia el jugador. Y no, no creo que se erradiquen los pecados en la nba...ni creo que nosotros queremos que sea asi! :D

Pues ya ha caido otro por drogas John Selby, y otro por liarla con una arbitro Lorwy. El pecado nunca descansa...
Es "curioso" Chencho, pero en el caso Nelson primero le metieron el paquete a Nelson y despues abrieron la investigación, que claro no encontró nada. La verdad es que en el tema del racismo, hay dos jugadores que no he comentado y tienen su famita: uno Garnett que es ver un blanco y le entran ganas de ostiarlo, y el otro Malone, del que se ha dicho que era de todo menos negro...

Malone Moses o Malone Jeff? No tenía conocimiento de que fuese racista, aunque recuerdo un incidente del primero con Red Auerbach en el que casi llegan a las manos!! Me viene a la cabeza lo que les decía Bird a algunos entrenadores de equipos rivales..." no pongas a defenderme a un blanco que me estás menospreciando". No es racismo pero tiene su gracia...