Solapas principales

El Oeste le regala la última victoria a Kobe (173-196); Westbrook, MVP "back to back"

  • El Oeste bate el record de puntos en un partido de las estrellas
  • Kobe Bryant se despide tras 18 All Stars
  • Paul George, más triples anotados en un partido de las estrellas (9)

Kobe Bryant Tribute Before Final All-Star Game

Adiós, Kobe

Tras 18 selecciones para el partido de las estrellas, a las 5 de la mañana en horario español, Kobe Bryant salía de la pista del Air Canada Centre con una ovación que sonó, más que nunca, a leyenda. En una temporada de homenaje al escolta de los Lakers, el All Star se convirtió en la mejor despedida no oficial. Los puntos los anotaban otros. Para él, sus 25 minutos fueron un último gran baile, que comenzó con el salto inicial ante su antagonista durante la última década, LeBron James y acabó con un "¡Vamos, Pau!" que quedará en las arcas del baloncesto español. Gracias, Kobe.

Con todos los focos puestos en Bryant, se disputó el All Star más anotador de la historia, con una aplastante victoria de la Conferencia Oeste sobre el Este por 196 a 173. Russell Westbrook, que no entiende de jerarquías, anotó la primera canasta del partido y reclamaba desde el principio un protagonismo que, quizás, no le correspondía. El base de los Thunder se alió con su compañero, Kevin Durant (10 puntos en el primer cuarto) para dar la bienvenida a los 18298 espectadores presentes. A Kobe le buscaban, y le costó, pero tras dar seis eternas vueltas en el aro, el primer balón suyo entró. Anthony Davis asumía su improvisado rol de "sexto hombre" para sorprender con los mejores mates de la noche. Con Paul George en "modo Curry" anotando 4 triples, y la melancólica pareja LeBron-Wade dando espectáculo, el Este dominaba el partido al final del primer cuarto por 43-40.

Kyle Lowry to Dwyane Wade to LeBron James Alley-Oop

La fiesta continuaba, y el marcador era lo de menos. Con Pau Gasol jugando de más a menos en su sexto All Star (8 puntos y 4 rebotes en la primera parte), el Este seguía mandando en un partido sin ninguna intención de orden ni lógica. Y es que solo en un All Star se puede ver en cancha un quinteto como el formado por Wall, Horford, Millsap, Gasol y Drummond, que presentaba el Este en el segundo cuarto. Surrealista. 

Tenía que llegar, y el primer triple de Stephen Curry fue el inicio de un abuso del tiro de tres como nunca antes se haya visto en un partido de las estrellas. Hasta 80 triples lanzó el equipo del Oeste, por 59 de sus rivales.  Con un amigable "uno contra uno" entre LeBron James (discreto partido con tan solo 13 puntos) y Bryant, mas un inesperado tapón de Kyle Lowry a Westbrook al final del cuarto se llegaba con un marcador de 92-90 para el Oeste. Kawhi Leonard, liderando desde la sombra hasta en el partido con más focos del año, ponía por delante a los suyos siendo el máximo anotador, con 14 tantos. Se batió el récord de más puntos anotados en un cuarto por un equipo (52). Récord que no duraría mucho...

53 puntos del Oeste en el tercer cuarto. Otra muestra del nulo nivel defensivo que mostraron ambos equipos durante el encuentro. 4 triples de Westbrook rompían el encuentro y ponían una renta de 10 puntos de la que ya no se iba a bajar. Pero, como hemos dicho, era lo de menos. Curry, prácticamente inédito hasta entonces, se encendía con un triple de 10 metros mientras Paul George contestaba desde el otro lado con su octavo triple, empatando el récord de Carmelo Anthony en 2014. Entre los "Splash Brothers", Westbrook y un acertado James Harden (22 puntos con 7/12 triples) impusieron un ritmo de juego imposible de seguir por el equipo del Este.

Kobe, ya consciente de sus limitaciones y su desventaja física, deambulaba por la cancha y disfrutaba de sus últimos minutos entre las estrellas. Con un 145-136 tras un triple de Al Horford, se llegaba al final de un tercer cuarto de locura.

360 FreeD Angles From First Half of 2016 All-Star Game

Con el partido decidido, y el récord de más puntos anotados por un equipo (168) batido, Paul George rompía el récord de más triples anotados en un partido de las estrellas con su noveno acierto, y buscaba entrar en la historia siéndo el máximo anotador de un partido. A un punto (acabó con 41) estuvo de batir el récord que seguirá en manos de Wilt Chamberlain gracias, en parte, a la defensa de dos contra uno a la que se vio sometido por órden de Greg Popovic, un fan de los récords de la vieja escuela. A falta de un minuto para la conclusión, fue él mismo quien se atrevió a retirar por última vez a Kobe Bryant de un partido de las estrellas. Un último baile que acabó con 10 puntos, 6 rebotes y 7 asistencias. Un regalo de Curry en forma de triplazo desde el centro del campo ponía el punto y final a una exageradísima oda al baloncesto ofensivo (196-173). 

Stephen Curry Half Court Heave | West vs East | February 14, 2016 | NBA All-Star Weekend 2016

Westbrook lo tenía en mente, y acabó llevándose lo suyo. Con 31 puntos (7 de 17 en triples), 8 rebotes, 5 asistencias y 5 robos, reeditó el título de MVP que ya logró el año pasado. Superó en la votación a Chris Paul (14 puntos y 16 asistencias), Curry (26+6) y Anthony Davis (26 puntos y 6 rebotes). Nuestro Pau Gasol cerró su sexta participación en el All Star Game con 9 puntos y 7 rebotes en 14 minutos de juego. En el Este, le acompañaron George, con 41 puntos y 5 rebotes; Wall, con 22 y DeRozan, con 18.

Russell Westbrook, MVP

Russell Westbrook Wins All-Star Game Kia MVP Award

Paul George, 41 puntos y 9 triples para el Este:

Paul George Drops 41 for East in All-Star Game

El adiós de Kobe

Kobe Bryant Exits Final All-Star Game

El dunker amateur Jordan Kilganon fue capaz de hacer esto en un tiempo muerto. Sin calentar y en vaqueros.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 años 5 meses
#Contenidos: 
257
#Comentarios: 
1,719
Total lecturas: 
993,418

Comentarios

Resumen del fin de semana:

Partido de Rookies lamentable, nivel "Selección USA de Cassel, Van Exel y Funderburke de pachanguitas por Europa".

Concurso de habilidades muy bonito y entretenido. Y con "ganador inesperado", lo cual es mediáticamente muy bueno para el formato.

Concurso de triples brillantísimo y emocionante. El "Desempate a trois" me hizo devorar snacks en modo "Monstruo de las galletas". Y con jugadores nivel All Star entre los participantes, lo cual le da mucho empaque al sarao.

El mejor concurso de mates de la historia del All Star NBA. Todavía saldrá algún nostalgico negacionista diciendo que los mates de Gerald Wilkins si que eran buenos, pero para mi éste es el mejor concurso que se ha visto en el baloncesto profesional. Ha habido otros grandes, como los dos (NBA y NBDL) del año pasado, el del 2000 de Carter, el de la TBL del 2008 con James White en su prime, el de la superliga rusa del 2010 con White y Green, el mítico del 88 de Jordan y Nique, el del 86 de Spud y Nique, los infravalorados de 2002 y 2003 con Jason Richardson desatado... Pero el de este año se los ha pasado por la piedra a todos.

Partido de las estrellas deplorable, bochornoso, lamentabilísimo y con un nivel de "autocomplacencia amiguetil" digna de la casa de "A mi manera". Una mezcla con un 33% del "Run & run & si eso de vez en cuando gun" de los Nuggets de Paul Westhead , un 33% del Atletico de Madrid de Walter Berry y Jesús Gil, con Pops en modo Tim Shea pensando "Con lo bien hubiera estado yo en casa, tendía que haberme cogido puente y haber mandado a Becky a dirigir este circo, que lo mismo se le cruza el cable y los pone a todos firmes", y un 33% de Gala de los Goya en plan "Que listos, que guapos y que majos somos todos, vamos al water a tocarnos entre ntodos".

Totalmente penoso, no llega ni siquiera a pachanga, en las pachangas por lo menos se intenta defender, aquí te invitaban a pasar y hacer un mate...

Totalmente de acuerdo. No es por nostalgia, pero los últimos All-Star decentes tienen ya más de 10 años. Principios de siglo XXI.
A partir de entonces, es imposible tragarse esto.

Cada temporada resulta más excesivo y barroco.Una cosa es que se planteen los All Star como un show donde prime el espectáculo, y otra es convertir el partido en una pachanga infumable donde nadie defiende y todo son tiros y mates. Para eso, que inviten a los Harlem Globetrotters y a la mascota gorila de los Suns.

Un saludo.

Pd: por lo menos se le dio un bonito homenaje a Kobe.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar