Solapas principales

Grandes equipos sin anillo: Orlando Magic 1994/1995

  • La franquicia de Florida rozó la gloria con un equipo muy joven
  • Tuvo una magnífica temporada regular y unos formidables playoffs
  • Las finales fueron un mazazo demasiado duro
  • Shaquille O'Neal y Penny Hardaway hicieron creer que el anillo era posible

Los Orlando Magic es una de las franquicias más “jóvenes” de la NBA, llegando a la liga en su expansión de 1989 representando a Florida junto a los Miami Heat. Como toda franquicia recién llegada, comenzaron con temporadas de derrotas y malos balances hasta que en 1992 seleccionaron con el pick número 1 del draft a Shaquille O’Neal.

El equipo procedía de una notable mejora en sus resultados y en su plantilla, con la adquisición de hombres como Anfernee (Penny) Hardaway y Horace Grant que se unían a buenas elecciones de draft como Nick Anderson o Dennis Scott. Alcanzaron el primer puesto de la conferencia este en la temporada 1994/1995 en lo que supondría la mejor temporada regular de su historia. Los Magic fueron el mejor ataque de la competición (115.1 pts ORtg) y uno de los que más velocidad le imprimía al juego (95.1 PACE, 5º puesto). Estas características se cimentaban en la eficacia de sus tiros (53.9% eFG, 1er puesto) y en la gran cantidad de rebotes ofensivos que atrapaban (34%, 3er puesto). La sociedad Hardaway-O’Neal era la encargada de deleitar al Orlando Arena, promediando entre ambos 50.2 puntos por noche. Una auténtica salvajada.

image.jpeg

Orlando Magic (@nba.com)

Hardaway entró en el mejor quinteto de ese año, Shaquille en el segundo mejor y Horace Grant en el segundo mejor quinteto defensivo. Además, Shaquille O’Neal termino la temporada como scoring champ gracias a sus 29.3 puntos por partido.

grandes actuaciones en los playoffs del este

Un balance de 57-25 colocaba a los Magic como grandes favoritos a pelear por el anillo a pesar de tener un duro camino en su conferencia. Los Pacers de Reggie Miller, los Knicks de Pat Ewing o los Chicago Bulls del “three peat” (con Michael Jordan de vuelta), se podrían presentar como grandes piedras en el camino de la joven franquicia.

Orlando venció en primera ronda a Boston Celtics (3-1) sin demasiadas complicaciones; por el contrario, la victoria en semifinales de conferencia sería algo más cara ante los Chicago Bulls (4-2) de un Michael Jordan desatado. The GOAT anotó 186 puntos en la serie (31 por partido), obligando a Shaq y los secundarios de Orlando a sacar su mejor versión. Esta serie fue realmente más sufrida de lo que los resultados muestran ya que fue verdaderamente difícil derrocar a Michael Jordan, quién hizo un partido de 40 puntos, otro de 39 y otro de 38.

curiosidades-anfernee-hardaway.jpeg

Jordan defiende a Hardaway (@nba.com)

En las finales de conferencia esperaría uno de los huesos más duros, Indiana Pacers y su inconmensurable Reggie Miller. A priori, era un equipo al que temer desde el perímetro pero, por el contrario, un conjunto al que se le superaba abismalmente en la zona… y así fue. Miller anotaba y anotaba triples (45% acierto durante la serie) mientras Shaquille destrozaba a Rik Smits y Dale Davis (entre otros muchos) bajo el aro. La serie se saldó con el equipo de Florida como vencedor en el séptimo encuentro (4-3) en lo que supondría el techo de este equipo. Hardaway (47% en triple), Scott (43%) y Anderson (40%) escoltaron a O’Neal y neutralizaron el gran trabajo ofensivo del escolta rival R.Miller, quién terminó la serie promediando 25.9 puntos. Aún perdura en el recuerdo de muchos el maravilloso duelo entre él y O’Neal en el game 2, anotando 37 puntos el de Indiana y 39 el de Orlando.

Young Shaquille O'Neal vs Reggie Miller INSANE Game 2 Duel Highlights (1995 ECF) - EPIC BATTLE!

los houston rockets y su duro correctivo

Las finales de la NBA supusieron una bajada a la tierra para un equipo que aspiraba a cotas muy altas pero que contaba con un gran hándicap, su juventud. La media de edad del quinteto titular de los Orlando Magic era de 25.4 años, sin ningún jugador que llegara o superara los 30. En frente, estaba el por aquel entonces vigente campeón de la NBA con una media de edad en su quinteto de 29.6. Olajuwon (32), Drexler (32) y Elie (31) eran jugadores con una grandísima experiencia y una gran superioridad sobre el papel, a pesar de llegar a playoffs con muchas dudas (6º puesto del oeste). Dejaron por el camino a Utah, Phoenix y a los todopoderosos Spurs del MVP David Robinson.

finals_760_060515.jpg

Olajuwon y O'Neal en el salto inicial (@nba.com)

La pareja estrella de Orlando elevó su rendimiento (como la ocasión requería) y demostró estar preparada para el enorme reto que suponía estar en las finales frente a los Rockets. Shaquille O’Neal promedió 28 puntos, 12.5 rebotes y 2.5 tapones; mientras que Penny Hardaway 25.5 puntos, 8 asistencias y 45% de acierto en triples. Pero si esto eran buenos números, lo de Hakeem Olajuwon fue de otro planeta. El pívot de los Rockets promedió 32.8 puntos, 11.5 rebotes, 5.5 asistencias, 2 tapones y 2 robos. Absolutamente surrealista tener estos números en unas finales de la NBA.

Los secundarios de Orlando que normalmente aparecían y aportaban a sus estrellas, en esta ocasión se vieron superados por la presión y bajaron sus números. Por el contrario, los de Houston tuvieron una actuación clave y determinante. Hombres como Horry (17.8 pts, 10 reb), Elie (16.3 pts, 57% en triples) o Cassell (14.3 pts) resultaron demasiado para unos inexpertos Orlando Magic, quiénes terminaron sucumbiendo en 4 partidos sin ninguna victoria. A pesar de ello, cayeron con la cabeza alta, disputando todos y cada uno de los partidos de la serie, llegando a la prórroga en el primero y cayendo en el tercero por 3 puntos.

Hakeem Olajuwon vs Shaquille O'Neal EPIC Game 4 Duel Highlights 1995 NBA Finals - MUST SEE

el fin de un ambicioso proyecto

La temporada siguiente (1995/1996), con una gran experiencia a sus espaldas, los Orlando Magic afrontaban la campaña con grandes aspiraciones y con la máxima de las ilusiones ; pero nada más lejos de la realidad. A pesar de hacer una gran temporada regular (60-22) y superando su balance de la temporada anterior, Michael Jordan reinaba de manera apabullante la conferencia este con los Chicago Bulls de las 72 victorias. Este equipo de leyenda pasó por encima de los Magic en finales de conferencia, vengándose así de su derrota el año anterior con un perfecto 4-0. Esta derrota supondría el final de los Orlando Magic, ya que O’Neal firmó por Lós Ángeles Lakers en la agencia libre de ese verano y el proyecto se quedó huérfano sin su mayor estrella. 

De esta manera terminó el coqueteo de los Orlando Magic con el trofeo de campeones. Unas finales de la NBA fue el techo de este magnífico combinado, que por siempre será recordado como uno de los grandes equipos sin anillo.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 3 semanas
#contenidos: 
50
#Comentarios: 
78
Total lecturas: 
134,381