Solapas principales

Ilusionante debut de Aaron Gordon con los Denver Nuggets

  • El ex de Orlando Magic anotó 13 puntos, con 6/9 en tiros, además de dos rebotes y una asistencia
  • La versatilidad es la clave para definir la aportación de Gordon según Mike Malone
  • El reciente fichaje aclama a la ambición y no ve límites a la plantilla

Amor a primera vista, así se podría resumir la relación entre Aaron Gordon y los Denver Nuggets tras el debut del ex de Orlando Magic. Con 13 puntos, anotando 6 de los 9 lanzamientos, además de atrapar 2 rebotes y repartir 1 asistencia para un +17 con él en pista en 20 minutos. Más que las estadísticas, que sirven para reflejar la relevancia de Gordon en pista, destacan la infinidad de intangibles que aportó el nuevo pupilo de Mike Malone. 

La salida el pasado verano de Jerami Grant dejó un hueco interior en la plantilla que no terminaron de reajustar durante la presente temporada. El nivel físico de Paul Millsap es regresivo y Michael Porter Jr no es lo suficientemente regular en defensa y su presencia interior no termina de encajar en las carencias del equipo. Por lo tanto, el movimiento que realizaron tras el cierre del mercado de traspasos aporta a los de Colorado a uno de los mejores defensores interiores de la liga. Su capacidad atlética y visión de juego le hacen ser una amenaza constante, con y sin balón. Provoca una mayor fluidez en el movimiento de balón, siendo un gran creador de espacios. Con juegos de cortes en zona o a través de bloqueos indirectos, genera desajustes defensivos en su rival que le dan ventajas en media y corta distancia, como pudimos contemplar ante los Atlanta Hawks.

 

Será más frecuente de lo habitual contemplar situaciones como la vista en el anterior vídeo. Jokic genera en el poste alto, cuya envergadura y visión de juego le permite crear sin verse mermado por la defensa rival. En una serie de bloqueos indirectos, Aaron Gordon aprovecha uno de Murray para aprovechar el espacio creado bajo el aro y realizar su primer mate como nugget.

Las primeras impresiones de Mike Malone fueron muy notables.La adaptación a la franquicia parece haber sido muy satisfactoria, sorprendente para llevar dos entrenamientos. Su IQ y habilidad para jugar off ball y despliegue físico han maravillado al entrenador, quien espera que sea el pegamento del equipo en ambos lados de la pista. En la siguiente jugada en transición, Gordon provoca que John Collins tenga que salir a defenderle, teniendo buen lanzamiento de media y larga distancia, lo que provoca un agujero interior. Su ventaja física hace el resto, haciendo uso de un reverso para anotar a placer. Gran generador también en uno contra uno.

 

En el apartado defensivo fue uno de los jugadores más destacados, teniendo un defensive rating de 95.2 ante uno de los mejores ataques de la liga, viéndose en auge con la llegada de Nate McMillan. Da equilibrio atrás, dominando el tablero, viéndose reflejado en dos apartados: los Nuggets anotaron 50 puntos en la pintura, por los 32 que obtuvieron los Nuggets. Además, en el apartado reboteador, los de Malone atraparon 49 ante los 31 de los georgianos. Abrumador dominio en zona, la cual hizo aguas por todas partes ante el movimiento de balón de Denver. 

La asociación con Jokic fue más que palpable. Una vez más desde el poste alto, jugaron una situación de dos contra dos, en la cual Gordon le pone el bloqueo y continuación, dejando a su defensor enganchado con el generador, quien le sigue la jugada tras el espacio creado en el roll. Nueva canasta fácil para el flamante fichaje de los Nuggets. 

 

Malone comentó tras el partido que quedan 27 partidos para los Playoffs. Al llevar a cabo un traspaso de la magnitud de un jugador como Aaron Gordon, quieres que la química vaya de la mano, pero no es satisfactorio en todos los casos. La única forma de llevarlo a cabo es estando en la pista con tus nuevos compañeros y construir dicha química. Crecerán a raíz de él, tiene la confianza de los jugadores y el cuerpo técnico.

Pese a que las acciones que hemos reflejado finaliza el ex de los Magic, tuvo una gran notoriedad generando juego a través de cortes a canasta. Su asistencia llega tras una penetración que lee Jamal Murray, provocando un desajuste defensivo saltando a la ayuda del corte. Gordon crea un espacio en la esquina a Michael Porter Jr. tras su penetración y dobla a la esquina en cuanto recibe, provocando un 3+1 de su compañero tras falta en el tiro. Un simple corte es capaz de desbaratar la defensa rival y generar espacios y situaciones de tiro cuando el ataque se estaba estancando y con ritmos lentos. 

 

El propio jugador no encuentra límites en la plantilla. Aclama a la ambición y trabajo coral para ser imparables, conociendo su capacidad atlética y defensiva, además de las múltiples variables que ofrece en ataque. La versatilidad que tanto necesitaban los Denver Nuggets ha llegado de su mano, y el salto cualitativo puede ser diferencial en las aspiraciones de la franquicia de Colorado.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 5 meses
#contenidos: 
164
#Comentarios: 
359
Total lecturas: 
330,304