Jugadores NBA: Algo más que simples números en la camiseta

“Para mis mellizos, que ya tienen su propio número: el número de la felicidad”.

Los números son algo sagrado. A veces los eliges y otras te eligen a ti, pero siempre expresan algo, tienen personalidad propia, un carácter, un sentimiento, tienen una historia detrás. La historia del nuevo que llega al equipo y no puede conseguir su número de toda la vida, la de la estrella que quiere homenajear a otro jugador o a alguien especial en su vida, la del veterano curtido en mil batallas que lo ha llevado desde que empezó a jugar y va camino del retiro, la historia de una venta por unos miles de dólares entre un rookie que llega pisando fuerte y otro que está condenado a la oscuridad del banquillo… miles de historias, miles de sentimientos.

Hay números y números, y luego está 'El número'. El único, el mítico, el místico, el onírico, el número con mayúsculas, el número sagrado. Sí, efectivamente, es el 23. Otros números (32 y 33) le siguen muy de cerca, sin envidia, pero aun habiendo conseguido similar estatus de divinidad, siguen estando como en el propio orden numérico por detrás del 23. El 23 es el número del baloncesto, es el número, y por ello todo gira en torno a este número etéreo y áureo. Pregunta a cualquiera cuál es el número más famoso de la historia del baloncesto y te dirá que el 23 de MJ. Sí, esto va de números (en la NBA), de dorsales concretamente (extraña palabra cuando en la actualidad los números aparecen también en la parte anterior de la equipación).

Todos los números tienen su propio significado: el significado que el jugador le quiera otorgar. A veces también son objeto de bulos, mentiras, de rumores, de leyendas urbanas o inexistentes historias para encontrarles un significado. Este artículo no pretende más que ser un repaso al significado y sentimiento, a veces puede que irreal y consecuencia de la rumorología, de esos dígitos que representan a los jugadores de la NBA. Y obviamente empezaremos por el primigenio, el divino 23.

A mediados de noviembre del 2009, y tras 7 temporadas en la NBA, Lebron James anunciaba su intención de cambiar su habitual número 23 (que llevaba desde la High School por su admiración por “Air” Jordan, por otro número. El número elegido sería el 6 debido a su también admiración por Julius Erving “Doctor J” (que curiosamente jugó un tercio de su carrera con el 32, en los Virgina Squires y New Jersey Nets) , por ser su número en la selección USA, así como el día (6 Octubre) del nacimiento de su primer hijo. Pero la cosa no se quedaba en eso, porque además aconsejaba a los jugadores que no eligiesen el 23, por respeto a MJ, ya que debería de ser retirado por la NBA. ¿Un poco tarde no? La cuestión es que la NBA rápidamente contesto que la retirada de números concierne a las franquicias, y que pese a tratarse de Michael Jordan y el número más famoso de la historia de la NBA, podría ser un agravio comparativo con otras grandes leyendas de la liga. Jordan también lo tenía claro: “No hay un jugador por encima (de otros)”.

Michael Jordan

El 23, el número, aparece muy ligado al nombre de Michael Jordan desde sus comienzos en el baloncesto. Jugó con en el instituto de Laney y en la universidad North Carolina con el 23 que siguió haciendo mítico con los Bulls. Al parecer lo eligió porque su hermano, al que idolatraba, usaba el 45, y al considerarse la mitad de bueno que él (22.5) se quedó con el 23. Tras su primera retirada, cuando su padre fue asesinado “curiosamente” un 23 de julio, M.J. jugó con el 45 en su retiro al mundo del beisbol (White Sox de Chicago y Birmingham Barons). En su primer retorno a la NBA tuvo que jugar con el 45 porque su número original estaba retirado por los Bulls, aunque al igual que en el beisbol, no le dio demasiada suerte porque su equipo cayó en las semifinales de conferencia ante Orlando en 1995.

Tampoco han sido los dos únicos dorsales vestidos por “Air” Jordan porque llegó incluso a jugar con el 12 porque un fan le robó la camiseta en un partido contra Orlando de 1990. Otro dato curioso es que hasta 2009, el 23 de Jordan era la única camiseta (junto a la del jugador de fútbol americano de los Miami Dolphins Dan Marino) que habían retirado los Miami Heat (donde nunca jugó). Luego llegarían los números de Alonzo Mourning y Tim Hardaway.

Pero como se puede imaginar el número 23 no es el único que tiene una historia. Así pues hagamos un repaso a los secretos, manía, fobias, dedicatorias y todo lo imaginable que se esconde tras los números de muchos de los jugadores:

Gilbert Arenas

El “(ex)agente” 0, Gilbert Arenas, usó ese número porque según ha confesado 0 eran los minutos que decían jugaría con la universidad de Arizona. Tras su tumultuosa salida de los Wizards hacía Orlando, eligió el número 1 en honor a otro jugador mítico de la franquicia, Penny Hardaway.

Drew Gooden, eligió el 0 porque asegura que le recordaba que cuando llegó a NBA no era nadie. Pero tras fichar por Cleveland y ante la negativa de compañero a vendérselo (sí, los números se mercadean en la NBA), optó por ponerle un 9 delante, 90. Tras pasar por multitud de equipos con el 90, ha vuelto a su 0 original en los Clippers y Milwaukee.

 

 

Tracy McGrady empezó su andadura en la NBA con el 1 de su jugador favorito. ¿En honor a quién? Penny Hardaway, quién sino. Aunque cambió su 1 por el 3 para promocionar el documental “3 Points Darfur” que contaba su viaje a Sudán y Chad en el verano del 2007. Amar’e Stoudamire por el contrario, hizo el camino a la inversa: cambió su 32 por el 1 en Phoenix, ya que tras sus operaciones de rodilla, quería demostrar que era el número 1 en la temporada 2006-2007.

Las creencias religiosas hicieron que Wade escogiese el número 3, ya que para los católicos es el símbolo de la Santísima Trinidad. Hoy su número tiene más sentido si cabe. Otro como Chris Paul “CP3”, eligió su nombre por ser el tercer C.P. de su familia, después de su padre y hermano.

Allen Iverson

Curioso lo de Allen Iverson. Toda una vida NBA con el 3 pero en su etapa en los Pistons de Detroit se tuvo que conformar con el 1, ya que cuando consiguió que Rodney Stuckey se lo cediera, la NBA no autorizó el cambio (hasta la temporada siguiente que ya no se encontraba en el equipo).

Nate Robinson pasó ser el número 4 a ser el número 2 en los Knicks para rendir tributo al jugador de la NFL, Deion Sanders (que lo usaba en Florida State).

Kidd empezó llevando el 5 (3+2) por su ídolo de juventud: efectivamente, “Magic” Johnson. Luego sería el genuino 32 en Phoenix, el 5 nuevamente en New Jersey, y ha terminado siendo campeón con Dallas con el 2.

Andrew Bogut usó el 4 en su etapa universitaria, pero al ser elegido por los Bucks y estar el número retirado en honor a Sidney Moncrief, eligió el 6. Señalaba en una entrevista que este número que usó en la escuela y la selección, le recordaba como siempre era elegido el último (y le daban ese número), por lo que lo considera una vuelta a sus raíces.

Ben Gordon ha usado siempre el número 7, símbolo de la buena suerte, pero parece que con la llegada de rookie Brandon Knight, los rumores apuntan empezará a usar el 8. El rookie se quedará con el 7 para recordar que 6 equipos pasaron de elegirlo en el draft del 2011. Caso similar fue el de su compañero Tayshaun Prince con el 22.

Lamar Odom tuvo que pagar una gran cantidad a Brian Cook para conseguir el 7 angelino, porque según dice era el número de la suerte en el bingo de su abuela.

Kobe Bryant con el dorsal 8

El 8. El número originario de Kobe Bryant. La razón de su elección fue que en el prestigioso Campus Adidas ABCD de 1995 (donde consiguió el MVP), maravillo a los presentes con el número 143. A cogerle gusto al número y como una numeración de 3 dígitos no es posible en la NBA, optó por la suma que sale 8, logrando el número de su jugador favorito en Italia que era Mike D’Antoni. Años más tarde, 2006, cambió su número 8 por el 24 (su primer dorsal de instituto) ya que su segundo de dorsal, el 33 de Lower Merion, estaba retirado de los Lakers por tratarse del Kareem Abdul Jabbar. A saber qué pensaría de este cambio el base de los Golden State Warriors, Monta Ellis, que lleva el 8 en honor a Kobe.

Otro grande, el pívot Dwight Howard eligió su número, el 12, porque dándole la vuelta formaba el 21 de Garnett en Minnesota.

Steve Nash pasa de la supuesta mala suerte del 13 usándolo. Como el 11 que usaba en el instituto estaba ocupado, eligió el 13 que usaba un gran amigo del instituto.

Quien piensa que su número da suerte y es muy supersticioso, es Vince Carter, que ha usado el 15 en Toronto, New Jersey y Orlando. Salvo en los Suns que ha tenido que conformarse con el 25.

gasol

La historia de Pau Gasol con el número 16 no deja de ser curiosa. Como antiguamente los números utilizados iban del 4 al 15, puesto que os números 16 y 17 los solían utilizar los juniors que a veces eran convocados con el equipo principal. Como el 16 fue su número la primera vez que lo convocaron con la primera plantilla, no dudo en mantenerlo cuando pasó a formar parte de la primera plantilla del FC Barcelona.

Uno raro, el 17, es el que usó Chris Mullin por su ídolo céltico John Havlicek. Marco Belinelli fue el número 18 del draft del 2007, y con ese número comenzó su andadura NBA en Golden State. Anthony Parker sin embargo lo lleva para recordar sus años en la liga israelí, ya que para los judíos es el número de la suerte.

El 21 de Garnett en Minnesota se debe a la admiración por su amigo y que compañero de equipo Malik Sealy, que lo usó en la universidad de St Johns. La fatalidad quiso que Sealy muriese en un accidente de tráfico regresando de la fiesta del 24 cumpleaños de Garnett en 2000. Garnett a su llegada a Boston tuvo que cambiarlo por encontrase el número retirado (Bill Sherman) por los Celtics y los rumores dicen que eligió el 5 por su puesto en el Draft o porque el 5 simboliza el equipos ideal (5 buenos jugadores sobre la cancha).

Tim Duncan eligió el 21 porque eran los dos dígitos que llevaba su cuñado en el colegio, quien le enseñó a jugar baloncesto con 14 años.

A vueltas con los números ha andado el polémico Ron Artest o Metta World Peace. Se estrenó en los Bulls con el 15, el mismo que usaba en su etapa universitaria, para cambiarlo por el 23 en honor a Jordan y el 91 en honor a Rodman en los Pacers. Volvió a su genuino 15 después de la sanción por la macropelea de Auburn Hills, aunque traspasado a Sacramento vestiría 93. En los Rockets vistió el 96. Curiosamente Artest jugó la temporada 2009-2010 con el 37 (un tributo a Michel Jackson que mantuvo su mítico Thriller 37 semanas en el número uno de los Pop Charts) para volver al 15 en la 2010-2011, que según declaraba su psiquiatra le había dicho que significaba “no parar de defender”.

Rasheed Wallace cambió su típico 30 por el 36 durante algunas temporadas en los Detroit Pistons, según se puede leer en distintos lugares, por la muerte de un hermano a los 36 años.

Shawn Marion eligió el 31 en su llegada a la NBA por la admiración que sentía hacía Reggie Miller. Durante su carrera ha tenido que lucir el 7 y el 0.

Magic Johnson

“Magic” hizo del 32, otro de los números legendarios de la NBA. Lo llevó desde sus comienzos en la high school con los Vikings, aunque lo cambió en la universidad de Michigan State por el 33 y finalmente en los Lakers volviendo al 32 (el 33 pertenecía a Jabbar).

Karl Malone intentó jugar con el 32 en los Lakers, incluso en la rueda de prensa posó con el número, pero el problema es que era el de “Magic” Johnson y creó polémica. Finalmente usó el 11 que era su número en el Dream Team.

Del 32 se despegó Andray Blatche, que pasó a ser el 7 para recordarle que tenía que estar centrado los 7 días de la semana para realizar un buen trabajo.

Otros dos míticos, mantuvieron su 33, desde sus comienzos estudiantiles hasta el final de sus longevas carreras: Kareem Abdul Jabbar (Power Memorial, UCLA, Milwaukee Bucks y Lakers) y Larry Bird (Springs Valley, universidad de Indiana y Boston Celtics). ¡Eso es fidelidad a un número!

Grant Hill comenzó a jugar con el 32 para homenajear a “Magic”, pero al llegar a la universidad no pudo escoger ese número y optó por el 33, sabedor de que “Magic” también lo llevó en su periplo universitario.

Paul Pierce lleva el 34 porque en su etapa de high school era el uniforme más grande que había y el único que le iba bien. Desde entonces.

El “Gordo” Barkley cambió el 34 por el 32 en honor al retirado por causa del VIH, “Magic” Johnson, en la temporada 1991-1992. Más vueltas ha dado Shaquille O’Neal que ha usado el 32, 33 (universidad), 34 y el 36 al final de su carrera. ¡Lástima por el 35!

Andrei Kirilenko

Andréi Kirilenko planeaba usar el 13 en su llegada a la NBA, al igual que lo hacía en su selección, pero al estar ocupado y ante la idea de un compañero escogió el 47, que simboliza el fusil de asalto ruso AK-47.

Dikembe Mutombo estaba empeñado en escoger el 15 cuando llegó al equipo de la universidad, pero su entrenador creía que los hombres altos debían escoger un número por encima de 30. Creyó que el número ideal para Dikembe era el 55 y desde entonces lo llevó con orgullo por la NBA, pregonando aquello de ¡not, in my house!

77, número del amable gigante rumano Gheorghe Muresan que lo eligió porque medía 7 pies y 7 pulgadas. Radmanovic tuvo que duplicar su número 7 de toda la vida porque en aquel momento el 7 era de Rashard Lewis en Seattle.

Como veis las curiosidades, anécdotas e historias que hay detrás de los números de los jugadores son inagotables, y sería imposible reseñarlas en un único artículo. En éste hemos repasado una cuantas, pero seguro que nos hemos dejado muchísimas por el camino que en futuro intentaremos rescatar, porque los números son importantes ¿o no?

Sobre el autor

Antiguedad: 
6 años 5 meses
#contenidos: 
8
#Comentarios: 
185
Total lecturas: 
254,688

Comentarios

Sólo un detalle, el hecho de que Gasol usara el 16 se debe más a que el Barça tenía retirados en esa época el 4 de Jimenez y el 15 de Epi que a que ser los nºs reservados a Juniors.

Ok Jimix 77, entiendo lo del romanticismo... aunque el ser recordado como un trotamundos también está guay... buen tema para un post. Trotamundos del basket, pero de los buenos, que de los malos que no los aguanta una temporada ni Dios hay cientos.

Jejeje Jimix77 no fue aposta ejem ejem ¬¬ El 69 no lo usó Rodman en Lakers? Me suena verle con esa camiseta y con el 70.... A lo mejor me confundo

Checho78, soy arqueólogo especializado en arquitectura y edificios, así que no andabas desencaminado. Lo habré comentado en alguna otra ocasión... Pero atquéologo al fin y al cabo y sacafaltas profesional ahora mismo en Nintendo :-)

Desde luego, el número más molón de la historia para mí es el del Chief, ese 00 es cojonudo... y para quien dijo que le dió pena verlo deambular en otros equipos cuando salió de Boston... recuerda que antes jugó 4 temporada en los Warriors... y que el último año en los Bulls, contribuyó más incluso estadísticamente que muchos niñatos a los que doblaba en edad.

Felicidades por el artículo. Yo he llevado el 10 de Fernando Martín, el 9 por ser el de Jordan en los JJ.OO., el 13 por que me toco en el equipo de la Universidad y el 7 de mi primer partido federado, porque es el que me tocó. Si me preguntais mi preferido....... el 23.

Cuando empecé a jugar en el colegio, eramos 14 en el equipo, el entrenador descartaba a dos jugadores los viernes. Recuerdo que empecé a jugar en la segunda jornada con el número 8, de mi mejor amigo, el cual se quedó a partir de entonces muchas veces fuera de la convocatoria. No dejé de usarlo salvo por enfermedad, y en una ocasión que usé el 15 de otro compañero enfermo.

yo empece con el 16, por la talla, despues el 6, 24 y los tres ultimos años el 4. Mis numeros son el 6 (con el que mejor jugue) y el 4 (el que mas tiempo e llevado!!!)

Ostras iinnffooss, me he hecho un lio, te hacia arquitecto :S ya decia yo que escribias bien para ser de ciencias jejeje. Jimix77, tus articulos son de baloncesto pero "diferentes", esperamos que vayas sacando mas

Hola a todos,
En mi blog personal he puesto un versión un poco más extendida que espero seguir ampliando. Se llama baloncestopoliticamenteincorrecto.blogspot.com
Echadle un vistazo de vez en cuando.
Por cierto Luiggimax, David Stern tiene número??? jajaja. No sé de quién hablas cuando te refieres a The Boss
Saludos

Ya lo pillo Luigiimax. La verdad es que 21 temporadas vistiendo el 00, es de mención, aunque no sé el significado. La verdad es que Parish es de los que me dan "pena", ya que al igual que Hakeem o Patrick lo ves con un equipo y se te hace raro verlos al final "deámbulando" por otro.

Petkovic XL, lo de deambular entre comillas lo escribí yo, en referencia a que se me hace raro ver a Parish vestido de Hornet o a "The Dream" de Raptor. De ninguna manera era una ofensa, ni un desmerecimiento... simplemente en el romanticismo uno los asocia con un color y un número.
Saludos

Shiffty te has llevdo el 23 ehhhh jajaja. Pues auqnue cueste creerlo yo soy de "Magic" y odiador extremo de Jordan hasta dejar mi "niñez baloncestística". En escolares llevaba el 8 por Andrés Jimenéz en la selección y otro mote malo que me pusieron (aunque lo elegí siempre me quedará algo con las ganas del 4) y en federados el 5 me eligió a mi en mis dos etapas (es curioso pero al final llevé el 32 jajaja).
Cosas que voy encontrando. Rick Barry al llegar a Houston y siendo su número de Moses Malone (la de tira de dorsales que usó) optó por usar el 2 en casa y el 4 fuera. Así 24, que era lo que quería.
y uno cochino, el 69, que no lo ha usado nadie en la NBA.
Saludos

Hola a todos.
En primer lugar me alegra que os guste el artículo.
En segundo, en breve sacaré una versión más extendida (y ampliable) del artículo con más nombres y números. Como decía onidness, aparecera Durant por poner un ejemplo que lleva el número 35 por la edad del fallecimiento de su primer entrenador. En cuanto lo tenga editado os pongo la dirección, y además como os digo, es ampliable por todos. Calculo que ahora habrá unos 15 nombres más: Melo, Rodman, Hill, Ewing y otros muchos. Espero que le echéis un vistazo.
Saludos

Ah todavía me acuerdo mi primer equipo en minibasket los dorsales eran el 5 inicial del Real Madrid de los 80s (algún defectillo había): 11 Corbalan 15 Delibasic 14 Itu 10 D. Fernando Martín 6 Romay... Qué tiempos

Yo siempre he sido más de "dame una camiseta, la que quede libre" y de preguntar a mis compañeros qué numero llevo a la espalda porque me está preguntando el árbitro. No sé, será porque soy de letras...

Enorme artículo, felicidades y gracias por este enorme trabajo, he disfrutado como un niño pequeño leyendo todas y cada una de las anecdotas de estas leyendas del baloncesto.

Me ha gustado mucho el articulo, se puede ver que todos tenemos nuestras manias, en este caso numericas. Iinnffooss, no cuela, tu no eres de letras! ;)

Por cierto, y como curiosidad, además de Quique Villalobos en los veteranos del Real Madrid hay alguien que haya llevado el 69 ?

Yo quería llevar el 8 por Sprewell, porque el 20 de Payton no me dejaban ahora que hago memoria. A lo mejor si debería usar el 20 como Manu y Gary, es un gran número :)

Empecé con el 4 que era la camiseta que me dieron en el equipo pues el primer día "me hicieron capitan" y pusieron el 4 en el acta.

Luego el 12 cuando el 4 no podia pues era la otra camiseta que me dieron directamente.

Ahora el 22 pues es el dia de mi cumpleaños

El mio siempre fue el 4, mi intención era el 5 (por Kidd) pero no fue posible. Casualidades el 4 en mi colegio era prácticamente monopolizado por bases o tiradores, asi que me vino perfecto. Ahora que ya no estoy en el equipo del colegio llevo unas temporadas con el 6, mi querido cuatro esta cogido. Magnifico artículo!

Pues yo llevaba el 13. En mi equipo no lo quería nadie, y me toco a mi. Me gusta el número, pero me hubiera gustado llevar el 00, el 1 o el 2, pero soy de la época del 4 al 15...

Excelente artículo, me encantan estas pijadas (entendiendo pijadas claro...) Yo empezé con el 4 en el Olímpico 64 porque me dijeron de elegir número el primero, pero el 8 lo quería otro del equipo y se lo cedí. Luego he sido el 7, el 13 y ahora el 15. Voy cuesta arriba, dentro de nada seré el 20 jeje... De siempre mi número favorito y el de muchos jugadores de mi agrado en la NBA ha sido el 3. Pero en FIBA no había esa posibilidad asi que el 13, el dorsal que más he jugado con el puesto. Realmente me es un poco igual ya el número... Y eso que si que soy de ciencias :)

Checho78, de letras puras, lo juro por la pluma de Antonio Gala (la de escribir! jajaja). Licenciado en Historia del Arte, arquéologo de profesión 8 años en varios países e idiomas y actualmente trabajando en el control de calidad y localización de texto para español de Nintendo Europa. Vamos, que soy de los que miran lo primero de todo si un móvil tiene calculadora porque no sé sumar 27+34.

Luego jugué un año de cadete con el 11, y hasta junior con el 9. El cual mantuve en mi época senior. Siempre me gustó el 10 y el 13, pero nunca pude jugar con esos números que no sé porqué solían ser tallas XXXL, ahora lo único que uso XXL es el pantalón... estilo cachuli

Yo tengo una anécdota sobre este tema; soy de los pocos que han jugado con el nº 17. Era mi época de acabado, en regional, y mis padres me habían dejado de rodriguez. No lave la ropa, y caí en la cuenta que habíamos hecho tres camisetas de más para regalar (16, 17, y 18). El 17 lo tenía en casa el hermano de un compañero, se lo pedí y el árbitro no puso problemas y me dejó jugar con él. Además me sirvió de homenaje al gran Chris Mullin. También he llevado el 14 en honor a Oscar Schmidt, el 7 en honor a Tony Kukoc y Larry Bird (en el Dream Team), el 6 como los tres seises de la cancion "The Number of the Beast" de Iron Maiden, y el 15 en honor a Epi y Magic Johnson (en el Dream Team).

Yo como Jordan, escogi el 12 por ser la mitad de bueno que Kobe, jaja. Pero tambien he llevado el 15 y el 8 porque jugava con los mayores y el 15 era el ultimo numero que habia. Me ha gustado mucho el articulo.

Pues querría aportar una cosilla: Después de 28 temporadas jugando con todo tipo de dorsales y por diferentes causas nunca he jugado ni con el 11 por respeto a D. Juan Antonio Corbalán -nadie será ni la mitad ni un cuarto de bueno que el era- ni el 5 -esto es más fácil por la rima, que en mi colegio eran digamos un poco traviesillos.. Gracias