Solapas principales

Kawhi Leonard: en el nombre del padre, la dura biografía del MVP de las finales

  • Después de 6 años de la pérdida de su padre, Kawhi Leonard consiguió el título NBA y el MVP de las Finales… en el Día del Padre

 

 

"Creo que va a ser una estrella. Y a medida de que vaya pasando el tiempo, será la cara visible de los Spurs. En ambos lados de la cancha, es realmente un jugador especial. Y lo que me hace estar tan seguro respecto a él es que [Kawhi] quiere serlo. Quiere ser un buen jugador, quiero decir, un gran jugador. Acude temprano a entrenar, se está hasta tarde, y es un chico 'entrenable'. Kawhi es como una esponja." – Gregg Popovich [2012]

Palabra de 'Pop'. Y a día de hoy, parece que todo va según lo previsto.

Desde instituto, siempre se ha considerado a Leonard como un chico muy trabajador en el hábitat baloncestístico. Según decía Andrew Moore, director de la academia Impact de desarrollo de jugadores, "No hay nadie más concentrado y serio en lo que hace como él [Kawhi]. Le encanta tirar, entrenar, hacer 1vs1, le gusta defender… Él viene cada día y trabaja, nada más."

Pero Kawhi Leonard acumula un pasado triste a sus espaldas. Y es que en un 19 de Enero de 2008, su vida cambió para siempre.

Mark Leonard, padre de Kawhi, era propietario de un taller de lavado de automóviles en el siempre peligroso barrio de Compton (L.A), y era un lugar especial para él y su hijo. Entonces, sus padres vivían separados y Kawhi vivía con su madre. Mark, de 43 años, falleció en aquel 19/1/2008, habiendo sido asesinado. Hasta el día de hoy, el autor de aquel crimen aún no ha sido encontrado.

"La pérdida de su padre fue su mayor tragedia", dijo Kim Robertson, madre de Kawhi. "Aparte de eso, todo estaba bien. Nunca sufrió, nunca necesitó nada. Esa fue su mayor tragedia, y la mía también."

Al día siguiente, Kawhi Leonard tenía partido con su equipo del instituto (Riverside King High School), y decidió jugar. Leonard anotó 17 puntos en la derrota de su equipo ante el instituto Compton Dominguez. Al sonar la bocina del final del choque, Kawhi rompió a llorar desconsoladamente en los brazos de su madre. Un cúmulo de emociones y sentimientos acabaron por invadirle de forma inevitable.

"La pérdida de mi padre probablemente me forzó a crecer más rápido", declaró Leonard en su día. "No me siento perdido, pero sí más centrado en la vida a sabiendas de que no puedes dar ningún día por perdido. Simplemente hay que vivir cada día al máximo y trabajar lo más duro posible porque igual mañana ya no podría estar aquí. Sigue habiendo vida después del baloncesto."

imagen_3.png

Kawhi Leonard en el instituto

Actualmente, el ex jugador de la universidad de San Diego State, donde brilló por cierto, no podría haber tenido un destino mejor para él y para su carrera. 

Los Spurs lo acogieron mediante un traspaso con los Indiana Pacers que envió a un recién drafteado Kawhi Leonard a la franquicia de El Álamo con el pick #15, enviando a George Hill a Indianápolis. Entonces, ese traspaso resultó un 'win-win' para ambas franquicias. R.C Buford y de Gregg Popovich echaron sus redes hacia el perfil idóneo, y con el tiempo acertaron. Detectaron en Leonard a un chico que sabía a lo que venía, a trabajar y a mejorar cada día. Sin rechistar.

Ni le gusta ser el centro de atención, ni lo busca. Las palabras justas, y necesarias. Leonard es un chico que en su etapa (hasta ahora) con San Antonio no ha puesto ningún 'pero' a la hora de hacer su trabajo. Cumplidor e imprescindible en la sombra y alejado de los focos, aunque en escenarios tan importantes como unas Finales se llega hasta el punto en el que es inevitable fijarse en su trabajo, y por inri, de su importancia dentro del sistema de Gregg Popovich. La cual es capital a la vez que impagable.

Y es que la vida le debía a una a Kawhi.

Leonard disputó sus primeras Finales con la edad de 21 años. Nadie lo esperaba, pero ese chico introvertido y tímido nacido en Los Ángeles dejó huella y presentó sus credenciales para ser uno de los jugadores a tener en cuenta de cara al futuro de la liga. Se vio hasta qué punto cómo era (y es) su importancia dentro del equipo de San Antonio. Hasta ser imprescindible. Pero esa vez, los Spurs cayeron por 4-3 ante Miami Heat.

Y con 22, recientemente acaba de disputar sus segundas Finales en 3 años, precisamente contra el mismo rival. Esta vez, con un final totalmente diferente. Y es que pese a tener unos dos primeros partidos un tanto flojos a nivel individual, se rehizo en los 3 siguientes encuentros, cuajando unas actuaciones brillantes tanto en el apartado defensivo como el ofensivo. Los Spurs se adjudicaron la revancha y vencieron contundentemente y sin paliativos a Miami por 4-1.

Kawhi Leonard fue designado MVP de las Finales en el Día del Padre, por delante de futuros 'hall of famers' como Tim Duncan, Tony Parker o Manu Ginóbili. Instantes después a conseguir el campeonato con los Spurs, Leonard se abrazó a su madre. Y es que unos 6 años atrás, éste perdió a su padre.

Cosas del destino.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
6 años 8 meses
#Contenidos: 
170
#Comentarios: 
692
Total lecturas: 
852,604

Comentarios

Nada más que por lo que dicen de él: trabajador, honrado, nunca tiene problemas; este chico te tiene que caer bien. Por cierto, habéis hecho un artículo sobre cada estrella de los Spurs, ¿no? Falta uno de Parker, ¿o me equivoco? :)

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar