Solapas principales

Kevin Johnson, el hijo del sol (I): 'The Waltergate', el antecedente

  • Trece personas del entorno de los Suns formaron parte de un escándalo de drogas sin precedente
  • La renovación de la franquicia fue total en la temporada 87-88. Iniciada la temporada, llegaría nuestro pequeño gran héroe

Kevin Johnson, el hijo del sol (II): el jugador más infravalorado de la NBA

Tres All Star Games; cuatro nominaciones para el segundo mejor quinteto de la NBA; mejor quinteto de novatos; único jugador junto con Isiah Thomas y Magic Johnson en promediar más de 20 puntos y 12 asistencias en una temporada; el primer jugador en estar en el Top 3 de asistencias y porcentaje de tiros libres; 17.9 puntos, 9.1 asistencias, 1.5 recuperaciones a lo largo de su carrera...

Para intentar entender mejor lo que significó esta figura tapada por los destellos de las grandes estrellas hay que descender hasta el barro y oler el tarquín. El origen de la historia lo encontramos en las cloacas de la NBA, donde la mierda se entremezcla con el glamour y las miserias humanas se nos han mostrado, lamentablemente, en demasiados capítulos.

Los tiempos de gloria de la franquicia se frenaban de golpe ¿Cómo hubiera influido en el devenir de la franquicia en caso de haber ganado la final de 1976 a los Boston Celtics? Realmente estuvieron cerca, muy cerca, pero no contaban con la estela ganadora que sí amparaba a los de Tom Heinsohn, liderados por Dave Cowens, Jo Jo White, John Havlicek, Paul Silas, Charlie Scott...Estuvieron cerca de colarse en otra final tras un par de años mediocres, pero tardarían en volver a encontrar una luz que se apago de repente. Y las tinieblas dominaron el lugar.

"Aquí huele a azufre" (Hugo Chávez)

El término popular con el que fue acuñado el movimiento sísmico que sacudió a la NBA en 1987 se le conoce como 'Waltergate'. La marca hace referencia al principal protagonista en el escándalo de drogas que salpicó a los Phoenix Suns y a la imagen de la liga, Walter Davis. Excelso tirador, AllStar. Drogadicto y soplón-confidente. Marzo de 1987. La oficina del Fiscal del Condado de Maricopa, donde se ubica la ciudad de Phoenix, acusaba a 13 personas (3 jugadores actuales de los Suns) de cargos de posesión y tráfico de marihuana y cocaína. El hilo correcto del que se tiró eran las apuestas y la madeja envolvía un escándalo de dimensiones mayúsculas. La estrella, Walter Davis, con varias inhabilitaciones por consumo de drogas, involucraba en el escándalo a sus compañeros James 'Buda' Edwards, Jay Humphries y el rookie Grant Gondrezick.

Walter Davis, leyenda (Foto: Sporting News).

Walter Davis, leyenda (Foto: Sporting News).
Walter Davis, leyenda (Foto: Sporting News).
La ex estrella de los Tar Heels era el yerno perfecto. La última persona de la que se podría sospechar hasta que en 1985 ingresó en una clínica de Pasadena (California) para rehabilitarse del abuso en el consumo de drogas. La misma a la que acudieron Quintin Dailey y John Lucas.  Se lo pidió a Jerry Colangelo, entonces GM, después de anotar 43 puntos contra los Warriors"Había sido un modelo para los Suns", dijo Colangelo en una rueda de prensa en la que no pudo contener las lágrimas. "No puede ser verdad", afirmaba Michael Jordan. Walter era un ídolo en North Carolina y también  para él. Se derrumbaba el mito de este jugador jovial. Todo un señor dentro y fuera de la cancha que se había recuperado de una terrible lesión que sólo le permitió jugar 23 partidos en la temporada 84-85. 

'The man with the velvet touch' fue la primera elección de los Suns (pick #5) en el draft del 77 después de consagrarse en los Tar Heels de Dean Smith y ganar un Oro olímpico en el 76. Ya en su año rookie -mejor de la camada del 77- destacó como un enorme y elegante anotador con más de 24 puntos anotados por encuentro. Aunque no al mismo nivel, Davis manutvo  su tono ofensivo -también era un buen defensor- excepto en las dos temporadas en las que tuvo más incidencias físicas, combinadas con sus problemas de adicción al alcohol y las drogas. (81-82 y 84-85).

Dos años después de su grave lesión, y en el epicentro del terremoto, a  Davis no le quedaba otro remedio que declarar si no quería ser apartado de la competición después de otra recaída: "hubiera preferido ir a la cárcel si llego a saber que iba a inculpar a mis compañeros" . A pesar del escándalo, los Suns retirarían su dorsal número 6 en 1994 y en nuestro disco duro las imágenes que permanecen inperecederas se corresponden a las de uno de los jugadores más elegantes que flotó por las arenas de la NBA. Davis había intentado rehabilitarse desde que en mayo de 1980, la trágica muerte Terry Furlow avisaba de las terribles consecuencias de las drogas. El swingman de los Jazz fallecía tras estampar su coche. Su vehículo corría a gran velocidad después de que el jugador hubiera ingerido estupefacientes. El fantasma de la suspensión definitiva también había coqueteado con Davis así que fueron varios los intentos de superación de su adicción hasta que en el 85 encontró el inicio de su salvación.

Volviendo al caso. Maricopa también puso cara y ojos en el escándalo al fotógrafo del equipo Joseph Beninato y los exjugadores Garfield Heard y Mike Bratz.  A un nivel de incidencia menor, también desfilaron por el tablón de los señalados más nombres de jugadores, en activo y retirados (Curtis Perry, Don Buse, Alvin Scott...) aunque sin condena alguna. Los escarceos de Walter Davis con el blanco elemento ya se remontaban a finales de los 70 y en el 85 "casi todo el equipo participaba" del consumo de sustancias ilegales. Edwards, Gondrezick y el propio Davis -en sus mejores tiempos- habían sido los más activos.  El nombre de William Bedford, estrella universitaria en Memphis -y traspasado a Detroit meses después del escándalo- también guardaba relación con el 'Club de la coca' aunque su consumo venía ya de su época universitaria. Un ex, Jimmy High, importante testigo en esta operación antidroga, estampó su Madza contra un poste de la luz en junio sin que se encontraran señales de que el fallecido intentara salvar su vida.

Finalmente los cargos de los cinco principales acusados, a modo individual, quedarían especificados de la siguiente manera:

- James Edwards: Cargos de posesión y trapicheos con narcóticos y marihuana.

- Jay Humphries:  Cargos de posesión y/o trasapaso de marihuna y/o narcótico.

- Grant Gondrezick: Cargos de posesión de narcóticos, transpaso de nárcoticos y tentativa de posesión narcóticos.

- Mike Bratz: Cargos de trapicheo y tráfico de narcóticos y conspiración por traspaso y posesión de narcóticos y mariguana.

- Garfield Heard: Cargos de tráfico de narcóticos y marihuana.

El colofón a tal desastre fue la muerte del prometedor pívot Nick Vanos (2.16) en agosto, en el trágico accidente del Northwest Airlines Flight 255 en el que murieron 154 pasajeros. Era el primer siete pies de la franquicia y un jugador con mucho futuro siempre que mostrara interés por seguir trabajando, según indicaron en su momento el entrenador McLeod y el entonces GM, Jerry Colangelo. Iba a ser una pieza clave para el nuevo coach, Wetzel, en la siguiente temporada. Había dado muestras de su potencial después de aprovechar muy bien los minutos que dejaron las lesiones puntuales de Bedford y Edwards. Su muerte acentuó más si cabe el estado de shock en el que estaba inmerso la franquicia. Maldición directa e indirecta.

james_edwards.jpg

James Edwards, en los Suns (Foto: ebay.com).
James Edwards, en los Suns (Foto: ebay.com).
"El verano fue tormentoso", indicó James Edwards a Sport Illustrated"No podía dormir por las noches pensando en lo próximo que podría ocurrir". Afortunadamente para ellos, nadie dio positivo en los controles así que evitaron una suspensión definitiva como la que sufrieron en su día John Drew o Michael Ray 'Sugar' Richardson.

La solución fue tajante. Histórica. Se cortaba de raíz con el maligno: "Era como un nubarrón que no desaparecía, así que tuvimos que eliminat todos los lazos con el pasado"Jerry Colangelo lideraba un grupo inversor que compraba la franquicia por 44 millones de dólares, lo que suponía un récord histórico para la liga en este tipo de operaciones. Se evitaba también que la franquicia se mudara a la ribereña Saint Louis -quien ya albergó a las franquicias de los Bombers (nacida en la BBA) y Hawks, antes de mudarse a Atlanta.

Orden y limpieza

Había que partir de cero y los primeros pasos estuvieron encaminados en buscar un nuevo acomodo a los implicados: James Edwards tuvo un plácido destino en Detroit donde consiguió ser campeón de la NBA. Fue traspasado en el deadline del 88 a cambio de Ron Moore y una elección de draft que también les sería maldita (Richard Dumas). Jay Humphries, a Milwaukee a cambió del triplista Craig Hodges y una elección del draft (Andrew Lang). Como anticipábamos unos renglones más arriba, no hubo paciencia con el proyecto de pívot William Bedford (17.3p, 8.5r y 2.6tp en su año junior con los Tigers) y sería taspasado a los Pistons en junio del 87 a cambio de una primera ronda mal invertida (Randolph Keys). No querían ver flotar ni una sóla mota de polvo por la atmósfera de la franquicia.

grant_gondrezick.jpg

Grant Gondrezick (Foto:fanbase.com).
Grant Gondrezick (Foto:fanbase.com).
Gondezrick fue directamente despedido. Este chico malo surgido de la universidad de Pepperdine tuvo una oportunidad fallida en los Clippers e inició una aventura overseas mediocre. Llegó incluso a jugar en la ACB, en el Fórum Filatélico Valladolid en 1996, siendo cortado por el anotador Tony White tras 10 partidos (11.5 puntos y 2.5 rebotes). Nunca superó sus problemas de adicción a la cocaína a pesar de contar con el apoyo del benefactor John Lucas. Años después sería condenado por fraude hipotecario en la venta de 24 viviendas en una zona suburbial de Houston. El apellido Gondrezick seguiría vinculado a la crónica negra después de que su hermano Glen intentara suicidarse en el verano del 87 tras discutir con su esposa, con la que tuvo dos hijos. Glen cogió una pistola y apretó el gatillo contra su pecho. Aunque se recuperó, moriría en el 2009 después de someterse a un trasplante de corazón. En 1984 ya fue acusado de asalto sexual presuntamente cometido un año antes aunque el caso fue desestimado al entender que el acoso se limitó únicamente a unas caricias.

Colangelo no quitó el freno al baile de cambios. Sólo se salvaron Alvan Adams (uno de los estandartes de la franquicia y superviviente de la final del 76). Walter Davis (amnistiado por una temporada más); el coach Jeff Hornacek, y Bernard Johnson.  Ed Pinckney, primera ronda del draft del 85 (pick 10) era enviado a Sacramento por Eddie Johnson, uno de los hombres claves en la regeneración, y una ronda de draft; el entrenador John McLeod, toda una institución (14 temporadas), fue despedido en el verano del 87 siendo sustituido por el ex jugador John Wetzel, 'El Breve'. Rafael Addison emigraba a Italia (excelente su rendimiento en Livorno). Luego regresaría a la NBA, cuajando un par de correctas temporadas en Nets y Pistons. Días horribles pasó Kenny Gattison, entonces novato y amigo de alguno de los implicados. Fue señalado por los rumores como uno de los 'malditos' aunque él siempre negó haber ido a ningún nightclub ni hacer nada que le relacionase con este caso. Sólo en su apartamento, y sin recibir llamadas de apoyo -como relata el Wilmington Morning Start en el 87-, tuvo la suerte de estar arropado por el cálido abrazo de su coach en high school, Bill Wade. El ahora asistente de los Suns no jugaría la temporada siguiente por lesión, siendo despedido en septiembre de 1989. Por si acaso. Esta ex estrella de la Sun Belt Conference vivió su mejor juego en los Charlotte Hornets, en el curso de debut de Larry Johnson

larrynance.jpg

Card con el célebre mate de Larry Nance.
Card con el célebre mate de Larry Nance.
En el deadline de la temporada 87-88 se producía el gran movimiento que contribuyó sobremanera a cambiar la historia de esta franquicia maldita. El sacrificado era el hombre más mediático de los Suns. Larry Nance, estrella emergente de los Suns junto a Davis, y Mike Sanders se mudaban a Cleveland. En el intercambio llegaban Mark West, Tyrone Corbin, una ronda de draft con la que eligirían a Dan Majerle y Kevin Johnson, un rookie surgido de la universidad de California, en Berkeley,  y demasiado bueno como para ser secundario de Mark Price en la franquicia del estado de Ohio.

"Y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza" (Libro del Apocalipsis).

¿Cómo le iría al bueno de K.J. en la NBA? ¿Cómo fue de beneficioso su juego para los Phoenis Suns? Lo veremos en la siguiente entrega.

Sobre el autor

Antiguedad: 
13 años 1 semana
#contenidos: 
1,133
#Comentarios: 
11,666
Total lecturas: 
9,802,675

Comentarios

El primer equipo NBA en contar con un europeo que no había pasado por ninguna universidad norteamericana fueron los Phoenix Suns, que en la temporada 85/86 contaron con el bulgaro Glouchkov. Su presencia en el equipo fue muy poca participación el la liga regular.

He releido mi comentario y debo decir que el ataque anterior al tapón de Horace Grant fue el triple de John Paxon. Por cierto, todas las canastas de ese último cuarto fueron de Michael Jordan excepto ese último tiro que ejecutó a la perfección Paxon tras asistencia de Horace Grant.

Hablaremos un poco de aquello en la siguiente entrega. Hay un error garrafal de Danny Ainge, entre otros, que permite a Paxson tomarse una coca cola y después lanzar el triple. Una buena jugada de estrategia de los Bulls que no supo adivinar Westphal.

De Kevin Johnson recuerdo el tapón que recibió de Horace Grant casi sobre la bocina en el último partido de las finales del 93. Y en el anterior ataque a ése los Bulls fallaban su lanzamiento y entonces el genial e inimitable comentarista como era Ramón Trecet casi gritaba "rebote de Mark Price" refiriéndose a ese pivot fuerte pero limitado como era Mark West. Se puede destacar también la famosa patada entre risas de K.J a Karl Malone en el All Stars 91 en Charlotte.

Alvin Scott jugó un sólo partido en el Español la temporada 1987/1988. James Edwards salió ganando con su salida de los Suns, ya que fue dos veces campeón con Detroit, aunque era pivot reserva y no jugaba mucho. Walter Davis fue el MVP del Open Mc Donalds de 1989 jugado en Roma. Jugaba con los Denver Nuggets.

No es Quintin Bailey. Se llama Quintin Dailey, jugó también en los Bulls, primera temporada de Jordan, y en los Clippers. Estuvo bastantes años en la C.B.A. (Continental Basketball Association). ¿Para cuando podremos leer un artículo sobre esta liga que ya esta desaparecida, y en la que jugaron muchos jugadores que triunfaron en europa?.

Pena de Richard Dumas le veía potencial. El trade con Cleveland fue oro bendito, a cambio de Larry Nance consiguen dos futuras estrellas más el trabajo que les hacía West. Poca broma.