Solapas principales

'Kryptonite' desfonda a Brooklyn en un thriller. Memphis abrasa a LAC. Yo, Durant.

  • Nate Robinson anota 34 puntos e invalida los 32 de Deron Williams
  • Excelente dirección de Kirk Hinrich con 18 puntos y 14 asistencias en los 60 minutos que disputó
  • Marc Gasol se descuelga con 24 puntos, 13 rebotes y 4 asistencias
  • Al Horford alcanzó los 26 puntos y 16 rebotes
  • Kevin Durant firmó 41 puntos, 14 rebotes y 4 asistencias

CHICAGO BULLS - BROOKLYN NETS  142-134 (3-1)

Aquellos aficionados de Chicago que dimitieron en el cuarto periodo se perdieron un ejercicio de tensión majestuoso (142-134) que se prolongó durante 63 minutos. Si los Bulls avanzan a segunda ronda, Nate Robinson (34 puntos) tendrá una elevada cuota de mérito. Su recital en el último periodo (23 tantos) recordó a los solo de guitarra de estrellas del siglo pasado. Tom Tibaudeau diseñó una hoja de ruta clara: penalizar las pérdidas del rival con rápidas transiciones y surtir de balones a sus hombres altos. Así llegó a construir una renta de 11 puntos con unas prestaciones ofensivas desconocidas durante el curso. El duelo en la pintura arrancó trepidante. Brook Lopez (26 puntos y 11 rebotes) y Andrey Blatche (13 puntos y 5 rebotes) aceptaron el reto y sostuvieron a los Nets en la primera parte. La visita a los vestuarios desconectó a unos Bulls que empezaron a naufragar en ataque para mayor gozo de Brooklyn. Deron Williams (32 puntos y 10 asistencias) decidió tomar cartas en el asunto y lució como el virtuoso que se le presupone. El base de los Nets sacó el violín y desbarató cada trampa defensiva de Chicago. El contagio fue tal que incluso López limpió la red con un triple de 9 metros para cerrar el tercer cuarto.

Los Bulls se vieron obligados a modificar su planteamiento inicial para abrazar la heroica. Y en ese escenario, el capataz es Nate Robinson, que contó con dos gladiadores incansables: Carlos Boozer (21 puntos y 8 rebotes) y Joakim Noah (15 puntos y 13 rebotes). El jugador de Chicago, insulso hasta el último cuarto, se puso unas orejeras y calentó el envite con un extraordinario acierto acompañado de una gestualidad que levantó a un United Center aletargado. Deron pudo silenciar esta exhibición pero falló el último tiro. Robinson se quedó sin gasolina en la prórroga forzado por una defensa extraordinaria de Williams. No obstante, se las ingenió para elevarse sobre una pierna a siete metros del aro para anotar apoyándose en el tablero. Demasiado bonito para ser verdad. A Joe Johnson (22 puntos) le valieron dos segundos para responder y prolongar de nuevo el encuentro. La cosa llegó hasta la tercera prórroga. Ya no había manera de ocultar la fatiga y la reserva de Brooklyn resultó tener una capacidad inferior para maniobrar. Los Nets acusaron los 16 tiros libres fallados y Kirk Hinrich (18 puntos y 14 asistencias), que jugó 60 minutos, negoció con diligencia los últimos minutos. 

MEMPHIS GRIZZLIES 104 - LOS ANGELES CLIPPERS 83 (2-2)

Más cómoda y breve fue la victoria de Memphis frente a los Clippers () para igualar la serie antes de regresar a Los Ángeles. Los Grizzlies se apoyaron de nuevo en su mayor activo: la dupla Gasol-Randolph. Memphis se quitó el corsé y regaló a su afición 33 puntos en el primer acto sin que los Clippers no se amilanaran. La cadencia anotadora entró en una dinámica más propia del ADN de los Grizzlies. Al descanso, solo Blake Griffin (19 puntos y 10 rebotes) y Chris Paul (19 puntos y 6 asistencias) habían anotado del quinteto titular. Más del 55% de los puntos llevaba la firma del banquillo. Zach Randolph (24 puntos y 9 rebotes) se mostraba tan escurridizo como en el tercer partido y se erigía como el único bastión ofensivo.

Marc Gasol (24 puntos, 13 rebotes y 4 asistencias) no estaba dispuesto a dejar huérfano a su compañero de tropelías y se unió a la fiesta con un tercer periodo superlativo. Paul y Griffin dirigían las embestidas de unos Clippers que seguían sin encontrar la inspiración habitual del banquillo. Memphis entendió que el choque requería bajar al barro y exhibió la defensa tenaz de la temporada regular para adquirir 18 puntos en el último periodo con Quincy Pondexter siendo la sombra de Paul. Griffin desapareció mientras los Grizzlies se agrandaban merced a una harmonía perfecta entre defensa y ataque. Mike Conley (15 puntos y 13 asistencias) también fue una pieza importante en el despegue definitivo de los locales. LAC se ahogó con 5 puntos en los primeros 7 minutos del último periodo.

ATLANTA HAWKS 90 - INDIANA PACERS 69 (1-2)

Indiana y Atlanta protagonizaron una de esas metamorfosis que le hubieran encantado a Franz Kafka. Los Hawks confirmaron que los Pacers son uno de sus rivales predilectos en casa. Los anfitriones sumaron su decimosegunda victoria consecutiva contra Indiana (90-69) en un partido que apenas tuvo gracia durante nueve minutos. Los Hawks sellaron un parcial demoledor de 18-0 entre el primer y segundo cuarto que liquidó a su oponente. Los Pacers no volvieron a reducir la brecha a menos de 20 puntos. 

Al Horford emergió con un ímpetu arrollador que transmitió a sus compañeros. El pívot firmó una actuación personal fantástica con 26 puntos, 16 rebotes y una voracidad imparable para sus defensores. La consigna era evidente: balones a Horford. Ninguno de los dos equipos vio el aro con nitidez desde el arco (8/40) pero la ceguera de Indiana se extendió a los lanzamientos de dos (27%). Los Pacers solo repartieron 10 asistencias y acumularon 22 pérdidas. David West (18 puntos y 6 rebotes) y Paul George (16 puntos y 9 rebotes) maquillaron sus estadísticas hasta hacerlas decorosas. 

HOUSTON ROCKETS 101 - OKLAHOMA CITY THUNDER 104 (0-3)

Ni siquiera el varapalo psicológico de la baja de Russell Westbrook impidió a Oklahoma dejar la serie lista para la última puntada (101-104). El guion del segundo partido se repitió, aunque con el agravante de que la renta que dilapidaron los Thunder ascendió esta vez a 26 puntos. La puesta en escena de los subcampeones resultó imponente, con un Kevin Durant imperial (41 puntos, 14 rebotes y 4 asistencias) que masacró el aro de Houston hasta colocar 20 arriba a su equipo incluyendo un mate brutal en las barbas de Asik. La ventaja se amplió hasta los 26 durante el segundo cuarto. Los Thunder estaban dolidos por la baja de Westbrook y así se lo dejaron saber a su rival en varias acciones como un bloqueo durísimo de Perkins a Beverley.

James Harden (30 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias) se fue calentando conforme avanzaba el encuentro y los Rockets se aproximaban cada vez más al toro. Chandler Parsons (21 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias) y el secundario Francisco García (18 puntos) también se unieron a la fiesta y el partido entró en una fase de igualdad preciosa. Delfino completó la remontada con un triple a falta de 3:44. El cuarto triple de García colocó 2 arriba a Houston con 44 segundos por jugarse. Pero entonces apareció el de siempre, Durant, para silenciar el pabellón con otro triple que entró tras golpear en el hierro, elevarse un par de metros por encima del tablero, acariciar la parte delantera del aro y caer llorando en la red. Delfino dispuso de un triple esquinado para mandar el duelo a la prórroga, pero su lanzamiento estuvo muy bien defendido por Serge Ibaka (17 puntos y 11 rebotes) y el balón se estrelló en el aro.

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
7 años 11 meses
#Contenidos: 
46
#Comentarios: 
325
Total lecturas: 
186,041

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar