La cara divertida de la NBA: Parecidos razonables 1ª parte

  • El exjugador del Baskonia, Shane Larkin, tiene en común con el alero egipcio Nader grandes rasgos faciales. En ocasiones, cuando ambos están sentados en el banquillo, pueden llegar a parecer hasta gemelos de lejos. La suerte de ambos no ha sido la misma, ya que Larkin ha tenido buenos años en Brooklyn y lo ficharon los verdes como agente libre mientras que el natural de Alejandría se ha ganado a base de buenas actuaciones en la G-League su hueco en el roster de Stevens.

  • Aaron Gordon y Aaron Judge poseen un físico bastante similar, además de un impacto en las competiciones donde participan. Gordon se daba a conocer al mundo tras perder en uno de los mejores concursos de mates frente a Zach LaVine. Judge, por su parte, obtenía el premio a Rookie del año y sería All Star en su primera temporada con los New York Yankees.
  • Tyson Chandler y Slim Thug podrían ser considerados dos OGs o veteranos en sus respectivas facetas. El californiano se ha labrado una buena carrera NBA como reboteador y defensor interior, mientras que el rapero de Houston es considerado uno de los máximos exponentes del género Dirty South que tuvo gran acogida por 2005. 
  • Nick Cannon es conocido por su pasado como artista musical, por haber sido presentador de shows televisivos o por haber estado casado con Mariah Carey. Ha disputado en varias ocasiones el Celebrity Game del All-Star Weekend y no son pocas veces las que se le ha comparado con el actual Laker Channing Frye. El ex Wildcat de Arizona es considerado como uno de los mejores compañeros que se puede tener en un vestuario, como ya dijera LeBron James, gracias a su sentido del humor.

  • The Big Dipper Chamberlain es una de las leyendas reconocidas de la liga por hechos como los 100 puntos anotados en un partido. Otto Porter Jr no llegará a ser una leyenda de este calibre pero su carrera como un jugador de nivel medio en la competición si que puede darse, además de la comparación en cuanto a apariencia con el póstumo Will.
  • Mickaël Pietrus tuvo su techo baloncestístico cuando llegaba con los Magic a las finales para enfrentarse en 2009 a los Lakers de Kobe, Pau y Odom. Tras su paso por Suns, Boston o Toronto abandonaba la liga, para jugar en varios países. Hace tiempo que no hay noticias sobre él practicando baloncesto pero tampoco hay constancia de que se haya dedicado al rap bajo el pseudónimo de Jay Electronica.

  • Matthew Dellavedova es un jugador que no deja indiferente a nadie, sobre todo cuando se debate sobre sus artimañas en una cancha de baloncesto y su carácter ''especial''. Y es que el australiano no tiene muchos amigos en la liga tras varios episodios polémicos. Quizás a todos estos enemigos que se ha ganado les gustaría que se dedicase al tenis, pero si se diese un partido entre Delly y el suizo Stan Wawrinka habría problemas para distinguirlos sin duda alguna.
  • El jugador de los Bulls Bobby Portis tiene un carácter tan explosivo como la dinamita, si no que le pregunten al pobre Niko Mirotic que lo sufriría en sus carnes. Portis aparte de compartir parecido, comparte carácter con el ex NFL Plaxico Burress. Burress pasaría de haber anotado un TD para darle una Superbowl a los Giants a dispararse en su propia pierna por accidente y acabar ante un jurado por posesión ilegal de armas.

  • Emile Hirsch es un actor de Hollywood conocido sus sorprendentes papeles en películas como Los amos de Dogtown o Alpha dog, además de asemejarse con aquel joven Steven Adams de sus primeros años en la liga. Nadie esperaba que aquel pívot neozelandés salido de Pittsburgh fuera a ser una progresión constante hasta convertirse en el máximo aliado de Russell Westbrook.  
  • Bien es sabido que Tupac Shakur fue y sigue siendo un referente del lado Costa Oeste en aquel famoso rifirrafe entre él y Notorious B.I.G. . Conocido por canciones como Keep Ya Head Up, All Eyez On Me o California Love. Sorprendentemente, comparte afinidad con un jugador seleccionado por el equipo de la capital de California, Quincy Douby. Pasó sin pena ni gloria por la NBA y se convirtió en un trotamundos, llegando a pasar por el UCAM Murcia en 2012.
  • El año 2005 supuso un punto de inflexión para muchos, entre ellos para Josh Smith y para The Game. El rapero sacaba un disco considerado top 100 del rap de todos los tiempos como The Documentary, mientras que para el nativo de Atlanta, ganar el concurso de mates en el All-Star de Denver le ayudaría a darse a conocer y tener una carrera NBA bastante decente. Aparte, la equiparabilidad entre ambos es asombrosa.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 meses 3 semanas
#contenidos: 
30
#Comentarios: 
89
Total lecturas: 
33,828

Comentarios

Bastante razonables, aunque la mayoría hubiera podido pasar por rapero ...perfectamente, no nos hubiéramos perdido nada. Tampoco si a Portis le da por las meles, y así evitarnos bochornos como su placaje a Satoransky.