Solapas principales

La NBA sin traspasos en el Draft - Philadelphia 76ers

  • La División del Atlántico, con Brooklyn como gran ausente
  • Philadelphia tendría un equipo para aspirar a todo en el Este.

La importancia de una elección del Draft, el valor que tiene, es mucho mayor que el nivel al que acaba llegando ese jugador a lo largo de su carrera. Por eso, cada vez es más común encontrarse con traspasos por jugadores importantes únicamente protagonizados por rondas por uno de los lados -si la cantidad mínima/máxima de jugadores y su espacio salarial lo permite-. El "Y si" potencial al que puede llegar un jugador suele ser superior a lo que de verdad acaba cumpliéndose, porque la especulación en el mercado de la NBA es algo que está a la orden del día. Ese es el motivo de que un pick 16 pueda ser intercambiado por un jugador y una ronda, o que una elección tenga una protección de final de ronda, cuando lo lógico es que las protecciones estén al principio.

De esta forma, suele ser habitual ver jugadores que no acaban donde "deberían" en la noche del Draft, o que son escogidos antes de tiempo, por así decirlo, porque un traspaso está fraguándose con otro equipo que está también interesado en él. Este fue el motivo por el que Kawhi, escogido inicialmente por Indiana, ya pertenecía a los Spurs antes de que acabara de dilucidarse toda la primera ronda. Los traspasos de picks sin escoger, en definitiva, es algo que cada vez prima más, como se pudo observar el pasado 21 de junio.

draft.jpg

NBA Draft 2019 (Foto: HoopsHype)

Y, entonces, no se habla de elecciones que salieron mal, pues el tiempo para meditarlo quizá no fue el mayor del mundo -este es el caso si el jugador que tú traspasas acaba convirtiéndose en estrella y tú recibes un jugador que no está a su nivel-. Porque, añadiendo un ejemplo más a la lista, Donovan Mitchell fue escogido por Denver pero tras una petición de Utah de que así fuera, ya que estos tuvieron claro que Mitchell sería su elección aunque tuvieran que traspasar por ello, tal y como confirmó Quinn Snyder tras el Draft. El problema está cuando el jugador llega a las instalaciones, está un par de días o una semana y entonces es traspasado. Y se convierte en un "hit" mundial.

Pero... ¿Y si estos traspasos no se hubieran dado en 20 años? ¿Y si los equipos mantuviesen, a día de hoy, su elección original o el traspaso que realizaron en la misma noche del Draft? ¿Y si Jrue Holiday nunca se hubiese ido de Philadelphia? ¿Y si Chris Paul todavía estuviera en New Orleans? ¿Y si George Hill y Kawhi Leonard compartiesen vestuario en los Spurs?

Todas estas preguntas serán respondidas a lo largo de los próximos 8 artículos -contando este- que conformarán este serial "fantástico". Fantástico, por dos razones. La primera, porque esperamos que resulte curioso y entretenido. Y la segunda, porque ya hemos dicho que Kawhi y George Hill, traspasados el uno por el otro, podrían ompartir equipo, por lo que, a través de un chasquido, abrimos una realidad paralela en la que cada equipo ha mantenido sus elecciones tras los últimos 20 años, contando simplemente con un par de normas.

  1. Sólo se utilizarán jugadores que todavía estén en la NBA, o que hayan disputado esta última temporada, aunque hayan anunciado su retirada.
  2. El número de jugadores por "plantilla" será de 8, contando con un 5 inicial y 3 jugadores de banquillo, rotación habitual en la NBA, pues es la media de elecciones con las que cuenta cada franquicia a excepción de Philadelphia, Boston y Chicago, entre otros, que superan los 15 integrantes, y de Brooklyn, que apenas roza los 5.
  3. Se establecerá una clasificación por "puntos logrados" de cada equipo, que resultará de la suma de Win Shares -una estimación de las victorias contribuidas por jugador-, el Value Over Replacement Player -una estimación de los puntos contribuidos en comparación con el rendimiento de un jugador sustituto- y el GameScore -estadística creada para conocer la productividad real de un jugador a lo largo de un partido.

Estas tres normas, aunque son más bien criterios o requisitos, están realizadas para tratar de otorgar la mayor objetividad posible, dentro de los límites estadísticos de los que se disponen en la actualidad, a este análisis, y así poder averiguar qué equipo sería más fuerte sólo partiendo de la base del Draft. Para esto destaca especialmente el último, pues limita a su máxima expresión el efecto del equipo en el rendimiento de un jugador afectando en pequeñas porciones de los cálculos. Listo y claro, y como ya hemos dicho que será un serial dividido en 8 porciones -los 8 equipos con más elecciones, 4 por Conferencia-, comencemos.

Philadelphia 76ers

La División Atlántica es, a día de hoy, la segunda División más fuerte de las 6 que conforman la competición, y la más potente de la Conferencia Este. Formada por Boston Celtics, New York Knicks, Philadelphia 76ers, Brooklyn Nets y Toronto Raptors, cuenta con 4 equipos que esta temporada superaron las 42 victorias, es decir, el 50% de victorias. Y aunque Toronto contó con un mejor resultado final -y se ha proclamado campeón de la NBA-, Philadelphia y Boston son los dos equipos de la División que aparecerán en este serial, y comenzaremos con los de la "Ciudad del amor fraternal". Vamos con los Sixers.

"The Process" surtió efecto y, como consecuencia de ello, hoy están en una posición de poder y a un paso del escalón definitivo, de llegar a ser verdaderos contenders al título. La serie contra Toronto ha dejado al aire libre sus más débiles carencias y ha sido algo a tener en cuenta este verano, pero eso no quita que hayan llevado a cabo una reconstrucción impecable y que, gracias a ello, y al espíritu de Sam Hinkie, han tenido la posibilidad de escoger a una gran cantidad de jugadores a lo largo de los años. E incluso a. H. -antes de Hinkie- contaron con un buen número de elecciones, lo que ha provocado que haya 16 jugadores en la NBA escogidos por los Sixers.

De estos 16, 8 han sido los escogidos definitivos, como ya comentamos antes, quedando fuera de la lista jugadores importantes para sus equipos como Evan Turner, Maurice "Mo" Harkless, y hasta Markelle Fultz, que apenas ha aparecido este curso debido a sus problemas físicos, técnicos y anímicos. Y antes de entrar a comentar los 8 jugadores seleccionados, quiero resaltar algo que me parece curioso. Y es que Harkless y Turner comparten vestuario, y Markelle y Carter-Williams, otro rechazado, también lo hacen.

QUINTETO INICIAL

  • Ben Simmons

El miembro más criticado del elenco Sixer' es, también, el miembro con más potencial y futuro de todos ellos. Porque en eso Embiid, no es superior a Simmons. El australiano cuenta con tiempo, y con la ética de trabajo necesaria, para convertirse en "eso" que necesitan para celebrar un título de la NBA. Un jugador, al menos en RS, que ya ha demostrado lo que puede llegar a ser. Y es que no hay que olvidarse que es sophomore, que este mismo año disputó el encuentro del Rising Stars y después se vistió para debutar con los mayores, y que empezó la campaña con dudas pero las consiguió superar.

 

 

17 puntos, 9 rebotes, 8 asistencias, más de un robo y un tapón. Las dos primeras, por cierto, superiores a las del pasado curso, y las demás manteniéndose en la línea, sin perder rendimiento. Y con respecto a las avanzadas, ha sufrido -en este caso conseguido- una clara mejora en el aspecto ofensivo, pasando de 4.2 Win Shares a 4.6, y de un +1 a un +1.4 en el +/- ofensivo.

  • Jrue Holiday

Hasta que Zion Williamson apareció en escena, Jrue Holiday estaba en venta, pues la casa que había construido con Anthony Davis se estaba desmoronando y "cayendo a cachos". Y tal y como el ex-Duke apareció, y NOLA recibió diamantes a cambio de Davis, las opciones de Philadelphia como destino para el base se fueron evaporando. El mayor de los Holiday sería, evidentemente, el escolta titular del conjunto, pues está cobrando a nivel de estrella y es uno de los exteriores más versátiles de primera línea de la competición. Esta temporada ha promediado 21 puntos, 5 rebotes y 8 asistencias, además de haber estado en máximos de carrera en rebotes capturados, en asistencias, en tapones, en robos y en tiros de campo anotados por encuentro.

  • Andre Iguodala

Se ha demostrado este curso que no siempre funciona armar un quinteto con 5 mega-anotadores o acaparadores de balón y posesiones, pues siempre son necesarios jugadores que actúen de pegamento y mantengan unido el equipo. E Iguodala es la pieza que mejor representa esta característica y esta cualidad. Ha sido integrante del "Quinteto de la muerte" de los Warriors de 2015 y del "Hamptons Five", nombre dado a otro quinteto arrollador, que sustituyó al bueno de Harrison Barnes por Kevin Durant, la pieza que le faltaba a los Warriors para ser el mejor equipo de la historia. Este curso no ha sido, de todas formas, el mejor para el ex de Philadelphia. Aún así, en estos PlayOffs ha demostrado y con creces por qué ha sido uno de los jugadores más importantes para el sistema de Kerr.

  • Nikola Vucevic

El suízo-montenegrino ha tenido este año, sin lugar a dudas, el mejor curso de su carrera. All Star, llevando a su equipo a los PlayOffs en un final de temporada espectacular y superando los 20 puntos y 12 rebotes por primera vez en sus 8 años de la NBA. Y es que además de este doble-doble que acabamos de mencionar, también ha mejorado sus prestaciones en la organización del juego -4 asistencias, máxima de carrera-, en tapones y robos, y en porcentajes de acierto de 2 y de 3. Esto, junto a su +12 en el Net Rating, se añade a las 10 Win Shares totales o al mejor +/- defensivo de su vida, un +3.4.

  • Joel Embiid

Poco se puede decir ya de un Joel Embiid que se ha convertido este año en uno de los dos mejores pívots de la NBA. Su gran problema, el mismo que lleva obstaculizando su consagración definitiva desde que entró en la NBA, son las lesiones. Sus piernas, su alimentación... es todo un conjunto que no ha dejado que este año rindiera a su mejor nivel en los PlayOffs -7 puntos menos que en RS- pero que, con una fácil y rápida solución, se puede evitar de cara a los próximos años, y aprovechar las bajas que quedan en los distintos equipos rivales.

En su tercera temporada en la liga -sí, la tercera- ha promediado 28 puntos, 14 rebotes, 2 tapones. Además de ser el único jugador en toda la historia en conseguir sumar más de 3000 puntos, 1500 rebotes y 300 tapones en menos de 190 partidos, en concreto, 158. El siguiente en la lista en menos partidos es Anthony Davis, en 194, y Ewing completa el podio con 195.

Joel Embiid's Best Plays From the 2018-19 NBA Regular Season

 

BANQUILLO

En el banquillo tendremos piezas "nuevas" pero potentes, con mucho que otorgar al futuro de la NBA en adelante y que ya han demostrado que pueden rendir muy bien partiendo desde la segunda unidad, un rol que cada vez cobra más importancia en la NBA actual por la diferencia real que pueden marcar en el devenir de un partido. Thaddeus Young, Dario Saric y Landry Shamet son los elegidos para defender la renta lograda por los titulares en esta "simulación" de la NBA.

Valoración estadística

Entre Simmons, Jrue, Iggy, Vucevic y Embiid han llegado este pasado curso a un total de 135.8 de la suma de los tres apartados estadísticos. Junto a los 10.3 de Landry Shamet, los 11.9 de Dario Saric y los 21.3 de Thaddeus Young esto se eleva hasta una magnífica cantidad de 179.3.

En cuanto al VORP el mejor del equipo es Nikola Vucevic, con 5.3, muy superior al 4.1 de Simmons o al 3.3 de Joel Embiid. En el siguiente, los Win Shares, se vuelve a repetir lo mismo, aunque en este caso Embiid supera al australiano con un muy buen 8.7, teniendo Nikola un 10.1. Y ya en el Game Score el líder de Montenegro es desbancado por el camerunés, que alcanza y supera los 22, teniendo Jrue Holiday una mención destacable con 17.5.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 2 meses
#contenidos: 
76
#Comentarios: 
242
Total lecturas: 
171,520

Comentarios

+1
Es increíble que con todo el lío de lesionados y demás, no haya manera de saber qué jugadores están participando en la preparación de cada una de las selecciones.

Edito porque creo que antes me excedí en mi comentario. Mal día, lo siento.

No entiendo nada las premisas. Leonard es elección propia de Indiana, y Hill de San Antonio. Nunca hubieran podido jugar juntos según el criterio expuesto. En el mismo momento en que intercambia el pick traspasa al jugador.